Steve Bannon perdió su trabajo y la razón, dice Trump contra su excolaborador
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Steve Bannon perdió su trabajo y la razón, dice Trump contra su excolaborador

La airada reacción de la Casa Blanca hacia el antiguo confidente de Trump es una respuesta a las declaraciones de Bannon en el libro "Fuego y furia: dentro de la Casa Blanca de Trump", de Michael Wolff.
AFP
Por Aldo Gamboa / AFP
3 de enero, 2018
Comparte

El presidente estadounidense Donald Trump rompió públicamente este miércoles, y en forma espectacular, con su controvertido exjefe de Estrategia en la Casa Blanca, Steve Bannon, a quien acusó de haber perdido la razón.

Momentos después de conocerse adelantos de un explosivo libro en el que Bannoncritica a allegados y familiares del presidente, Trump emitió una nota para afirmar que el exfuncionario “no tiene nada que ver conmigo ni con mi presidencia”.

“Cuando fue despedido (de la Casa Blanca), no solo perdió su trabajo, sino que también perdió la razón”, afirmó el mandatario.

Trump acusó a su exjefe de Estrategia de filtrar informaciones falsas cuando estaba en la Casa Blanca para aparentar ser más importante de lo que era en realidad, de no haber hecho aportes de importancia a la victoria electoral y hasta del fracaso en una elección local en Alabama.

En su nota oficial, Trump dijo: Bannon “raramente tuvo reuniones individuales conmigo, y solamente aparenta tener influencia ante personas que no tienen ni acceso ni información”.

Además, apuntó que “finge estar en guerra con los medios de prensa, a los que llama ‘partido de oposición’, pero pasó su tiempo en la Casa Blanca filtrando información falsa a la prensa para parecer ser más importante de lo que era”.

“Es lo único que hace bien”, añadió.

La airada reacción de la Casa Blanca hacia el antiguo confidente de Trump es una respuesta a las declaraciones de Bannon en el libro “Fuego y furia: dentro de la Casa Blanca de Trump”, de Michael Wolff.

La portavoz de la presidencia, Sarah Sanders, dijo que ese libro “solo puede ser descrito como ficción de tabloide basura, por parte de personas tristes que buscan desesperadamente tener alguna relevancia”.

 Críticas al entorno de Trump

En su testimonio para ese libro, Bannon arremete sin piedad contra allegados próximos del presidente, como su hijo Donald Trump Junior, su yerno Jared Kushner y su ex jefe de campaña electoral Paul Manafort.

Bannon afirma, por ejemplo, que una reunión mantenida por Trump Junior, Kushner y Manafort con una abogada rusa en junio de 2016, en plena campaña electoral, fue una “traición”.

“Aún si uno piensa que eso no era una traición, que tampoco era antipatriótico o que no era simplemente una mierda -y yo creo que fue las tres cosas- uno debería avisar inmediatamente al FBI”, dijo Bannon, de acuerdo con un adelanto del libro.

Además, dijo que los tres eran responsables por poner en riesgo la presidencia de Trump por atraer la curiosidad de los agentes del FBI, no por sus contactos con funcionarios rusos sino por sus oscuros negocios.

“El camino para joder a Trump pasa por Paul Manafort, Donald Junior y Jared Kushner. Es tan claro como un pelo en la cara. Pasa por el Deutsche Bank y toda la mierda de Kushner. Toda esa mierda de Kushner es espesa”, comentó.

Un equipo del FBI, conducido por el fiscal especial Robert Mueller, investiga la eventual colusión entre el comité de campaña de Trump y funcionarios rusos durante la elección presidencial de 2016, y ya presentó cargos contra Manafort por falso testimonio y lavado de dinero.

Bannon había alcanzado notoriedad como editor de un sitio web de ultraderecha y activista considerado próximo a los supremacistas blancos estadounidenses.

Sin embargo, se convirtió en un asesor de Trump en 2016 y después de las elecciones ocupó un cargo clave en el gobierno, el de Jefe de Estrategia, hasta que renunció en agosto de 2017.

Desde que dejó la Casa Blanca, Bannon se dedica a apoyar a los candidatos más a la derecha del Partido Republicano, y nunca escondió cierto distanciamiento personal del presidente Trump.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El puente entre México y EU bajo el que duermen más de 10 mil migrantes

Miles de personas esperan en un campamento improvisado bajo el puente internacional que conecta a Ciudad Acuña (México) con Del Río (Texas) a que procesen sus solicitudes de asilo.
18 de septiembre, 2021
Comparte

El puente que conecta Del Río (Texas) con Ciudad Acuña (México) se ha convertido en un campamento improvisado con más de 10,000 personas que han cruzado masivamente la frontera con Estados Unidos.

Los migrantes duermen bajo el puente en penosas condiciones, tras haber cruzado las aguas heladas del río Bravo, a la espera de que las autoridades procesen sus solicitudes de asilo.

El campamento improvisado tiene pocos servicios básicos y algunos migrantes, que soportan temperaturas de hasta 37°C, están regresando a México a por suministros.

Los migrantes son en su mayoría haitianos, pero también hay algunos cubanos, venezolanos y nicaragüenses, dicen los informes de las autoridades.

Muchos de ellos forman parte de una ola más grande de migrantes que se dirigen al norte, gran parte de los cuales llegaron a Brasil y otras partes de Sudamérica tras el terremoto de 2010, informa el Washington Post.

Migrantes que buscan asilo en EE. UU. Se bañan en el río Grande cerca del Puente Internacional entre México y EE. UU., Donde esperan ser procesados, en Del Rio, Texas, el 16 de septiembre de 2021.

Reuters
Migrantes que buscan asilo en EE.UU. se bañan en el río Bravo (río Grande), en la frontera con México.

“Un caos”

Según dijo a Reuters el alcalde de Del Rio, Bruno Lozano, más de 10,500 migrantes se encontraban bajo el Puente Internacional de Del Rio el jueves por la noche.

Ramsés Colón, un solicitante de asilo afrocubano de 41 años que trabajó en Perú para ahorrar dinero para el viaje, dijo que el campamento de Del Río es un “caos”.

“Te quedas ahí entre miles con tu boleto, esperando tu turno”, le dijo al Washington Post. Se refiere a los boletos con números que las autoridades entregan a los migrantes mientras esperan a ser procesados.

“Parada temporal”

La Patrulla Fronteriza dijo en un comunicado que estaba aumentando la dotación de personal en Del Río para facilitar un “proceso seguro, humano y ordenado”.

MAPA

BBC

“Para prevenir lesiones por enfermedades relacionadas con el calor, el área con sombra debajo del Puente Internacional Del Río está sirviendo como un sitio de parada temporal mientras los migrantes esperan ser a llevados bajo la custodia de la USBP (Patrulla Fronteriza de Estados Unidos)”, agregó.

Se les proporcionó agua potable, toallas y baños portátiles, agrega el comunicado.

Afluencia récord

Desde que asumió la presidencia en enero, Joe Biden, quien prometió reformar la inmigración estadounidense, ha creado un grupo de trabajo para reunificar a los niños migrantes con sus familias, ha detenido la construcción del muro fronterizo de Donald Trump y ha pedido revisiones de los programas de inmigración legal cancelados por su predecesor.

Pero también está experimentando una afluencia récord de migrantes en la frontera sur de Estados Unidos, incluidos cientos de niños no acompañados, que están detenidos en centros estadounidenses.

Migrantes que buscan asilo en EE. UU. descansan cerca del Puente Internacional entre México y EE.UU. mientras esperan ser procesados, en Del Rio, Texas, el 16 de septiembre de 2021.

Reuters
Los migrantes deben esperar su turno para que su solicitud de asilo sea procesada.

La llegada de migrantes ha crecido significativamente en las últimas semanas.

El mes pasado, las autoridades estadounidenses arrestaron a más de 195.000 migrantes en la frontera con México, de acuerdo con datos del gobierno publicados el miércoles.

Y en julio el número de personas detenidas en la frontera superó los 200.000 por primera vez en 21 años, según muestran las cifras de las autoridades.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Iw8YMJx_rSM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.