Con necedad, rayando en la locura, actuaré contra la corrupción: AMLO al rendir protesta como candidato
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Con necedad, rayando en la locura, actuaré contra la corrupción: AMLO al rendir protesta como candidato

Al rendir protesta como candidato de Morena a la presidencia, López Obrador dijo que si gana con su gobierno no habrá aumento de deuda ni de impuestos, en términos reales.
Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
18 de febrero, 2018
Comparte

Al rendir protesta este domingo como candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador dijo que si gana las elecciones como gobernante actuará con “necedad, perseverancia, rayando en la locura, de manera obcecada”, contra la corrupción y a favor del desarrollo de México.

“El orden no se consigue solo con el uso de la fuerza. El orden se consigue con la justicia. Soy terco, es de dominio público, necio, dicen, obcecado, perseverante, como suele llamarse a quienes defienden ideales, principios o alguna causa. Con esta misma convicción, actuaré como presidente de la República. Con terquedad, con necedad, con perseverancia, rayando en la locura, de manera obcecada, voy a acabar con la corrupción”, dijo López Obrador en un evento en la Ciudad de México.

“Lo mismo, con perseverencia, con convicción, con intransigencia, vamos a promover el desarrollo de México, va a haber crecimiento, va a haber empleo”, agregó.

En su discurso, López Obrador reiteró diferentes promesas, que ya había planteado en su etapa de precandidato, como impulsar que se dé atrás a la reforma educativa, y la construcción de dos refinerías en el país.

Dijo que en su administración, si triunfa, no se gastará mas de lo que ingrese al erario, que no habrá un aumento en términos reales de la deuda pública y que tampoco habrá aumentos de impuestos, ni gasolinazos o aumento del IVA.

En cuanto a seguridad, se comprometió a “darle paz y tranquilidad a los mexicanos”.

Retomó el tema de la amnistía, como una posibilidad para detener la violencia en el país, aunque dijo que solo se aplicaría después de un amplio debate y una consulta con las víctimas, para otorgarla solo a aquellos infractores que opten por la readaptación.

Es la tercera ocasión en que López Obrador es candidato a la presidencia. Antes contendió en los comicios de 2006 y en los de 2012.

Lee a continuación el discurso completo de López Obrador:

Amigas y amigos:

Es oportuno en este acto de postulación, como candidato a la Presidencia de la República, refrendar mis compromisos básicos con el pueblo de México:

En primer término, ofrezco seguir actuando con apego a los principios de no mentir, no robar y no traicionar al pueblo.

• Me comprometo a eliminar la corrupción y la impunidad.

• Serán abolidos fueros y privilegios.

• Se acabarán lujos, abusos y el despilfarro en el gobierno.

• No habrá pensiones millonarias para los ex presidentes.

• Los funcionarios públicos no viajarán en aviones, ni helicópteros privados. Se venderá el avión presidencial y toda la flotilla de aviones y helicópteros del gobierno.

• Bajarán a la mitad los sueldos de los altos funcionarios públicos; ganarán menos, en términos materiales los de arriba, porque aumentarán los sueldos de los de abajo.

• Habrá justicia laboral, ganarán más los maestros, las enfermeras, los médicos, los policías, los soldados, los marinos y otros servidores públicos. Asimismo, aumentará el salario de los trabajadores y el jornal de los campesinos.

• No viviré en Los Pinos, esa residencia pasará a formar parte de un gran espacio dentro del Bosque de Chapultepec para el disfrute público del arte y de la cultura.

• No se permitirá en el gobierno el amiguísimo, el influyentismo, ni el nepotismo.

• El Estado Mayor Presidencial se incorporará por completo a la Secretaría de la Defensa. El próximo presidente de la República no usará los servicios del Estado Mayor Presidencial.

• Desaparecerá el CISEN. No serán espiados, ni se intervendrán teléfonos de opositores, de dirigentes sociales o de ciudadanos. Se respetará la vida privada de las personas.

• Habrá un auténtico Estado de Derecho, como no la ha habido desde hace más de un siglo; se aplicará el criterio de que al margen de la ley nada y por encima de la ley nadie. Vamos a aplicar al pie de la letra lo que establece la Constitución y lo que establecen las leyes.

• No se violarán los Derechos Humanos y se castigará con rigor a quienes violen derechos humanos, no habrá tortura en nuestro país, ninguna de esas infamias se van a cometer en México.

• Se acabarán los fraudes electorales, no habrá compra de votos y se establecerá una verdadera democracia, como no ha habido también desde hace siglos en nuestro país.

• No se gastará más de lo que ingrese al erario y no se aumentará, en términos reales, la deuda pública.

• Se apoyará a los empresarios de México; se promoverá la inversión nacional y extranjera, y se buscará la convergencia del sector público, del sector privado y del sector social.

• Se fortalecerá la economía nacional y el mercado interno.

• Produciremos en México lo que consumimos.

• Se fijarán precios de garantía para los productos del campo.

• Sembraremos un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables para crear 400 mil empleos, entre otros beneficios.

• Se distribuirán fertilizantes a precios bajos a quienes siembran para vender y se entregará a quienes siembran para comer el fertilizante de manera gratuita, y se buscará que sean fertilizantes orgánicos que no se afecte el suelo.

• Se van a reconfigurar, a modernizar las seis refinerías existentes y se van a construir dos grandes refinerías para dejar de comprar las gasolinas y el diésel en el extranjero.

• No aumentarán los impuestos en términos reales en todo el sexenio. No aumentará de manera específica: el IVA, ni se aprobará el proyecto de cobrar el IVA en medicinas o alimentos como se ha pretendido. Tampoco se incrementará el Impuesto Sobre la Renta, no van a pagar más impuestos comerciantes y empresarios, no habrá gasolinazos o aumentos en los precios del gas o la energía eléctrica.

• Se construirá el tren turístico de la zona maya Cancún-Tulum-Calakmul-Palenque.

• Habrá acceso a internet en todo el territorio nacional y será gratuito en carreteras, centros de salud, escuelas y plazas públicas.

• Se llevará a cabo un amplio programa de construcción, ampliación y mejoramiento de vivienda tanto el campo como y en la ciudad.

• Se construirán, con concreto hidráulico y con uso intensivo de mano de obra, 300 caminos para comunicar a cabeceras municipales que ahora solo tienen caminos de terracería.

• El Estado asumirá su responsabilidad en la reconstrucción del país y en el apoyo efectivo a los damnificados por los sismos.

• Se construirán dos pistas en el aeropuerto militar de Santa Lucía para resolver, sin derroche ni corrupción, el problema de la saturación del actual aeropuerto de la Ciudad de México.

• Se creará una zona franca o libre a lo largo de los 3 mil 180 kilómetros de frontera con Estado Unidos.

• Habrá un programa integral, económico, social, comercial, cultural y de vías de comunicación (puertos que van a modernizarse el de Salina Cruz, el de Coatzacoalcos, carreteras, ferrocarril de carga, de contenedores) para el desarrollo del Istmo de Tehuantepec.

• Todos los proyectos productivos serán acordados con las comunidades, no se va a imponer nada, y se respetará siempre la naturaleza, el medio ambiente.

• La promoción de la ciencia y la cultura serán consustanciales a todas las acciones del gobierno.

• Se fomentará el deporte como parte de la medicina preventiva y del bienestar personal.

• Tendrán prioridad los pueblos originarios, las comunidades indígenas.

• No habrá “ninis”, todos los jóvenes tendrán garantizado el derecho a la educación y el derecho al trabajo.

• La educación será gratuita y de calidad en todos los niveles escolares.

• No se rechazará a los jóvenes que deseen ingresar a las universidades, los estudiantes de preparatoria recibirán una beca mensual como se hace en la Ciudad de México.

• Los estudiantes de nivel superior de familias de escasos recursos económicos recibirán una beca de 2 mil 400 pesos mensuales.

• Se promoverá la cancelación de la mal llamada reforma educativa.

• Se elaborará, con maestros, padres de familia y especialistas un nuevo plan educativo que amplíe el acceso a la educación y mejore de verdad la calidad de la enseñanza, sin afectar los derechos del magisterio nacional.

• Vamos a reconstruir el sistema de salud pública con énfasis en la medicina preventiva y será gratuito el servicio médico y los medicamentos.

• Se terminará con la política de privatizaciones. No se entregarán a particulares ni nacionales, ni extranjeros, bienes o servicios públicos.

• No se privatizará el ISSSTE, el Seguro Social, el agua, y se revisarán los contratos otorgados y todo aquello que se haya convenido mediante la corrupción y el influyentismo.

• Aumentarán al doble las pensiones a los adultos mayores del país; será como en la Ciudad de México el equivalente a medio salario mínimo, será una pensión universal, es decir, para todos.

• Los discapacitados pobres del país recibirán una pensión igual a la de los adultos mayores.

• Pondremos orden para conseguir la paz y asegurar la tranquilidad de todos los mexicanos.

• Se creará la Secretaría de Seguridad Pública, habrá mando único y una Guardia Nacional integrada por elementos de todas las corporaciones policiacas y militares.

• Asumiré la coordinación del Gabinete de Seguridad Pública y todos los días, desde las 7 de la mañana, me reuniré con la secretaria de Gobernación, con el secretario de Seguridad Pública, el secretario de Marina y el secretario de la Defensa, así como con el Procurador y otras autoridades locales y federales para recibir, todos los días y desde muy temprano el parte de los delitos cometidos en las últimas 24 horas y tomar decisiones de fondo y de acuerdo a las circunstancias específicas.

• Haremos todo lo que sea necesario para conseguir la paz; no podemos acostumbrarnos al horror de que se cometen 70 homicidios diarios, no podemos acostumbrarnos a que pierdan la vida 70 mexicanos y que no se estén atendiendo las causas y que no se actúe con responsabilidad.

Vamos a hacer todo lo que sea necesario, repito, para conseguir la paz y garantizar la tranquilidad en nuestro país, todo, es todo, someteremos a debate, inclusive y a una amplia consulta, principalmente con las víctimas, la posibilidad de otorgar amnistía a infractores que opten por su readaptación, como ha sucedido en otros tiempos en nuestro país y en el mundo, y como también lo contemplan nuestras leyes.

El único propósito es explorar todas las posibilidades para detener la violencia y garantizar, repito, la tranquilidad del pueblo de México. Me comprometo a dar paz y tranquilidad a los mexicanos.

• No habrá discriminación de ninguna índole, no a la discriminación, respeto absoluto a la diversidad sexual, respeto absoluto a la libertad de pensamiento y de creencias.

• Nunca se tomarán decisiones que afecten las tradiciones, las culturas y las religiones del pueblo.

• Se garantizará la libertad de prensa, se protegerá a los que trabajan en medios de información, se va a garantizar el derecho a disentir, va a ser una realidad la pluralidad y el régimen de concesiones vigentes en radio y televisión, no va a haber censura, no se le va a quitar el programa a ningún comunicador, nunca más lo que sucedió con Gutiérrez Vivó o con Carmen Aristegui.

• La política exterior se guiará por los principios Constitucionales de no intervención y autodeterminación de los pueblos. La relación con Estados Unidos será de amistad, de cooperación y de respeto mutuo.

• Los 50 Consulados de México en Estados Unidos se convertirán, desde los primeros días del próximo gobierno, en procuradurías para la defensa de nuestros paisanos migrantes, no aceptamos la construcción de un muro en la frontera norte, lo consideramos innecesario, no resuelve los problemas, tiene que haber una relación de cooperación para el desarrollo, estamos dispuestos a conseguir un buen entendimiento para que con producción, con trabajo, con bienestar se resuelvan los problemas, se disminuya la migración, que haya paz y tranquilidad en México y en Estados Unidos.
Vamos a convencer al gobierno estadounidense que esa es la mejor relación, en caso de que se insista en la construcción del muro, que consideramos violatorios de los derechos humanos, vamos a acudir a la Organización de las Naciones Unidas para defender los derechos de los mexicanos.

Amigas y amigos:

Cumpliremos todos los compromisos, no habrá decepción, no le fallaremos al pueblo, no vamos a traicionar al pueblo de México. Estoy consciente de mi responsabilidad histórica. Quiero ser recordado como un buen presidente, voy a seguir el ejemplo de Benito Juárez, de Francisco I. Madero, del general Lázaro Cárdenas.

Voy a atender a todos, voy a escuchar a todos, voy a respetar a todos y voy a persuadir de que, “Por el bien de todos, Primero los pobres”. La justicia enaltece al ser humano. Estoy seguro de convencer que la justicia es amor, es generosidad, es claridad, la justicia es lo que tiene más valor sobre la tierra. Además, la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia. El orden no es más que una consecuencia de la justicia, el orden no se consigue solo con el uso de la fuerza, el orden se consigue con la justicia.

Soy terco, es de dominio público, necio, obcecado, perseverante o cómo suele llamarse a quienes defienden ideales, principios o alguna causa. Con esta misma convicción actuaré como Presidente de la República.

Con terquedad, con necedad, con perseverancia, rayando en la locura, de manera obcecada, voy a acabar con la corrupción, lo mismo con perseverancia, con convicción, con intransigencia, vamos a promover el desarrollo de México, va a haber crecimiento, va a haber empleo, el mexicano va a poder trabajar donde nació, donde están sus familiares, donde están sus costumbres, donde están sus culturas, el que quiera irse a otras partes, el que quiera irse al norte del país, a Estados Unidos, lo va a hacer por gusto, no por necesidad.

Va a haber trabajo, bienestar en el país, y vamos a conseguir, repito a conseguir la paz y la tranquilidad en nuestro querido México.

¡Viva México!

¡Viva México!

¡Viva México!

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué la pandemia de COVID-19 disminuyó nuestra capacidad de concentración (y 3 trucos para recuperarla)

Una de las consecuencias psicológicas de la pandemia es la dificultad para concentrarse en tareas como la lectura o el trabajo.
19 de diciembre, 2020
Comparte

Da la impresión que ya llevamos años en estos “tiempos inciertos”.

Hace meses nuestras rutinas fueron interrumpidas y nos hemos visto obligados a adaptarnos.

Y una consecuencia importante es el estado de fatiga mental. Se volvió más difícil concentrarse durante un período largo de tiempo y parece que estuviéramos en un estado colectivo de distracción casi constante.

“Sentí que tenía un bloqueo mental que me impedía concentrarme “, afirma la escritora y lectora asidua Sophie Vershbow.

Ella entró en ese estado de ánimo al principio de la pandemia y su tuit en el que admitía no poder concentrarse lo suficiente para leer un libro recibió más de 2.000 “me gusta”.

Pero no está sola. Haga una búsqueda rápida en internet y encontrará una avalancha de artículos recientes sobre personas que no pueden concentrarse, el predominio de la “niebla mental” y las diferentes formas de pérdida de concentración.

Por supuesto, gran parte de este sentimiento subjetivo de distracción mental se centra en los aspectos prácticos de la vida actual.

Para muchas personas, sobre todo para los padres y madres, el cambio repentino al trabajo desde casa significó una intensificación del conflicto entre su labor profesional y la vida doméstica.

Es complicado concentrarse en una hoja de cálculo mientras los hijos luchan por el control remoto del televisor.

Trabajo en casa

Alamy
El trabajo en casa cambió la vida a personas en todo el mundo.

Pero parece que hay más que eso. Incluso cuando se termina el trabajo del día y los niños están en la cama, no deja de ser difícil escapar con la ayuda de una novela.

La teoría

Existe una teoría psicológica, aplicada originalmente en el contexto del aprendizaje, que puede ayudar a explicar por qué vivir en la era de la covid-19 puede haber convertido nuestras mentes en una ensalada mixta.

Se llama teoría de la carga cognitiva y fue desarrollada por primera vez por el psicólogo educativo australiano John Sweller.

Nuestras mentes son como sistemas de procesamiento de información. Cuando estamos trabajando en un problema, especialmente uno desconocido, dependemos de nuestra “memoria de trabajo“, que es muy limitada tanto en su capacidad de almacenamiento como en el tiempo que retiene los datos.

Cuanto menos familiarizado uno está con una tarea, más dependerá de su memoria de trabajo para intentar hacer algún malabar con la información relevante y buscar una solución.

Por el contrario, cuando uno es experto, la mayor parte de lo que necesita saber se almacena en la memoria de largo plazo y puedes completar la tarea en piloto automático.

Nuevas tareas, nuevos niveles de estrés

La teoría de la carga cognitiva proporciona un marco útil para comprender las diferentes formas en que la pandemia puede estar causando estragos en la función mental.

Mujer corriendo

Alamy
El ejercicio es una buena manera de reducir el estrés.

Primero, le fuerza a adoptar nuevas rutinas y le despoja la capacidad de hacer cosas en automático.

Por ejemplo, en una reunión de trabajo de antes simplemente la persona aparecía y se unía a la discusión.

Ahora, si ese mismo individuo trabaja de forma remota, debe iniciar su software de videoconferencia, preocuparse por la conexión a internet, ajustar sus tiempos a los posibles retrasos, etc.

Lo mismo se aplica a los desafíos domésticos como hacer la compra online en lugar de en persona en el supermercado.

Estas adaptaciones forzosas obligan a salir del piloto automático y le exigen a nuestra limitada capacidad de memoria de trabajo.

Para esta teoría, la “carga cognitiva” intrínseca requerida en gran parte de lo que hacemos ha aumentado.

Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo obligados a pensar deliberada y conscientemente, más como novatos que como un expertos, y eso es agotador en sí mismo.

En segundo lugar, las investigaciones basadas en la teoría de la carga cognitiva sostienen que las emociones pueden interferir con el procesamiento de la información.

Imagen de cerebro

Getty Images
La pandemia provoca que nuestro cerebro se esfuerce más.

Cuando uno está ansioso, por ejemplo, se reduce la capacidad de la memoria de trabajo. Esto hace que sea más difícil resolver cualquier problema mental que requiera una resolución consciente.

Algo parecido a los nervios durante un examen que revuelven el cerebro y dificultan resolver operaciones matemáticas o redactar una oración coherente.

O cómo el estrés ante una prueba de manejo hace que sea mucho más difícil realizar las diferentes maniobras solicitadas.

En tercer lugar, esta teoría habla de la “carga cognitiva externa”. Se trata de la demanda sobre la capacidad de nuestra memoria de trabajo impuesta por distracciones que no son directamente relevantes para lo que se trata de hacer.

Estas alteraciones podrían ser solo tareas secundarias básicas que se ejecutan en segundo plano, como escuchar el boletín de noticias mientras se trabaja.

Lo que sucede ahora es que las interrupciones cotidianas causadas por la pandemia obligan a las personas a aprovechar su capacidad de memoria de trabajo con más frecuencia.

Cuando uno está más estresado y los niveles de ansiedad aumentan, o si se están haciendo malabares con múltiples tareas y compromisos, disminuye la capacidad de la memoria de trabajo.

Es lo peor de ambos mundos y otra razón por la que te puedes sentir agotado mentalmente.

Factor covid-19

Por lo general, en un momento de conflicto, podemos resolver el problema de forma rápida y la carga cognitiva se vuelve más manejable.

Mujer con barbijo

Getty Images
La pandemia nos impone desafíos nuevos todos los días.

Lo sorprendente de la vida en esta pandemia es que la situación no deja de cambiar.

Los gobiernos de todo el mundo están implementando constantemente restricciones diferentes y más complejas.

Reglas de viaje, instrucciones de autoaislamiento, listas de observación de síntomas, nuevas aplicaciones para teléfonos inteligentes, etc. No pasa un día sin que escuchemos sobre algún cambio.

Cualquier situación novedosa impone una carga cognitiva en nuestros cerebros, pero el hecho de que la covid-19 tuviera un impacto tan extendido en la sociedad nos obligó a absorber información nueva más rápido de lo que éramos capaces”, explica Samuli Laato, investigadora de la Universidad de Turku, quien estudia el papel de la carga cognitiva en el comportamiento de compra inusual de las personas durante la pandemia (compra por pánico) y en el intercambio generalizado de información errónea.

La experta explica que “en general, la incertidumbre siempre aumenta la carga cognitiva. Los factores estresantes como la amenaza para la salud, el miedo al desempleo y el miedo a las perturbaciones del mercado de consumo provocan eso”.

“Además, se introdujeron políticas de trabajo remoto a nivel mundial, lo que requirió que las personas se adaptaran a las nuevas tecnologías y una nueva forma de trabajar en conjunto “, añade Laato.

Planificación y autodisciplina

Afortunadamente, interpretar el efecto de agotamiento mental de la vida pandémica a través de la lente de la teoría de la carga cognitiva nos brinda algunas estrategias simples y efectivas.

En primer lugar, hay que intentar establecer nuevas rutinas y mantenerlas, de modo que no utilicemos constantemente la capacidad de la memoria de trabajo para tareas cotidianas.

Por ejemplo, recientemente invertí en un sistema de internet inalámbrico con repetidores que redujo la interferencia en las videollamadas y me tomé el tiempo para leer sobre las diferentes funciones de las distintas plataformas de conferencias virtuales.

Al comprender esta clase de elementos básicos necesarios durante la pandemia, ya no tendremos que desperdiciar capacidad mental en ellos.

Mujer duerme

Getty Images
Dormir bien es fundamental para mejorar nuestra salud mental.

En segundo lugar, debido a que estamos atravesando una era de mayor ansiedad e incertidumbre, es importante poner un esfuerzo adicional en el manejo del estrés, para que su memoria de trabajo no se vea constantemente sobrecargada por las preocupaciones.

Esto significa comer bien, hacer ejercicio y establecer una rutina regular a la hora de dormir, así como encontrar tiempo para actividades que relajen.

En la medida en que la situación lo permita, se pueden elaborar planes de contingencia para diferentes aspectos de su vida. Realizar preparativos realistas para escenarios temidos puede ser un gran alivio para la ansiedad.

Además, hay que darle al cerebro un descanso de las diarias actualizaciones de cifras de la pandemia.

Se puede considerar disponer días (o al menos tardes o noches enteras) para evitar cualquier charla o información referida a la covid-19.

Finalmente, es importante aliviar la tensión de la memoria de trabajo desconectando cualquier “carga cognitiva extraña”.

Esto significa esforzarse más en organizar el tiempo y ser disciplinado con las distracciones.

Tratar de reservar momentos del día dedicados a diferentes tareas, ya sean laborales o domésticas.

Por ejemplo, cuando se trabaja es mejor no tener encendido el televisor o la radio con las noticias de fondo.

Cuando se juega con los hijos, no tener el teléfono móvil al lado, o al menos no revisar correos electrónicos o Twitter.

Hay que permitir que la mente se concentre en una cosa a la vez y la recompensa será sentirse menos agotado mentalmente.

Parece que vamos a vivir en esta era pandémica por un tiempo todavía.

Si bien la ansiedad y la anomalía constantes cansan mentalmente, puede consolarnos el hecho de que no somos los únicos que se sienten así.

Nuestros cerebros tienen una capacidad de procesamiento limitada que se está extendiendo al límite en este momento, pero con una planificación cuidadosa y autodisciplina, hay formas de reducir la carga cognitiva y redescubrir cómo concentrarnos.

*Este artículo es una adaptación, puedes leer la versión original en inglés aquí.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=DuMVeWY6gZU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.