FBI califica de investigación simulada el trabajo de México en el caso de espionaje con Pegasus

Luego de las denuncias por espionaje del gobierno mexicano a activistas y periodistas con el programa Pegasus, el presidente Peña ordenó investigar el caso y pidió apoyo al FBI para realizarla; funcionarios estadounidenses rechazan colaborar en ella.

El gobierno mexicano lleva meses a la defensiva, luego de las revelaciones del uso de Pegasus para espiar a algunos activistas y periodistas.
El gobierno mexicano lleva meses a la defensiva, luego de las revelaciones del uso de Pegasus para espiar a algunos activistas y periodistas. Stocksnap.io

Funcionarios estadounidenses han rechazado en reiteradas ocasiones la solicitud de México para que lo asistan en la investigación del uso de un programa espía contra civiles, ante la preocupación de que las autoridades mexicanas quieren sumar a Estados Unidos para encubrir una indagatoria simulada, de acuerdo con una investigación de The New York Times.

De acuerdo con el diario, el gobierno mexicano lleva meses a la defensiva, luego de las revelaciones del uso de tecnología de vigilancia para espiar a algunos activistas, periodistas y académicas del país.

Días después de las revelaciones de The New York Times sobre la campaña de espionaje, el presidente Enrique Peña reconoció que su gobierno había adquirido el programa y ordenó una investigación federal sobre el posible mal uso de Pegasus. Para ello, dijeron funcionarios mexicanos, pedirían apoyo al FBI.

Lee: Cómo protegerte de Pegasus, el sistema de espionaje a periodistas en México.

Sin embargo, funcionarios estadounidenses dijeron al diario que, después de analizar la solicitud de México decidieron no involucrarse, pues consideran que el gobierno de Peña podría estar usando la participación de los Estados Unidos con la intención de dar una apariencia de credibilidad a la investigación ordenada por el presidente.

A más de seis meses de que se anunciara la investigación, señala The New York Times, esta no ha logrado avanzar en “muchas áreas básicas”, y los fiscales que llevan el caso no han interrogado a ninguno de los funcionarios responsables de operar el programa Pegasus, según denunciaron los abogados de las víctimas.

Te puede interesar: Funcionario federal era uno de los socios del grupo empresarial que vendió Pegasus a la PGR.

Los archivos y los abogados muestran que los investigadores ni siquiera han identificado a los funcionarios públicos que operaban el programa ni han visitado las oficinas donde se encuentra el equipo usado para las intervenciones.

Lee la nota completa en The New York Times.

Close
Comentarios