Caso Marco Antonio sentará precedente jurídico en desapariciones forzadas: defensa
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Caso Marco Antonio sentará precedente jurídico en desapariciones forzadas: defensa

Distintas ONG aseguran que al tratarse de un posible delito de desaparición forzada el caso no concluye con la localización del joven, sino que implica violaciones a derechos humanos y por tanto, el proceso judicial debería continuar.
Cuartoscuro
Por Por Nayeli Roldán
4 de febrero, 2018
Comparte

La desaparición de Marco Antonio Sánchez Flores, de 17 años, puso en evidencia las omisiones de las autoridades de la Ciudad de México y el Estado de México y, al mismo tiempo, está abriendo un precedente judicial en materia de desaparición forzada, sostiene el equipo jurídico que encabeza su defensa.

El elemento central para presumir una desaparición forzada es que el amigo de Marco fue testigo de la aprehensión y tomó una fotografía en el momento en el que dos policías amagan al joven en la estación de metrobús El Rosario, en Azcapotzalco, lo suben a una patrulla, pero no lo remiten al ministerio público y se pierde su rastro en los siguientes cinco días. Según declaraciones posteriores de los policías, lo liberaron minutos después.

El equipo jurídico del Instituto de Justicia Procesal Penal (IJPP), la Oficina de Defensoría de los Derechos de la Infancia (ODI) y la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) tomaron el caso y la primera acción fue interponer el amparo 102/2018-5 ante el Juzgado Cuarto de Distrito en Materia de Amparo en Materia Penal en la Ciudad de México el viernes 26 de enero.

La intención de este instrumento jurídico fue acelerar o activar los protocolos de búsqueda por desaparición forzada. El juez concedió el amparo y actuó por dos vías: solicitar información a las agencias del ministerio público donde debía ser llevado, al Centro Nacional de Información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública y a la Policía Federal Ministerial de la Procuraduría General de la República.

Y comenzó las diligencias de investigación para localizarlo en 13 instancias como la Secretaría de Seguridad Pública y Procuraduría de la Ciudad de México, la Fiscalía Central de Investigación, la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, la Prisión Militar, hospitales y el servicio forense. Esto dice, la defensa, contribuyó a que la procuraduría capitalina acelerara la investigación para encontrar a Marco Antonio.

La localización

Marco Antonio desapareció el 23 de enero y en los siguientes cinco días no se supo su paradero. Hasta el domingo 28 de enero, la Fiscalía Antisecuestro, donde se investigaba el caso, informó a la familia la existencia de videos de la cámara de seguridad del Juzgado Cívico de Tlalnepantla, donde fue llevado la noche del 27 de enero luego de que policías mexiquenses lo detuvieron en un puente peatonal porque supuestamente intentaba suicidarse.

El joven solo estuvo de las 23:15 a las 23:25 horas en el juzgado cívico. En las grabaciones solo se observa su entrada, cojeando, y su estancia frente a una cámara haciendo movimientos desorganizados con las manos. Después de esos diez minutos, los policías lo dejan libre. En la grabación, Marco porta una playera blanca, pants gris y tenis negros, atuendo distinto al que llevaba cuando desapareció: una sudadera negra con gorro y un suéter azul.

Los padres reconocieron al joven y, con esa pista, la policía capitalina acudió a Tlalnepantla para su búsqueda la noche del domingo. Poco antes de las 21:00 horas, el gobierno capitalino envió a la familia la fotografía de un joven con las características de Marco que había sido localizado en el fraccionamiento Los Álamos de Tlalnepantla y los padres lo reconocieron.

Esta vez, Marco ya tenía una playera negra tipo polo, suéter azul, pantalón oscuro y tenis. Alrededor de las 23:00 horas del domingo 28, el joven se encontró con sus padres en el Centro de Justicia de Tlalnepantla. Al atuendo de la fotografía que le tomaron cuando fue localizado, se sumó un chaleco negro.

Desde antes de la localización del joven, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, rechazó que el caso se tratara de una desaparición forzada, aunque la última vez que se vio a Marco fue en manos de policías capitalinos.

Sentar precedente legal

El amparo 102/2018-5, promovido por la defensa, busca ser un instrumento que dé continuidad a la investigación por desaparición forzada, pese a la localización de Marco, lo cual significaría un hecho “inédito” jurídicamente, afirma Simón Hernández, abogado del Instituto de Justicia Procesal Penal (IJPP), una de las organizaciones que lleva la defensa.

El equipo jurídico busca argumentar ante el Juzgado Cuarto de Distrito en Materia de Amparo Penal en la Ciudad de México que, al tratarse de un posible delito de desaparición forzada, éste no concluye con la localización del joven, sino que implica violaciones a derechos humanos. Es decir, “la desaparición forzada cesa, pero persisten violaciones a derechos humanos” y, por tanto, el proceso judicial debería continuar.

“En este amparo la persona sí fue localizada, lo cual es una situación inédita. (Por tanto), los abogados plantean ampliar la demanda y señalar violaciones a derechos humanos que están relacionados con la desaparición”.

De aceptar el recurso, el juez podría continuar la investigación paralela a la que hace la procuraduría por la presunta desaparición forzada, lo cual sentaría un precedente judicial en un caso en el que la persona fue localizada. En caso de una negativa, aún habría la posibilidad de acudir al Tribunal Colegiado.

De acuerdo con la defensa, estas son las violaciones a derechos humanos detectados durante el caso:

-Durante la desaparición podría haber ocurrido tortura, pues su estado de salud es distinto a cuando se le vio por última vez. El jueves 1 de febrero aún se encontraba desorientado y no era capaz de entablar oraciones coherentes.

-Hubo una detención arbitraria, “sin causa legal”. Es decir, no había motivo para la aprehensión y aun así lo amagaron y, según el relato del amigo, los policías lo golpearon en la cabeza con el casco y lo patearon al tenerlo en el suelo, lo cual significaría un uso excesivo de la fuerza.

-Pese a la presunción de desaparición forzada, por haber sido visto por última vez en manos de policías, la agencia 40 del Ministerio Público se negó a recibir la denuncia, aunque estaba obligado a hacerlo sin necesidad de agotar ningún plazo, según lo establecen las sentencias emitidas por organismos internacionales.

-Otra “grave omisión” de los funcionarios de Tlalnepantla es que ni siquiera registraron la aprehensión del joven en sus archivos y tampoco atendieron la alerta que ya había para su localización. El juez también ignoró el visible estado de confusión y las lesiones físicas que presentaba y lo liberó sin proporcionarle asistencia médica o jurídica. Tampoco aplicaron el protocolo de tratamiento para un menor de edad que consiste en buscar a sus padres como primer paso.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Es posible contraer COVID-19 y contagiar a otros después de vacunarse?

Después de desarrollar vacunas efectivas para combatir la pandemia, el paso siguiente es comprender con más detalle el tipo de protección que ofrecen.
16 de febrero, 2021
Comparte

El mensaje de las autoridades y los especialistas es claro: vacunarse es una manera efectiva de combatir la pandemia de covid-19.

Pero, ¿qué significa exactamente estar vacunado?, ¿qué tipo de protección tienen quienes ya recibieron su dosis completa?

En este momento en el mundo hay al menos 9 vacunas que han demostrado que son altamente eficaces a la hora prevenir la enfermedad que causa el virus SARS-CoV-2.

Eso quiere decir que si una persona vacunada se contagia del virus, tendrá menos probabilidades de desarrollar síntomas o enfermarse gravemente.

Lo que aún no está claro, sin embargo, es si la vacuna logra evitar el contagio.

En resumen: aún no se sabe si la vacuna evita que te contagies, lo que sí se sabe es que si te vacunas y luego te contagias, probablemente no te vas a enfermar.

Veamos por qué ocurre esto y por qué es importante mantener precauciones aún luego de recibir la vacuna.

¿Qué tipo de protección ofrecen las vacunas contra la covid-19?

Hay dos tipos principales de inmunidad que puede lograr con las vacunas.

Una es la llamada “inmunidad efectiva”, que puede evitar que un patógeno cause una enfermedad grave, pero no puede evitar que ingrese al cuerpo o haga más copias de sí mismo.

La otra es la “inmunidad esterilizante”, que sí puede impedir la infección e incluso prevenir casos asintomáticos.

Lo ideal es que una vacuna logre producir inmunidad esterilizante, pero rara vez se logra.

Vacunas

BBC

¿Cuál de estos dos tipos de inmunidad proporcionan las vacunas contra la covid-19?

“En pocas palabras, no lo sabemos, porque son demasiado nuevas”, dice en un artículo de BBC Future Keith Neal, profesor emérito de epidemiología en la Universidad de Nottingham, en Reino Unido.

Hasta el momento, la eficacia de las vacunas se ha medido por su capacidad de prevenir el desarrollo de síntomas, pero aún no hay datos suficientes para saber si también son capaces de evitar la infección.

Algunas investigaciones, sin embargo, ya han comenzado a medir si las vacunas pueden bloquear la infección, y los expertos esperan que en las próximas semanas y meses se obtegan resultados mas dicientes.

Estudios recientes de las vacunas de Oxford-AstraZeneca, Pfizer-BioNTech y Moderna sugieren que estas vacunas podrían tener el potencial de reducir la la transmisión del virus.

virus

Getty
Se sabe que las vacunas pueden impedir que una persona se enferme de covid-19, pero todavía no está claro si evitan la infección.

Estos estudios, sin embargo, tienen limitaciones o aún están en revisión. Es decir, sus resultados aún no son concluyentes.

“Suponemos que todas las vacunas van a tener un nivel de capacidad de bloqueo de la infección”, dijo la doctora Zulma Cucunubá, epidemióloga del Imperial College London, en el programa #TuMundoBBC, a finales de enero.

Cucunubá, sin embargo, advierte que para tener esa certeza faltan más ensayos de largo plazo y diseñados específicamente para medir esa capacidad de bloqueo de la infección.

¿Vacunarte evitará que contagies a otras personas?

“La respuesta es: no sabemos“, según lo indica el portal dedicado al coronavirus de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, refiriéndose a que faltan más datos para dar una respuesta definitiva.

Como lo indica este portal, es posible que una persona vacunada pueda tener el virus replicándose en su nariz y garganta, incluso si está protegida contra la enfermedad.

Ahora, también es posible que la respuesta inmune que genera la vacuna y que impide que la persona se enferme, también reduzca la cantidad de virus en la nariz y la garganta, al punto de que sea poco probable que pueda contagiar a otros.

Pero, una vez más, “necesitamos más investigaciones para estar seguros”, indica el portal de Harvard.

Hombre tosiendo

Getty
El coronavirus puede transmitirse a través de las gotas que una persona contagiada expulsa al hablar, toser o estornudar.

Finalmente, hay otros dos factores a tener en cuenta.

El primero es que ninguna vacuna es perfecta.

Una vacuna que tenga una eficacia del 95% significa que cerca de 1 de cada 20 personas que la reciben puede que no obtenga protección contra la enfermedad, según el explica el portal de coronavirus de la Universidad Johns Hopkins.

El segundo factor es que puede darse el caso, por ejemplo, de una persona que sin saberlo ya esté contagiada al momento de vacunarse, con lo cual la infección podría seguir desarrollándose aún después de recibir la vacuna.

Seguir cuidándose y cuidando a los demás

Por todas estas razones, los expertos insisten en que, aun después de vacunarse y mientras no tengamos más información, hay que seguir tomando precauciones como el uso de la mascarilla y el distanciamiento social.

“Si estás entre los primeros grupos de personas que se vacunan, es mejor seguir usando mascarillas y mantener la distancia física para proteger a otras personas que aún no se han vacunado”, dice el portal de Harvard.

Pero la capacidad de las vacunas de bloquear el contagio no solo determina qué tan necesario es que sigamos usando mascarillas y distancia social.

El tipo de protección de la vacuna influye directamente en la posibilidad de alcanzar la anhelada inmunidad de rebaño.

mujer

Getty
El uso de la mascarilla y el lavado de manos ayudan a prevenir el contagio.

La inmunidad de rebaño se refiere a la protección que logra una población cuando una cantidad suficiente de personas ya es inmune al virus, ya sea porque se recuperaron tras el contagio del virus o porque fueron vacunadas.

Los expertos aún no tienen claro qué porcentaje de la población tendría que ser vacunada para lograr la inmunidad de rebaño.

Lo que sí está claro es que “si las vacunas no detienen por completo la transmisión, aumentará la cantidad de personas que necesitamos vacunar para cruzar verdaderamente los umbrales de inmunidad de rebaño y reducir los casos a un nivel cercano a cero“, dice a BBC Future Michael Head, investigador en salud global en la Universidad de Southampton.

Un estudio del Imperial College London, por ejemplo, calculó que con una vacuna que sea 100% efectiva impidiendo la transmisión del virus, se necesitaría vacunar entre el 60% y el 70% de la población.

Con una vacuna que ofrezca el 80% de efectividad para impedir la transmisión, el número de personas vacunadas que se necesitaría aumentaría hasta un rango entre el 75% y el 90%.

personas

Getty
La eficacia y el tipo de protección que ofrecen las vacunas determinan la capacidad de alcanzar la inmunidad de rebaño.

La doctora Cucunubá advierte que en caso de que las vacunas tengan solo la capacidad de prevenir la enfermedad, pero no de bloquear la infección, las vacunas no nos podrían llevar a la inmunidad de rebaño.

Mientras tanto…

Los expertos esperan que en las próximas semanas o meses tengamos más respuestas sobre el tipo de protección que ofrecen las vacunas contra la covid-19.

Mientras llega ese momento, “será importante que todos continúen usando todas las herramientas disponibles para ayudar a detener la pandemia”, según indica el portal de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés).

Eso, en términos prácticos, significa que es importante lavarse las manos, usar mascarilla y mantener la distancia, incluso si ya te vacunaste.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9eUoEbUOy80&feature=emb_title

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.