Por qué es tan fácil para el narco en México hacer negocios con los bancos (y por qué es tan difícil combatirlo)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Por qué es tan fácil para el narco en México hacer negocios con los bancos (y por qué es tan difícil combatirlo)

Aunque hay leyes estrictas contra el lavado de dinero, no hay freno para los cárteles del narcotráfico. Es una batalla cotidiana que pocas veces se gana.
AFP
Por BBC Mundo
10 de febrero, 2018
Comparte

Era algo cotidiano: con frecuencia a la sucursal del banco holandés Rabobank en el condado Imperial de California llegaban personas con sacos y bolsas repletas de dólares para depositarlos en distintas cuentas.

Aparentemente el dinero provenía de negocios legales en México. Pero en realidad eso nunca se supo, porque en el banco no tomaron las precauciones para conocer su origen.

Rabobank fue multado este martes con US$368,7 millones porque su “deficiente programa” contra lavado de activos permitió la inversión de cientos de millones de dólares imposibles de rastrear, informó el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

El caso pone en evidencia una realidad presente en el país: desde 2010 se endurecieron las leyes contra lavado de dinero, pero los carteles mexicanos de las drogas todavía realizan negocios con los bancos.

Y aunque es más difícil que antes, las operaciones se hacen con relativa facilidad, reconocen especialistas. ¿Por qué?

Los sistemas financieros siguen siendo vulnerables, no obstante que hay muchísimas disposiciones y reglamentaciones”, le dice a BBC Mundo el especialista Herbert Bettinger.

“No hay banca que conozca perfectamente bien a su cliente, no obstante que ese cliente tenga muchos años con la cuenta abierta. Nunca sabe si el día de mañana se relacione con la gente malosa”.

“Confianza indebida”

No hay una sola razón para la vulnerabilidad de los bancos, algo que México comparte con otros países.

Un problema es el creciente robo de identidad en el país, que permite a las organizaciones realizar operaciones legales a nombre de personas sin historia criminal.

Mientras no se detecte la usurpación “se pueden mover con mucha libertad en los ámbitos financieros”, señala el especialista.

Rabobank fue multado por permitir el lavado de cientos de millones de dólares.

Lex Van Lieshout/AFP
Rabobank fue multado por permitir el lavado de cientos de millones de dólares.

Otro elemento es que los bancos no tienen el control total de las operaciones de sus clientes, incluso de los más conocidos.

Los carteles, por ejemplo, compran negocios legales y utilizan sus cuentas bancarias para lavar dinero. Como las operaciones que realizan son normales, pocas veces levantan sospechas.

Cuentan, además, con que las instituciones financieras no pueden supervisar los estados contables de sus clientes.

Es un obstáculo serio para combatir los recursos ilícitos, reconocen organismos internacionales como el Grupo de Acción Financiera contra el Blanqueo de Capitales (GAFI, por su sigla en francés).

En su informe “Medidas antilavado y contra la financiación del terrorismo”, presentado en enero, advierte que las instituciones financieras del país tienen limitaciones para identificar a los beneficiarios finales de las operaciones.

Y cuando deben hacerlo, “depositan una confianza indebida en la auto declaración de los clientes”.

“El narcotráfico no tiene barreras”

Esto cierra el círculo. Muchas veces los carteles utilizan testaferros sin historial delictivo para lavar sus recursos.

Como no se les considera personas de alto riesgo, los bancos solamente indagan superficialmente a sus clientes, “sin buscar alcanzar a las personas físicas que, en última instancia, poseen o controlan” el negocio, señala el informe.

Así, el delito es detectado cuando se encienden las alertas en otros países. Pero eso puede tardar algún tiempo.

Las ganancias de los carteles mexicanos de narcotráfico son de US$30.000 millones al año.

Ronaldo Schemidt/AFP
Las ganancias de los carteles mexicanos de narcotráfico son de US$30.000 millones al año.

Otra razón para la vulnerabilidad del sistema bancario mexicano es la capacidad económica de los carteles de narcotráfico.

Según la agencia antidrogas de Estados Unidos, la DEA, las ganancias por el tráfico de drogas desde México son de unos US$30.000 millones al año.

Con esos recursos las organizaciones criminales pueden diseñar operaciones financieras complejas, y evitar el rastreo de sus recursos.

De hecho algunos grupos, como el Cartel Jalisco Nueva Generación, contratan a especialistas en economía, finanzas y banca para invertir su dinero.

Este grupo, sostienen especialistas como Alberto Islas de la consultora Risk-Evaluation, invierte millones de dólares en paraísos fiscales.

Su estructura financiera tiene pocos activos en México, lo que dificulta su rastreo, pero facilita el lavado de recursos.

“El narcotráfico en su capacidad económica no tiene barreras, puede vulnerar a cualquier institución”, insiste Bettinger, “a través de operaciones sanas realizan sus operaciones por abajo del agua, el lavado de su dinero”.

“Hay muchos mitos”

La otra parte de la historia son las autoridades. Según organismos internacionales, aunque se registran avances en México el combate al lavado de dinero todavía no es prioridad.

El GAFI, por ejemplo, advierte que el lavado de activos “no es perseguido de manera proactiva y sistemática, sino de manera reactiva, caso por caso”.

El resultado: “La cantidad de acciones penales y condenas por casos de lavado de activos es muy baja”.

Se nota. De acuerdo con el Quinto informe de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, el año pasado las autoridades confiscaron 543 millones de pesos y US$11,4 millones a grupos dedicados al lavado de dinero.

Detrás de estos números hay un tema que las autoridades se resisten a reconocer, le dice a BBC Mundo Angélica Ortiz, especialista en lavado de dinero.

“No hay un estudio serio sobre cómo funciona el lavado de dinero en México”, advierte.

En Holanda, por ejemplo, se analizaron los grandes casos de inversiones de dinero ilegal, para identificar elementos con que los jueces emitieron sus sentencias.

Con eso se diseñó una estrategia para detectar actividades o negocios que potencialmente esconden el lavado de dinero. Eso, en México, “no existe”, señala Ortíz.

“Falta que las autoridades realmente revisen las sentencias de sus propios asuntos para armar un mapa de cómo se hace el lavado de dinero” en el país.

“Hay muchos mitos sobre el lavado de dinero”, concluye la especialista.

Lo que está claro es que el problema no es nuevo y es difícil de erradicar.

En 2012, la unidad mexicana del banco británico HSBC recibió un multa en EE.UU. de US$1.920 millones por haber hecho posible el lavado de dinero de carteles.

Unos años antes, de acuerdo a esa investigación de la justicia estadounidense, las autoridades mexicanas le dijeron a representantes de HSBC en el país que los narcos se referían al banco como el “lugar para blanquear dinero”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Querétaro, segundo estado en aplicar pruebas rápidas de antígenos para acelerar detección de COVID

Los resultados están en media hora, por eso se llaman también pruebas rápidas, pero son diferentes a las que quisieron usar estados como Jalisco y Nuevo León, las serológicas, que no detectan una infección en curso ni tienen el aval de la Secretaría de Salud.
Cuartoscuro
4 de diciembre, 2020
Comparte

Querétaro es la segunda entidad del país que implementa la aplicación de pruebas rápidas de antígenos para acelerar la identificación de casos positivos de COVID. Estas pruebas permiten tener el resultado en menos de 30 minutos, en lugar de esperar cinco días a que se procesen en un laboratorio avalado por el Instituto Nacional de Diagnóstico y Referencia Epidemiológica (InDRE), como sucede en el caso de las PCR. 

Las pruebas rápidas de antígenos detectan, usando una muestra de la nariz o la garganta de la persona, una infección en curso y ya tienen el aval del InDRE. Estas son diferentes a las pruebas rápidas que intentaron usar estados como Jalisco y Nuevo León, las serológicas, que no detectan una infección en curso, sino solo si el sistema inmune ya reaccionó a la presencia del virus, es decir detectarían una infección pasada, por lo que la Secretaría de Salud no avala su uso. 

Las de antígenos cuentan también con el aval de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que desaconsejaron el uso de las serológicas. 

Leer más | Quioscos en CDMX aceleran la detección de COVID: reportan 1,400 casos en un día

Querétaro es, después de la Ciudad de México, la segunda entidad en utilizarlas, como parte de su estrategia para contener el repunte de casos. Hace una semana, el gobernador del estado, Francisco Domínguez, presentó la estrategia Somos Más. Esta incluye cierres de establecimientos comerciales a las 8 de la noche y restricciones de horario y aforo a restaurantes. Pero también una estrategia más robusta de detección de casos con las pruebas rápidas de antígenos. 

“La estrategia incluye detección, seguimiento y aislamiento de un mayor número de positivos sintomáticos y asintomáticos, gracias a que se hacen 1500 pruebas diarias en el estado para romper cadenas de contagio y tener indicadores para reducir la movilidad”, señaló en un mensaje por redes sociales Rafael López González, vocero Organizacional de Querétaro. 

En el mensaje, el vocero subrayó: “Tan solo del 21 al 28 de noviembre tuvimos más casos registrados que en todo octubre, noviembre fue casi lo equivalente a tres septiembres en casos positivos, la ocupación hospitalaria pasó de 87 a 140 pacientes en piso, casi el doble. Y en Unidades de Cuidados Intensivos se incrementó casi una tercera parte. Las defunciones volvieron a ser mayores que las de octubre”.

Querétaro pasó de tener 254 casos activos en promedio en mayo, a 772 en septiembre, 1,143 en octubre y 1,682 en noviembre. 

El funcionario advirtió que están cerca de tener que endurecer más las medidas para restringir la movilidad. “Pese a las indicaciones sobre cancelar actividades no esenciales hay quienes no las acatan”. En ese escenario llegan a la entidad las pruebas rápidas de COVID, que a partir del 1 de diciembre se convirtió en la segunda entidad en utilizarlas. 

La primera fue la Ciudad de México, donde se empezaron a usar el pasado 20 de noviembre. El gobierno de la capital se fijó una primera meta de hacer 10 mil por día. Logró llegar a ese número el martes 24 de noviembre, cuando identificó solo entre quienes se hicieron estas pruebas de antígenos a 1,480 casos positivos. Ese día la ciudad registró una cifra récord de casos nuevos totales de 2,858. 

Este 2 de diciembre, la Ciudad de México reportó 3,999. Y las autoridades anunciaron que la nueva meta es realizar 20 mil pruebas rápidas diarias para acelerar la identificación y el aislamiento de casos positivos de COVID. 

El 27 de noviembre, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, anunció que su administración invertirá 160 millones de pesos para adquirir 1 millón de pruebas de antígeno.

Ahora es Querétaro quién ha invertido en sus propias pruebas, aunque el área de comunicación del gobierno del estado, a la que se le consultó el dato, no supo precisar cuánto se está invirtiendo. 

En Querétaro las pruebas rápidas de COVID-19 se aplicarán a personas con síntomas, bajo la condición de que tengan menos de una semana de evolución. 

Para la aplicación de las pruebas rápidas se instalaron dos unidades móviles, ubicadas en el Centro de Salud Satélite y en el Centro Cívico del municipio de Querétaro. En cada unidad se aplican 175 pruebas por día, en un horario de 9 de la mañana a 3 de la tarde. 

Las pruebas también se están aplicando en el Hospital General de Querétaro, en el Hospital General de San Juan del Río y en el Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer, a pacientes que, por su condición clínica, requieran atención de urgencia en el hospital. 

Sobre cuántos casos positivos se han identificado cada día en el estado con el uso de las pruebas rápidas, el área de comunicación del gobierno del estado dijo no tener disponible aún esa información. 

Respecto al uso de las pruebas en otras entidades, Roberto Bernal Gómez, secretario de salud de Coahuila, estado donde también ha habido incremento de casos, aseguró a este portal que están gestionando con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) una donación de 200 mil pruebas de antígenos, “una parte se usarán para hacer pruebas a personas migrantes”, aseguró. 

Otros estados con repunte de casos COVID,  como Aguascalientes y Baja California informaron a Animal Político que no tienen considerado adquirir estas pruebas rápidas de antígenos como parte de la estrategia estatal para contener la epidemia.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, anunció el 14 de octubre que la OPS ofreció a México una donación de 200 mil pruebas antigénicas, que de ser aprobadas por el InDRE serán distribuidas en las 32 entidades federativas y en los principales hospitales de alta especialidad. 

“Si se distribuye ampliamente, esta nueva prueba transformará nuestra respuesta a la covid-19″, dijo Carissa Etienne, directora de la OPS.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.