Defensa de Barreiro ya tenía acceso a investigación por lavado de dinero; PGR podrá consignar el caso

Desde el pasado 21 de febrero, la PGR informó a los abogados de Manuel Barreiro y a su esposa, Ana Paula Ugalde, que ya podían tener acceso al expediente en el que se le investiga por la triangulación de recursos.

pgr agentes
Cuartoscuro Archivo

La Procuraduría General de la República (PGR) ya podrá llevar ante un juez de control su investigación contra el empresario queretano Manuel Barreiro, señalado por una supuesta operación de lavado de dinero para hacer llegar 54 millones de pesos a Ricardo Anaya, candidato a la presidencia por la coalición Por México al Frente.

El diario Reforma reportó que el juez federal Patricio Vargas negó este miércoles la suspensión definitiva en el amparo promovido por Barreiro contra la PGR, pues informó en un audiencia que su defensa ya contaba con acceso al expediente del caso.

Según el noticiero Atando Cabos, conducido por Denise Maerker, el pasado 21 de febrero la PGR informó a los abogados de Manuel Barreiro y a su esposa, Ana Paula Ugalde, que ya podían tener acceso al expediente en el que se le investiga por la triangulación de recursos.

De acuerdo con el diario, la suspensión también fue negada a Juan Carlos Reyes García, dueño de la empresa Manhattan Master Plan Development, que fue la que compró a Anaya una nave industrial por 54 millones de pesos.

Además, el juez Vargas Alarcón negó la suspensión definitiva a Ugalde Herrera; a Sergio Reyes García, y a Juan Pablo Olea Villanueva, vicepresidente de Advance Technology, otra empresa del queretano.

Si la Procuraduría presenta la carpeta ante un juez de control, este asumirá la supervisión sobre la investigación, podrá citar a comparecer al empresario y cualquier otra persona involucrada, u ordenar su aprehensión si no se presenta.

Empresa que compró la nave industrial es “fantasma”

El pasado 16 de febrero, la empresa Manhattan Master Plan Development, que compró a Anaya una nave industrial por 54 millones de pesos, fue declarada como empresa fantasma definitiva por el Sistema de Administración Tributaria (SAT).

El SAT señaló que la empresa “ha estado emitiendo comprobantes sin contar con los activos, personal, infraestructura o capacidad material, directa o indirectamente, para prestar los servicios o producir, comercializar o entregar los bienes que amparan tales comprobantes”.

Con información de Reforma (suscripción necesaria).

Close
Comentarios