No tengo intención de colaborar ni declararme culpable: el mensaje de El Chapo Guzmán a un juez de EU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

No tengo intención de colaborar ni declararme culpable: el mensaje de El Chapo Guzmán a un juez de EU

El mexicano, acusado de liderar un emporio de narcotráfico, protestó ante el juez de su caso en Nueva York por sus condiciones de reclusión y afirmó que su juicio así "será una farsa".
AFP
Por BBC Mundo
15 de febrero, 2018
Comparte

En un mensaje al juez que conduce su proceso en Estados Unidos, el mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán negó que piense colaborar con las autoridades o aceptar los cargos que lo señalan como uno de los mayores narcos del mundo.

“No tengo intención colaborar ni declararme culpable”, afirmó Guzmán en una misiva enviada al juez Brian Cogan este jueves a través de su abogado, a la cual tuvo acceso BBC Mundo.

Es la primera declaración extensa que se conoce públicamente de Guzmán desde que fuera extraditado a EE.UU. hace 13 meses, un alegato personal con quejas sobre sus condiciones de reclusión en aislamiento y dificultades para pagar a sus abogados.

“Señor Juez, le pido por favor que modifique las reglas para permitir hablar con mi esposa cara-cara para solucionar esta situación. Si no, mi juicio será una farsa”, sostuvo.

El juez Cogan negó la semana pasada una solicitud de la defensa de Guzmán para evitar que el jurado sea protegido con medidas especiales como el anonimato y escoltas durante el juicio, lo cual fue visto como un revés para el mexicano.

Este jueves, se anunció en una audiencia en la corte federal de Brooklyn, Nueva York, donde se procesa el caso, que el 5 de septiembre comenzará el trabajo de selección de los jurados, que podría durar una semana.

Eduardo Balarezo, abogado de "El Chapo" Guzmán.

AFP/Getty Images Eduardo Balarezo, abogado de “El Chapo” Guzmán, envió a la corte el mensaje de su cliente al juez.

Esa sería la antesala de uno de los mayores juicios por narcotráfico en la historia de Estados Unidos, donde “El Chapo” enfrenta 17 cargos que rechaza y podría recibir hasta cadena perpetua si es hallado culpable.

“Una tortura de 24 horas”

Guzmán, de 60 años, sostuvo en su mensaje al juez que las reglas autorizadas por éste lo afectan “físicamente, mentalmente, y emocionalmente”.

“Sufro de dolores de cabeza todos los días”, aseguró. “Vomito casi todos los días” y “no me han arreglado dos muelas y me duelen mucho”.

También dijo que le duele la garganta y los senos nasales por la sequedad del aire que llega a su celda de Manhattan a través de un ducto.

“La luz en mi celda está encendida todas las horas del día y se me hace difícil dormir”, afirmó. “Si no está muy frío, hace demasiado calor”.

Sostuvo que todo esto le impide enfocarse en el estudio de la evidencia de su caso o concentrarse para ayudar a su defensa.

“Es claro que las condiciones me han dañado bastante. Es una tortura de 24 horas cada día“, indicó y solicitó que le autoricen un medicamento para relajarse.

El juez Cogan ya descartó anteriormente relajar las condiciones de reclusión de Guzmán e indicó que existen motivos suficientes para tomar medidas extras de seguridad en su caso.

Ilustración de Guzmán compareciendo ante la Corte de Nueva York

Reuters
Si es hallado culpable, Guzmán podría recibir una pena máxima de cadena perpetua en Estados Unidos.

“El Chapo” escapó dos veces de cárceles mexicanas, la segunda de forma cinematográfica a través de un túnel de 1.500 metros de longitud que llegó hasta su celda de máxima seguridad.

Al justificar las medidas de protección del jurado, el magistrado indicó la semana pasada que ha mantenido a Guzmán en confinamiento solitario en parte por el riesgo de que sus contactos con otros resulten “en perjuicios a personas que cooperan con el gobierno”.

Y recordó que los alegatos contra Guzmán como líder del cartel de Sinaloa incluyen el empleo sicarios para llevar a cabo “cientos de actos de violencia, incluidos asesinatos, asaltos y secuestros”.

Un problema de dinero

“El Chapo” indicó en su mensaje que las reglas de su reclusión le han impedido tener comunicación alguna con su esposa, la exreina de belleza Emma Coronel.

“Por esta imposibilidad de contacto, ella no me ha podido ayudar a conseguir los fondos para pagar mis abogados”, afirmó.

Emma Coronel

AFP/Getty Images
Guzmán reclama comunicarse con su esposa, Emma Coronel, que el jueves asistió a su audiencia en la corte de Brooklyn.

El actual abogado de Guzmán, Eduardo Balarezo, afirmó este jueves que recibió solo el primero de tres pagos previstos de sus honorarios, entregado por “amigos” de Guzmán que evitó identificar pero que dijo que carecen de posibilidad de abonar lo restante.

Guzmán aseguró al juez que su proceso “está afectado” por la imposibilidad de formar el equipo completo de abogados que seleccionó.

“Yo pensé que la justicia estadounidense por lo mínimo me iba a dar la oportunidad de defenderme. Pero ahora veo que esto no es la verdad. Lo único que pido es un juicio justo”, concluyó.

La cuestión de cómo hará “El Chapo” para pagar su defensa ha asomado desde su primera audiencia en la corte de Brooklyn el año pasado, cuando apareció representado por abogados de oficio, que suelen trabajar con acusados carentes de recursos.

La clave en esto es que, además de su condena, el gobierno de EE.UU. busca incautarle a Guzmán US$14.000 millones de dólares que estima que ganó con las drogas, y cualquier dinero usado para pagar la defensa podría resultar confiscado.

Guzmán intentó leer su mensaje en la audiencia de este jueves, pero la fiscalía objetó y finalmente le fue negada esa posibilidad, por lo que Balarezo remitió el texto a la corte para incluirlo en el expediente.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Foto: Especial

Tras 4 meses de espera por la epidemia, IMSS hará trasplante de hígado a bebé

Luego de que sus papás intentaron por todos los medios ser escuchados, la cirugía será realizada en Guadalajara en dos semanas.
Foto: Especial
28 de julio, 2020
Comparte

En marzo pasado, Rodrigo de menos de dos años de edad concluyó el protocolo de trasplante de hígado que necesita para sobrevivir, con su madre como donante, pero el IMSS suspendió las cirugías de ese tipo desde abril debido a la pandemia de COVID-19. Cuatro meses después de que los padres intentaron por todos los medios ser escuchados, la cirugía será realizada en Guadalajara en dos semanas.

“Estamos muy contentos, muy agradecidos después de todo lo que hemos pasado. No se imagina”, dice Kerenia Pavón, la madre del pequeño Rodrigo que ha recorrido ocho hospitales y decenas de consultas y estudios en sus 19 meses de vida, luego de ser diagnosticado con atresia de vías biliares que le ha provocado cirrosis y la urgencia de un trasplante de hígado.

Animal Político publicó el 20 de abril que los padres del bebé debían recibir la fecha de la operación del trasplante puesto que habían concluido con todo el protocolo y estudios, pero en cambio, recibieron la noticia de suspensión de cirugías en el Centro Médico Siglo XXI debido a la pandemia de coronavirus.

Dos meses después, angustiados por no encontrar fecha aún, los padres hicieron una carta dirigida a Zoé Robledo, el director general del IMSS, y al presidente Andrés Manuel López Obrador el 10 de julio pasado. “Si mi bebé muere será sólo una estadística para las autoridades”, afirmaba Rodrigo Vian en su misiva.

El caso también fue expuesto en otros medios como el ADN 40 y Canal 6, donde los padres hicieron un llamado desesperado para que las autoridades voltearan a verlos y atendieran su caso, aunque no fueran personas influyentes, sino sólo “derechohabientes de a pie”.

Después de que el caso se hizo público, Rodrigo Vian ha recibido las llamadas de diferentes autoridades que le informaron que el director Zoé Robledo intervino para que solucionaran su caso. Y así fue. En las últimas dos semanas consiguieron más de lo que habían logrado en un año de trámites burocráticos.

En junio de 2019, Rodrigo llegó al Centro Médico La Raza para comenzar el protocolo como candidato de trasplante de hígado, puesto que el pequeño nació sin vesícula y tenía atresia de vías biliares, es decir, obstrucción del flujo de bilis del hígado. Aunque antes ya había pasado por hospitales del Estado de México y Tamaulipas.

A partir de entonces comenzó todo el protocolo médico, con sus respectivos estudios y con citas tan espaciadas que apenas en marzo de este año los concluyeron, por eso en abril les darían fecha de la cirugía.

Dada la imposibilidad para que el Centro Médico Siglo XXI hiciera la cirugía, pues sigue atendiendo a pacientes COVID, será el Hospital Infantil del Centro Médico Nacional de Occidente en Guadalajara quien realizará la intervención, según les informaron este lunes 27 de julio.

“En un procedimiento como el que recibirá el niño Rodrigo intervendrá aproximadamente 12 especialistas de los Centros Médicos Nacionales Siglo XXI y de Occidente. El caso clínico del menor ya es conocido por los especialistas y existen amplias posibilidades de tener éxito en el trasplante que se va a realizar”, informó el IMSS en un comunicado.

En la última semana les hicieron prueba tanto al bebé como a la mamá para descartar COVID, y esta semana se someterán a otro cardiograma porque el último era de diciembre, para después preparar el viaje hacia Guadalajara, lo que incrementa su esperanza.

“Los directores de los Hospitales de Pediatría del Centro Médico Nacional Siglo XXI y del Centro Médico Nacional de Occidente, entraron en comunicación y se determinó realizar el trasplante en la ciudad de Guadalajara, debido a que este hospital no ha recibido demanda de pacientes COVID-19 y tiene la capacidad instalada para el procedimiento quirúrgico”, agregó el IMSS.

Por fin, después de tantas noches en las sillas de un hospital, de tantas lágrimas y angustias por cada cambio en la salud de su pequeño por fin lograrán el trasplante, dice Rodrigo en entrevista.

Él, químico de profesión, dedicado a la instalación de laboratorios, tuvo que dejar ese trabajo porque no tenía seguro médico. Consiguió otro en una fábrica de tintas donde el sueldo es bajo, pero tienen IMSS y esa era una posibilidad para acceder a un hospital de alta especialidad.

Sin embargo, entre el bajo salario y todo los gastos que representa trasladarse desde Naucalpan, hacia la Ciudad de México, a toda hora, la situación económica de la familia Vian Pavón, con Rodrigo y otra hija seis años, es cada vez más complicada.

Pero a Rodrigo también se le ocurrió escribir al gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, a través del correo electrónico de atención ciudadana y tuvo eco. La semana pasada se comunicaron del gobierno, y les informaron que les apoyarían económicamente para el viaje a Guadalajara.

En tanto, el secretario de gobierno de Jalisco, Enrique Ibarra, les dijo que el estado les conseguiría hospedaje cerca del hospital. “Todo se ha ido dando. Estamos muy agradecidos”, insiste Kerenia con voz emocionada al teléfono.

Ahora sólo falta conseguir 20 donadores de sangre tanto en el hospital de Guadalajara, como requisito para ese tipo de operaciones y otros 20 en el Centro Médico Siglo XXI puesto que ahí se ha dado seguimiento al pequeño.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.