close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

La falta de registro de derechos de autor de bordados indígenas permite que grandes marcas plagien sus diseños

Los plagios entre 2012 y 2017, algunos de marcas internacionales de ropa, fueron a diseños de comunidades indígenas de Oaxaca, Chiapas e Hidalgo, de acuerdo con un análisis realizado por la organización Impacto.
Especial
Por Nayeli Roldán
26 de febrero, 2018
Comparte

En 2015, la cantante Susana Harp denunció a través de sus redes sociales que en una tienda de San Diego se vendía una blusa típica de Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca, bajo la marca francesa Isabel Marant. La noticia se esparció y acusaron a la marca de plagio. La presión fue tal que la diseñadora francesa reconoció que efectivamente el diseño provenía de una comunidad mexicana y no pretendía adueñarse de él.

Aunque ese caso quizá fue uno de los más conocidos, no es el único. Ocho marcas de ropa, incluso internacionales, plagiaron diseños de comunidades indígenas de Oaxaca, Chiapas e Hidalgo, entre 2012 y 2017, de acuerdo con un análisis realizado por la organización Impacto.

Las marcas van desde la marca estadounidense Madewell, la española Zara o la mexicana Pineda Covalín que han reproducido brocados tradicionales de comunidades de México.

El primer registro de un plagio ocurrió con la marca Mara Hoffman y los tenangos de Doria, Hidalgo, en 2012. El diseño de esta misma prenda también fue utilizado por Pineda Covalín en 2014.

En 2016, Rapsodia copió la blusa de San Antonino Castillo Velasco, y Madewell el huipil de San Andrés Larrainzar y la blusa de San Antonino Castillo Velasco.

El año pasado ocurrieron tres casos más: Zara plagió la blusa de Aguacatenango, Chiapas. Intropia, el brocado de San Juan Bautista Tlacoatzintepec, Oaxaca, y Mango, los tenangos de Doria.

Estas marcas no dieron el crédito de los brocados a las comunidades, ni trabajaron con las artesanas, sólo tomaron sus diseños y los reprodujeron en sus prendas. Sin embargo, el debate atraviesa por un hecho: ninguno de los diseños de las comunidades está registrado bajo el derecho de autor.

Aunque esto tiene una razón de ser, explica Kathia Loyzaga, directora de comunicación de Impacto. El conocimiento sobre los brocados y los diseños se pasa de una generación a otra entre las comunidades y es una muestra de distinción entre cada poblado. Para ellos, no existe la idea occidental de la propiedad intelectual porque el conocimiento es de la comunidad.

Además, otro problema sería cómo determinar de quién es propiedad un diseño tradicional.

“Para determinar la titularidad del derecho de autor habría que ver el origen. Una opción podría ser propiedad colectiva, pero al no encontrar el origen, ahí es donde se rompe el derecho y (complica) a quién le damos la titularidad del derecho”, explica Carlos Blanco, especialista en derecho del Tecnológico de Monterrey.

Aunque una posibilidad de defensa de las comunidades indígenas, dice, podría ser a través de tratados internacionales del patrimonio cultural, que apela al derecho moral de los autores. Es decir, si una marca utiliza algún diseño tradicional la marca no tendría que pagarle, pero sí hacer un reconocimiento público sobre la comunidad de origen.

Adriana Aguerrebere, directora de Impacto, considera que debería existir algún mecanismo de protección para el patrimonio colectivo, como es el caso de los diseños tradicionales, pero reconoce que sería un proceso muy complejo porque tendría que registrarse diseño por diseño y “obviamente al ser una creación artesanal, cada artesana tiene su propio diseño, es una pieza única. Entonces se contrapone y llegaría a ser un proceso tan exhaustivo y hasta caro que sería casi imposible”.

Más bien, dice, la protección del patrimonio también debería ser una labor colectiva, es decir, que la misma sociedad denuncie los plagios, como ha ocurrido, pero que además, consuma los productos directamente en las comunidades o en tiendas que se rijan bajo el comercio ético.

La sociedad sabe de un plagio, al menos tiene la oportunidad de tomar la decisión de consumir o no esos productos y eso, dice, es una manera de combatir los plagios de las marcas internacionales.

Casos exitosos

Como organización, Impacto busca incidir en varias formas en las comunidades, primero: visibilizar la labor de las artesanas, que se reconozca su trabajo y segundo, acercar a diseñadores o pequeñas empresarias que buscan comercializar los productos pero pagando un precio justo, con las artesanas, bajo el principio básico de respetar su labor.

Gracias a esta idea, han prosperado proyectos en los seis años que tiene Impacto. Por ejemplo con la diseñadora Carmen Rión, que trabaja con artesanas de San Juan Cancuc.

Ellas, por ejemplo, proponían paletas de colores y la composición de los lienzos con brocado. La diseñadora iba revisando los resultados y retroalimentándolo para hacer nuevos diseños de lienzos, como un trabajo colaborativo, explica Kathia Loyzaga.

La diseñadora Andrea Velasco también trabaja con artesanas de la comunidad de San Juan Cancuc y comercializa las prendas en Guadalajara. Aquí, por ejemplo, las hacen distintos dibujos de su vida diaria para después pasar estos dibujos en pruebas de brocados. A partir de estos resultados se comenzó la producción de chalecos y vestidos.

Esta publicación fue posible gracias al apoyo de Fundación Kellogg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
BBC

Amazon: 7 gráficos que muestran el crecimiento del gigante del comercio electrónico en el mundo

El gigante de internet es la segunda empresa más grande del mundo. Aquí explicamos en gráficos cómo ha sido su ascenso.
BBC
15 de julio, 2019
Comparte

“No hay garantías de que Amazon.com sea una compañía que tenga éxito. Lo que intentamos hacer es muy complicado”, declaró Jeff Bezos en 1999, tras lanzar la empresa de ventas online.

Es sorprendente que el fundador de la compañía tuviera tanta incertidumbre sobre su futuro.

Hoy, 25 años después de su inicio, Amazon es una de la compañías que cotizan en la bolsa de mayor valor en el mundo y Bezos es el hombre más rico del planeta, gracias a su invención.

Lo que empezó como la venta online de libros al por menor se ha convertido en un gigante global con subscripción de afiliados, tiendas físicas, comestibles a la venta, sus propios dispositivos inteligentes y un sistema de entregas que le puede llevar los artículos a los clientes en cuestión de una hora.

¿Cómo se construyó el imperio de Amazon?

Grandes ingresos
BBC

La innovación de Amazon se puede ver claramente en sus resultados financieros.

El año pasado, se convirtió en la segunda empresa en ser valorada en US$1 billón, después de Apple, y tiene la segunda tasación en la bolsa de valores más alta del mundo, después de Microsoft.

Valor de Amazon

BBC

El enorme éxito del gigante online también es evidente en sus ingresos.

Se espera que las ventas alcancen un récord de US$275.060 millones al final de este año, con los pronósticos indicando que los ingresos podrían sobrepasar los US$320.000 millones para el final de 2020.

Ascenso de Amazon

BBC

El éxito de Bezos ha sido impulsado por la expansión global de la empresa, particularmente por su incursión en una amplia variedad de sectores.

Servicios y dispositivos para el streaming de video, servicios en la nube y, más recientemente venta de comestibles (con la compra de la cadena Whole Foods Market) le han permitido a la empresa competir directamente con gigantes tecnológicos como Facebook, Apple, Google y Netflix.

Y todo empezó con la venta de libros.

1995: Amazon lanza la venta de libros online

“Cuando primero iniciamos la venta de libros hace cuatro años, todo el mundo dijo, ‘Miren, ustedes sólo son gente de computadoras y no saben nada de la venta de libros’. Y eso era cierto”, dijo un joven Jeff Bezos en 1999.

Sin embargo, el enorme espacio de almacenamiento de inventario que la compañía tenía en ese momento en EE.UU. ayudó a Amazon convertirse en el líder del sector y le permitió ofrecer una selección más amplia de libros que las librerías físicas rivales.

Luego llegaron los libros electrónicos y Amazon tuvo la sapiencia de convertirse en una figura clave en ese mercado también.

Venta de libros

BBC

1999 – Amazon se convierte en la mayor plataforma de ventas online del mundo

A finales de los 1990, Amazon decidió empezar a vender otros artículos, empezando por música y DVD.

Muy pronto, el imperio de Bezos creció hasta incluir electrónicos, juguetes y utensilios de cocina.

La creciente red de depósitos de almacenamiento permitió ampliar lo que la compañía podía ofrecer, dramáticamente aumentando su popularidad entre los consumidores.

Diez años después, Amazon se había convertido en el principal vendedor online de EE.UU. y el mundo.

Mayor plataforma de venta

BBC

2005 – Amazon lanza la afiliación a Prime

Después del lanzamiento del Mercado Amazon en 2000 -que abrió la plataforma a miles de pequeñas empresas- Amazon sintió la necesidad de impulsar su servicio de entrega a sus clientes leales.

Amazon Prime fue lanzado en 2005, ofreciendo el despacho más rápido de artículos seleccionados. Las ventas de todo tipo de artículos se incrementaron.

Más de 100 millones de clientes abonados son miembros del servicio de subscripción Amazon Prime, que también ofrece streaming de video y música.

Es el segundo mayor programa de subscripción pagada en el mundo.

Amazon Prime

BBC

2007- Amazon lanza su primer producto de consumo: el Kindle

Amazon nunca se olvidó de sus orígenes en la venta de libros. Cuando los libros electrónicos empezaron a volverse populares, Bezos lanzó el Kindle en 2007, que se volvió líder en el sector.

Los dispositivos inteligentes Amazon crecieron exponencialmente, ante la fuerte competencia de Apple y Google a principios de los 2010.

Sin embargo, Amazon fue la primera en lanzar un dispositivo inteligente: el altavoz Echo, con su propio sistema de inteligencia artificial, Alexa.

En este momento es el tercer vendedor de dispositivos inteligentes en EE.UU.

Dispositivos inteligentes

BBC

Hoy en día, el futuro de Amazon se ve un poco más complicado que la simple venta de productos por internet.

El segundo trimestre de 2018 fue difícil para la compañía y su tasación en el mercado de valores cayó por debajo de la marca del billón de dólares.

Después de dominar con éxito la venta online al por menor, la firma tiene ahora sus ojos puestos en la expansión de sus servicios -quizás sorpresivamente en tiendas físicas– para crear una nueva manera de consumo.

¿Qué será de Amazon en los siguientes 25 años? Habrá que esperar para saber.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=o6uE-XS3O4w

https://www.youtube.com/watch?v=chAeHyV7aSA&list=PLLhUyPZ7578fS7suDUYfyg-ak8sXFEvuF&index=4&t=119s

https://www.youtube.com/watch?v=0imLxAHjGjA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.