19 estados tienen números rojos en productividad laboral: #SemáforoEconómico
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

19 estados tienen números rojos en productividad laboral: #SemáforoEconómico

Solo nueve estados en todo el país presentaron niveles de productividad superiores a lo estimado por el #SemáforoEconómico; siete de ellos se encuentran en el norte del país.
Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
13 de febrero, 2018
Comparte

Al menos 19 estados presentaron una productividad laboral inferior a la nacional durante el tercer trimestre de 2017, por lo que su #SemáforoEconómico de productividad está en rojo. No solo preocupa el alto número de estados con bajos niveles de productividad laboral, sino también la brecha que con cada trimestre se amplía entre éstos y el resto.

Únicamente hubo 9 estados con #SemáforoEconómico en verde, por presentar niveles de productividad superiores a la productividad nacional y un aumento superior a ésta. Entre ellos, 7 están en el norte del país, otro es la Ciudad de México y el último es Aguascalientes, localizado en el Bajío.

En los últimos 5 años, la productividad laboral a nivel nacional ha crecido a un ritmo de 0.8% promedio anual. Actualmente, el nivel de productividad laboral en México equivale a $162 pesos producidos por hora trabajada. Este nivel es el resultado de la combinación de unos pocos estados – principalmente localizados en el norte y Bajío – donde los recursos se utilizan de manera eficiente, y de muchos otros donde el valor de la producción por cada hora trabajada está muy lejos de alcanzar la cifra nacional.

De acuerdo con los últimos datos disponibles, Chiapas y Oaxaca son los estados menos productivos del país. En ellos se generan $77 y $79 pesos por hora trabajada respectivamente. En ambos casos la productividad es de apenas 29% y 30% de la observada en Nuevo León, cuarto estado con la mayor productividad laboral del país, donde se generan $265 pesos por hora trabajada.

Al hacer la comparación con la Ciudad de México, donde se generan $349 pesos por hora trabajada, los niveles de productividad de Chiapas y Oaxaca representan apenas 22% y 23% la productividad de la capital del país.

Es claro que el rezago histórico en la productividad de los estados no se corregirá de inmediato. Sin embargo, vale la pena notar los cambios en el último año en la producción por hora trabajada. En Baja California Sur, la productividad laboral pasó de $194 pesos producidos por hora trabajada en el tercer trimestre de 2016 a $218 en el mismo trimestre del año pasado, un aumento de $24 pesos en un año. Por el contrario, estados como Veracruz y Durango tuvieron fuertes disminuciones en productividad durante el mismo periodo; Veracruz pasó de $134 a $127 pesos, mientras que Durango pasó de $138 a $131 pesos por hora trabajada.

El crecimiento de la productividad laboral es fundamental para el crecimiento económico de los estados. Existen diversos factores que influyen en la productividad laboral. Entre ellos, están la adecuada infraestructura que facilita la conectividad de las regiones, el Estado de derecho y la facilidad para abrir negocios.

De manera general, las facilidades otorgadas para la apertura de una empresa pueden influir en que las empresas dediquen más tiempo a mejorar sus procesos productivos y menos tiempo a trámites burocráticos.

El índice Doing Business, presentado por el Banco Mundial, otorga una perspectiva general sobre este tema. De acuerdo con las últimas cifras disponibles, Nuevo León y Querétaro ocupan los lugares 1 y 5 en la facilidad para abrir una empresa a nivel nacional.

Por el contrario, Oaxaca y Chiapas están en la posición 27 y 30 respectivamente en este mismo indicador. Mientras en Nuevo León el número de trámites necesarios para abrir un negocio requieren de un proceso de 8 días, y en Querétaro de 9 días, en Oaxaca y Chiapas son necesarios 24 y 30 días respectivamente para el mismo fin.

Los obstáculos regulatorios, entre muchos otros impedimentos, representan un freno a la productividad de la mayoría de los estados localizados en el sur y, en consecuencia, también merman su capacidad para atraer inversiones.

La Ciudad de México, Chihuahua, Baja California y Nuevo León son cuatro entidades cuyos niveles de productividad laboral son mayores a la nacional y han crecido más que la misma; también son 4 de los 6 estados con mayor flujo de Inversión Extranjera Directa (IED) en todo el país. En conjunto, estos 4 estados acumularon 34% de la IED que entró al país durante los primeros 9 meses de 2017.

Los bajos niveles de productividad son el centro de un círculo vicioso en México. Obstáculos regulatorios, falta de infraestructura y un Estado de derecho defectuoso impiden la atracción de inversiones, la generación de empleo y crecimiento económico a tasas altas y sostenidas.

Aunque no existe una única solución para disminuir la brecha de productividad en el país, la simplificación de trámites para hacer negocios es un primer paso en este sentido, y debería estar presente en las propuestas de campaña de los candidatos donde habrá elecciones en 2018. Entre los 9 estados con elecciones, 6 tienen niveles de productividad más bajos al nivel nacional: Morelos, Puebla, Chiapas, Veracruz, Yucatán y Guanajuato.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué la vacunación sin confinamiento puede convertir a Brasil en una fábrica de variantes COVID

Investigadores británicos señalan que el contacto a gran escala entre los vacunados y la variante de Manaos puede generar mutaciones capaces de eludir la efectividad de las vacunas. Las medidas de control son necesarias para prevenir un escenario peligroso, advierten.
5 de marzo, 2021
Comparte

El escenario actual en Brasil, que combina el inicio de la vacunación con la transmisión incontrolada de la covid-19, puede convertir al país en una ”fábrica” de variantes potencialmente capaces de escapar a la eficacia de las vacunas por completo.

Esta es la evaluación de un grupo de científicos británicos directamente involucrados en algunas de las principales investigaciones sobre las mutaciones del coronavirus.

Investigadores del Imperial College de Londres y de la Universidad de Leicester sostienen que los confinamientos y otras medidas de contención son especialmente necesarios durante la vacunación de la población.

Explican que es precisamente el contacto entre vacunados y variantes lo que propicia la aparición de mutaciones “superpotentes”, capaces de burlar totalmente la acción de la inmunización

Y, en Brasil, hay una combinación explosiva para que esto ocurra: la vacunación todavía marcha a un ritmo lento, existe la variante con la mutación E484k (que evita los anticuerpos) y hay altas tasas de infección.

La variante de Manaos y las vacunas

El mayor peligro está en el contacto de la variante de Manaos, apodada P.1, con personas recién vacunadas, explica el virólogo Julian Tang, de la Universidad de Leicester, en Reino Unido.

Al entrar en la célula humana y encontrarse con una cantidad aún pequeña de anticuerpos de la vacuna, la variante, al replicarse, puede promover mutaciones más resistentes a esos anticuerpos, advierte.

“Si te vacunas un lunes, no estás inmediatamente protegido. Los anticuerpos de la vacuna tardan unas semanas en aparecer y aún se puede contraer el virus original o la variante P.1”, explica Tang.

Hospital brasileño

REUTERS
Brasil batió el récord de muertes en 24 horas: más de 1.800 víctimas del covid-19. Los hospitales de Porto Alegre alcanzan el 100% de ocupación en las unidades de cuidados intensivos.

“Si esos anticuerpos de la vacuna surgen mientras se produce la infección y está extendiéndose por el cuerpo, el virus puede replicarse de forma que evada los anticuerpos en un proceso de selección natural”.

Este desarrollo forma parte del proceso de evolución del virus, que trata de adaptarse a la “adversidad”.

Una persona vacunada, pero infectada, puede transmitir ese virus mutado si no hay medidas de control, como cuarentenas y cierre de negocios y espacios de ocio.

El riesgo de que esto ocurra sería menor si la variante de Manaos no se extendiera por el país y si los contagios estuvieran bajo control.

Esto se debe a que la posibilidad de que el virus original pueda adherirse en grandes cantidades a las células de una persona vacunada es pequeña, ya que la inmunización es lo que pretende evitar, precisamente.

Pero la mutación E484k, presente en la variante de Manaos, afecta exactamente al principal punto de unión entre el virus y las células, haciendo más efectivo el “acoplamiento” y reduciendo la eficacia de los llamados anticuerpos neutralizantes.

Las investigaciones preliminares indican una eficacia reducida de la vacuna Oxford-AstraZeneca contra las variantes cargadas con la mutación E484K, y el Instituto Butatan está investigando su impacto en el porcentaje de protección que ofrece la CoronaVac.

“Si hay una transmisión incontrolada del virus, es decir, en un entorno sin normas de distancia social, sin confinamiento ni uso de mascarillas, las personas susceptibles de contagiarse se mezclarán con las vacunadas.

“Sin barreras, el virus puede transmitirse entre poblaciones, generando potencialmente variantes que escapen a la vacuna”, le explica Tang a BBC News Brasil.

Vacunas

REUTERS
Brasil vacunó a cerca del 3% de la población y todavía negocia para adquirir suficientes vacunas y atender a todos los habitantes. En algunos puestos de salud, los ancianos tuvieron que hacer colas.

“Y ocurrirá especialmente si se produce una situación de epidemia importante en un país con un éxito de vacunación moderado”.

“Así se alcanza el equilibrio perfecto entre inmunes e infectados. Y cuando esas poblaciones se mezclan, existe el riesgo de que surja una nueva variante resistente a la vacuna”, le cuenta el experto a BBC News Brasil.

La epidemia está fuera de control en Brasil

Brasil está experimentando exactamente esta confluencia entre una fase de vacunación temprana y un pico de casos de covid-19.

El país superó a Estados Unidos en el desafortunado récord de infecciones en 24 horas.

Los datos publicados este jueves por la Organización Mundial de la Salud mostraron que en Brasil se registraron 59.900 casos de covid-19 en 24 horas. En EE.UU., fueron 57.800.

El número de muertes diarias también sigue aumentando y batiendo récords.

El 3 de marzo se registraron 1.800 muertes en un día, la cifra más alta desde el inicio de la pandemia. En más de la mitad de los estados brasileños, la ocupación de las camas de cuidados intensivos supera el 80%.

cementerio

EPA
En Brasil han muerto alrededor de 260.000 personas por covid-19 hasta el momento.

Ante el colapso de los sistemas sanitarios en varios municipios, los gobernadores han decretado medidas de bloqueo o distanciamiento social.

A pesar de los contagios incontrolados, el presidente Jair Bolsonaro volvió a declararse en contra de las restricciones.

“En lo que a mí respecta, nunca tendremos confinamiento. Nunca, es una política que no ha funcionado en ninguna parte del mundo”, consideró el mandatario.

Pero los datos desmienten la línea de Bolsonaro.

En Reino Unido, el confinamiento vigente en todo el país desde principios de enero redujo en dos tercios los contagios por covid-19.

En Londres, el descenso fue del 80%, según una investigación del Imperial College London.

“Desde el punto de vista científico, el cierre de las fronteras y la aplicación de cuarentenas domiciliarias son eficaces para reducir las infecciones”.

“Y la reducción de las infecciones tiene sus ventajas. Se disminuye el riesgo de que surjan variantes, se gana tiempo para que la campaña de vacunación avance y para que la investigación encuentre vacunas adaptadas a las variantes que existen en la actualidad”, asevera el profesor Peter Baker.

La variante de Manaos puede ser dominante

Además, los expertos advierten de que, si no se toman medidas de control, la variante de Manaos puede acabar sustituyendo al virus original y volverse prevalente en todo el país.

La P.1 ya circula en al menos 10 estados brasileños, además de ser responsable de casi todos los contagios actuales en la capital de Amazonas.

“Sin medidas de control, la P1 se convertirá rápidamente en el virus dominante y generará importantes oleadas epidémicas”, analiza Charlie Whittaker, investigador del Imperial College de Londres.

Manifestaciones

REUTERS
En Brasil se han producido protestas contra el confinamiento anunciado a finales de febrero.

Un estudio dirigido por Whittaker demostró que la variante de Manaos es entre 1,4 y 2,2 veces más transmisible que el virus original.

La investigación también revela que la P.1 es capaz de evadir la respuesta inmunitaria de infecciones anteriores entre un 25% y un 61% de los casos.

Es decir, puede causar reinfecciones en individuos que ya habían tenido la covid-19.

Y las reinfecciones son otro ingrediente importante para las mutaciones peligrosas, dice Peter Baker, del Imperial College de Londres.

“Cuando estas variantes entran en contacto con personas que ya han sido infectadas, hay una presión para que muten más, para encontrar una manera de reinfectar a las personas previamente inmunizadas”, dice.

“La combinación de un brote anterior y un nuevo brote importante, en el que se reinfectan personas que ya tendrían inmunidad, crea un entorno propicio para las mutaciones. Creemos que eso es lo que ocurrió en el contexto brasileño”.

Un riesgo para todo el mundo

Además de estar ya expandiéndose por el territorio brasileño, la variante de Manaos se ha detectado hasta el momento en 25 países, a pesar de que varias naciones han cancelado los vuelos a Brasil y han impuesto cuarentenas y pruebas de covid-19 a todo aquel que llegue del país sudamericano.

Esto revela que la enfermedad incontrolada en un país pone en riesgo a otras naciones.

“Si se deja que Brasil replique el virus de forma incontrolada, estas variantes pueden surgir y viajar a cualquier parte”, dice el virólogo Julian Tang, de la Universidad de Leicester.

“Si tienes un granero de producción de virus en un país, si no controlas la transmisión, vas a tener mutaciones que se produzcan por selección natural, si esas variantes viajan por el mundo y algunas de ellas escapan a las vacunas total o parcialmente, por supuesto que es un riesgo”.

Los investigadores entrevistados por BBC News Brasil evalúan que la vacunación masiva, combinada con medidas para restringir el contacto social, como los confinamientos, el uso de mascarillas y el cierre de negocios, son importantes para contener las altas tasas de infección y prevenir nuevas mutaciones, mientras avanza la inmunización.

“Nadie está a salvo hasta que todos estemos a salvo. Y garantizar la seguridad significa limitar la posibilidad de que surjan variantes. Las medidas de control son útiles para conseguirlo, pero quizá sea aún más importante garantizar una estrategia de vacunación global equitativa”.

“Eso significa que ningún país debería quedarse atrás”, proclama Charlie Whittaker, del Imperial College de Londres.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=G127XBhPq_4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.