Pruebas dudosas, fallas de fiscales y un plazo a modo: victorias de Duarte en su tercera audiencia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Pruebas dudosas, fallas de fiscales y un plazo a modo: victorias de Duarte en su tercera audiencia

La defensa logró que juez no avalara cuentas bancarias que se obtuvieron sin orden judicial, la PGR defiende que son legítimas pero en el juicio podrían ser desechadas.
Cuartoscuro Archivo
Por Arturo Ángel
1 de febrero, 2018
Comparte

La tercera audiencia del caso de la Procuraduría General de la República (PGR) en contra del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, por lavado de dinero y delincuencia organizada dejó victorias clave para su defensa.

Sus abogados lograron que el juez Gerardo Moreno, no avalara – como lo pedía la PGR – la obtención de datos bancarios que ya están en el expediente del caso, una situación que abre la puerta para que al llegar al juicio se pueda solicitar su anulación. También consiguieron un plazo extra para hablar con testigos colaboradores y reunir pruebas a su favor.

A continuación Animal Político te explica las tres ‘victorias’ que obtuvo la defensa del exgobernador de Veracruz:

Evidencia bancaria en duda

El primer objetivo de la reciente audiencia era resolver una solicitud hecha al juez por los fiscales de la PGR, para que avalara una serie de datos bancarios obtenidos en la investigación de caso. Se trataba, según lo que los fiscales expusieron en la audiencia, de movimientos de cuentas de personas y empresas pertenecientes a la presunta red de lavado de dinero que encabezaba el exgobernador.

Pero cuando el abogado Marco del Toro tomó la palabra para fijar la posición de la defensa en torno a dicha solicitud (con el apoyo de 10 diapositivas proyectadas en un monitor de la sala) logró evidenciar que, los datos que la PGR pretendía obtener con aval del juez, ya estaban en el expediente. Sostuvo que lo que en realidad quería la Procuraduría era corregir un error al haber obtenido dicha información sin una autorización judicial, lo que violó entre otras cosas los derechos de intimidad, privacidad y secreto bancario del exgobernador de Veracruz.

Del Toro explicó que en noviembre pasado, la Corte resolvió algo que ya se sabía desde que se redactó el Código Nacional de Procedimientos Penales y está estipulado en su artículo 252: que la obtención de pruebas que puedan afectar los derechos fundamentales de una persona requieren la autorización previa de un juez.

“Lo que ocurre en este caso es que el Ministerio público obtuvo esos datos sin haber solicitado dicha autorización, por lo que lo que pretende ahora es sanear este tema. Y el Ministerio Público pretende disfrazar un saneamiento haciéndolo ver como si fuera una nueva técnica de investigación judicial  faltando al principio de lealtad, porque además no dice que quiere recabar lo que ya hizo previamente”, argumentó el abogado.

En respuesta, los fiscales de la PGR reconocieron que la defensa tenía razón y que eran datos que ya estaban en el expediente, pero subrayaron que era necesario “armonizarlos” con la determinación de la Corte. Insistieron en rechazar que eran datos ilegítimos pues se obtuvieron al amparo del artículo 142 de la Ley de Instituciones de Crédito que contempla una excepción para que el Procurador solicite datos a la CNBV aunque se rompa el secreto bancario.

Tras escuchar a ambas partes el juez concluyó que la defensa tenía razón y que no tenía sentido avalar la obtención de datos que ya estaban en el expediente. “Este es un asunto demasiado sencillo. Si esos datos ya están en la indagatoria no puedo acceder a que se investigue lo que ya se investigó” dijo.

El juez reconoció que, en efecto, es necesario debatir si estas pruebas bancarias fueron obtenidas ilegalmente por la PGR como sostiene la defensa, pero señaló que eso será materia de la fase del juicio oral y adelantó que sería “un debate interesante”.

En un último intento de obtener el visto bueno del juez sobre las pruebas bancarias, uno de los fiscales de la Procuraduría quiso interponer un “recurso de revocación” para que el juez, en plena audiencia, cambiara su determinación con el argumento de que se causaba un grave daño a la sociedad.

Antes de que pudiera concluir con su exposición, Marco del Toro advirtió que lo que estaba pidiendo la PGR no tenía sentido, pues el recurso de revocación procede solo contra resoluciones de trámite y no temas de fondo discutidos en audiencia.

El juez avaló  lo anterior y desechó por ser “notoriamente improcedente” el recurso solicitado por la Procuraduría por que los datos bancarios del caso Duarte se quedaron en el expediente del caso sin aval judicial. Las consecuencias de esto y el impacto que pueda tener en el caso se conocerán en el juicio que se lleve a cabo en próximos meses.

Un plazo a modo para la defensa

El pasado 22 de enero concluyó el plazo de seis meses de investigación complementaria que el juez otorgó a la PGR y a la defensa para preparar sus casos. Tres días antes de que concluyera el plazo, los abogados de Javier Duarte solicitaron por escrito que dicho plazo se ampliara hasta por seis meses más.

De Toro argumentó que la necesidad de ampliar dicho periodo obedece a que a la defensa le interesa entrevistarse con cuatro personas que hoy son testigos colaboradores de la PGR en el caso.

Al hacer uso de la palabra los fiscales de la PGR dijeron no tener objeción en que se amplíe el caso pero le pidieron al juez que también se le concediera dicha ampliación al Ministerio Público, el cual tiene aún temas pendientes por desahogar. Ante esto los abogados de Duarte insistieron en que la PGR ya había agotado su tiempo y que dicho plazo solo debería beneficiar a la defensa.

El juez Gerardo Moreno decidió conceder a la defensa la ampliación que solicitaba pese a que con ello se excediera el plazo de seis meses que estipula el Código Nacional de Procedimientos Penales. Argumentó que el principio de la debida defensa se interpone a cualquier regla escrita.

El juez además avaló, con oposición de la defensa, que la PGR realice investigaciones en ese periodo. Sin embargo les “advirtió” a los fiscales que se trata de un periodo concedido a la defensa y si esta decide terminarlo anticipadamente en una semana, o en tres meses, puede hacerlo y la Procuraduría tendrá que atenerse a ello.

“Este es un término de 6 meses para la defensa, que puede usarlo hasta el momento en que el considere. Para el Ministerio Público es solo un plazo que puede aprovechar pero que terminará en el momento en que la defensa decida”, explicó.

Por ese motivo no se fijó de momento una nueva fecha para la audiencia del caso, y solo se acordó que el plazo inicia el 1 de febrero y concluye el 31 de julio.

Las fallas de los fiscales 

No habían pasado ni cinco minutos de la audiencia, cuando el juez pronunció el primer llamado de atención a Nelly Nabor Alvarado, una de las fiscales de la PGR, por haber usado la palabra para intentar argumentar algo que no se le había solicitado en ese momento. Este fue el primero de varios ejemplos que los fiscales exhibieron fallas al tratar de responder peticiones del juez o de la defensa.

Otro ejemplo: Antes de que concluyera la primera media hora de audiencia el juez le preguntó a Nabor Alvarado la fecha en la que habían solicitado al gobierno de Suiza que entregara datos bancarios sobre el caso, pero la fiscal no pudo precisar una fecha aproximada. Luego el juez le preguntó si ya habían logrado conseguir esos datos, a lo que la fiscal respondió que aún no lograban que Suiza entregara la información.

En respuesta el juez Gerardo Moreno dijo que conocía que las solicitudes de asistencia jurídica internacional pueden ser tardadas, pero también advirtió a los fiscales que es común que estas no soliciten las cosas de inmediato y dejen pasar tiempo muerto.

“Yo no tengo idea del motivo por el cual no me han dicho qué gestiones han hecho para obtener esa prueba y que pasará sino la obtienen porque en teoría su periodo de investigación ya terminó. Estamos en una situación donde la defensa ha pedido una prórroga del plazo pero si no fuera el caso y tuviéramos ya que pasar a la audiencia me pregunto si ustedes estarían listos…”, cuestionó el juez.

En otro momento, el juez impidió que otro de los representantes de la Procuraduría leyera la solicitud del aval de las cuentas bancarias que habían solicitado, pues se trataba de un documento de 40 páginas.

Las resoluciones del juez a lo largo de la audiencia evidenciaron que los argumentos de los fiscales no eran suficientes para convencerlo prácticamente de nada.

Lo más claro fue cuando al PGR quiso invocar un recurso en contra de la determinación que acababa de tomar el juez, quien calificó como “notoriamente improcedente” lo que la PGR estaba solicitando.

“Llama la atención que un órgano técnico como es el Ministerio Público este tan… por decirlo de alguna manera… desinformado”, remató el abogado Del Toro.

Breves intervenciones de Duarte

Duarte reapareció en la sala de audiencias con un pantalón y una sudadera de color caqui. Lucía una barba tupida y el cabello corto, portaba sus tradicionales lentes aunque esta vez con un armazón de color café, distinto al rojo y al negro de ocasiones anteriores.

Aunque en este periodo de seis meses se sometió a una huelga de hambre en la que se dijo que perdió varios kilos, en la audiencia se le vio con el mismo sobrepeso con el que llegó extraditado a México.

A lo largo de las tres horas de audiencia, el exgobernador permaneció con un semblante serio, con los brazos sobre el escritorio y los dedos cruzados. En algunos momentos intercambio palabras con Del Toro u algún otro abogado, pero en general, callado.

Tuvo cuatro intervenciones en la audiencia únicamente. La primera para señalar que se llamaba Javier Duarte de Ochoa y que pedía que sus datos se mantuvieran en reserva, y las otras tres para rechazar hacer algún comentario extra. Incluso, cuando las resoluciones fueron favorables a su defensa, el exgobernador de Veracruz no mostró mayor gesto de aprobación.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es el metaverso, el nuevo universo digital por el que apuestan los gigantes tecnológicos

Facebook y otras grandes tecnológicas han hecho de la construcción de este universo digital una de sus grandes prioridades.
19 de octubre, 2021
Comparte

Facebook acaba de anunciar que contratará a 10.000 personas en Europa para desarrollar el “metaverso”.

¿Pero de qué trata exactamente este concepto que acapara cada vez más titulares, concentra más inversión de grandes compañías tecnológicas y se describe como la próxima gran frontera del mundo digital?

¿Qué es el metaverso?

Es aún una idea en desarrollo y alguien ajeno a la industria le podría parecer simplemente una versión mejorada de la realidad virtual (VR, por sus siglas en inglés).

Pero los expertos dicen que será a la VR lo que los smartphones fueron, en términos de revolución tecnológica, a los rudimentarios primeros teléfonos inteligentes.

A este universo virtual se accedería con un visor de VR y probablemente con un avatar en 3D, y conectaría todo tipo de entornos digitales.

A diferencia de la realidad virtual actual, que se utiliza principalmente para los videojuegos, el metaverso se usaría pues para todo tipo de actividades: trabajo, juegos, conciertos, cine o simplemente para pasar el rato.

Una mujer usando un visor de realidad virtual.

Getty Images
Facebook ha invertido mucho en realidad virtual a través de su dispositivo Oculus.

¿Por qué se volvió importante de repente?

El interés por los mundos digitales y la realidad aumentada resurge cada tanto en cuanto.

Y ahora hay un gran entusiasmo por el metaverso entre los inversores con gran capital y los gigantes de tecnológicos. Nadie quiere quedarse atrás si resulta ser el futuro de internet.

Además, por primera vez existe la sensación de que la tecnología necesaria está casi lista, con los avances en los juegos de realidad virtual y la conectividad.

Una mujer usando un visor de realidad virtual.

Getty Images
La realidad virtual ofrece miles de usos.

¿Por qué está involucrado Facebook?

Facebook ha hecho de la construcción del metaverso una de sus grandes prioridades.

Ha invertido mucho en realidad virtual a través de su dispositivo Oculus, que es más barato que el de sus rivales.

Según los analistas, el precio podría estar causando pérdidas a la compañía, que a cambio consigue que el visor de su marca llegue a más personas.

También está creando aplicaciones de realidad virtual para reuniones sociales y para el lugar de trabajo, incluidas las que permiten interactuar con el mundo real.

Avatares virtuales en una reunión.

Reuters
El lugar de trabajo imaginado por Facebook tiene salas de reuniones virtuales en las que las personas aún pueden usar sus computadoras del mundo real al mismo tiempo.

A pesar de su historial de adquirir a las compañía rivales, Facebook afirma que el metaverso “no será construido de la noche a la mañana por una sola empresa” y ha prometido colaborar con el sector.

Recientemente ha invertido US$50 millones en financiar grupos sin fines de lucro para ayudar a “construir el metaverso de manera responsable”.

Aunque la red social cree que tardará entre 10 y 15 años en consolidarse.

¿Quién más está interesado en el metaverso?

Tim Sweeney, el director de Epic Games (propietario de Fortnite), lleva tiempo hablando de sus aspiraciones en relación con esta tecnología.

Los juegos multijugador en línea comparten mundos interactivos desde hace décadas.

No son el metaverso, pero tienen algunas ideas en común con él.

En los últimos años, Fortnite expandió su producto, organizó conciertos, eventos de marca y muchas más cosas dentro de su propio mundo digital.

Un adolescente jugando.

Getty Images
Más de 12 millones de jugadores se registraron para ver el concierto de Fortnite del rapero Travis Scott.

Otros videojuegos también se están acercando a una idea de metaverso.

Roblox, por ejemplo, es una plataforma con miles de juegos que están conectados a un único ecosistema más grande.

Mientras tanto, Unity, una plataforma de desarrollo 3D, está invirtiendo en “gemelos digitales”, copias digitales del mundo real.

Y la empresa de gráficos Nvidia está construyendo su “Omniverso”, que describe como una plataforma para conectar mundos virtuales 3D.

Entonces, ¿se trata de videojuegos?

No.

Aunque hay ideas distintas sobre lo que podría ser el metaverso, la mayoría ven la interacción social humana como el núcleo de todo.

¿Se puede ir al gimnasio de forma virtual?

Getty Images

Facebook, por ejemplo, ha estado experimentando con una aplicación de reuniones de realidad virtual llamada Workplace y un espacio social llamado Horizons en las que se utilizan avatares.

Otra aplicación de realidad virtual, VRChat, se centra por completo en pasar el rato on line y charlar, sin otro objetivo o propósito que no sea explorar entornos y conocer gente.

Y puede que haya toda una serie de aplicaciones posibles aún por descubrir.

En esa línea, Sweeney le dijo recientemente a The Washington Post que imagina un mundo en el que un fabricante de automóviles que intenta anunciar un nuevo modelo “preste su automóvil en el mundo virtual y deje conducirlo”.

Quizás cuando vayas de compras por internet, primero te pruebes la ropa en versión digital y luego la pidas para que te llegue en el mundo real.

Una mujer se prueba ropa

Getty Images
La realidad virtual permite probar ropa antes de comprarla.

¿Existe ya la tecnología para desarrollarlo?

La realidad virtual ha recorrido un largo camino en los últimos años.

Existen dispositivos de alta gama que pueden engañar al ojo humano para que vea en 3D mientras el jugador se mueve por un mundo virtual.

También se ha vuelto más común: el casco para juegos de realidad virtual Oculus Quest 2 fue un popular regalo en la Navidad de 2020.

La explosión del interés por los NFT, que pueden proporcionar una forma de rastrear de manera confiable la propiedad de bienes digitales, podría ser una muestra de cómo funcionaría una economía virtual.

Y los mundos digitales más avanzados necesitarán una conectividad mejor, más consistente y más móvil, algo que podría resolverse con el lanzamiento de 5G.

Por ahora, sin embargo, está todo en una etapa inicial.

La evolución del metaverso, si es que ocurre, se librará entre los gigantes tecnológicos durante la próxima década, o tal vez incluso más.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dMEho2ZcVtE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.