#SemáforoEconómico: Las diferencias regionales afectan el dinamismo y crecimiento de México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

#SemáforoEconómico: Las diferencias regionales afectan el dinamismo y crecimiento de México

El mayor crecimiento se registró en las actividades primarias, que contemplan la agricultura, ganadería y pesca, pero estas representan apenas 3% del PIB nacional. Por su parte el sector servicios, creció 3.2% en 2017. En tanto, la minería, construcción, energía eléctrica y manufacturas, decrecieron un 0.4%.
Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
1 de marzo, 2018
Comparte

El INEGI publicó el crecimiento de la economía mexicana del cuarto trimestre de 2017. El Producto Interno Bruto (PIB) creció a un ritmo de 1.5% respecto al cuarto trimestre de 2016, y 0.8% respecto al trimestre previo. El crecimiento está muy lejos de la meta propuesta por México, ¿cómo vamos?, 4.5% anual, por lo que el #SemáforoEconómico está en naranja.

Con esta información se puede obtener también el crecimiento de todo el año, que fue 2.3% anual. Es la tasa de crecimiento más baja observada desde 2013, cuando la economía creció apenas 1.6%.

Al separar por tipo de actividad económica, el crecimiento de las actividades primarias, que contemplan la agricultura, ganadería y pesca, fue 3.3% en el año. Sin embargo, estas representan apenas 3% del PIB nacional. Por su parte, el sector servicios, que tiene un peso aproximado de 64% en el PIB, creció 3.2% en 2017. No obstante el dinamismo en estos sectores, las actividades secundarias, que incluyen minería, construcción, generación de energía eléctrica y manufacturas, decrecieron a un ritmo de 0.4% el año pasado.

El valor del PIB en 2017 fue de 18.164 billones de pesos constantes de 2013. Esto equivale a 147 mil 055 pesos en términos per cápita o por habitante. Si bien el PIB per cápita no considera ciertos factores que son fundamentales para determinar el nivel de bienestar de la población, es una variable relevante que permite, hasta cierto punto, determinar el nivel de vida de la población.

Podría parecer una diferencia poco relevante crecer 2.3% respecto a la meta de 4.5%. Sin embargo, las pequeñas diferencias en el tiempo se acumulan y tienen impactos sustanciales. Si durante los siguientes 12 años la economía mexicana creciera al mismo ritmo de 2.3% anual, y considerando una tasa de crecimiento poblacional del 1.0%, el PIB per cápita en 2030 alcanzaría el valor de 173 mil 654 pesos anuales. Esto representa una mejora de 18.1% en términos reales respecto al de 2017.

Por el contrario, si la economía mexicana creciera a partir de 2018 en al menos 4.5% anual, el PIB per cápita en el mismo periodo aumentaría en más de la mitad – en 55% – respecto al observado actualmente. El PIB per cápita tendría un valor de 228 mil 988 pesos anuales. La diferencia entre ambos escenarios en 2030 es de más de 55 mil pesos mensuales, una diferencia porcentual de 31.9%.

Crecer al 4.5% se dice fácil, pero usualmente su ejecución es más complicada de lo que parece. Existen numerosos obstáculos al crecimiento de México, pero identificarlos y proponer políticas concretas para enfrentarlos es un primer paso en la dirección correcta.

En primer lugar, se sigue teniendo un país con marcadas diferencias regionales. Mientras el norte y Bajío continúen creciendo por encima del 4.5% mientras el sur se mantiene estancado o decreciendo, no solo se seguirá teniendo un dinamismo económico nacional menor al deseado, sino que dichas brechas regionales se seguirán ampliando.

Por otra parte, la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) publicó en diciembre de 2017 el documento “Plataforma para el crecimiento 2018-2024”, en el cual propone acciones concretas para mejorar la competencia y, con ello, el desempeño de la economía mexicana. De hecho, el mismo reporte recopila evidencia sobre los efectos positivos de la competencia económica. Una adecuada política de competencia incrementa el PIB entre 2% y 3% adicional.

La necesidad de más y mejor infraestructura es también un obstáculo que urge atender. La falta de conectividad influye en muchos sectores de la actividad económica, desde la distribución de bienes y servicios producidos en diferentes partes del territorio hasta el sector turismo. Finalmente, uno de los mayores pendientes es el Estado de derecho. La creación de leyes y reglas es insuficiente sin autoridades que exijan y vigilen su cumplimiento.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Contenido patrocinado
Getty Images

Cómo es crecer en una ciudad donde todo el año es Navidad

Para los residentes de Polo Norte, en Alaska, Navidad es algo que sucede todo el año. ¿Qué se siente vivir en una ciudad tan peculiar?
Getty Images
8 de diciembre, 2021
Comparte

¿Sabes cómo ir hasta la casa de Santa Claus?

Sí. Ve derecho por la calle Santa Claus (obvio). Luego gira a la derecha en la calle San Nicolás, justo donde está la hamburguesería Wendy.

Puede que estas no sean las indicaciones más comunes, pero, Polo Norte, en Alaska, tampoco es una ciudad común.

Si no pregúntale a Cody Meyer, un joven de 21 años que se crió en Polo Norte, y ahora trabaja en la Casa de Santa Claus.

Eso sí, no lo llames elfo. Ya bastante problemas tiene cuando le toca explicar de dónde es cuando conoce a gente nueva por internet.

“Por lo general es: ‘¡Oh Dios, eres del Polo Norte! ¿Estás bromeando?'”, le cuenta Meyer a la BBC.

“La gente me pregunta: ‘¿Es una ciudad de verdad?’ Y entonces les tengo que mostrar en Google. Sí, es una ciudad real”.

Estatua gigante de Santa Claus en Polo Norte

Getty Images
En Polo Norte se encuentra la escultura de fibra de vidrio de Santa Claus más grande del mundo.

La pequeña ciudad llamada Polo Norte -con una población de 2. mil 17 personas- está a 2.7 km del Polo Norte geográfico.

Aún así, encontrarás renos pastando en los bordes de la calle Muñeco de Nieve y velas por donde quiera que vayas y, naturalmente, la estatua de fibra de vidrio de Papá Noel más grande del mundo.

Polo Norte está a un par de horas al sur del de Círculo Ártico. Es una atracción turística popular y, por supuesto, el destino de cualquier carta que llegue al servicio postal estadounidense con la dirección: “Santa Claus, Polo Norte”.

Un equipo de voluntarios responde estas cartas cerca de la Base de la Fuerza Aérea Eielson. Lo hacen para darle a Santa un poco de descanso, como te imaginarás.

“Santa es un hombre muy ocupado, así que estoy seguro de que aprecia nuestra ayuda”, dice Mitzi Wilcox, quien está en la base de Polo Norte desde hace dos años.

Según cuenta, se trata de una experiencia única: “¿Cuánta gente puede decir que vive en Polo Norte? Nosotros respondemos las cartas de niños de todo el mundo”.

“Recuerdo cuando yo le escribía cartas a Santa y me puedo imaginar lo contenta que me hubiera puesto si él me hubiese respondido”.

Mitzi Wilcox

BBC
Mitzi Wilcox se encarga de responder las cartas de todo el mundo que llegan con pedidos para Santa Claus.

En esta época del año, no hay mucha luz en la ciudad.

“Por lo general el sol sale a eso de las 11:00 am o 12:00 pm en el momento más oscuro del invierno”, explica Meyer. “Luego se pone a eso de las 3:00 pm. Así que tienes unas cuatro (horas de sol)”.

“Se recomiendan luces que imitan la luz solar y vitaminas por la falta de sol”, explica Wilcox.

¿Y el frío? En este sitio las temperaturas pueden bajar hasta -25°C en diciembre.

“Yo me pongo muchas capas”, dice. Y agrega: “El invierno puede parecer largo, pero al estar tan al norte, podemos ver la aurora boreal”.

Aurora boreal

Getty Images
Una de las ventajas de vivir tan al norte, es que se puede ver la aurora boreal.

¿Cómo es entonces una salida nocturna en Polo Norte? Según Meyer, disfrutar del aire libre ayuda.

“Hacemos snowboarding”, dice. Y también otras actividades como pescar en el hielo, añade.

¿Pero no aburre un poco vivir todo el tiempo como si fuera Navidad?

Dos años en Polo Norte no han mermado el entusiasmo que Wilcox siente por las fiestas: “La Navidad es mi época favorita del año”.

¿Y Meyer? ¿No ha sentido el deseo de abandonar la Casa de Santa y marcharse al sur? No.

“Me encanta”, nos dice. “Probablemente me quede aquí por un tiempo muy largo, sino toda mi vida”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=2l6SQqdn2Y8

https://www.youtube.com/watch?v=2FoZyNJjVEg

https://www.youtube.com/watch?v=gHjW1l0Dk1g

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.