Alumnas de Filosofía y Letras denuncian acoso y abuso sexual; exigen a la UNAM castigar a los agresores
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Eréndira Aquino

Alumnas de Filosofía y Letras denuncian acoso y abuso sexual; exigen a la UNAM castigar a los agresores

Las estudiantes de Filosofía y Letras exigieron a las autoridades de la UNAM que se revisen y resuelvan los casos de denuncias por violencia sexual que se han denunciado en la facultad.
Eréndira Aquino
Por Eréndira Aquino
15 de marzo, 2018
Comparte

Alumnas de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) realizaron un paro de actividades para protestar por lo que llaman “falta de actuación de las autoridades universitarias” ante una serie de denuncias interpuestas por agresiones sexuales, presuntamente cometidas por estudiantes y profesores de la institución.

Este miércoles 14 de marzo, integrantes de la FFyL convocaron a estudiantes y profesores a participar en una asamblea, en la que varias alumnas compartieron sus testimonios sobre agresiones como acoso, hostigamiento, tocamientos, intentos de violación y violaciones, y acusaron que, aunque han acudido ante las autoridades de la facultad, estas han sido “omisas, amparándose en el Protocolo de Atención de Casos de Violencia de Género de la UNAM”.

De acuerdo con las alumnas, la reunión informativa se convocó, inicialmente, para “apoyar a dos compañeras del Colegio de Estudios Latinoamericanos (CELA), que enfrentan una denuncia por difamación, porque denunciaron públicamente a un agresor” por violación.

En conferencia de prensa, este jueves las alumnas informaron que, como resultado de la asamblea celebrada, se decidió que realizarían un paro, para exigir a los directivos de la facultad resolver los casos denunciados.

Señalaron que la doctora Ana María Salmerón, secretaria general de la FFyL, se presentó a la asamblea, en la que escuchó las exigencias de las estudiantes, pero minimizó las denuncias al asegurar que “son inexistentes”. Además, dijo que no han ignorado las denuncias que ya se han presentado.

Según las estudiantes, Salmerón también reconoció que el Protocolo de Atención a Casos de Violencia de Género de la UNAM “tiene muchas deficiencias, pero que la facultad no puede hacer nada, dado que es un protocolo de la universidad”.

Por ello, dijeron, se decidió realizar un paro de 24 horas, que finalizará a las 8 de la noche de este jueves, hora que se entregarán las instalaciones.

“Las agresiones no prescriben”

Las estudiantes que protestaron en la FFyL señalaron como una de las principales deficiencias del Protocolo de Atención de Casos de Violencia de Género el que acote el tiempo de denuncia a 12 meses después de que se cometió la agresión en su contra, excepto si la víctima es menor de edad.

“Eso es una violación a nuestros derechos, porque las violaciones a derechos humanos y las agresiones no prescriben”, acusó una de las estudiantes.

Las denunciantes señalaron que las autoridades universitarias no brindan “medidas urgentes de protección” a quienes presumiblemente podrían encontrarse en riesgo por denunciar, como la reubicación en un lugar distinto de trabajo, el cambio de turno o grupo cuando sea pertinente y apoyo académico para que, como estudiantes, no vean afectado el desarrollo de sus estudios.

De acuerdo con información obtenida a través de la Plataforma Nacional de Transparencia con el folio 6440000132017, entre el 29 de agosto del 2016 y el 12 de junio de 2017, se registraron en la UNAM 234 quejas en materia de violencia de género, de las que se han resuelto 158.

Las 234 víctimas, informaron las autoridades escolares, recibieron apoyo psicológico, asesoría jurídica, o en su caso, acompañamiento por primera vez ante la autoridad ministerial dentro del marco de las competencias de la UNAM o de las Oficinas Jurídicas de cada entidad o dependencia universitaria.

Las estudiantes en paro de la FFyL exigieron a las autoridades de la UNAM que se revisen y resuelvan los casos de denuncias por violencia sexual que se han denunciado, que se expulse de la universidad a quienes se compruebe que cometieron las agresiones y que no se criminalice a las víctimas si hacen públicas las denuncias contra los agresores.

Exigieron conocer los expedientes en los que los presuntos agresores no fueron sancionados, porque dijeron, “tenemos que conocer la cara de los violadores y acosadores con los que compartimos aulas”.

Sobre estas acusaciones, la FFyL informó a través de un comunicado que “la Facultad ha atendido las denuncias presentadas en el marco del Protocolo para la Atención de Casos de Violencia de Género en la UNAM, siguiendo los procedimientos establecidos en el mismo y en la legislación universitaria”.

Dijeron que “la presente administración ha mantenido, y seguirá brindando su apoyo a los principios de equidad de género en la universidad”.


“Refrendamos nuestro compromiso y solidaridad contra la violencia de género, pero rechazamos el cierre de las instalaciones y que se afecten las actividades de toda la comunidad”, concluyeron las autoridades universitarias.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Tan lento como sea posible: 'la pieza musical más larga del mundo' planeada para sonar hasta 2640

Una obra experimental del compositor John Cage comenzó a sonar en 2001 y, si todo sale según lo planeado, deberá poder escucharse durante más de 600 años.
15 de septiembre, 2020
Comparte
El órgano de Tan lento como sea posible.

Reuters
El órgano está ubicado en una iglesia de Alemania.

Tan lento como sea posible.

Ese es el título una obra musical avant-garde del compositor estadounidense John Cage (Los Ángeles 1912 – Nueva York, 1992).

El título de la melodía no es una metáfora, por el contrario, el objetivo es que sea “la pieza musical más larga y más lenta del mundo”.

Desde 2001, un órgano especialmente diseñado para esta melodía comenzó a interpretar la obra en la iglesia San Burchardi, en Halberstadt, Alemania.

Tuvo una pausa de 17 meses y, desde entonces, el sonido del incesante del órgano retumba entre las paredes de la iglesia.

Aquí puedes escuchar cómo suena Tan lento como sea posible:

Pueden pasar años entre un cambio de acorde y otro. Desde que comenzó el concierto, solo ha habido 14 cambios de acordes.

El más reciente fue el pasado 5 de septiembre. Antes de eso, el órgano había sostenido la misma nota desde 2013.

El próximo cambio de “Tan lento como sea posible” está programado para el 5 de febrero de 2022.

A ese ritmo de interpretación, el concierto terminará en 2640.

El órgano de Tan lento como sea posible.

Reuters
Los operarios del órgano utilizan bolsas de arena para sostener los arcordes.

¿De qué se trata la pieza?

Tan lento como sea posible es parte del Órgano John Cage, un proyecto artístico que tiene la misión de interpretar la melodía que el artista compuso en 1985.

Rainer Neugebauer, director del proyecto, dice con esta obra Cage buscaba liberar los sonidos de cualquier intención, retórica o moralidad.

“Es un proyecto de arte a la vez radical, irritante, abierto y extremadamente delicado”, le dice Neugebauer a BBC Mundo.

Según Neugebauer, el hecho de tener acordes sostenidos produce la sensación de que “el tiempo está detenido” o de que surge la noción de eternidad.

El órgano de Tan lento como sea posible.

Reuters
La partitura está planeada para interpretarse durante más de 600 años.

La obra, según los encargados del proyecto, también es un “símbolo de confianza en el futuro”.

Música en medio de la pandemia

Para cada cambio de acorde, un grupo de operarios intercambian los tubos metálicos del órgano y añaden bolsas de arena para lograr y mantener lo que dicta la partitura.

Muchos de los fanáticos que llevaban siete años esperando este momento, tuvieron que conformarse con ver el cambio de acorde a través de una pantalla gigante, debido a las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus.

Iglesia

Reuters
Cientos de fanáticos llegaron a ver el cambio de acorde, pero debido a las restricciones por el coronavirus no todos pudieron entrar a la iglesia.

Según Neugebauer, la pandemia ha reducido significativamente el número de visitantes que reciben, por lo que también reciben menos donaciones.

Aun así, Neugebauer es optimista con el futuro del proyecto.

“Quizás en 2620, 20 años de que termine la interpretación según lo planeado, alguien diga: ‘Oh, esto no es lo más lento posible, vamos a tocarlo un poco más lento y le añadiremos algunos años o siglos’”, concluye Neugebauer.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=6kQ0oCfV43I

https://www.youtube.com/watch?v=0fHkEolNWFc&t=47s

https://www.youtube.com/watch?v=jizwCrw_WEU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.