El gobierno de EPN sale en defensa de la reforma energética y el nuevo aeropuerto, ante propuestas de AMLO

El gobierno de Enrique Peña Nieto y el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, difieren sobre la reforma energética y el nuevo aeropuerto; el mandatario mexicano dijo que cancelar la reforma energética es "condenar" a que el país regrese a un modelo caduco.

lopez obrador
Cuartoscuro Archivo

Ante las propuestas del candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador,  el gobierno del presidente de México, Enrique Peña Nieto, salió este jueves en defensa de la reforma energética y de la obra del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México.

López Obrador -quien aparece en primer lugar de las preferencias en diferentes encuestas- ha insistido en mencionar que la reforma energética no ha dejado beneficios para los mexicanos, además de señalar que si obtiene la victoria serán revisados uno a uno los contratos que se han establecido con particulares, para la explotación de hidrocarburos, esto a partir de que se concretó el cambio constitucional.

“Lo que no sea negocios para los mexicanos, que sea negocio para los particulares, nacionales o extranjeros, que afecte la economía nacional, pues no se puede mantener”, dijo López Obrador en una mesa de debate el miércoles pasado, en Milenio Televisión. 

“El procedimiento para revertir contratos, en su caso, contratos malos para la nación, va a ser un procedimiento legal, no vamos a actuar nosotros de manera autoritaria… vamos a corregir todo aquello que se haya hecho mal, no queremos sorpresas como las de Odebrecht”, agregó.

Tanto en el tema energético como el educativo, López Obrador ha mencionado que si gana la presidencia convocará a un debate nacional y a consultas, para decidir si son revertidas las reformas, además de seguir la vía del Congreso, donde se plantearían iniciativas de ley, contrarreformas.

Este jueves, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, dedicó más de 10 minutos de su discurso en la inauguración de un Centro de Tecnología en Veracruz a defender la reforma energética, vigente desde 2014, con la que se permitió que particulares participaran en tareas de exploración y explotación de hidrocarburos.

“Este gobierno la defiende de manera denodada (la reforma energética), la defiende de manera entregada y apasionada, porque sabe, sé muy bien como presidente de la república, el importante beneficio que ya empieza a tener y tendrá aún más, en la maduración que tenga su aplicación”, expresó el priista Peña Nieto.

El titular del Ejecutivo dijo que cancelar  “es condenar a que dejen de existir más de 800 mil empleos que se prevé genere la puesta en operación de la reforma energética”.

“Se han comprometido ya, inversiones, hacia los próximos años, del orden de 200 mil millones de dólares, que no se hubiesen comprometido ni estuvieran hoy pactadas, ni contratadas, si no hubiese habido la reforma energética”, dijo Peña Nieto.

“Quienes de manera fácil convocan a dar marcha atrás a la reforma energética, francamente sería condenar a que nuestro país regrese a un modelo caduco, a un modelo obsoleto, a un modelo que ya no funciona en ninguna otra parte del mundo”, agregó.

El presidente dijo que con la reforma energética, son los particulares los que han arriesgado capital, para descubrir nuevos sitios de explotación petrolera, y el Estado mexicano no ha tenido que endeudarse, destinando esos recursos a otras prioridades. A futuro, dijo Peña Nieto, la reforma generará empleos y riqueza, aunque toma tiempo observar sus resultados.

“(Cancelar la reforma energética) sería exigirle a los mexicanos que tuvieran que pagar los préstamos que el gobierno adquiriera, que Pemex adquiriera, y eventualmente con posibilidad de éxito o no en esa exploración o explotación”, dijo el presidente.

“Queremos que otros inviertan, que el sector privado invierta, que deje una importante renta para el Estado mexicano, para la sociedad mexicana, pero sean ellos quienes arriesguen”, agregó.

Nuevo aeropuerto es corrupción: AMLO

Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, dijo que presentará amparos para que el gobierno federal no continúe entregando contratos para la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

“Yo no puedo ser tolerante con la corrupción y yo considero que la construcción del aeropuerto es corrupción”, sostuvo.

López Obrador advirtió que en el NAIM se están asignando contratos cuyos pagos comprometerán la disponibilidad de recursos en su administración de ganar la elección del 1 de julio, por lo que se está analizando si procede el amparo para ir a un juzgado del Poder Judicial, o a una instancia administrativa, como la Secretaría de la Función Pública.

“O sea, todo el sexenio nuestro va a ser para estar pagando deudas; es como un Fobaproa; yo no voy a aceptar eso, no soy títere de nadie”, dijo.

El candidato aseguró que se está promoviendo la idea errónea de que habrá incertidumbre en los mercados si se cancela el proyecto del aeropuerto. “Eso es lo que dicen, que habrá incertidumbre, ¿entonces qué?, ¿para que no haya incertidumbre voy a convertirme en cómplice de la corrupción? No. Prefiero que haya incertidumbre. No quiero la corrupción, no voy a ser cómplice de corrupción”, reiteró.

Aseguró ser respetuoso de los organismos empresariales así como del presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, quien opinó que se deben respetar los compromisos suscritos entre el gobierno e inversionistas del NAIM.

Hace algunos días el titular del CCE dijo que suspender los contratos no sería una medida adecuada que le dé prestigio al Estado mexicano, por lo que pidió discutir la propuesta de AMLO, ya que “los contratos se deben de honrar”.

Asimismo, Obrador aseguró que es vergonzoso que a tres meses de la elección estén entregando contratos de miles de millones de pesos para obras a futuro, lo que representa, argumentó, es comprometer presupuesto a futuro.

El candidato presidencial advirtió que hay una ola de contrataciones apresuradas y se están dando contratos para comprometer participaciones federales a 20 años de mantenimiento de carreteras. “Es muy turbio todo, muy sucio”.

Agregó que tiene información de que hoy mismo se firmará un nuevo contrato del nuevo aeropuerto en el que se establece que la obra quedará concluida en 2025.

“Construcción del NAIM no es una ocurrencia”

Sobre el tema, el vocero de Presidencia, Eduardo Sánchez, sostuvo que la construcción del aeropuerto no es una ocurrencia del gobierno, la decisión fue tomada con base en los estudios que los expertos internacionales han realizado. Apuntó que las reformas estructurales no se pueden deshacer por decreto.

“Mitre, la consultora más importante en materia aeronáutica ratifica la enorme conveniencia de que sea ahí en donde se desarrolle el aeropuerto y ha determinado inviable, desde el punto de vista técnico, la propuesta de que opere el actual aeropuerto junto con donde es la base militar de Santa Lucía”, dijo en conferencia de prensa.

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, mencionó que cancelar la construcción del nuevo aeropuerto afectaría la reputación del país.

“Lo que puedo decir es que sin duda hay, vamos a decir, un respaldo social de la gran cantidad de empleos que se están generando, un respaldo financiero, porque hay créditos internacionales ya contratados a través de bonos verdes, y hay un gran número de empresas que están participando, casi 300 empresas, este año va a superar las 300 empresas”, dijo Ruiz Esparza, de acuerdo con un reporte de Reforma. 

“De alguna manera, entonces creo que eso es una especie de blindaje laboral, social y financiero para que se respete el proyecto. Si se cancela el proyecto sin tomar en cuenta estos factores, no sería un problema para el proyecto sino un descrédito para el País, desconfianza en México, prácticamente perderían la fe en México la comunidad financiera internacional y quizá también la comunidad empresarial”, agregó.

 

Close
Comentarios