Ya no recibimos apoyo de nadie, hemos perdido la esperanza: damnificados del Multifamiliar Tlalpan
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
César Reveles

Ya no recibimos apoyo de nadie, hemos perdido la esperanza: damnificados del Multifamiliar Tlalpan

Se cumple medio año del 19S y la situación de los damnificados en Tlalpan ha empeorado, desde hace dos meses no reciben ningún tipo de ayuda y los sismos recientes detuvieron los proyectos de reforzamiento y reconstrucción.
César Reveles
Por César Reveles
19 de marzo, 2018
Comparte

A seis meses del sismo de magnitud 7.1 que sacudió la zona centro y sur del país el pasado 19 de septiembre, 500 familias que perdieron su patrimonio en el Multifamiliar Tlalpan siguen viviendo en dos campamentos a las orillas del complejo habitacional, los cuales lucen con poco movimiento.

“Nuestra realidad es que ya hemos perdido la esperanza, desde hace dos meses dejamos de recibir ayuda por parte de la sociedad, en gran parte se debe que creen que las autoridades nos han dado soluciones y reubicado en nuestros departamentos, pero eso es mentira seguimos en viviendo en los campamentos”, relata para Animal Político Guadalupe Padilla, propietaria del departamento 25 en el edificio 4A y encargada de un centro de distribución en el campamento.

La salida del comisionado para la reconstrucción afectó las posibles soluciones que había planteado el gobierno para que pudieran regresar a sus hogares.

“Lo que nos afectó fue la salida de Ricardo Becerra, como comisionado de Reconstrucción, pues con él ya habíamos tenido mesas de trabajo y había avances, ahora es empezar de la nada con el nuevo comisionado (Edgar Tungüí Rodríguez)”.

Ha pasado medio año del sismo que colapsó el edificio 1C del Multifamiliar, donde nueve personas fallecieron. De los nueve edificios que quedaron en pie, al menos 6 se encuentran inhabitables y los otros tres presentan fracturas considerables.

Las cosas han cambiado en este campamento, y no para bien. Las donaciones se agotan y las lluvias han afectado severamente sus casas de campaña.

Los afectados dicen que las autoridades, tanto delegacionales como de gobierno, siguen sin brindar la ayuda prometida.

Guadalupe señala que solo han recibido dos baños que fueron instalados en el campamento de Gálvez y Fuentes, y aunque estos cuentan con drenaje, resultan insuficientes para las casi 500 familias que fueron desalojadas.

Respecto al dinero, Guadalupe cuenta que a inicios de año, el gobierno les prometió regresar el apoyo económico de 3 mil pesos mensuales que les dieron después del sismo como ayuda para una renta, pero “ahora nos dicen que no podrán porque no hay suficiente presupuesto”.

La tierra que no deja de moverse y las lluvias, han empeorado su realidad

Además de la falta de apoyo en especie, los fenómenos naturales hacen los días más difíciles para los damnificados de los multifamiliares.

Las lluvias de los últimos días han removido la tierra, convirtiéndola, en algunas partes, en lodo. Los fuertes vientos obligan a sus inquilinos a reforzarlas diariamente. “Las lluvias no nos han dejado estar en paz, tratamos de conseguir más lonas para reforzar nuestras casas pero es difícil”, cuenta Guadalupe.

El sismo de magnitud 7.2 del pasado 16 de febrero, se registró justo en el momento en que autoridades capitalinas les harían entrega de los últimos dictámenes sobre el estado de los edificios dañados, con los cuales sabrían qué medidas tomaría sobre un posible reforzamiento de los mismos a corto plazo.

“La alerta sísmica sonó en el momento en que estaba el personal de Protección Civil con nosotros para entregarnos los dictámenes. A consecuencia de ese sismo se suspendió la entrega y los dictámenes no serán válidos debido a que ese movimiento provocó el desplazamiento de 5 centímetros del edificio 2B”, cuenta Guadalupe. Ahora las autoridades tendrán que hacer una nueva revisión de los edificios, para la cual todavía no hay fecha.

Podrían pasar 2 años para que regresemos a nuestras casas

El ánimo de la gente ha ido a la baja, sobre todo al ver la falta de apoyo.  Guadalupe considera que la sociedad se ha alejado, no por falta de voluntad, sino porque “creen que ya estamos bien y hemos regresado a nuestras casas”.

Considera que pueden pasar hasta año y medio o dos años para que puedan regresar a sus casas, siempre y cuando el gobierno comience con los trabajos que se tenían planeados con la anterior Comisión de Reconstrucción.

Estos planes consisten en un reforzamiento de los dos edificios más dañados, lo que les daría al menos 10 años más de vida. Para estas obras se contemplaba una duración de 8 meses, pero se calculaba entre año y medio y dos años porque primero habría que esperar la autorización del presupuesto.

 tlalpan

Llega una ayuda que no esperaban

El 24 y 25 de marzo una organización instalará 6 casas de madera de 7×4 metros para los damnificados del Multifamiliar Tlalpan. Éstas ya han sido asignadas, pues se dio prioridad a las personas con mayor vulnerabilidad. Dos serán ocupadas por personas de la tercera edad, dos más por personas con discapacidad y las otras dos por familias con niños.

“Esta ayuda será por parte de la organización Casa y Techo, es una aportación privada, no tiene nada que ver con el gobierno. Ellos solo llegaron y nos ofrecieron la ayuda”, dice Guadalupe.

Esperan que en un futuro cercano puedan contar con más de estas casas, máxime porque se acercan las épocas de lluvias.

tlalpan

Continuarán en la lucha

Los damnificados del Multifamiliar Tlalpan, piden no ser olvidados y hacen un llamado a la sociedad para que se acerquen y confirmen por ellos mismos que las carencias son las mismas que al inicio.

“Se vienen las elecciones y son momentos difíciles para México, estamos conscientes de ello, pero solo les pedimos que no se dejen engañar y no se olviden, no solamente de nosotros, sino de todos los damnificados que se quedaron sin hogar, aún necesitamos mucha ayuda”, finaliza Guadalupe.

Este lunes los damnificados de Tlalpan y otros puntos de la Ciudad de México realizarán una serie de actividades, como el cierre de vialidades importantes a la 1:14 de la tarde (hora en la que ocurrió el sismo el 19 de septiembre) para guardar un minuto de silencio por las víctimas.

Además se llevará a cabo una marcha pacífica del edificio colapsado en avenida Álvaro Obregón, hasta el Ángel de la Independencia, donde los damnificados realizarán diversas actividades.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Jeff Bezos: cómo fue el viaje de 11 minutos al espacio del multimillonario

El fundador de Amazon fue acompañado por su hermano Mark, la pionera de la carrera espacial Wally Funk y el estudiante Oliver Daemen.
20 de julio, 2021
Comparte

El multimillonario y fundador de Amazon, Jeff Bezos, voló este martes al espacio en un exitoso vuelo tripulado a bordo de su nave New Shepard.

Bezos estuvo acompañado por su hermano Mark, la pionera de la carrera espacial Wally Funk y el estudiante Oliver Daemen. Funk, con 82 años, y Daemen, con 18, son respectivamente la mayor y el más joven en viajar al espacio.

Viajaron a bordo de una cápsula con las ventanas más amplias jamás enviadas al espacio, lo que les brindó unas espectaculares vistas a la Tierra.

La New Shepard, construida por la empresa de Bezos Blue Origin, está diseñada para servir al naciente mercado del turismo espacial.

La nave despegó a las 13:12 GMT desde un centro privado de lanzamiento cerca de Van Horn, Texas. La cápsula luego descendió con la asistencia de paracaídas en el desierto del occidente de Texas 11 minutos después.

Después de tocar tierra, Bezos declaró: “Astronauta Bezos : ¡el mejor día de mi vida!”

La tripulación del New Shepard (de izq. a der.): Mark Bezos, Jeff Bezos, Oliver Daemen, Wally Funk.

Blue Origin
La tripulación del New Shepard (de izq. a der.): Mark Bezos, Jeff Bezos, Oliver Daemen, Wally Funk.

A dos minutos de partir, la cápsula se separó del cohete y continuó ascendiendo hacia la línea de Kármán, la ampliamente reconocida frontera del espacio, a 100 km de altura.

Los pasajeros experimentaron unos cuatro minutos de ingravidez y pudieron soltarse de sus cinturones de seguridad para flotar y disfrutar del panorama de nuestro planeta a la distancia.

“Quienes han volado —los astronautas— dicen que se puede ver lo frágil que es la Tierra”, había dicho Bezos antes del vuelo.

“¡Caramba, mira el mundo!”, dijo Funk maravillada por la vista.

Antes del vuelo había dicho que anticipaba con mucho entusiasmo dar volteretas en la microgravedad.

Después de que la cápsula alcanzara una altitud máxima de unos 106 km, inició el descenso con un paracaídas para amortiguar el aterrizaje.

Al tocar tierra, Mark Bezos dijo: “Me siento increíblemente bien”.

El cuarto pasajero es el hijo del financista Joes Daemen, que fundó la firma de capital privado neerlandesa Somerset Capital Partners.

Originalmente, su hijo había asegurado un puesto en el segundo vuelo, pero fue reclutado para reemplazar al ganador anónimo de una subasta pública.

Este ganador desconocido, que pagó US$28 millones para unirse al primer vuelo tripulado del New Shepard, tuvo que declinar la oportunidad “debido a conflictos de agenda”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0y8-oEJtz60&t=9s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.