close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Borge dio contratos a empresa de uno de sus prestanombres; ASF dice que fue utilizada para desviar recursos

Los contratos se otorgaron a una empresa propiedad de un prestanombre de Borge para dar servicios a la Secretaría de Finanzas estatal pero los trabajos no se realizaron.
Cuartoscuro Archivo
Por Francisco Sandoval Alarcón
5 de marzo, 2018
Comparte

Durante 2016, el gobierno de Quintana Roo otorgó dos contratos por 4 millones de pesos a la empresa Consultores EMKT S.A de C.V, cuyo dueño es uno de los presuntos prestanombres del exgobernador Roberto Borge Ángulo, actualmente preso por el supuesto desvío de 900 millones de pesos del erario público. De acuerdo con la revisión de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), la empresa no realizó los servicios para los que fue contratada.

Se trata de Raymundo Cámara Sánchez, quien desde 2016 fue denunciado en la Procuraduría General de la República (PGR) por la organización “Somos tus Ojos, Transparencia por Quintana Roo”, por la realización de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

La denuncia dirigida contra 11 presuntos prestanombres de Borge, entre éstos Raymundo Cámara, reveló –entre otros delitos- que estas personas, a través de tres diferentes empresas, recibieron recursos por 80 millones de pesos “para la construcción de caminos que no se realizaron”.

De acuerdo con el acta constitutiva de Consultores EMKT, en poder de Animal Político, los dueños de la compañía son: Raymundo Cámara Sánchez, Ingmar Alejandro Frey Ros y Osmar Pat Alejo.

El objeto social la empresa, que se conformó en Playa del Carmen un mes después de iniciar la administración de Roberto Borge, realiza “consultoría, implementación y desarrollo de todo tipo de programas de informática, hardware, software, aplicaciones para dispositivos móviles, seguridad informática, diseño gráfico impreso y digital. Gestión de campañas de marketing digitales y tradicionales, consultoría de marketing y elaboración de análisis de mercados”.

Raymundo Cámara es propietario de otras siete empresas, entre éstas dos de las señaladas por recibir 80 millones de pesos en contratos irregulares de la administración Borge, de acuerdo con información del Registro Público del Comercio de Quintana Roo.

Lo que encontró la ASF

Como parte de la revisión de la cuenta pública 2016, tercera etapa, la ASF identificó la existencia del contrato número OM/DGA/DRM/DCP/07/2016, celebrado entre el Gobierno de Quintana Roo y Consultores EMKT, por un monto de 1 millón 229.6 mil pesos, con el objeto de proporcionar el servicio de actualización del sistema de facturación electrónica para la Secretaría de Finanzas y Planeación.

Lo que encontró la ASF es que “dicho contrato no está formalizado, carece de las firmas de los responsables, sin embargo fue pagado en su totalidad y no se nos pudo demostrar que se entregó el servicio, por lo que se estima que el pago realizado es improcedente. El análisis de los contratos de la muestra se presenta en los resultados subsecuentes”.

Además, derivado de la revisión al contrato SEFIPLAN-DA-AD-19-16 para brindar el “servicio de asesoría para el Fortalecimiento Operativo en el Diseño de Sistemas”, mediante el procedimiento de adjudicación directa, la ASF encontró que los informes que supuestamente justifican las tareas que realizaron Consultores EMKT, solo fueron firmados “por el proveedor y no existen cartas de entrega recepción de servicios o documentación adicional que sirvan como evidencia de la realización de las tareas descritas en los mismos”.

“Debido a que no se cumplió con la totalidad de los requisitos de contratación y no se cuenta con la evidencia de las actividades realizadas por el proveedor, se estiman pagos injustificados por 2 millones 728.3 mil pesos”, determinó la ASF.

Por los dos contratos, la ASF presume un posible daño a las finanzas públicas por 3 millones 957.9 mil pesos, por lo que además de solicitar al Órgano Interno de Control investigar a “los  servidores públicos que en su gestión no administraron ni verificaron la correcta ejecución de los servicios”, pidió que implementaran los mecanismos de supervisión y control necesarios que permitan monitorear el desarrollo de las actividades realizadas por los prestadores de servicios, “a fin de garantizar que se cumpla con las obligaciones establecidas y se justifiquen los pagos efectuados”.

Las irregularidades del Tribunal 

La ASF también revisó el contrato LADQ-TSJ-DRM-002-16-TEC-CAN entre el Tribunal Superior de Justicia del Estado de Quintana Roo y la empresa Denim Consultores, S.A. de C.V, para dotar de “equipamiento tecnológico” que permitiera la Implementación del Nuevo Sistema Penal Acusatorio en la Ciudad de Tulum, Quintana Roo.

Lo que detectó la Auditoría es que la firma del contrato se realizó un año después de concluida su vigencia, además de que las autoridades realizaron pagos irregulares por el equipo y no realizaron los cobros de penalización por su entrega atrasada.

No sólo eso. Encontraron que los equipos no han sido instalados y utilizados por ningún usuario, hacen falta cuatro laptops las cuales hasta ese momento no han sido reportadas, se localizaron equipos en otras localidades, sin que exista evidencia que justifique su movimiento y/o traslado, además que durante el recorrido se observaron marcas de humedad en el techo del Site, sobre equipo de telecomunicaciones, “lo cual pone en un posible riesgo de daño parcial o total a los equipos en caso de que existan filtraciones de agua”.

Por esta situación, la ASF presume un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal por un monto de 1 millón 308.3 mil pesos “por penalizaciones no aplicadas, correspondientes a los retrasos en las fechas de entrega de los equipos.

Un segundo contrato con esta misma compañía, para dotar de equipamiento al Tribunal para la implementación del Nuevo Sistema Penal Acusatorio en Cancún, Quintana Roo, también fue auditado por la ASF.

En éste, la ASF detectó que el contrato se firmó un año después de concluida su vigencia, se realizaron pagos irregulares y no se aplicaron penalizaciones por la entrega tardía del equipo.

Aparte, se revisaron físicamente 219 equipos, con la finalidad de validar que éstos se estaban utilizando y cumplían con las características especificadas en el contrato. “De la revisión realizada se observó que los equipos se encuentran instalados y funcionando, sin embargo, no se tiene un control adecuado sobre el movimiento de los mismos ya que cuatro equipos se encontraban ubicados en un lugar distinto al indicado y no se contó con evidencia que justificara su movimiento”.

Por esta segunda auditoría, se presume un probable daño al erario por un monto de 2 millones 663.2 mil pesos “por penalizaciones no aplicadas, correspondientes a los retrasos en las fechas de entrega”.

En la misma situación se encuentran un tercer contrato celebrado por el Tribunal de Justicia y la empresa  Compumaya, S.A. DE C.V, para dotar de equipos a Cozumel. Aquí la ASF presume un probable daño a las finanzas públicas por 398.2 mil pesos por penalizaciones no aplicadas.

Todos los contratos se entregaron durante 2016, cuando Roberto Borge era gobernador de Quintana Roo. Actualmente el exgobernador se encuentra recluido de manera preventiva y es investigado por el supuesto desvío de recursos en su administración. La PGR lo señala de haber participado en una presunta red de corrupción que habría participado en la venta ilícita de 22 predios localizados en Quintana Roo, en la cual, Rosa Yolanda Angulo Castillo, madre de Borge, sería una de las principales involucradas.

 

Aquí puedes leer la auditoría completa

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Área 51: el proyecto que dio origen a la base militar secreta (y por qué inspiró teorías alienígenas)

Desde hace décadas, el Área 51 ha logrado mantenerse en el mayor de los hermetismos que contribuyó a que surjan teorías de la conspiración a su alrededor. ¿Para qué se creó, cuál fue su primer proyecto y por qué inspira a los fanáticos de los extraterrestres?
21 de septiembre, 2019
Comparte

El Área 51 es una fuente inagotable de llamativas teorías de la conspiración, pero lo que en realidad ha ocurrido ahí no es menos fascinante.

El secretismo que rodea esta base militar ubicada en medio del desierto de Estados Unidos es, probablemente, lo que más alimenta su leyenda.

Quienes estudian el Área 51 dicen que los mitos alienígenas que se han tejido en torno a ella sirvieron a los militares y a las agencias de inteligencia para desviar la atención de lo que realmente sucede en sus instalaciones.

¿Para qué se creó el Área 51, cuál fue la primera de sus misiones y por qué los experimentos que alberga se prestan para toda clase de especulaciones?

Campo de entrenamiento

El Área 51 se creó en plena Guerra Fría, cuando Estados Unidos y la Unión Soviética se mostraban los dientes y solo estaban a la espera de ver quién se atrevía a golpear primero.

https://www.youtube.com/watch?v=H8NO-TEa5QQ

Estados Unidos necesitaba un lugar aislado y seguro para probar las armas con las que enfrentarían a los rusos, así que el entonces presidente Dwight D. Eisenhower aprobó que una zona en el desierto de Nevada se utilizara como laboratorio y campo de entrenamiento secreto de la Fuerza Aérea.

De este modo nació la base militar en el Área 51, un terreno de más de 12.000 km2 cerca de zonas donde se realizaban pruebas nucleares.

Misiones de espionaje

En 1955, el gobierno eligió al Área 51 para ensamblar y probar el Lockheed U2, un avión espía al que apodaban la “Dama Dragón”.

Así nació el Proyecto Aquatone, que, según un documento desclasificado de la CIA, tenía el objetivo de hacer vuelos de reconocimiento de “23 objetivos de prioridad extremadamente alta en la Unión Soviética”.

https://www.youtube.com/watch?v=1-CeBS2EFWM

Un documento de la CIA del 3 de febrero de 1958 afirma que cinco U2 serían los encargados de esta misión.

El sigiloso U2 podía volar a más de 20.000 metros de altura y tomar fotografías en alta resolución en los límites de la estratósfera.

Para hacer frente a las suspicacias, el gobierno afirmaba que el avión hacía mediciones meteorológicas, pero en realidad volaba en busca de arsenal nuclear soviético.

En las década de los 50 y 60, el U2 voló en misiones de vigilancia y reconocimiento sobre la Unión Soviética, China y Cuba, donde en 1962 confirmó la presencia de misiles soviéticos en la isla.

u2

Dominio público
El U2 tuvo misiones de reconocimiento en la URSS, China y Cuba.

El U2, sin embargo, no era infalible.

El 5 de mayo de 1960, la Unión Soviética informó que había derribado un U2 que sobrevolaba su territorio, lo que fue considerado un “acto agresivo” de parte de EE.UU.

A partir de los años 80, la NASA comenzó a utilizar aviones U2 modificados para la recolección de datos atmosféricos.

Hermetismo

El U2 es uno de los aviones espías más famosos de la historia, pero no fue el único protagonista en el Área 51.

Otras poderosas aeronaves como el A12 Oxcart y su sucesor el SR-71 Blackbird, así como el sigiloso F117, también hicieron maniobras en medio del desierto de Nevada.

El Oxcart era prácticamente indetectable. Podía volar de costa a costa de EE.UU. en solo 70 minutos, a una velocidad supersónica de 2.350 km/h y tomar fotos en alta resolución desde 27.000 metros de altura.

f 117

Getty
Los pasajeros de vuelos comerciales confundían a los aviones espías con ovnis.

Todas las pruebas realizadas en el Área 51 eran secretas, incluso quienes participaban en ellas tenían información limitada.

Y ese hermetismo fue el cóctel perfecto para que se crearan las teorías de conspiración relacionadas con ovnis y extraterrestres.

La leyenda ovni

Varios de los aviones que se probaban en la base volaban tres veces más alto que un avión comercial y a velocidad supersónica.

El coronel Hugh Slater, quien trabajó en la base, afirma que el Oxcart, por ejemplo, realizó en la década de los 60 2.850 vuelos de prueba.

Cuando los pasajeros y pilotos de aviones comerciales que volaban por la zona veían al Oxcart y a otros aviones supersónicos en acción, gritaban “como locos” y avisaban a la torre de control pensando que era un ovni, según contó Slater en un documental de National Geographic.

MAPA

BBC

Según la CIA, el 50% de los avistamientos de ovnis en el Área 51 en los años 50 y 60 se debieron a vuelos de espionaje.

Annie Jacobsen, autora del libro “Área 51: Una historia sin censura de la base militar secreta de Estados Unidos”, afirma que la CIA sacó ventaja de la confusión y el revuelo que causaban estos avistamientos.

“La CIA se benefició de esa desinformación al alimentar una mitología alienígena“, le dijo Jacobsen a la BBC.

Para la CIA podía resultar mejor que la gente estuviera pensando en extraterrestres en vez de estar pendientes de sus verdaderas labores de inteligencia.

Lo que se sabe del Área 51 se debe en gran parte a que en 2013 el gobierno de EE.UU. liberó unos documentos en los que dejaba entrever qué es lo que ocurre en su interior, pero desde entonces sigue siendo un misterio qué otros experimentos se realizan ahí.

Lo único cierto es que nadie ha mostrado evidencia de que haya extraterrestres en el Área 51, ni en ninguna parte del mundo… al menos, por ahora.


https://www.facebook.com/BBCnewsMundo/posts/10157613595709665


https://www.youtube.com/watch?v=d4L-tZXPhxY

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.