Cierre de válvulas, en muchos casos sin fines políticos y con poco impacto: Sistema de Aguas de CDMX
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Cierre de válvulas, en muchos casos sin fines políticos y con poco impacto: Sistema de Aguas de CDMX

Los problemas con válvulas no representan ni 5% de las causas de desabasto de agua en la CDMX, dijo el titular del Sistema de Aguas capitalino, a unos días de que Miguel Ángel Mancera alertara sobre cierres de válvulas con fines políticos, para afectar la gobernabilidad.
Cuartoscuro Archivo
Comparte

Luego de que el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, informara que personas no identificadas han cerrado válvulas de distribución de agua potable en la Ciudad de México, con el objetivo de provocar inconformidad popular y dificultar la gobernabilidad local, el organismo encargado del abasto de agua en la capital del país bajó el tono a la denuncia, y aclaró que muchos de estos casos, en realidad, no tienen ninguna motivación política.

”Se da el caso de vecinos (de colonias con abasto limitado de agua) que ven a nuestros operadores manipular las válvulas para cumplir con la distribución a otras colonias –explicó Ramón Aguirre, titular del Sistema de Aguas de la Ciudad de México–, y esos vecinos se percatan que sus casas dejan de recibir agua cuando nuestro operador trabaja en la zona, entonces, lo que hacen es esperar a que nuestro trabajador se vaya, y entonces entran a la caja de la válvula y la vuelven a abrir o cerrar, según sea el caso, porque son personas que lo quieren tener agua siempre, aunque eso deje sin abasto a otras colonias”.

Tal como informó el gobierno capitalino, en las últimas tres semanas se detectó la manipulación ilegal de al menos 50 válvulas, sin embargo, no todas fueron cerradas para generar ingobernabilidad o dar pretextos para realizar bloqueos viales, detalló Aguirre.

“Este problema (de manipulación de válvulas sin fines políticos) se presenta mucho en la colonia Peñón de los Baños, de la delegación Venustiano Carranza: ahí, más que querer boicotear al gobierno, la gente mueve las válvulas porque quiere tener agua. No es necesariamente con la intención de afectar a otros, sino más bien de no verse afectados a sí mismos. En Coyoacán también hemos visto que pasa esto en colonias que reciben agua por tandeo (es decir, que sólo reciben agua algunos días de la semana, durante algunas horas). Habría que ver si los que mueven ahí las válvulas son vecinos que sólo están intentado ver si así les vuelve el agua, o no”.

En contraste, detalló el funcionario, en las colonias Agrícola Pantitlán y Agrícola Oriental, de la delegación Iztacalco, “mi impresión es que la motivación política es muy sintomática: cuando la gente no entiende razones, a lo mejor es porque no quiere entenderlas”.

En estas colonias, detalló, se han presentado cierres viales durante la últimas semanas, “y en el momento en que se dan estos cierres, nosotros mandamos gente a atender la problemática y, en tanto se resuelve, se les ofrece a esas personas llevarles inmediatamente agua en pipas, pero vemos que la gente se niega a recibir el agua, entonces, parece más un pretexto, ya no es un problema de desabasto, sino una intención de afectar a terceros (mediante los bloqueos a la vialidad)”.

Para verificar si efectivamente en estas colonias existe un abasto regular de agua, que evidencie una intención política en las protestas que ahí se han realizado, Animal Político realizó un recorrido por la zona, para hablar con los vecinos.

En la colonia Agrícola Pantitlán, uno de los habitantes explicó que “aquí hay problemas de agua desde hace tiempo, pero se han agravado apenas, con todos los edificios nuevos que están construyendo: la falta de agua es por eso”.

–¿Sabe que el gobierno de la Ciudad de México informó que desconocidos aquí han cerrado válvulas de forma intencional, para provocar desabasto? –se le pregunta.

–Nosotros no sabemos si están cerrando válvulas o no –respondió el colono, quien solicitó el anonimato–, pero sí vemos que la oferta de departamentos es demasiada, y no debería permitirlo la delegación, el delegado es el principal culpable, porque esta zona siempre fue un área de casas, y ahora están permitiendo que levanten muchos edificios de departamentos.

Otro de los vecinos de Agrícola Pantitlán detalló que, aún cuando no es común que se suspenda totalmente el abasto de agua en esta colonia, “sí sufrimos desabasto, principalmente por la construcción de departamentos, ya hay muchos edificios de departamentos, y eso hace que el agua se vaya acabando.

“Antes –añadió–, hace unos cuatro o cinco años, cuando abrías la llave del agua, salía a buena presión, bonito, pero ahora sólo sale un chorrito, porque falta presión. Y eso se debe a la proliferación de edificios de departamentos, más que a otra cosa. Más que eso de las válvulas, creo que hay una sobrepoblación de la colonia, que empezó a ser muy patente en esta administración (delegacional)”.

Junto a la colonia Agrícola Pantitlán se encuentra la colonia Agrícola Oriental, sólo divididas por la línea A del Metro.

En esta segunda colonia, identificada por el Sistema de Aguas de la Ciudad de México como otro de los principales puntos afectados por el cierre intencional de válvulas, uno de los habitantes, con más de 30 años de vivir en la zona, coincidió con sus vecinos de Pantitlán.

“Sí, sufrimos falta de agua de forma cotidiana –señaló–, pero por las constructoras: ahora hay muchos departamentos. No me consta que anden cerrando válvulas, pero sí que disminuyó el agua con la proliferación de edificios de departamentos y unidades habitacionales. Y esa proliferación de permisos para construir departamentos empezó con la ex jefa delegacional Elizabeth Mateos (2012-2015), y obviamente continuó con su sucesor en el cargo, su esposo Carlos Enrique Estrada Meraz (2016-2018)”.

Esta problemática, destacó, no es nueva: “hace dos años, comenzamos a reunirnos diversos vecinos de la zona, en la esquina de la avenida Iztacalco y la avenida México, porque empezó a faltar el agua y se dio el movimiento vecinal, pero después la gente dejó de ir a las reuniones, y ese es parte del problema: únicamente salimos a protestar cuando ya está la bronca grande, y si arreglan el asunto, aunque sólo sea de manera provisional, la gente se deja de organizar y ya no le da seguimiento”.

Exageraciones

Aunque fue la administración pública capitalina la que alertó sobre la supuesta práctica de sabotaje a válvulas para generar ingobernabilidad, el titular del Sistema de Aguas de la Ciudad de México reconoció en entrevista que 95% de los problemas de desabasto en la capital del país no tienen nada que ver con mal funcionamiento de válvulas, o con sabotaje, sino con problemas técnicos “de fuerza mayor”, que se presentan en la red de distribución.

“Yo comentaría –señaló Aguirre– que los problemas con válvulas no representan ni 5% de las causas de desabasto. Y cuando se han dado casos de cierre de válvulas por personas no autorizadas, son problemas que generalmente se resuelven de un día para otro”.

La dificultad, sin embargo, es detectar cuándo el desabasto es provocado por el cierre irregular de una válvula, y no por cualquier otra falla técnica.

Y el problema empieza por un hecho práctico: las autoridades capitalinas no saben cuántas válvulas existen en la red de abasto de agua potable.

“Unos me dicen que en la Ciudad de México debe haber unas 20 mil válvulas –aseguró Aguirre–, pero luego otros me dicen que son 40 mil, y cualquier válvula que nos cierren genera un efecto en la ciudad, y a veces se batalla para encontrar aquellas válvulas cerradas”.

Por ello, informó que la estrategia que empleará el Sistema de Aguas de la Ciudad de México para proteger estas instalaciones constará de dos acciones: aquellas válvulas que no sean manipuladas con regularidad, serán soldadas en sus tapas, para impedir que personas ajenas puedas abrirlas o cerrarlas.

Y en aquellas válvulas que sean manipuladas por el Sistema de Aguas con mayor frecuencia (en las que no sea práctico soldar sus tapas) se montarán chapas de seguridad.

“Para mí, ponerle chapas de seguridad es una exageración –explicó Aguirre–: en ninguna red de abasto del país, y no conozco ninguna en el mundo, se usan tapas de seguridad en las válvulas, pero nosotros nos vemos ahora en la necesidad de hacerlo”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

¿Es posible que sigan apareciendo variantes cada vez más peligrosas de covid-19 o existe un límite?

La variante Delta es aún más contagiosa que la Alfa. ¿Seguirá el virus cambiando de modo tal que pueda evadir la inmunidad o la evolución misma le pondrá un freno?
Getty Images
13 de junio, 2021
Comparte

Está claro que ahora estamos lidiando con un virus que se propaga mucho más fácilmente -probablemente con más del doble de facilidad- que la versión que surgió en Wuhan a fines de 2019.

La variante Alpha, identificada por primera vez en Kent, Reino Unido, realizó un gran salto en su capacidad de transmisión. Ahora la Delta, encontrada por primera vez en India, dio un salto aún más grande.

Esto es evolución en acción.

Entonces, ¿estamos condenados a un desfile interminable de variantes nuevas y mejoradas que se vuelven cada vez más difíciles de contener?

¿O hay un límite en torno a cuánto puede empeorar el coronavirus?

Vale la pena recordar el viaje en el que se encuentra este virus. Ha dado el salto desde infectar a una especie completamente diferente (sus parientes más cercanos son los murciélagos) a nosotros.

Es como tú cuando comienzas en un nuevo trabajo: eres competente, pero queda espacio para mejorar.

La primera variante fue lo suficientemente buena como para iniciar una pandemia devastadora, pero ahora está aprendiendo en el trabajo.

Número de reproducción

Cuando los virus saltan a los humanos, sería “muy raro que fueran perfectos”, explica Wendy Barclay, viróloga del Imperial College de Londres. “Se instalan y luego se lo pasan genial”.

Multitud

Getty Images
La forma más clara de comparar el poder de propagación biológico puro de los virus es observar su número de reproducción.

Hay ejemplos de virus, dice, desde pandemias de gripe hasta brotes de ébola, que dan el salto y luego se aceleran.

Entonces, ¿hasta dónde podría llegar?

La forma más clara de comparar el poder de propagación biológico puro de los virus es observar su R0 (el número de reproducción).

Ese es el número promedio de personas a las que cada persona infectada transmite un virus, si nadie fuera inmune y si nadie tomara precauciones adicionales para evitar infectarse.

Ese número era de alrededor de 2,5 cuando comenzó la pandemia en Wuhan y podría llegar a 8,0 para la variante Delta, según los modeladores de enfermedades del Imperial College.

“Este virus nos ha sorprendido mucho. Va más allá de lo que temíamos”, dice Aris Katzourakis, un investigador que estudia la evolución viral en la Universidad de Oxford.

“El hecho de que haya sucedido dos veces en 18 meses, dos linajes (Alfa y luego Delta) cada uno 50% más transmisible es una cantidad fenomenal de cambio”.

Él cree que es “tonto” intentar poner un número a qué tan alto podría llegar, pero puede ver fácilmente más saltos en la transmisión durante los próximos dos años.

Otros virus tienen un R0 mucho más alto, y el poseedor del récord, el sarampión, puede causar brotes explosivos.

Laboratorio

Getty Images
El virus todavía puede “mejorar”, es decir volverse más eficiente en su modo de transmisión.

“Todavía hay espacio para que suba más”, dice Barclay. “El sarampión está entre 14 y 30, dependiendo de a quién le preguntes, no sé cómo se desarrollará”.

Entonces, ¿cómo lo están haciendo las variantes?

Hay muchos trucos que el virus podría utilizar para mejorar su propagación, como:

  • mejorar la forma en que se introduce dentro de las células de nuestro cuerpo
  • sobrevivir por más tiempo en el aire
  • aumentar la carga viral para que los pacientes respiren o tosan más virus
  • cambiar en el proceso de infectar otra persona

Una de las formas en que la variante Alfa se volvió más transmisible fue mejorando la forma de saltarse el mecanismo que alerta de su intrusión, llamado respuesta de interferón, dentro de las células de nuestro cuerpo.

Pero esto no significa que para cuando lleguemos a Omega en el alfabeto griego de las variantes acabaremos con una bestia imparable.

“En última instancia, existen límites y no existe un virus superdefinitivo que tenga todas las combinaciones de mutaciones negativas”, señala Katzourakis.

También existe el concepto de compensaciones evolutivas: para mejorar en una cosa, a menudo tienes que empeorar en otra.

Traslado de enfermo con covid-19

Getty Images
Las nuevas variantes son más transmisibles que la original.

El programa de vacunación más rápido de la historia le dará al virus un obstáculo diferente para superar y lo empujará en otra dirección evolutiva.

“Es muy posible que los cambios en el virus que hacen que sea mejor para evitar las vacunas puedan terminar comprometiendo su capacidad de transmisión en un sentido absoluto”, dice Katzourakis.

Él piensa que la variante Beta -que tiene una mutación llamada E484K que ayuda a evadir el sistema inmunológico pero que no ha logrado despegar- es un ejemplo de esto.

Sin embargo, la Delta tiene mutaciones que la ayudan a propagarse y a esquivar parcialmente la inmunidad.

Fase intermedia

Aún es difícil predecir cuál resultará ser la estrategia óptima para el coronavirus. Los diferentes virus utilizan diferentes técnicas para seguir infectando.

El sarampión es explosivo, pero deja una inmunidad de por vida, por lo que siempre tiene que encontrar a alguien nuevo. La influenza tiene un R0 mucho más bajo, apenas por encima de 1, pero muta constantemente para evadir la inmunidad.

“Estamos en una fase realmente interesante, intermedia y algo impredecible, es difícil predecir cómo se desarrollará dentro de un año”, dice Barclay.

Una cosa que se afirma a menudo, pero que atrae el desprecio de los científicos, es que el virus debe volverse más leve para propagarse más fácilmente.

Perú

Getty Images
Las variantes cada vez más transmisibles son una pesadilla para los países más pobres.

Hay muy poca presión evolutiva sobre el virus para que eso suceda. El virus ya se ha transmitido a la siguiente persona mucho antes de que mate a la persona infectada.

Y las personas que más lo propagan (los más jóvenes) son las que no se enferman mucho.

En los países ricos con buenas campañas de vacunación, se espera que las próximas variantes no puedan representar un problema importante debido a la inmunidad generalizada.

Pero estas variantes cada vez más transmisibles son una pesadilla para el resto del mundo, donde hacen cada vez más difícil contener a la covid-19.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=N0wyhKC_uok

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.