Con EPN, 7 de cada 10 contratos a proveedores del gobierno se dieron por adjudicación directa: IMCO

7 de cada 10 contratos se asignaron mediante adjudicación directa de 2012 a 2016; en el caso de IMSS y el ISSSTE el 21 por ciento de las compras las realizan a sólo dos proveedores.

CFE tarifas eléctricas
La CFE anunció una reducción en sus tarifas eléctricas para comercios y domicilios con alto consumo. Archivo Cuartoscuro

En la administración del presidente Enrique Peña Nieto, 7 de cada 10 contratos firmados con los principales proveedores del Gobierno se asignaron mediante adjudicación directa, de acuerdo con el Índice de Riesgos de Corrupción: el Sistema Mexicano de Contrataciones Públicas, realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Los proveedores con más contratos por adjudicación directa son Summa Conpany, Grupo Fármacos Especializados, Fármacos Maypo, Marcas Nestlé, Fábrica de Jabón La Corona, Alen del Norte, Infra y Laboratorios Pisa.

En todo el Gobierno federal, indica el análisis, existen mil 537 unidades compradoras y, de ellas, 500 fueron catalogadas como de alto riesgo a la corrupción.

En la revisión de los contratos de 2012 a 2016 de la plataforma de Compranet, se encontraron tres variables que alertan de riesgos de corrupción: falta de competencia y de transparencia y la existencia de anomalías diversas, detalla el IMCO.

Las entidades cuyo gastos es menos transparente y por lo que hay mayores riesgos de corrupción son la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el ISSSTE, el IMSS, Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, de acuerdo con un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Le siguen Prospera, Liconsa, la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas,  la Secretaría de Agricultura y la Secretaría del Medio Ambiente.

 

La CFE, que encabeza la lista con mayores riesgos, hizo contratos por 424.5 mil millones de pesos en el periodo del 2012 al 2017. Eso representó el 19% del monto total de todas las dependencias y entidades.

El ISSSTE, por ejemplo, hizo contratos por 147 mil millones de pesos en el mismo periodo, es decir, esto representó el 7% del monto total de todas las dependencias y entidades.

En su estudio, el IMCO analizó 700 mil procedimientos de contratación e indica que treinta dependencias y entidades de la Administración Pública federal utilizan 85.9% del total de los recursos federales en procedimientos de contratación.

En el caso de IMSS y el ISSSTE el 21% las compras de gobierno las realizan a sólo dos proveedores.

Ambas instituciones ejercieron de 2012 a 2016 un gasto de 548 mil 683.2 millones de pesos y la mayoría de esos recursos se los llevaron Grupo Fármacos Especializados, que obtuvo 81 mil 476 millones de pesos , y Farmacéuticos Maypo, que facturó 33 mil 857 millones de pesos.

Ante este panorama el IMCO propone una nueva ley de adquisiciones y una nueva ley de obra que se apeguen a los estándares internacionales, eliminen excepciones y establezcan procedimientos más sencillos y eficientes.

Asimismo propone una nueva plataforma de contrataciones públicas que sea de uso obligatorio y que abarque el ciclo completo: planeación, licitación, ejecución, además de reafirmar la capacidad de la Secretaría de la Función Pública como órgano de control y vigilancia en contrataciones públicas.

Propone también la creación del Instituto Nacional de Política de Contrataciones Públicas que se encargue de la planeación a mediano y largo plazo, así como de generar políticas que ayuden a usar de mejor manera los recursos y que promuevan alternativas con el uso de la tecnología.

Close
Comentarios