close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Pixabay

¿Estás listo para la entrega del Óscar?, aquí cinco cosas a las que debes prestar atención

La entrega de los premios de la Academia se llevará a cabo en un entorno sacudido por escándalos sexuales y raciales. No habrá que perder de vista a las dos favoritas de la noche: "La forma del agua" y "Tres anuncios por un crimen".
Pixabay
Por AFP
3 de marzo, 2018
Comparte

Este domingo por la noche es la entrega del Óscar y los ojos estarán atentos en quien será la película más ganadora, “La forma del agua”, del mexicano Guillermo del Toro, o “Tres anuncios por un crimen”.

Pero si algún aprendizaje dejaron ceremonias anteriores, es que nunca es buena idea esperar lo esperado en la noche más importante de Hollywood.

Aquí, cinco cosas a las que hay que prestar atención el domingo:

El fantasma del ‘sobregate’

Quizás uno de los momentos más vergonzosos en la historia del Óscar, pero no espere que el anfitrión Jimmy Kimmel evite usar el “sobregate” para algo de buena comedia a costillas de la Academia.

Tras recibir el sobre incorrecto, Warren Beatty y Faye Dunaway proclamaron al musical “La La Land” como ganador de la estatuilla a mejor película cuando en realidad era el drama ‘coming-of-age’ “Moonlight”.

Los auditores de PricewaterhouseCoopers fueron los responsables de la confusión.

Y la audiencia del Óscar espera que el error, que sembró el caos en el final del show, forme parte del monólogo de apertura de Kimmel y de los propios presentadores de premios.

Final de fotografía: “La forma del agua” o “Tres anuncios por un crimen”

“La forma del agua”, la aclamada historia fantástica en plena Guerra Fría, acaparó el mayor número de nominaciones, 13, comparado con las siete de su principal rival, “Tres anuncios por un crimen”.

Pero el oscuro drama de Martin McDonagh aparece como favorito a llevarse el premio a mejor película a pesar de las duras críticas que recibió por el tratamiento que dio en su trama a temas raciales.

Pero, insistimos, el Óscar muchas viene con sorpresas y no se puede descartar que “¡Huye!”, una sátira de horror y ubicada tercera en las encuestas, acabe ganadora.

#MeToo y Time’s Up

Los movimientos #MeToo y Time’s Up contra el abuso sexual y la inequidad de género en la industria, han sido protagonistas de esta temporada de premios, inspirando muchos discursos poderosos y convirtiendo las alfombras rojas en simbólicos desfiles en negro durante los Globos de Oro y los Bafta.

Aunque no hay ningún llamado oficial para este domingo, varias actrices han dicho que vestirán negro en apoyo a la causa.

Ryan Seacrest, el entrevistador estrella de los ricos y famosos en las alfombras rojas de los premios para el canal E!, enfrenta su propio escándalo tras una denuncia de acoso de su exestilista.

El canal ha expresado su apoyo a Seacrest y ha dicho que estará en la alfombra roja el domingo como de costumbre.

Rompiendo patrones

La 90 edición de los Óscar está cargado de nominaciones que rompen viejos patrones.

La directora de “Mudbound” Dee Rees es la primera mujer negra nominada por mejor guión adaptado, mientras que su directora de fotografía, Rachel Morrison, es la primera mujer en ser nominada en esa categoría.

“Mudbound” se llevó también una nominación particular para la diva Mary J. Blige, la primera persona que compite por mejor actuación y mejor canción original en el mismo filme.

Yance Ford (“Strong Island”) es la primera directora transgénero nominada y Jordan Peele (“¡Huye!”) es el primer cineasta negro nominado por dirección, guión y producción.

Es además apenas el quinto director negro alguna vez nominado y podría ser el primero en ganar.

Greta Gerwig (“Lady Bird”) es la quinta directora en la historia en ser nominada y la primera que consigue entrar en competencia en su debut directoral.

Está también la primera película de superhéroes nominada a mejor guión adaptado (“Logan”) y el primer nominado en las categorías de actuación, mayor de 87 años: Christopher Plummer in “Todo el dinero del mundo”.

Test para Kimmel

El comediante Jimmy Kimmel animará los Oscars por segunda vez consecutiva y la crítica espera ver cómo consigue el equilibrio para abordar el tema de los abusos sexuales en Hollywood en su monólogo humorista.

Ya de por sí, mantener un espectáculo de más de tres horas –la transmisión no deportiva más vista en Estados Unidos- es también un desafío en este año eclipsado por los escándalos.

“Damas y lo que queda de caballeros”: así abrió Seth Meyers la gala de los Globos de Oro, la primera gala de esta controvertida temporada de premios.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es la temida falla de San Andrés (y por qué preocupa tanto tras los sismos en California)

La que más preocupa a los científicos es la sección sur de la falla, en la que no se ha producido un sismo en cerca de 300 años,
6 de julio, 2019
Comparte

Cada vez que tiembla en California, la pregunta se repite: ¿está más cerca el “Big One”?

Con el “Big One” se refieren a un terremoto catastrófico que, según los sismólogos, ya debió haber ocurrido.

Los temores volvieron a desatarse esta semana. Un terremoto de magnitud 7,1 sacudió la noche de este viernes la región sur de California.

Este sismo se registró tan solo un día después del de magnitud 6,4 en la misma zona.

California es propensa a los terremotos, ya que se ubica sobre una serie de fallas, es decir, regiones donde las placas tectónicas se unen.

La mayor de ellas -y la potencialmente más peligrosa- es la falla de San Andrés, que atraviesa el Estado de norte a sur y se extiende a lo largo de 1.300 kilómetros.

La falla delimita la placa norteamericana de la placa del Pacífico y es una de las más estudiadas del planeta, ya que en su práctica totalidad se encuentra sobre la superficie terrestre.

Sobre ella se asientan los enormes centros urbanos de Los Ángeles, la segunda ciudad más poblada de EE.UU., y San Diego, y 38 millones de personas que viven en sus inmediaciones.

Cuestión de tiempo

La parte media de la falla se rompió hace unos 160 años y la parte norte en 1906, provocando el devastador terremoto de 7,8 grados que destruyó gran parte de San Francisco en 1906 y dejó más de 3.000 muertos.

Terremoto de San Francisco 1906.

Getty Images
Un terremoto de 7,8 grados destruyó gran parte de San Francisco en 1906.

Pero la que más preocupa a los científicos es la sección sur de la falla, en la que no se ha producido un sismo en cerca de 300 años, pese a que los registros geológicos indican que es la causante de un gran terremoto con una periodicidad de unos 150 años, y en todo ese tiempo ha ido acumulando tensión.

El último gran terremoto que hubo en esa zona data del año 1700, pero no se tienen detalles de cómo ocurrió al carecer de registros en esa época.

En la Conferencia Nacional de Terremotos celebrada en California en 2016, los científicos que participaron ya advirtieron que la sección sur de la falla de San Andrés está “cargada y lista” para provocar un gran temblor.

Un gran riesgo

Sismólogos del Geological Survey de Estados Unidos simularon los efectos de un gran terremoto en California para un programa de estudio.

Uno de sus modelos de computadora asume que el próximo gran evento en la falla de San Andrés será de magnitud 7,8, que iniciará una ruptura en el sur de California cerca del Mar Salton y luego se disparará hacia el norte a lo largo de la falla para golpear a Los Ángeles.

Vista de Los Ángeles.

Getty Images
Un terremoto en la sección sur de la falla de San Andrés tendría un impacto directo en Los Ángeles, la segunda ciudad más poblada de EE.UU.

Los cálculos más conservadores apuntan a que, de producirse un temblor de esa magnitud en esa sección, cerca de 2.000 personas morirían y habría más de 50.000 heridos.

Alrededor del 1% de los edificios en un área de 10 millones de personas colapsarían y alrededor de la mitad de las construcciones en la zona tendrían que ser abandonadas.

Los daños materiales superarían los US$200.000 millones.

Sistema de alerta

La viabilidad de las comunidades después de un evento así depende de la preparación.

En California, gran parte del enfoque en la planificación se ha reflejado en las normas de construcción.

Simulacro de un terremoto.

Getty Images
California estrenó este año un sistema de alerta temprana de terremotos.

Tras el terremoto de San Francisco en el norte de California se introdujeron nuevas regulaciones, obligando a que se reforzaran estructuras construidas con concreto, muchas de las cuales albergan escuelas y hospitales.

En 2014, la alcaldía de Los Ángeles propuso una normativa similar.

A principios de este año comenzó a funcionar ShakeAlert LA, un sistema de alerta temprana de terremotos similar al que existe en países con alta actividad sísmica como Japón o México.

Se trata de una aplicación móvil que avisa a los residentes del condado de Los Ángeles hasta 40 segundos antes de que se produzca un temblor de magnitud 5 o superior. Esto no solo ayuda a alertar a la población, sino también a las autoridades.

Para los expertos, la cuestión no es si la falla de San Andrés se quebrará en el sur de California, sino cuándo lo hará.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PRfp4J8710k

https://www.youtube.com/watch?v=68zn7xpQYWM

https://www.youtube.com/watch?v=blMd5zpa3gE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.