Curas para enfermedades e inventos ecológicos: estos proyectos demuestran que la ciencia es cosa de niños
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Curas para enfermedades e inventos ecológicos: estos proyectos demuestran que la ciencia es cosa de niños

Cinco niños y jóvenes, participantes del Programa Adopta un Talento (PAUTA) fueron premiados por la UNAM por ser “los mejores comunicadores en la ciencia”, con proyectos ecológicos o que buscan curar enfermedades como el Parkinson y cáncer.
Especial
Por Eréndira Aquino
6 de marzo, 2018
Comparte

Xóchitl tiene ocho años; es originaria de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, un lugar donde, dijo, las temperaturas son bajas buena parte del año, y el bañarse con agua fría genera enfermedades respiratorias a sus habitantes.

Inspirada en la necesidad de tener agua caliente de manera económica, Xóchitl elaboró un calentador solar hecho con botellas de plástico, pintura negra y dos trozos de vidrio, todos ellos reciclados, para que las personas de su comunidad y del estado, donde más del 77% de las personas viven en condiciones de pobreza, puedan replicarlo.

Xóchitl es la primera niña en recibir el ‘Premio ICN a la mujer’ y una de las cinco niñas, niños y jóvenes de entre 8 y 17 años, que participan en el Programa Adopta un Talento (PAUTA),  premiados por el Instituto de Ciencias Nucleares (ICN) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), por sus “excepcionales habilidades para comunicar la ciencia.

Al igual que Xóchitl Cruz, Raúl Segura, Iván Díaz, Miranda Ibarlucea, y Gael Osollo, fueron premiados por el Instituto como “los mejores comunicadores en la ciencia”, quienes además recibieron acompañamiento por parte de científicos de diversas instituciones, para experimentar y desarrollar habilidades en diversos espacios.

A continuación, te presentamos los proyectos con los que estos niños ganaron becas y el reconocimiento por parte de la UNAM:

Baño calientito

Luego de 4 años de investigar con PAUTA, Xóchitl elaboró un calentador solar que se hizo a partir de botes de plástico reciclados de un litro pintados de color negro.

“Los botes se coloraron sobre las puertas de vidrio de un enfriador descompuesto para poder encapsular el calor y así obtener agua caliente”, explicó la niña, ganadora del Premio ICN a la Mujer.

El ICN entregó el reconocimiento a Xóchitl “en reconocimiento a su interés por la ciencia y a su especial capacidad de comunicarla”.

La idea del premio es motivarla a continuar con su trayectoria para formarse como científica y “por su esfuerzo al imaginar un proyecto de ciencia a favor de su comunidad”, señaló el Instituto.

Telaraña antioxidante

Raúl Alejandro, un niño de 11 años originario de la Ciudad de México, diseñó la molécula de una sustancia con propiedades antioxidantes que pudiera atrapar radicales libres que dañan las células del cuerpo, provocando enfermedades como el cáncer.

Acompañado por el Maestro en Ciencia e Ingeniería de Materiales, Miguel Reina Tapia, Raúl Alejandro Segura elaboró el modelado molecular en una computadora, inspirado en las moléculas que ya existen en la naturaleza, y creó una “telaraña” que puede neutralizar el radical libre •OOH, que es tóxico.

Lee: Niños y jóvenes mexicanos buscan cambiar al mundo con estos cuatro proyectos.

Dispositivo de estimulación transcraneal

Entusiasmado con la idea de ayudar a un familiar que vive con Parkinson, Iván Jair diseñó un dispositivo no invasivo que ayude a tratar los temblores que provoca la enfermedad.

El joven de 17 años explicó que, actualmente, el tratamiento más común para el Parkinson es el de “Estimulación Cerebral Profunda (ECP)”, que es invasivo y provoca hemorragias. “De ahí la idea de crear un neuroestimulador que simule a la ECP, pero lo hagas de una manera no invasiva”.

Acompañado del investigador de doctorado Gabriel Ramírez García, Iván Díaz desarrolló el prototipo de un dispositivo de estimulación transcraneal: investigó sobre los síntomas y tratamientos de la enfermedad, lo que derivó en el diseño de un artefacto que pasó dos pruebas.

Sin embargo, explicó Iván, por el momento tendrá que abandonar el proyecto, pues no cuentan con recursos para realizarle modificaciones y más pruebas, por lo que ahora realizará un proyecto de diseño molecular, que podría aplicarse en el tratamiento de la esquizofrenia.

Guante contra temblores

Miranda Iberlucea, de 17 años, ideó otro dispositivo que ayuda en tratamientos de la enfermedad de Parkinson: un guante que contrarresta los movimientos provocados en las personas, a partir de vibraciones que retroalimentan el cerebro y logran que los impulsos nerviosos se detengan.

Acompañada por el Maestro en Ciencias Hernando Ortega Carrillo, Miranda creó una simulación de temblores que siguen la misma frecuencia que la promedio en un paciente de Parkinson, lo que confirmó la teoría de que los patrones complejos pueden detener ciertos movimientos por completo.

Agua libre de contaminantes

Gael Osollo realizó un filtro para purificar agua de lluvia, con materiales naturales de bajo costo: un purificador de café, gravilla de tezontle y carbón.

Este joven de 13 años, quien trabajó por cuenta propia, orientado y auxiliado únicamente por sus padres, generó filtros para quitar la acidez provocada por los contaminantes ambientales en el agua de lluvia, lo que contribuye a que esta agua pueda utilizarse para regar plantas y limpiar en casa.

Te puede interesar: Payasos Científicos, expertos que enseñan a niños oaxaqueños la cara divertida de la ciencia.

Miles de niños con PAUTA

El Dr. Frank Hoelfich, exdirector del Instituto de Ciencias Nucleares y uno de los académicos que apoya a PAUTA, habló sobre la importancia de incentivar a “nuestros recursos naturales más importantes, las niñas y niños del país, cinco de los cuales están con nosotros, y de los cuales estoy muy orgulloso”.

De acuerdo con el académico, “miles de estos niños no tienen la oportunidad de participar en el esfuerzo científico o cultural de nuestro país”, por lo que es importante ofrecerles espacios en los que puedan desarrollar habilidades y fomentar el conocimiento.

Además de la Ciudad de México, actualmente PAUTA se encuentra trabajando también en Morelos, Michoacán y Chiapas, en donde casi 400 científicos, especialistas en diferentes áreas, acompañan a través de talleres a más de 10 mil niños y niñas, quienes han desarrollado alrededor de mil 300 proyectos con impacto social en sus comunidades.

La Doctora Gabriela de la Torre, directora de PAUTA, explicó que el programa no está diseñado exclusivamente para preparar a niños y jóvenes que tengan como meta convertirse en científicos.

Aunque un 60% de los alumnos de sus talleres, al llegar a la edad de elegir una carrera escogen alguna ciencia como licenciatura, dijo, “hay quienes encuentran en la ciencia algo que les gusta, aunque solo quieren un espacio lúdico para desarrollar estas actividades, y la idea es acompañar a todos estos niños en la evolución de sus habilidades”.

La directora de PAUTA destacó que la cercanía con la ciencia y el desarrollo de habilidades y valores científicos permiten una participación cívica activa, con la que se puede hacer frente a la magnitud de los problemas que las sociedades modernas enfrentan, como cambio climático, pérdida de biodiversidad, la contaminación, enfermedades entre otros.

Cada año PAUTA lanza las convocatorias a los niños y jóvenes interesados en formar parte de sus talleres, quienes como únicos requisitos deben ser estudiantes de primaria, secundaria o bachillerato y estar interesados en la ciencia.

Conoce más del trabajo de PAUTA y de los niños que desarrollan diferentes proyectos a través de este proyecto en su página web.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué es insólito que haya 5 ciclones tropicales en el Atlántico al mismo tiempo

En un hecho que no ocurría desde 1971: cinco fenómenos tropicales se formaron al mismo tiempo. Dos de ellas son huracanes que podrían poner en riesgo la vida de las personas que viven en las costas del sur de EU.
15 de septiembre, 2020
Comparte

Cada año, por esta misma época, comienza a vislumbrarse lo que será la temporada de huracanes y tormentas tropicales que afectarán principalmente a Norte América y el Caribe.

Y como si no faltara otra cosa por apuntar en este 2020, por segunda vez en la historia se detectaron cinco ciclones tropicales simultáneamente activos en el océano Atlántico.

La última vez que se presentó un fenómeno similar fue en 1971, cuando se registró el mismo número de tormentas tropicales en el Atlántico en un mismo momento.

De acuerdo al Centro de Nacional de Huracanes de EE.UU. (NHC, por sus siglas en inglés) las formaciones son el huracán Paulette, el huracán Sally, las tormentas tropicales Teddy y Vicky y la depresión tropical Rene (que se desvanecerá en las próximas horas).

https://twitter.com/philklotzbach/status/1305459589878444033

Mientras el huracán Paulette está pasando por las Bahamas, Sally está a punto de ingresar en territorio estadounidense, entre los estados de Louisiana y Mississippi.

Pero, ¿por qué se presenta este inusual fenómeno? ¿Y es un anuncio de lo que ocurrirá con la temporada de huracanes en el futuro?

Hay que tener algo claro: no hay una sola respuesta a este fenómeno. Lo que vemos aquí es la suma de muchos factores que coinciden para producir estas cinco tormentas tropicales al mismo tiempo”, le dijo a BBC Mundo el meteorólogo de British Weather Services, Jim Dale.

Dale, quien escribió el libro “Weather or Not”, señala que la causa de este incidente no es únicamente el calentamiento global.

“Este fenómeno también se presentó en 1971, cuando el calentamiento global apenas estaba siendo notado, así que hay que tener siempre en cuenta los otros elementos que hacen parte de la formación de los huracanes”, agrega.

“Igual este año ha sido tan inusual con tantas tormentas tropicales, que ya se están acabando los nombres de la lista para nombrar estas formaciones. Solo queda uno: Wilfred”, anotó.

La temporada

Según señalan los científicos, en la formación de los ciclones tropicales -que de acuerdo a su avance se van transformando en huracanes o en tormentas tropicales- juegan varios factores.

“El calentamiento del agua, las zonas de baja presión en aguas cálidas, la dirección de los vientos, la absorción de vientos cálidos y fríos que le otorgan velocidad, entre otros”, señala Dale.

Para el meteorólogo, este año se pueden encontrar dos fenómenos que pueden haber influenciado el alto número de ciclones tropicales.

“La influencia de ‘La Niña’, la corriente en el Pacífico y, por supuesto, el aumento de las temperaturas del océano, que afectó algunas zonas del océano Atlántico, especialmente en la costa Occidental de África donde se originan la mayoría de estos ciclones, pudieron incidir en este fenómeno histórico”, señala.

Dale también apunta que el factor del calentamiento global seguramente incidirá en el número de huracanes y tormentas tropicales que afectarán esta zona del planeta en el futuro.

“Por ejemplo: ahora estamos viendo cómo los incendios forestales arrasan con miles de hectáreas. Aunque los incendios de este tipo los conocemos desde hace más de 100 años, lo cierto es que ahora son mucho más agresivos por la sequía y el aumento de las temperaturas”, explica Dale.

“Con los huracanes pasa algo similar: los conocemos desde siempre, pero los efectos climáticos que la Tierra ha sufrido en los últimos años van a causar que se presenten con mayor frecuencia y en situaciones inusuales como la que estamos viendo”.

Tres direcciones

En este momento, los cinco ciclones pueden ir en diferentes direcciones tanto en EE.UU. como en algunas islas en el Caribe.

De acuerdo al NHC, el paso del huracán Paulette por Bahamas “puede poner en peligro la vida de las personas”.

Hurac[an Sally.

Getty Images
Las personas que viven en las zonas de la costa de sur de EE.UU. preparan sus casas para la llegada del hurac[an Sally.

“Las marejadas producidas por Paulette están afectando parte de las Islas de Sotavento, las Antillas Mayores, las Bahamas y Estados Unidos. Estas marejadas podrían causar olas que pongan en peligro la vida de quienes habitan estas zonas”, explicó el NHC en un comunicado.

A esta advertencia se suma el huracán Sally, que ingresaría a EE.UU. por la costa sur y que el NHC llamó a observar con cuidado no sólo en su recorrido sino sobre todo en el efecto de los vientos en las zonas por donde pase.

Sin embargo, el NHC señaló que las tormentas tropicales Teddy y Vicky y la depresión tropical Rene en su estado actual no representan un peligro para esta región del planeta.

“Hay que tener en cuenta que tradicionalmente las temporadas de huracanes traen tres huracanes mayores. Apenas vamos en septiembre y ya contamos al menos ocho huracanes”, señala Dale.

“Es una situación para monitorear e investigar, para así poder prevenir con mayor rigor los daños que causan estos fenómenos”, agrega el meteorólogo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=JGg3BXeb_Gc

https://www.youtube.com/watch?v=UA_FDmt3k90

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.