close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Pixabay
Inicia el horario de verano: ¿Ya sabes cuándo cambiar tu reloj?
El horario de verano se aplica en dos fechas distintas en México; la franja fronteriza del norte inicia dos semanas antes que el resto del país.
Pixabay
Por Redacción Animal Político
29 de marzo, 2018
Comparte

El horario de verano se acerca, ¿ya sabes cuándo cambiar tu reloj?

Este año deberás adelantar tu reloj una hora antes de irte a dormir el sábado 31 de marzo, pues el nuevo horario inicia el domingo 1 de abril, y terminará hasta el 28 de octubre.

El horario de verano tiene como fin reducir el consumo de energía eléctrica utilizada principalmente en iluminación, equivalente a una hora de luz artificial por las noches, ya que al adelantar una hora el reloj se aprovecha el mismo tiempo en luz natural.

En 33 municipios de la franja fronteriza del país, el horario de verano comenzó el pasado 11 de marzo, con el propósito de facilitar la vida cotidiana de los residentes que cruzan la frontera por motivos laborales o escolares, al homologar el horario con la zona fronteriza estadounidense. Este cambio finalizará el 4 de noviembre.

Los 33 municipios fronterizos en donde el Horario de Verano inició el domingo 11 de marzo son:

Tijuana, Mexicali, Ensenada, Playa Rosarito y Tecate, en Baja California; Juárez, Ojinaga, Ascensión, Coyame del Sotol, Guadalupe, Janos, Manuel Benavides y Praxedis G. Guerrero, en Chihuahua; Acuña, Piedras Negras, Guerrero, Hidalgo, Jiménez, Zaragoza, Nava y Ocampo, en Coahuila; Anáhuac y Los Aldama, en Nuevo León; Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Camargo, Guerrero, Gustavo Díaz Ordaz, Mier, Miguel Alemán, Río Bravo y Valle Hermoso, en Tamaulipas.

En los estados de Sonora y Quintana Roo no aplica el Horario de Verano, por lo que los municipios de Sonora mantienen un solo horario durante todo el año, al igual que Arizona, Estados Unidos.

De acuerdo con estudios del Fideicomiso para el Ahorro de Energía (FIDE), la aplicación del Horario de Verano en 2017 obtuvo ahorros en consumo de 885.7 gigawatts hora, y una demanda evitada de 548 megawatts, que equivale a diferir la inversión de una planta termoeléctrica convencional.

El ahorro de energía obtenido, informó la Secretaría de Energía, sería suficiente para abastecer el consumo de 571 mil casas habitación durante todo un año, y es equivalente a la energía eléctrica consumida por 7.78 millones de lámparas fluorescentes compactas prendidas las 24 horas del día durante un año.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
El método Trump y lo que el acuerdo con México dice de su forma de negociar
El pacto anunciado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para evitar imponer aranceles a México mostró su forma 'peculiar' de manejar las relaciones exteriores.
11 de junio, 2019
Comparte

Cuando el presidente Donald Trump anunció que Estados Unidos y México desactivaron la bomba de tiempo que él mismo había echado a andar, una sensación de alivio corrió a ambos lados de la frontera.

No era para menos: el acuerdo sobre migración firmado entre los dos países el viernes evitó que Trump impusiera este lunes los aranceles progresivos con que había amenazado a México.

Los aranceles, que costarían miles de millones de dólares al comercio bilateral, podían haber desatado una crisis para la economía y la confianza de dos naciones que se precisan mutuamente.

Pero el pacto anunciado por Trump también es visto por expertos como un caso paradigmático de su forma de manejar las relaciones con otros países.

“Así es como Trump negocia: trata de atacar lo que ve como un adversario, luego trata de parecer como alguien duro con quien negociar, y tiende a obtener un resultado factible, que puede vender como una victoria”, dice Pamela Starr, profesora de relaciones internacionales en la Universidad de Southern California, a BBC Mundo.

De hecho, el “método Trump” de tratar con otros países parece incluir tres capítulos: amenaza, negociación y acuerdo.

Aunque claro que las cosas no siempre salen según el libreto.

Amenaza

Trump ha convertido las amenazas y ultimátum en algo cotidiano de su política exterior, a menudo vía Twitter.

En el caso de México, tuiteó el 30 de mayo que impondría aranceles de 5% a todos los productos que EE.UU. importa de ese país “hasta que se detenga el flujo de los inmigrantes indocumentados” por la frontera binacional.

Y agregó que los aranceles aumentarían “gradualmente hasta que se resuelva el problema de la migración ilegal“.

Esto muestra además una tendencia de Trump a mezclar temas de migración, seguridad nacional y comercio, usando poderes que la ley otorga al presidente de EE.UU. para casos de emergencia.

En marzo Trump había amenazado cerrar la frontera con México por los mismos motivos, aunque luego también desistió de hacerlo citando compromisos asumidos por su vecino del sur.

En el primer año de su gobierno amenazó con salirse del acuerdo de libre comercio que EE.UU. tiene con México y Canadá, lo que llevó a negociar un nuevo pacto entre los tres países.

Trump también ha lanzado advertencias de guerra.

En 2017 dijo que Corea del Norte se toparía con un “fuego y furia nunca antes vistas” si volvía a amenazar a EE.UU., aunque luego acabó negociando un acuerdo nuclear con ese país.

Joshua Sandman, un profesor de la Universidad de New Haven experto en comportamiento presidencial que investiga los métodos de Trump, afirma que “su estilo de operar se basa en su experiencia en el mercado de bienes raíces: el ir y venir, el engaño, la amenaza, la intimidación…”.

“Todos los presidentes aprenden de sus experiencias pasadas y la experiencia de (Trump) no fue en política sino en el mercado de bienes raíces de Nueva York, que es muy competitivo”, dice Sandman a BBC Mundo.

Negociación

Las amenazas de Trump tienen a menudo el objetivo de colocarse en una posición fuerte para abrir negociaciones con otros gobiernos.

Su anuncio de que impondría aranceles a México llevó al presidente de este país, Andrés Manuel López Obrador, a enviar de inmediato a su canciller a Washington para varios días de negociaciones que concluyeron en el acuerdo.

En algunos casos Trump pasó de las amenazas a los hechos, como cuando subió a 25% los aranceles de EE.UU. a productos chinos por un valor de US$200.000 millones el mes pasado.

Pero incluso en medio de la escalada de su guerra comercial con China, el objetivo de Trump parece ser negociar.

Este lunes, Trump dijo que espera encontrarse con su homólogo chino, Xi Jinping, durante la cumbre del G20 en Japón este mes.

Y amenazó con imponer aranceles adicionales a productos chinos si Xi evitaba reunirse con él.

En el caso de Corea del Norte, Trump mantuvo dos cumbres de negociaciones con el presidente Kim Jong-un, consideradas histórica pero que concluyeron sin un acuerdo de desarme nuclear.

Acuerdo

El pacto que Trump logró con México implica que este país desplegará 6.000 efectivos de la Guardia Nacional para controlar el flujo migratorio en sus fronteras norte y sur.

También contempla ampliar un programa para que migrantes que solicitan asilo en EE.UU. aguarden en México mientras se desarrolla el proceso.

Sin embargo, el diario The New York Times informó que este acuerdo contiene principalmente medidas que México ya había prometido adoptar antes, incluso durante negociaciones secretas.

Los negociadores mexicanos evitaron aceptar un acuerdo de “tercer país seguro“, que habría permitido a EE.UU. rechazar las solicitudes de asilo de centroamericanos que no hayan buscado primero refugio en México.

Trump sostuvo en un tuit que los “medios corruptos” ignoraban sus logros: “Conmigo, pese a nuestra economía récord y todo lo que he hecho, ¡no hay reconocimiento!”.

Este es un tema sensible para Trump, ya que alcanzó la presidencia con la promesa de detener el flujo de migrantes indocumentados a EE.UU. desde México, que en cambio ha crecido recientemente.

Pero los analistas creen que aún es incierto el alcance del acuerdo alcanzado.

“(Trump) no siempre gana, pero trata de dar esa apariencia. Ese es el método: no sabes las consecuencias de lo que realmente va a suceder”, dice Sandman.

Starr destaca que EE.UU. “obtuvo un acuerdo escrito, lo que es bastante importante”, así como el compromiso de volver a negociar si no se logran los resultados esperados.

Pero señala que este método de Trump de negociar “no parece funcionar bien con China“, que tiene más margen para tomar represalias contra EE.UU. que México.

Y advierte que por ahora se ignora el impacto real que tendrá el acuerdo alcanzado, entre otras cosas porque EE.UU. ya intentó sin éxito usar la fuerza para lidiar con los inmigrantes cruzando su frontera sur.

“No veo por qué sería más exitoso cuando los mexicanos intenten la misma estrategia”, concluye.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=e_OhNJWLfz0

https://www.youtube.com/watch?v=itBuHehfea0&t=9s

https://www.youtube.com/watch?v=cAMfecez1mw

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.