Ningún candidato puede usar la contienda para lavar culpas y dinero, dice Meade; encabezó aniversario 89 del PRI

"No hay cortina de humo que valga, el que la hace debe pagarla", dijo José Antonio Meade en el evento por el aniversario 89 del PRI, en medio de lo señalamientos en torno a Ricardo Anaya y presunto lavado de dinero.

pri meade
PRI

En medio de los señalamientos sobre Ricardo Anaya y presunto lavado de dinero, el candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade, dijo este domingo que ningún candidato puede dejar de explicar de qué ha vivido, y que quien “la hace debe pagarla”, si se detecta algún delito.

“Nadie puede dejar de explicar de qué ha vivido, ningún candidato puede usar la contienda para lavar sus culpas y su dinero, no hay cortina de humo que valga, el que la hace debe pagarla”, expresó Meade en el evento del aniversario 89 del PRI.

Leer: Anaya acusa a PGR de prestarse a guerra sucia; Procuraduría asegura que es ajena al proceso electoral

“Marcamos distancia y exigimos castigo para los que incumplen la ley, pintamos nuestra raya con los que se han aprovechado, para llenar sus bolsillos a costa del esfuerzo de los demás”, agregó Meade, que en ocasiones previas también ha cuestionado al candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, respecto a la forma en que ha obtenido recursos para vivir y hacer político en los últimos años.

En el evento, en el que Meade tuvo al inicio de su discurso algunas fallas de audio, dijo que el PRI ha sido un partido “histórico y fundacional, determinante para la historia de México”. 

El político enumeró las que considera son aportaciones de ese partido para el país, a lo largo de su historia, y dijo que si gana la presidencia impulsará a México para que sea una potencia.

“Lo vamos a construir juntos, ese México chingón”, dijo Meade.

“El Partido Nacional Revolucionario y Plutarco Elías Calles cambiaron caudillos por instituciones, consolidaron la paz social, no vamos a permitir que regrese un México de caudillos ni de mesías… porque conocemos y reconocemos políticas equivocadas, estamos decididos a impedir que el país vuelva a tropezar”, agregó.

En un punto de su discurso, Meade reconoció que en el país donde gobierna el priista Enrique Peña Nieto,  hay “legítimas expresiones de enojo y decepción, hay en México un fundado reclamo, malestar e indignación por la inseguridad y la violencia, por la impunidad y la corrupción”.

Sin embargo, agregó, también hay  “millones de servidores públicos honestos, de todos los partidos, priistas y ciudadanos, ellos y yo como nadie, repudian la corrupción y exigen que se castigue a quienes han violado la ley, sean del partido que sean”.

Meade es el primer candidato presidencial del PRI que no milita en ese partido. Antes de colaborar con el gobierno de Peña Nieto, trabajó en la administración de Felipe Calderón.

Close
Comentarios