8 voces de mujeres que marchan para exigir un alto a la violencia de género y que haya igualdad en México

Ocho mujeres relataron por qué decidieron participar en la #Marcha8M en la Ciudad de México, y cuáles son los casos de acoso y discriminación que han enfrentado.

mujeres
Eréndira Aquino

Mujeres marcharon este jueves desde el Ángel de la Independencia hacia el Zócalo capitalino, en la Ciudad de México, para exigir que paren las diferentes formas de violencia de género, los feminicidios y la discriminación.

La protesta en la capital mexicana se unió a un grito internacional para reclamar igualdad, ya que este 8 de marzo las mujeres salieron en las calles en diferentes países.

En el caso de México, la Comisión Nacional de Derechos Humanos alertó recientemente sobre un aumento de los feminicidios, en los últimos dos años, al pasar de 1,755 en 2015 a 2,585 en 2017, lo cual representa un incremento aproximado de 47.29%.

A continuación te presentamos un recuento de voces, de mujeres que marcharon este jueves en la Ciudad de México:

Doble discriminación 

Además de la discriminación de género, mujeres con discapacidad se enfrentan con que en México no hay suficientes oportunidades de trabajo para ellas, ni salarios equitativos.

“Sufrimos doble discriminación, pero estamos en lucha para no ser tan castigadas, por el machismo o por nuestro mismo género”, dijo durante la protesta una integrante del Consejo Nacional de Mujeres con Discapacidad.

“En el empleo no tenemos igualdad de salarios. Eso es en lo que estamos insistiendo, para que el gobierno esté consciente, y también la sociedad, para que esto no siga pasando”, agregó.

No más muertas 

Arisbeth salió a la calle con un body paint, para protestar por los casos de feminicidio en el país, que se han incrementado en los últimos dos años.

“Me trae a esta manifestación tanta inseguridad y tanta violencia que sufrimos las mujeres, hoy en día. Yo solo quiero regresar todos los días a mi casa, sin tener miedo”, dijo Arisbeth en Paseo de la Reforma.

“Sí he sufrido alguna forma de violencia, la peor, incluso, hasta de una misma mujer, y de hombres en demasía”, agregó.

Su deseo es que haya equidad, y que paren los asesinatos de mujeres. “No más muertas, siempre llegar sanas y salvas a casa”.

Apoyo transexual

Vanesa marchó acompañada de un grupo de amigas transexuales. Ella menciona que, además de lo complejo que fue lograr su cambio físico, al hacerlo tienen que enfrentar un panorama de abusos y violencia.

“Las golpean. Luego les roban. No les dan trabajo, empleo, seguro ni nada”, dice señalando a sus amigas, mientras  avanzan cerca del Ángel de la Independencia.

“Venimos a apoyar aquí a las mujeres, porque tanto ellas como las chicas transexuales sufren demasiado”.

En tribu, con sus hijos e hijas 

Argelia acudió a la marcha cargando a su bebé. Ella y otras mujeres se organizaron en redes sociales, para formar un contingente de madres, con la idea de criar desde este momento a sus hijos e hijas con un pensamiento feminista, de lucha por la igualdad.

“Nos encontramos en esta nueva trinchera, en esta nueva faceta de madres. Ancestralmente las mujeres se reunían a hacer tribu, así que decidimos venir todas las mujeres, en tribu, con nuestros hijos y nuestras hijas, acompañándonos, cuidadas, sabiendo todo lo que esto conlleva, traer mamilas, cargadores, pañales”, dijo Argelia.

 El feminismo es necesario

“Ya nos tiene hasta la madre”, dice una joven junto a tres amigas, cerca de la Alameda Central, reclamando que los casos de feminicidio o de abuso contra las mujeres en México quedan en su mayoría en la impunidad.

“Creo que absolutamente todas hemos vivido violencia, y justo por eso estamos aquí, la vivimos a diario. En todos los espacios, inclusive en los espacios en que deberíamos sentirnos seguras”, menciona la manifestante.

“Pero estamos aquí no solamente por el tema de la violencia, sino el tema de la impunidad que impera en este país, y que ya nos tiene hasta la madre”.

El grupo de jóvenes acusa que las diferentes formas de violencia se dan en espacios como el transporte público, el trabajo o incluso la escuela.

Ante ello, dicen, el feminisimo es necesario, “para que todos podamos vivir en un mundo equitativo, donde todos tengamos los mismos derechos”.

Conciencia 

“Venimos a hacer conciencia, porque cada vez es más fuerte la violencia contra las mujeres”, dijo Mercedes, camino al Zócalo capitalino. “Quiero que hombres y mujeres vayamos aspirando a la igualdad, a tener mejores condiciones”.

Acoso laboral 

“En el trabajo, yo estaba de fotógrafa, y algunos músicos empezaron a hostigarme, y a acosarme. Mi jefe, en vez de castigarlos me reprendió a mí, me hizo responsable de los ataques”, relató una joven en la manifestación.

Reclamo

“Vine a protestar contra este gobierno, que no hace nada por los derechos de la mujer. Requerimos, necesitamos apoyo, del hombre, del gobierno, para defender a las mujeres”, dijo Patricia, ya en el Zócalo.

“Necesitamos que todas las mujeres se unan, en protesta contra todas las injusticias”.

Close
Comentarios