Exfiscal electoral, Santiago Nieto, denuncia que el gobierno trató de callarlo con dinero por el caso Odebrecht

En una entrevista con The Wall Street Journal, Santiago Nieto acusó que un funcionario buscó darle dinero para silenciarlo, y que además lo han amenazado.

Santiago Nieto odebrecht
Santiago Nieto fue removido de la Fiscalía electoral el pasado 20 de octubre. Cuartoscuro Archivo

El exfiscal electoral, Santiago Nieto, acusó en una entrevista con el diario The Wall Street Journal que un funcionario del gobierno de Enrique Peña Nieto buscó darle dinero, para que guardara silencio sobre el caso Odebrecht.

Esto después de que lo despidieran de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), cuando indagaba el caso de sobornos de Odebrecht y la probabilidad de que estos recursos hubieran llegado a la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto en 2012.

“Intentaron comprarme para que guardara silencio”, dijo Nieto, de acuerdo con WSJ. Ante ese ofrecimiento, respondió:  “Lo siento, pero no puedo recibir dinero de Peña Nieto”. 

El funcionario que presuntamente buscó darle dinero, según el reporte, fue Jorge Márquez. Este último, si bien confirmó que tuvo una reunión con Nieto, rechazó haberle ofrecido dinero, reportó WSJ. El diario además indicó que Márquez ya no trabaja para el gobierno federal, tras estar en Gobernación.

Santiago Nieto fue removido de la Fiscalía electoral el pasado 20 de octubre por “violar el Código de Conducta de la institución”, de acuerdo con la Procuraduría General de la República.

La decisión fue tomada por el actual encargado de despacho Alberto Elías Beltrán, luego de que Nieto declarara en entrevista con el diario Reforma que el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, le envió una carta en la que le pedía que no lo inculpara en el caso de presunto desvío de recursos a favor del PRI, durante la campaña presidencial de 2012.

Por este caso, que involucraba presuntos sobornos de la constructora Odebrecht, Fepade abrió una carpeta de investigación para indagar si parte de los recursos habrían financiado la campaña de Enrique Peña Nieto, sin que hasta ahora haya funcionarios procesados.

Teme por su vida 

En la entrevista con WSJ, Nieto dijo que la controversia por la carta de Lozoya fue parte de un esfuerzo más amplio para que saliera de la FEPADE y silenciarlo.

El funcionario federal que lo citó en un hotel, de acuerdo con Nieto, presuntamente le dijo que el gobierno quería mantener una buena relación con él, y que “como un gesto de buena fe”, le ofrecían dinero, al quedarse sin trabajo luego de ser despedido de la FEPADE.

Nieto, agregó el reporte de WSJ, detalló que antes de que lo despidieran había solicitado información bancaria a las Islas Caimán, y documentos a autoridades brasileñas, para establecer si se podían presentar cargos contra Lozoya.

El extitular de la Fepade señaló que los esfuerzos para tratar de callarlo, sobre el caso Odebrecht, incluyeron amenazas, que llegaron de forma anónima vía Telegram. “Un consejo, mantente lejos de los problemas”, dice uno de los mensajes que recibió, y que WSJ dijo haber revisado.

En la entrevista, Nieto también relató que quien era su esposa recibió fotos de él junto a otra mujer, y que el matrimonio terminó pronto.

Respecto a sus razones para hablar en este momento, Nieto dijo que teme por su vida y las de sus dos hijas adolescentes. Mencionó que ya reportó las amenazas que recibió a la PGR.

El caso Odebrecht es uno de los mayores escándalos de corrupción en América Latina.

Luis Alberto de Meneses y Luiz Mameri e Hilberto da Silva, exdirectivos de Odebrecht que colaboran en la investigación Lava Jato —por los sobornos de la constructora—declararon haber transferido a Emilio Lozoya sobornos por cerca de 10 millones de dólares, a cambio de su apoyo como funcionario público en México para obtener contratos de obra pública, lo cual fue rechazado por el exfuncionario federal.

Esta es la aclaratoria de Jorge Márquez Montes sobre los señalamientos de Nieto.

En relación a la nota publicada por su diario, derivada del reportaje del Wall Street Journal titulado “Ex-Mexican Prosecutor Says He Was Fired to Stymie Corruption Probe”, me permito comunicarle lo siguiente:

Como funcionario de la Secretaría de Gobernación, mis responsabilidades incluían el mantener una comunicación plural con los distintos actores políticos, sociales e institucionales del país.

Fue en ese marco que durante los 5 años y 2 meses que laboré en la SEGOB, sostuve encuentros con Santiago Nieto Castillo.

Sin embargo, las imputaciones que hace el señor Nieto Castillo son absolutamente falsas y carecen de cualquier sustento. Es por ello que las rechazo categóricamente.

Me he desempeñado como funcionario público por más de 20 años, y siempre lo he hecho con honradez, compromiso y entrega.

Agradecemos se haga la aclaración correspondiente, y quedo en toda la disposición de hacer las precisiones necesarias, con respecto a esta publicación o cualquier otra.

Close
Comentarios