El sexenio de EPN ya es el más violento para la prensa: 1,986 agresiones y 41 asesinatos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro.

El sexenio de EPN ya es el más violento para la prensa: 1,986 agresiones y 41 asesinatos

Artículo 19 presenta hoy su informe ‘Democracia simulada, nada que aplaudir’, en el que documenta que la mitad de agresiones a la prensa en el sexenio actual fueron cometidas por funcionarios públicos.
Cuartoscuro.
Por Manu Ureste
20 de marzo, 2018
Comparte

A falta todavía de ocho meses para que termine oficialmente el sexenio, durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto se ha batido el récord de ataques contra la prensa y medios de comunicación con mil 986 eventos registrados entre diciembre de 2012 y el 5 de febrero de 2018.

Esta es la cifra más alta documentada por la organización civil Artículo 19 desde que empezó a contabilizar agresiones contra periodistas en México en el año 2007.

De acuerdo con el informe ‘Democracia simulada, nada que aplaudir’, que Artículo 19 presenta este martes con motivo de su décimo aniversario en México, durante el actual sexenio van 894 agresiones contra la prensa más que en el sexenio anterior con el presidente Felipe Calderón, cuando se registró un total de mil 092 agresiones.

En 7 años, aumenta 212% agresiones contra la prensa

Salvo en el periodo de tiempo que va de 2013 a 2014, cuando se contabilizaron 330 y 326 agresiones, respectivamente, el número de ataques contra periodistas y medios ha ido batiendo récords año tras año con Peña Nieto: en 2015, Artículo 19 registró 397 agresiones; en 2016, 426; y en 2017, 507.

De hecho, 2017 es también el año con más agresiones en la última década. Las 507 agresiones del año pasado suponen un aumento del 53% si se compara con 2013, el inicio del sexenio de Peña. Y un alza de hasta el 212% si la comparación se hace con 2010, cuando se documentaron 162 ataques.

2017 batió también el récord de asesinatos de periodistas, con 12 casos. Esta cifra superó a los 11 homicidios de comunicadores de 2016 y a los 11 de 2011.

Con Peña Nieto suman 41 periodistas asesinados; el gobierno de Calderón lo supera con 48 casos. En total, entre 2009 y 2017, van 78 periodistas asesinados, un promedio de casi 9 comunicadores asesinados al año.

Cándido Ríos, reportero veracruzano que se encontraba bajo el resguardo del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas; Cecilio Pineda, reportero de la fuente policial de Guerrero; Ricardo Monlui, periodista veracruzano; Miroslava Breach, periodista de investigación de Chihuahua; o Javier Valdés, fundador del semanario Ríodoce, de Sinaloa; fueron algunos de los periodistas asesinados en 2017, y cuyos casos siguen impunes.

Al margen de los homicidios, las formas más comunes de agredir a la prensa durante el presente sexenio son los ataques físicos, o ataques contra su material de trabajo: 570 casos documentados. Le siguen las amenazas, con 376 casos; la intimidación, con 356; la privación de la libertad, con 178; y el hostigamiento y el acoso, con 128 casos.

Las privaciones de la libertad aumentaron 2.5 veces en el sexenio actual con respecto al previo; el promedio anual pasó de 17 en los últimos cuatro años del sexenio de Calderón, a 44 en el sexenio de Peña Nieto. Uno de los casos más emblemáticos fue el de Pedro Canché, periodista crítico con el gobierno de Quintana Roo, detenido de manera arbitraria en agosto de 2014, acusado de sabotaje y liberado nueve meses después.

Los casos reportados a Artículo 19 de ‘intervención de comunicaciones’ contra periodistas también aumentaron de manera notable en 2017. Ese año, se documentaron 17 casos; y en 2016, 11. Mientras que entre 2009, todavía con Calderón, y 2015, no se tenía registro de ningún caso. Sobre este punto cabe recordar que en junio del año pasado, el diario The New York Times reveló que periodistas y activistas en México son espiados con un software adquirido por el gobierno federal.

La mitad de las agresiones las cometieron funcionarios

En el informe ‘Democracia simulada, nada que aplaudir’, Artículo 19 señaló que “a pesar de que el discurso oficial del gobierno ha culpado una y otra vez al crimen organizado por la violencia contra la prensa”, las cifras de la organización civil apuntan a que los mayores perpetradores de agresiones contra medios son los funcionarios públicos.

De las mil 986 agresiones durante el actual sexenio de Peña Nieto, 8% fueron cometidas presuntamente por integrantes del crimen organizado, y 48% por funcionarios públicos.

Además, al inicio del sexenio Artículo 19 documentó que 75% de los asesinatos de periodistas eran cometidos presuntamente por el crimen organizado. A un año de finalizar el presente sexenio, la organización civil apunta que puede identificarse, a partir de denuncias y testimonios, que 21.9% de los asesinatos fueron presuntamente cometidos por el crimen organizado y 19.5% por funcionarios públicos.

No obstante, la organización defensora de la libertad de expresión precisó que “la falta de investigaciones diligentes, exhaustivas, completas e imparciales” hace muy difícil determinar, “al menos como verdad jurídica”, si quienes idearon y cometieron los asesinatos fueron integrantes del crimen organizado, funcionarios, o funcionarios coludidos con el crimen.

Los reporteros son los más agredidos, con 874 casos. Entre 2017 y el inicio del sexenio de Peña en 2013, las agresiones a reporteros aumentaron 124%. Y si se compara con 2010, el alza es aún mayor: 339%.

En Coahuila aumentaron 1,266% las agresiones

En cuanto a los estados más violentos para la prensa, la Ciudad de México, con 383 agresiones; Veracruz, con 255, y Oaxaca, con 177, ocupan los tres primeros lugares del ranking. Le siguen Guerrero, con 163, y Puebla con 111.

En el caso de la Ciudad de México, Artículo 19 señaló que se produjo “un aumento brutal de violencia contra la prensa” en el contexto de manifestaciones y protestas sociales, principalmente en 2013 y 2014.

Al margen de estos casos, llama la atención el caso de Coahuila, que en 2014 registró tres agresiones contra periodistas, y en 2017 tuvo 41 casos; un aumento del 1,266%.

Los números de la impunidad: 800 averiguaciones, 2 sentencias

Ana Ruelas, directora de Artículo 19 para la oficina de México y Centroamérica, subrayó en entrevista con Animal Político que estas cifras récord de agresiones han estado acompañadas durante el presente sexenio por una constante: la impunidad.

Y para corroborarlo, la activista planteó una serie de datos oficiales: desde julio de 2010 hasta febrero de 2016, la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), inició 800 averiguaciones previas por agresiones contra periodistas y medios de comunicación. De esas cientos de averiguaciones, solo se obtuvieron dos sentencias condenatorias hasta el 15 de junio de 2016. Por lo que los niveles de impunidad en casos de ataques a la prensa alcanzan prácticamente el 100% de los casos.

Desde que entró en vigor el Nuevo Sistema de Justicia Penal, la FEADLE ha iniciado 203 carpetas de investigación de febrero de 2016 a diciembre de 2017, judicializando solo cinco investigaciones, lo que representa el 2.4% del total de iniciadas.

“Durante todo el sexenio, la FEADLE ha fallado en su labor de investigar los delitos cometidos contra las y los periodistas y llevar a los responsables ante la justicia, originando con esto la falta de acceso a la justicia, verdad y reparación para las y los periodistas”, apuntó Ruelas, quien además subrayó que tanto la Procuraduría General de la República (PGR), como la FEADLE, que depende de ésta, “han demostrado que son incapaces de investigarse a sí mismas”, por lo que “no existe un combate real” a los ataques contra la prensa.

Sobre este punto, Ana Ruelas recalcó el llamado de Artículo 19 para que a través del Sistema Nacional Anticorrupción se instaure “una Fiscalía que verdaderamente sirva, y que no solo sea un cambio cosmético en la PGR”.

“Necesitamos una Fiscalía que sea autónoma de verdad, que haga investigaciones exhaustivas e imparciales, y para ello se requiere de voluntad política”, concluyó la directora de Artículo 19.

Y aquí puedes leer o descargar el informe íntegro.

Sigue aquí la presentación del informe de Artículo 19.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: cómo es Wuhan, la ciudad china donde se originó el nuevo brote

Esta ciudad en el centro de China es una poblada urbe que tiene conexiones con todas las regiones del mundo, lo que explica la rápida propagación del nuevo virus.
22 de enero, 2020
Comparte
wuhan

Getty Images
Wuhan, en el centro de China, es una poblada urbe donde viven 8,9 millones de personas.

Quizás no es una megalópolis tan conocida como Pekín o Shanghái, pero Wuhan, la ciudad china donde estalló el brote de un nuevo coronavirus, es una metrópolis con conexiones directas a múltiples partes del mundo.

El virus, del que las autoridades chinas han confirmado más de 400 casos -si bien otras fuentes elevan esa cifra a más de 1,000-, se ha propagado ya a varios países, incluidos Tailandia, Corea del Sur, Japón y Estados Unidos.

En Latinoamérica, por su parte, los gobiernos de México y Colombia están analizando posibles casos, aún no confirmados.

Las autoridades de Wuhan, capital de la provincia de Hubei, admitieron que se encuentran en una “etapa crítica” de prevención y control y están aconsejando a las personas evitar los viajes a la ciudad y a sus habitantes salir de ella.

Este miércoles, anunciaron que cerrarán todos los transportes e impedir cualquier salida de la ciudad “sin razones especiales”, con el objetivo de frenar la propagación del virus.

Y es que esta metrópolis es la urbe más poblada de esta zona de China, con 8.9 millones de personas, según datos de la ONU de 2018 (hasta 11 millones, según otras fuentes).

Punto estratégico nacional

Wuhan, conocida coloquialmente en verano como la “olla de China” por las altas temperaturas que se registran, es más grande que Washington D.C. y es la séptima ciudad más grande en el país asiático y la número 42 del mundo.

La ciudad es resultado de la unión de tres localidades -Wuchang, Hanyang y Hankou- y es conocida por ser el lugar donde comenzó la revolución que acabó con la China imperial, el levantamiento de Wuchang, ocurrido el 10 de octubre de 1911.

El enclave es un importante nexo de transporte en el país asiático: está a pocas horas en tren de la mayoría de ciudades importantes de China, lo que la convierte en un punto estratégico en la red ferroviaria de alta velocidad.

También es una las 10 mayores economías del gigante asiático y punto de acceso a nueve de las provincias chinas, subraya un perfil realizado por el diario hongkonés South China Morning Post.

Wuhan, construida en el curso medio del río Yangtsé -que, con casi 6,400 kilómetros, es el río más largo de Asia y el tercero del mundo-, también cuenta con uno de los puertos intermedios más grandes a lo largo de este afluente, con barcos que conectan con Shanghái o la megalópolis de Chongqing.

estación de Wuhan

Getty Images
Las autoridades chinas han puesto en marcha diversas medidas para contener la propagación del virus.

El tamaño y la importancia económica de Wuhan pueden explicar por qué el virus viajó tan rápidamente en el sureste de Asia e incluso llegó a Estados Unidos.

En resumen: el virus se propagó así porque mucha gente entra y sale de Wuhan llevando consigo el virus.

Las autoridades chinas están aconsejando a la gente no viajar a esa ciudad y han recomendado a sus habitantes que eviten las aglomeraciones y minimicen las reuniones públicas.

“Básicamente, no vayan a Wuhan. Y a los que están en Wuhan, por favor no salgan de la ciudad”, declaró Li Bin, viceministro de la Comisión Nacional de Salud de China.

Además, a partir de las 10:00 hora local (02:00 GMT) del jueves, las autoridades suspenderán el “transporte público urbano, el metro, el ferry y los transportes de pasajeros de larga distancia”.

El aeropuerto y las estaciones de tren quedarán “temporalmente cerrados” y se prohíbe que ningún ciudadano “salga de Wuhan sin razones especiales” hasta nuevo aviso.

El virus está presente ya en al menos 13 provincias chinas, además de las regiones administrativas especiales de Hong Kong y Macao, que confirmaron este miércoles sus primeros casos, informó la agencia EFE.

Sin embargo, el jefe del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de China, Gao Fu, destacó que, hasta el momento, no se ha detectado un “súper transmisor” del nuevo coronavirus, con capacidad para infectar a muchas personas a partir de un solo caso.

Conexiones internacionales

Además, la urbe cuenta con un aeropuerto que la conecta con todas las regiones del mundo, de manera directa o indirecta.

El aeropuerto internacional de Wuhan transportó a 20 millones de pasajeros en 2016 y ofrece vuelos directos a Londres, París, Dubái o Nueva York, entre otros.

La ciudad, según su página web, es “el cimiento tanto de la manufactura de alta tecnología como de la manufactura tradicional”.

aeropuerto

Getty Images
Varios aeropuertos alrededor del mundo ya establecieron revisiones sanitarias para los pasajeros que llegan de la región afectada.

Wuhan cuenta con una serie de zonas industriales, 52 “instituciones de aprendizaje superior”, y declara que tiene más de 700,000 estudiantes, incluidos, apunta, el mayor número de estudiantes de grado en el país.

Unas 230 de las 500 compañías más grandes del mundo (clasificadas por la lista de Fortune Global) han invertido allí.

Las inversiones más notables proceden de Francia, que tuvo una “concesión extranjera” (territorio arrendado) en Hankou, hoy Wuhan, entre 1886 y 1943.

Más de 100 empresas francesas han invertido en la ciudad y Peugeot-Citroen tiene un consorcio chino allí.

Wuhan también sirve como puerta de entrada a las Tres Gargantas, una región turística y sede de la enorme represa hidroeléctrica homónima.

Posible origen del virus

Aunque China no ha podido confirmar la fuente exacta del virus, ahora conocido como 2019-nCoV, las autoridades creen que el brote se originó en un mercado de Wuhan.

mercado

Getty Images
Se cree que el virus se originó en uno de los “mercados mojados” de Wuhan, donde se venden animales vivos.

“Se trata de uno de los llamados ‘mercados mojados’ que son muy comunes en Asia”, explica Howard Zhang, editor del servicio chino de la BBC.

“Son mercados en los que se venden animales vivos, y puedes ver los pollos y gallinas en los puestos y los peces nadando en tanques de agua”.

“Esto es porque la gente quiere tener productos frescos. Entonces, por ejemplo, compran un pollo y el vendedor lo sacrifica y lo despedaza allí en el puesto, y todos los desperdicios quedan esparcidos, con poca higiene y salubridad, lo que facilita la propagación de enfermedades”, señala Zhang.

“Se sospecha que en uno de estos mercados se originó el virus”, agrega.

Tal como señaló Gao Fu, director del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades chino, es probable que el virus se transmitiera originalmente de un animal a un humano.

mercado

Getty Images
Las autoridades en Wuhan prohibieron la venta de animales vivos.

Las autoridades impusieron una prohibición en la venta de animales vivos en Wuhan. Y hay informes de que la policía está llevando a cabo inspecciones para asegurarse de que se está cumpliendo.

Propagación

Tal como señalan los expertos, aunque el virus se originó en un mercado local, es el flujo de gente que entra y sale de Wuhan el que ha provocado su rápida propagación.

El paciente en Estados Unidos, por ejemplo, visitó Wuhan recientemente, igual que las dos personas contagiadas en Japón. Asimismo, el paciente coreano vivió allí y el caso en Tailandia es un turista chino de Wuhan.

Lo que preocupa ahora a las autoridades es que este flujo ahora pueda incrementarse a medida que se acerca el Año Nuevo chino, y millones de personas regresan a sus hogares para festejar.

Las celebraciones oficiales empiezan este próximo viernes, si bien los viajes ya han comenzado y suelen durar hasta después de que acaben las festividades. Este periodo se conoce mundialmente como la mayor “migración interna” del mundo, en la que se desplazan millones de personas.

Por ello ya se establecieron revisiones sanitarias en los aeropuertos, estaciones de tren y carreteras que conectan a la ciudad en el punto de mira.

Y en otros países, como México, también se han puesto en práctica medidas para prevenir la propagación del virus, sobre todo en aeropuertos con conexiones directas con China, como Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara, informó la prensa local.

estación de Wuhan

Getty Images
En los aeropuertos y estaciones de tren de Wuhan se establecieron escáneres para detectar la temperatura de los pasajeros.

Pero a pesar que el virus puede seguir propagándose con rapidez, las autoridades chinas están ahora mejor preparadas para enfrentar el problema, señala Howard Zhang.

“Después de la emergencia de salud pública del virus SARS en 2002, que también fue un coronavirus que se originó en China y que mató a casi 800 personas en el mundo, las autoridades sanitarias chinas aprendieron mucho sobre este tipo de situación”, dice el editor del servicio chino.

“En esa época las autoridades tardaron semanas en identificar el problema y cuando se supo en el resto del mundo ya había miles de personas contagiadas”.

“Ahora al menos ya tienen la infraestructura para enfrentar el problema y parecen estar actuando rápidamente, tanto en la identificación de la infección, la confirmación de los casos y el control del acceso a la ciudad”, agrega.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=6ri6xiEMwao

https://www.youtube.com/watch?v=cBoiJt8Ruko

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.