Verificado.mx: Lo que sabemos sobre la grabación y la protagonista del video de la Niña Bien
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Verificado.mx: Lo que sabemos sobre la grabación y la protagonista del video de la Niña Bien

Desde que apareció en redes sociales el video de la Niña Bien surgió la interrogante de quién era la protagonista y quién está detrás de su producción. La Iglesia dio su versión sobre cómo fue grabado, pero hay contradicciones y dudas.
Especial
Por Irene Larraz / Verificado 2018
26 de marzo, 2018
Comparte

“¿Si vio el video?”, pregunta alguien en la última fila de la capilla San Sebastián de Xoco, en la delegación Benito Juárez. Es el chisme en boca de muchos. Unos días atrás, la iglesia se convirtió en el escenario del video Niña Bien, en el que una modelo y varios actores aparecen bailando reguetón frente al santo, mientras piden el voto para “ya sabes quién”.

Son las 9:30 am del domingo 25 de marzo y aunque el cura lleva media hora de retraso, ninguna de las 70 personas que lo aguardan dentro de la capilla se ha marchado. Esperan la misa del Domingo de Ramos, pero también una explicación de por qué su iglesia aparece en el video, compartido por más de 10 mil usuarios y visto por más de 600 mil más en redes sociales, eso tan sólo en el canal de Juan Jarquin, la primera cuenta que lo subió el 18 de marzo, a las 16:33 horas.

Al comienzo, el cura se limita a leer un comunicado y pide a los feligreses que le acompañen en un acto de desagravio convocado por el obispo “después de los lamentables acontecimientos”. Pero durante el sermón, el cura aporta más detalles: en enero los mayordomos informaron a Fray Edgar Vega Castañares, párroco de la capilla, que un grupo de personas se acercaron para solicitar permiso para una grabación de una boda. “El religioso precisó que, sin contar con su venia, el permiso para realizar la grabación lo otorgó la mayordomía, percibiendo a cambio 15 mil pesos. Las personas que lo grabaron no presentaron sus credenciales, ni se presentaron formalmente como productora, ni como partido, ni como estudiantes”, asegura.

Según el relato del cura, la grabación se realizó el 1 de marzo, de 7 a 19 horas, con una cámara pequeña y dos luces. “Los mayordomos afirman que en ningún momento escucharon música dentro del templo y que estuvieron en la sacristía observando lo que el equipo de grabación estaba haciendo. A las 17 horas, el equipo de grabación pidió que se desalojara completamente el templo y puede ser que en ese momento se grabara la escena”, concluyó.

El cura dio una última estocada a la feligresía: debido al efecto de la Niña Bien, ahora ya no se permitirán celebrar eventos, velorios y fiestas que no estén permitidos. Tampoco se permitirán tomar fotos.

A la salida, un grupo de mujeres lo aguardaba para pedirle más explicaciones. “Queremos enviar una queja a la Arquidiócesis”, dice una mujer alta, robusta, de unos 50 años. El cura se quedó callado y salió rápido por una puerta lateral. “¡Bendito cura nos ha tocado!”, exclamó por último la misma mujer.

Tampoco quiso responder ninguna pregunta de Verificado 2018 y se limitó a decir: “Todo lo contestó ya Fray Edgar Vega, yo no tengo nada que decir”.

La misma turba de feligreses rodeó a los mayordomos en la puerta de la capilla. Manuel, uno de los guardianes de la iglesia, repite que los “chamaquearon”. “No sabíamos, no vimos nada. Salimos de la capilla a las 5 pm porque querían grabar unas escenas sin gente y debió ser ahí cuando grabaron el baile, pero no oímos música en ningún momento”, explica. “Trajeron el Audi, pero no llevaban ningún logo, ni nos dieron nombres. En enero nos llamó una persona, iban a grabar en febrero, pero ya no aparecieron y luego el primero de marzo vino otra persona diferente a grabar”, señala a Verificado 2018.

Sin embargo, su versión no coincide con las pruebas. El martes pasado se filtró un video del detrás de cámaras que uno de los actores extra había compartido en su cuenta de Instagram, donde se puede escuchar la música dentro del templo.

Dos días antes, el Arzobispo primado de México, Carlos Aguiar Retes, descartó que se iniciara alguna sanción dentro de la Iglesia porque se trató de un engaño. “Las autoridades electorales tendrán que intervenir, nosotros dimos todos los datos, que ellos juzguen”, dijo Aguiar a los medios.

Laborie reaparece

Una de las razones por la cual el video generó tanto ruido en las redes fue porque, en un inicio, se intentó hacer pasar por un trabajo escolar del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, presentado por la supuesta alumna Almudena Ortiz Monasterio.

Pero ni fue un trabajo universitario, ni la supuesta alumna ni la materia existen, según aclaró después la Universidad ITESO en un comunicado, en el que se deslindaba de toda autoría. También el equipo del candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador en Jalisco desconoció el video y negó su autoría.

Almudena Ortiz Monasterio resultó ser Paulina Laborie, de 26 años de edad. Tras el escándalo, Laborie cerró sus redes sociales, aunque reabrió el acceso a Instagram este domingo 25 de marzo, donde publicó una foto en Artz Pedregal.

También reapareció el viernes en Facebook con un video en el que pide que descarguen su video.

Laborie prestó su propia habitación para grabar algunas de las escenas del video y recurrió al gimnasio Central WorkOut, en Polanco, para filmar otra parte del clip.

Verificado 2018 también pudo confirmar que la actriz estuvo inscrita en la Universidad Iberoamericana en 2012, pero no matriculó ninguna asignatura. Después se inscribió en la Universidad Anáhuac, de la que salió en 2016 tras reprobar más de tres veces una materia.

Otras pistas sobre el origen de la Niña Bien

  • Milenio fue el primer medio en publicar el video en Twitter, a las 15:49 del domingo. El medio confirma que lo obtuvo a través de mensajes de Whatsapp.
  • Juan Manuel Jarquin J. fue el primero en subirlo a Youtube a las 16:33. Jarquín asegura que lo único que sabe es que lo vio en Facebook. Después se lo compartieron en WhatsApp, y se le ocurrió subirlo a su canal de YouTube, pero advierte que él no lo editó. En redes lo vincularon con Morena por una foto en la que aparece con una gorra del partido y otra en la que figura con un cartel de Morena.
  • El diputado panista, Jorge Triana, aseguró que el video se realizó en una “productora fantasma” en Pedregal.
  • El periodista Pedro Ferriz, amigo de Laborie, señaló que Morena hizo el video y que a la actriz “le pagaron muy bien”.
  • El diputado Fernando Belauzarán publicó un tuit en el que aseguraba que conoció el video “porque me lo presumieron miembros de Morena”.

Otra noticia difundida en varios medios aseguraba que la ‘niña bien’ no estaba vinculada con Morena, sino con el PRI, y alegaban que Laborie “trabaja para Capital Media, que es propiedad de la familia Maccise, priístas de varias generaciones”. Sin embargo, el área de Recursos Humanos de Capital Media confirmó que Laborie no trabaja con ellos, aunque el grupo no se ha deslindado de forma oficial de la vinculación.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo el encierro por el COVID-19 está cambiando nuestros grupos de amigos

Una nueva investigación sugiere que las cuarentenas están remodelando nuestros grupos de amigos. ¿Qué significa eso para nuestras relaciones post COVID-19?
15 de octubre, 2020
Comparte

Antes de que el coronavirus provocara un segundo bloqueo severo en la ciudad australiana de Melbourne, Karen Lamb, una estadística de 35 años, iba al teatro, a las prácticas semanales de un coro, a clases de baile y pasaba mucho tiempo con sus amigos.

Pero los confinamientos en su ciudad interrumpieron el comportamiento social de Lamb. Su mundo se ha trasladado a internet y, a veces, Lamb puede sentirse sola.

Grandes cantidades de personas reportaron sentirse solas en la primera ola de cuarentenas por coronavirus a principios de 2020.

Según una investigación de la experta en soledad Michelle Lim, de la Universidad Tecnológica de Swinburne (Australia), uno de cada dos australianos dijo sentirse solo durante el primer encierro.

En Reino Unido y Estados Unidos, la proporción fue de dos de cada tres.

Ahora, unos investigadores en Australia examinan cómo estos períodos de aislamiento forzados están cambiando nuestras interacciones sociales.

Aunque la pandemia se está desarrollando de manera diferente según el país, en general compartimos una misma inquietud: si los bloqueos están cambiando la forma en que socializamos, ¿cuánto tiempo durará nuestra soledad?

Consolidando las redes de amigos

Los resultados iniciales de una encuesta de seguimiento que enviaron a casi 2.000 australianos han mostrado que se están produciendo algunos cambios de comportamiento importantes relacionados con la pandemia.

La investigación es un proyecto conjunto entre dos académicos, la doctora Marlee Bower, investigadora de la soledad de la Universidad de Sídney, y el sociólogo Roger Patulny, de la Universidad de Wollongong, Australia.

Bower dice que en las respuestas abiertas a la encuesta, muchas personas indicaron que habían comenzado a reducir sus redes sociales.

Un hombre y una mujer cenando a través de una videollamada.

Getty Images
Gran parte de nuestras interacciones se han trasladado a las plataformas digitales.

“No socializan con tanta gente como antes, sino con un subgrupo muy particular”, dice. “Las personas que tienen conexiones previas y pueden aprovechar sus amistades existentes en línea, lo están haciendo bastante bien. En muchos casos, están más cerca de los amigos que tenían”.

Ese ha sido el caso de Lamb, que es escocesa, pero ha vivido en Melbourne durante ocho años.

Antes del encierro, hablaba con Amy, una de sus amigas más antiguas, unas cuatro o cinco veces al año.

Ahora conversan todos los jueves, a una hora determinada, y ambas se preguntan por qué no lo habían hecho antes.

Algunas de sus otras amistades, sin embargo, no han resistido tan bien.

“Me ha resultado más fácil mantenerme en contacto con mi amiga escocesa que con mis amigos australianos”, dice Lamb. “Simplemente no he tenido esa relación en línea con los australianos. Durante los últimos seis meses me he distanciado mucho más de mis amigos del día a día”.

“Cuando las interacciones sociales se trasladan a internet, sólo ciertos tipos de relaciones parecían sobrevivir”, explica Bower.

Una vez que se elimina el contexto local o comunitario, se mantienen o fortalecen las relaciones en las que las personas tenían algo en común además del trabajo o pasatiempos, y en las que todos se sienten cómodos con la tecnología digital.

Muchos querían compartir su estrés pandémico con aquellos con quienes se sentían más cercanos; viejos amigos de las ciudades de origen y amigos locales muy cercanos.

“Dado que la mayor parte de la interacción social se ha producido en línea, socializar con personas que viven localmente ha resultado tan fácil como socializar con personas que viven en el otro lado del mundo. Esto significaba que las personas han podido socializar y volver a conectarse con personas con las que eran más cercanas, independientemente de su ubicación”, dice.

Dos amigas conversando por videollamada.

Getty Images
Mucha gente ha retomado viejas amistades.

La sociedad contemporánea a menudo se define por el movimiento de personas fuera de su lugar de origen, agrega Patulny.

“Estás más cerca de las personas que viven en el otro lado del planeta, porque son con las que creciste. No estás necesariamente cerca de aquellos con quienes compartes un vecindario. El covid-19 realmente está mostrando esto”, dice

Conversaciones cotidianas

Sin embargo, también extrañamos las interacciones con aquellas personas con las que no tenemos una amistad suficiente como para construir una relación en línea durante la pandemia.

Según Patulny y Bower, muchas personas dijeron que habían perdido estas microinteracciones con las personas de sus comunidades, que son casi imposibles de facilitar a través de la comunicación digital.

“La capacidad de simplemente parar, chismear, reír, bromear y todas las cosas que haces fuera de las reuniones, eso no sucede cuando estás reunido en línea”, dice Patulny. “El contacto periférico adicional se ha perdido, y esa es una pérdida importante”.

Una mujer con mascarilla detrás de una ventana.

Getty Images
Mucha gente ya se sentía sola antes del covid-19.

Existe el riesgo de que los vínculos sociales se deterioren sin estas pequeñas interacciones, dice, ya que ayudan a las personas a conectarse.

En cuanto a si podemos retomar estas amistades después de la pandemia, Bower señala evidencia reciente de Reino Unido que sugiere que las personas que se sentían solas antes probablemente se sentirían un poco más solas después, mientras que otras no experimentaron cambios a largo plazo.

Sin embargo, expresa cierta preocupación por que un período prolongado de soledad para algunas personas pudiera hacer que las interacciones pequeñas se sientan más desafiantes a largo plazo.

“Las personas que experimentan soledad durante períodos prolongados comienzan a experimentar impactos negativos persistentes en la forma en que piensan y actúan en situaciones sociales —son más hipervigilantes en cuanto al rechazo, más ansiosos socialmente— y esto puede dificultar estas interacciones simples y que sea menos probable que salga bien”, dice Bower.

Revertir o cambiar

La investigación de Bower y Patulny seguirá analizando a su grupo de estudio mientras Australia continúa su marcha para salir de las restricciones del covid-19.

Dos mujeres conversando una con la otra, cada una su escritorio.

Getty Images
Mucha gente extraña las pequeñas interacciones que tenía en el día a día con ciertas personas, aunque fueran sus amigas cercanas.

Realizarán una encuesta a la misma muestra cada tres meses para determinar cómo está cambiando su comportamiento y por qué, y enviarán sus resultados a un grupo de expertos que está considerando los impactos de la pandemia en la salud mental.

Es demasiado pronto para cualquier estimación de los cambios sociales a largo plazo, si los hay, pero los investigadores sugieren que podría pasar un poco de tiempo antes de que las interacciones vuelvan a la normalidad.

“Me pregunto si el hecho de que no estés acostumbrado a socializar y que ahora exista un riesgo asociado con socializar, conducirá a impactos a largo plazo en la forma en que nos sentimos y en cómo podemos superar la soledad”, dice Bower.

Patuly dice que no le sorprendería un ligero aumento de la soledad durante algunos años.

Sin embargo, Michelle Lim, la experta en soledad, cree que para la mayoría de las personas, tanto la pérdida de microinteracciones como el estrechamiento de sus redes sociales son temporales, están directamente vinculados a la emergencia de salud pública y es poco probable que duren más que ella.

“Si será significativamente perjudicial para las relaciones dependerá de muchos factores: si el individuo es resistente, si tiene redes sociales sólidas, si se esfuerza por mantener sus amistades a pesar de estas barreras”, dice Lim.

Tampoco está claro, agrega, si los bloqueos más prolongados, ya sea por mandato del gobierno o debido a la necesidad de las personas de protegerse por condiciones de salud preexistentes, conducirán a resultados diferentes o más pronunciados.

Lim dice que es posible que, en el futuro inmediato, las interacciones cara a cara puedan cambiar si seguimos preocupados por la salud pública.

Dos personas con mascarilla guardando la distancia social.

Getty Images
¿Por cuánto tiempo se mantendrán los cambios en las interacciones cara a cara?

Pero también dice que es parte de la naturaleza humana volver a los grupos sociales. La mayoría de las personas que han infringido las normas de encierro lo han hecho para ver a amigos y familiares.

Después de que nos recuperemos del impacto de estos comportamientos alterados, cree que es probable que las cosas vuelvan a la normalidad anterior.

Los principales determinantes de la soledad son bastante estables, agrega.

Es poco probable que aquellos que no estaban solos antes del covid-19 se sientan muy solos a largo plazo una vez que todo haya terminado.

“Creo que durante un corto período de tiempo habrá cambios”, dice. “Pero somos criaturas de hábitos. A menos que estos comportamientos sean a muy, muy largo plazo, creo que volveremos a nuestros grupos sociales”.

* Esta nota es una traducción de un artículo original publicado en inglés en BBC Worklife y que puedes leer aquí.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial

Banner

BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=mYv_EYYngC4&t=8s

https://www.youtube.com/watch?v=aBKdOAVLVEc

https://www.youtube.com/watch?v=bW1ibaFkARg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.