A ras de tierra y sin asesores de imagen: AMLO se prepara para el primer debate

El candidato de Juntos Haremos Historia detendrá sus actividades 48 horas antes del debate. Su equipo le aconsejó que no se “enganche” con las acusaciones de sus oponentes.

debate
Andrés Manuel López Obrador, candidato de Morena a la presidencia. Cuartoscuro

Andrés Manuel López Obrador (AMLO), ya sabe cómo se vive un debate presidencial. La del domingo será su cuarta participación en uno. Aunque eso no es garantía de victoria, dice su coordinadora Tatiana Clouthier.

El candidato de la coalición Juntos Haremos Historia ha dicho que su principal preparación han sido las plazas públicas, con la gente.

“Aquí en las plazas me preparo, ya llevó muchos años preparándome”, dijo el tres veces aspirante a la Presidencia de la República el sábado pasado al finalizar un mitin en San José del Cabo, Baja California Sur.

Su preparación ha sido “a ras de tierra” y “sin asesores de imagen o clases de oratoria”, explicó la secretaria general y presidenta de Morena, Yeidckol Polevnsky.

La coordinadora de la campaña, Tatiana Clouthier, consideró que la participación de López Obrador en debates anteriores no resultará decisiva y que la apuesta fue conocer a sus adversarios.

“Siempre es un reto enfrentarte a alguien nuevo con quien vas a dialogar, o a debatir. Son unos segundos en los que te tienes que adaptar a las nuevas circunstancias, al nuevo debatiente, y donde vas a tener que tomar decisiones de si juegas el juego de ellos, o el tuyo. Y esa decisión va a depender del tamaño del ‘garrote’ (de los rivales)”, expuso Clouthier.

Clouthier y Polevnsky explicaron que antes de ensayar y debatir con personas que ‘interpreten’ el papel de contendientes, López Obrador ha estudiado la manera en que se desempeñan sus contrincantes sobre la arena pública.

El equipo de López Obrador ya contempla que su candidato será blanco de los ataques en el debate.

“Andrés va muy bien. Tiene el respaldo de la sociedad de forma contundente y ahora metieron a El Bronco (Jaime Rodríguez Calderón, candidato independiente) para pegarle. Todos los candidatos se van a ir contra él”, indicó Yeidckol Polevnsky.

Este jueves, el candidato de Morena dijo que no se “enganchará” con los ataques que lancen sus oponentes.

“Me acaban de decir mis asesores: no se vaya a pelear, no se caliente y no voy a engancharme, aunque me insulten, los voy a tratar con mucho respeto”, dijo durante su gira por Guasave, Sinaloa.

“Yo no me voy a pelear, es amor y paz, así es como me están aconsejando mis asesores de los pueblos”, agregó el tabasqueño.

Por dónde prevén que vendrán las críticas

El equipo de campaña prevé que uno de los señalamientos que surgirán contra López Obrador durante el debate será la declaración que realizó en diciembre de 2017, cuando dijo que analizaba una “amnistía” a líderes del narcotráfico para lograr la paz en México.

Al respecto, Tatiana Clouthier refirió: “Desde mi perspectiva uno de los grandes temas del debate, y habrá que ver el enfoque que se le dé, será la Ley de Seguridad Interior. Es decir, ¿dónde vas a meter el tema de los derechos humanos? ¿Qué vas a hacer con el panteón que hay en este país? Y el contraataque previsible (de los rivales de AMLO) será la ‘amnistía-perdón a criminales’.

“Otro tema –añadió-, será el combate a la corrupción y el contraataque (de los rivales) será, de nueva cuenta, la amnistía”.

Sobre si asesores extranjeros trabajan para López Obrador en la preparación del debate, Clouthier ironizó: “No voy a contestar eso. Aunque yo creo que sé qué te van a contestar los demás. Te van a decir que están (asesorando) los rusos, los cubanos, los venezolanos y hasta (Luis) Echeverría”.

En el 2006 Andrés Manuel López Obrador declinó a participar en uno de los dos debates que se realizaron; seis años después acudió a los dos debates organizados por la autoridad electoral.

Tatiana Clouthier consideró que el cambio de formato del debate, que por primera vez contempla la participación de tres moderadores, permitirá que el intercambio de posturas no sea acartonado, aunque esto también supondrá un “reto” para los candidatos.

“Esperamos que no sea un debate tan acartonado y más respetuoso con los candidatos. Y que quienes lo van a dirigir no tomen partido y hagan su tarea de manera profesional”, apuntó la coordinadora de López Obrador.

“Y esperamos que no ocurra lo de la vez pasada (primer debate del 2012), cuando la autoridad electoral no entendió su papel y pensó que estaba en una alfombra roja”, dijo Clouthier, quien criticó que la edecán contratada por el INE para aquel debate acaparó la atención del mismo.

El recorrido de López Obrador por el país continúa durante esta semana: únicamente se suspendieron actividades las 48 horas previas al debate.

Se programaron mítines para el viernes por la tarde en la zona rural de la Ciudad de México, en específico en las delegaciones Xochimilco y Milpa Alta y el lunes se retomará la campaña presidencial en los municipios mexiquenses ubicados en la zona metropolitana del Valle de México.

 

Close
Comentarios