Arizona despliega tropas en la frontera; México está evaluando su cooperación con EU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Arizona despliega tropas en la frontera; México está evaluando su cooperación con EU

"Conscientes del momento que estamos viviendo y de las diferencias muy públicas y notorias que tenemos hoy con el gobierno de Estados Unidos, el presidente Enrique Peña Nieto tomará decisiones", dijo el canciller mexicano, Luis Videgaray.
AFP
Por AFP
9 de abril, 2018
Comparte

Arizona despliega este lunes los primeros 225 efectivos de la Guardia Nacional para custodiar la frontera con México, en respuesta a la orden del presidente estadounidense, Donald Trump, de reforzar la custodia de las zonas limítrofes con militares.

“La Guardia Nacional de Arizona desplegará 225 miembros hoy para apoyar las medidas de seguridad fronteriza” de Trump, indicó un comunicado de la oficina de esta fuerza de reserva estadounidense que depende de los estados.

El gobernador republicano Doug Ducey escribió en Twitter que el lunes serían desplegados 225 soldados y el martes “efectivos adicionales” sin precisar una cifra.

“La Guardia proveerá soporte aéreo, de reconocimiento, apoyo operacional, construcción de infraestructura de fronteras y apoyo logístico”, precisó el comunicado.

Arizona se suma a Texas, que el viernes anunció que enviaría 250 efectivos a la frontera en las siguientes 72 horas.

“Tenemos que aliarnos con agencias a nivel local, estatal y federal para hacer lo que Washington no pudo por mucho tiempo, segurar nuestra frontera sur”, indicó Ducey, en un saludo a las tropas. “Sus esfuerzos ayudarán a que Arizona y nuestro país estén más seguros”.

El secretario de Defensa, Jim Mattis, firmó una orden la semana pasada para desplegar “hasta 4.000 efectivos de la Guardia Nacional”, luego que el presidente Trump expresara la necesidad de militarizar la frontera.

Lee: Los otros momentos en la historia en los que Estados Unidos militarizó su frontera con México.

El texto del Departamento de Defensa establece que las tropas no desarrollarán en principio actividades de orden público.

Nuevo México y California, los otros dos estados fronterizos con México, aún no enviaron efectivos.

“Esperamos más detalles sobre financiación, duración de la misión y su final”, dijo la semana pasada el teniente coronel Tom Keegan, portavoz del componente en California, que cuenta con 250 efectivos desplegados en un plan antidrogas, de los cuales 55 prestan apoyo en la frontera sur.

“Este personal realiza una variedad de misiones, incluyendo soporte de vigilancia en el Puerto de San Diego, apoyo de ingeniería en la reparación de rutas, vallas y alcantarillas, y análisis criminal con agentes del orden estatales y federales en operaciones antinarcóticos y contra el narcoterrorismo”, indicó la Guardia californiana en un comunicado.

50.000 detenciones en marzo

Trump dijo además el jueves pasado que los militares “probablemente” se mantendrían allí hasta que sea construido su famoso muro.

La decisión fue anunciada tras el rechazo del presidente a una caravana de migrantes centroamericanos en territorio mexicano que se proponía llegar a la frontera con Estados Unidos.

Y acentuó las tensiones con México, que anunció este lunes que revisaría sus mecanismos de cooperación con su vecino del norte.

Te puede interesar: Militarización en la frontera: ¿qué opinan los candidatos sobre el anuncio de Trump?

Un despliegue de 4.000 miembros de la Guardia Nacional en la frontera representaría un contingente mayor que el que Estados Unidos mantiene en Siria, y equivalente a la mitad de los soldados que continúan en Irak.

La Guardia Nacional fue desplegada anteriormente en tres oportunidades en la frontera con México: en 2006 y 2008 con el presidente George W. Bush, y en 2010 con Barack Obama. En esos tres casos, la movilización se mantuvo por aproximadamente un año.

El año fiscal 2017 reportó el menor número de detenciones de indocumentados en cinco años, pero el freno duró apenas unos siete meses y hoy los indocumentados están llegando a niveles similares a los de 2014-2016.

Solo en marzo, fueron capturadas en la frontera suroeste 50.000 personas, tres veces más que en el mismo mes del año anterior, indicaron cifras entregadas a la AFP por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

México y EU, con “notorias” diferencias

México está evaluando su cooperación con Estados Unidos debido a “notorias” diferencias bilaterales, dijo el canciller mexicano este lunes, en medio de una nueva escalada de tensiones sobre temas migratorios.

“Conscientes del momento que estamos viviendo y de las diferencias muy públicas y notorias que tenemos hoy con el gobierno de Estados Unidos, el presidente Enrique Peña Nieto tomará decisiones” sobre dichos mecanismos, dijo el canciller Luis Videgaray en entrevista con Grupo Fórmula.

El presidente mexicano ordenó que todas las dependencias del gobierno evalúen junto con la Cancillería los mecanismos de cooperación que tengan vigentes con Estados Unidos, según un comunicado oficial divulgado este lunes.

Lee también: Migrantes se quedan sin opciones: ciudades santuario son el blanco de la policía de Trump.

“En este momento no se ha tomado ninguna decisión de suspender, posponer o reducir ningún mecanismo de coordinación. Entramos en una etapa de evaluación”, agregó Videgaray.

“La relación entre México y Estados Unidos está pasando por un momento inédito, estamos viendo muchas cosas que no habían pasado”, subrayó el canciller.

Tras los ataques de Trump, Peña Nieto expresó su rechazo a las “actitudes amenazantes” y “faltas de respeto” de Trump en un mensaje en video.

“La retórica del presidente Trump, el tono al que se refiere a los mexicanos… sí hacen una diferencia, sí marcan la relación y no podemos ser indefinidamente inmóviles frente a ello”, afirmó Videgaray.

El funcionario informó también que este martes se espera que la embajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson, acuda a una invitación de la Cancillería para aclarar dichos de Trump en los que insinúa que mujeres de una caravana de migrantes centroamericanos habían sido violadas en su paso por territorio mexicano.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué el año no termina realmente a la medianoche del 31 diciembre (y no siempre dura lo mismo)

La fecha en la que comienza y termina un año no tiene su base en la ciencia, sino que es un sistema, a la larga, "inventado".
31 de diciembre, 2020
Comparte
año nuevo Nuevo

Getty Images
El momento en que comienza y termina el año es una convención.

Brindis y uvas, bailes, resoluciones y rituales… la medianoche del 31 de diciembre es un momento de festejo, esperanza y recuento para millones de personas en todo el planeta.

Un año “termina” y otro “comienza” y, con él, las aspiraciones de un mejor tiempo y de innumerables propósitos y nuevas metas.

Es el último día del calendario gregoriano, el patrón de 365 días (más uno en bisiesto, como 2020) que ha regido en Occidente desde que se dejó de usar el calendario juliano en 1582.

Su paso celebra el fin de un ciclo que ha marcado las cuentas del tiempo para diversas culturas desde hace milenios: una vuelta completa de la Tierra alrededor de su estrella.

“Lo que entendemos tradicionalmente por año, tanto en astronomía como en muchas culturas, es ese lapso que tarda nuestro planeta en darle la vuelta al Sol”, indica el astrónomo y académico Eduard Larrañaga, del Observatorio Astronómico Nacional de la Universidad Nacional de Colombia.

Sin embargo, según explica el también físico teórico a BBC Mundo, la fecha en la que comienza y termina un año no tiene su base en la ciencia, sino que es una convención, o sea un sistema, a la larga, “inventado”.

“Asumir que el año termina a la medianoche del 31 de diciembre y empieza el 1 de enero es una construcción social, una definición que se hizo en un momento de la historia”, dice.

De acuerdo con Larrañaga, dado que la base para la medición de un año es el tiempo que tarda la Tierra en darle la vuelta al Sol, el conteo de cuándo empieza y termina ese ciclo puede ocurrir, en la práctica, en cualquier momento.

“Desde el punto de vista astronómico, no ocurre nada especial el 31 de diciembre para decir que es ahí donde termina el año ni ocurre nada especial el 1 de enero para decir que ahí es cuando comienza“, señala.

“En realidad, a lo largo de la órbita de la Tierra no hay nada especial ni fuera de lo común que ocurra para marcar el cambio de un año”, agrega.

Pero no termina ahí.

La duración exacta que le damos al año de 365 días (o 366 en los bisiestos) es otra convención social.

“En realidad, hay muchas formas de medir la duración de un año” y si se hace de una u otra forma, la duración no es la misma, indica Larrañaga.

Pero ¿cómo es posible?

La duración del año

Desde que fue introducido por el emperador Julio César en el año 46 a. C., el calendario juliano sirvió para contar el paso de los años y la historia en Europa hasta finales del siglo XVI.

Sin embargo, desde entrada la Edad Media, varios astrónomos se dieron cuenta de que con esa manera de medir el tiempo se producía un error acumulado de aproximadamente 11 minutos y 14 segundos cada año.

Fue entonces cuando en 1582 el papa Gregorio XIII promovió la reforma del calendario que usamos hasta el día de hoy e introdujo los bisiestos para corregir los errores de cálculo del calendario juliano.

año nuevo

Getty Images
Millones de personas celebran el cambio de año este 31 de diciembre.

Larrañaga explica que, desde el punto de vista de la astronomía, base para la definición de lo que es un año, no existe una única unidad de medida, sino al menos cuatro para contar el tiempo que tarda la Tierra en darle una vuelta al Sol.

  • Año juliano o calendario: “Es una convención y se usa en astronomía como una unidad de medida en la que se considera que la Tierra le da la vuelta al Sol en 365,25 días”.
  • Año sideral: “Es el que tarda la Tierra en dar una vuelta al Sol respecto a un sistema de referencia fijo. En este caso, se toma como referencia el grupo de las estrellas fijas y ese año tiene una duración de 365,25636”.
  • Año trópico medio: “En este se toma en cuenta longitud de la eclíptica del Sol, es decir, la trayectoria del Sol en el cielo con respecto a la Tierra a lo largo del año, principalmente en los equinoccios. Y este dura un poco menos que el año sideral, 365,242189 días”.
  • Año anomalístico: “La Tierra, al igual que los otros planetas, se mueve en elipsis. Esa elipsis hace que el Sol en algunas ocasiones esté más cerca y más lejos de la Tierra. Pero hay un punto donde ambos están lo más cerca posible, el llamado perihelio”. Y el año anomalístico es el tiempo transcurrido entre dos pasos consecutivos de la Tierra por su perihelio. Dura 365,2596 días”.

Si bien Larrañaga señala que todos están sobre el orden de los 365 días, asumir que este es el periodo exacto de la duración de un año se vuelve una simplificación.

Pero además, no tiene en cuenta otro factor.

“Hay otra cuestión, y es que, aunque tenemos esos cálculos, no todos los años duran lo mismo, no tienen la misma duración cada vez“, dice.

El largo de los años

De acuerdo con el experto, si bien los astrónomos han tratado de calcular con precisión a través de los siglos el tiempo que tarda la Tierra en darle una vuelta al Sol, existe un problema básico que les impide obtener un número definitivo.

“Hay que tener en cuenta que la duración de los años nunca es igual debido a que en el Sistema Solar todo cambia. Tomemos el año anomalístico: mientras la Tierra se mueve alrededor del Sol, el perihelio cambia como resultado de la acción gravitatoria de otros planetas, como Júpiter”, dice.

año nuevo

Getty Images
La influencia gravitatoria de los planetas y el movimiento de la Tierra hacen que la duración del año no sea igual siempre.

El físico teórico señala que algo similar ocurre con el llamado año trópico medio, que mide el intervalo de tiempo entre dos pasos consecutivos del Sol por el punto Aries o equinoccio de primavera, o con el sideral.

“El año trópico medio también cambia, dado que depende del eje de la Tierra, que está torcido. Es como un trompo que va balanceándose. Entonces, la fecha y el momento del equinoccio también es diferente”, dice.

“Y si comparamos cuánto duraba el año sideral en 2020 con cuánto duró en el 1300 seguramente notaremos una diferencia. Siempre estaría en torno a los 365 días, pero no sería la misma duración exacta, porque el movimiento de la Tierra no es siempre el mismo”, agrega.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=quE5HuMmHoE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.