Asesinan a tres mujeres embarazadas en México; a dos de ellas buscaban robarles a sus bebés
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Asesinan a tres mujeres embarazadas en México; a dos de ellas buscaban robarles a sus bebés

Jessica Gabriela Hernández García (Tamaulipas), Jenny Judith Seba Velasco (Veracruz) y Alba Lizbeth (Tabasco) fueron asesinadas en los últimos nueve días. En los dos primeros casos intentaron robarles a sus bebés.
Cuartoscuro
5 de abril, 2018
Comparte

En los últimos nueve días, tres mujeres embarazadas han sido asesinadas en los estados de Tamaulipas, Veracruz y Tabasco. En los primeros dos casos, los presuntos responsables buscaban quitarles a sus bebés a base de engaños.

Estas son las historias.

Jessica Gabriela Hernández García / Tamaulipas

Jessica Gabriela, joven embarazada de 20 años de edad, salió el pasado 27 de marzo a encontrarse con personas que supuestamente le regalarían ropa para su bebé, sin embargo nunca regresó a su casa.

Tras cuatro días de estar desaparecida, elementos de seguridad encontraron su cuerpo  en un domicilio, ubicado en la Colonia Nuevo Progreso, al norte de Tampico. En el lugar detuvieron a Cynthia Fátima “N” y Omar Enrique “N”, por el feminicidio.

De acuerdo con las autoridades de Tamaulipas, el hallazgo se dio luego de que la presunta responsable acudió al Hospital General Carlos Canseco con el bebé, quien ya sufría falta de oxígeno e hipotermia. La mujer aseguraba que había sufrido un aborto, lo que fue falso, pues posteriormente se confirmó que el bebé era de Jessica Gabriela.

La declaración de la hermana de la víctima describe que Jessica Gabriela tuvo contacto con Cynthia “N” por Facebook, quien le habría prometido ropa para su bebé, de acuerdo con las autoridades.

La Vocería de la Procuraduría de Tamaulipas confirmó que los detenidos enfrentan cargos por homicidio doloso, y que se trata de un “caso único”, pues no han identificado estos patrones en otros delitos ocurridos en la entidad.

Jenny Judith Seba Velasco  / Veracruz

Jenny tenía 23 años de edad y 9 meses de embarazo. El pasado 2 de abril fue abordada, en este caso por una mujer, para obsequiarle ropa para su bebé, tras ir a una revisión a un hospital del municipio Lerdo de Tejada, por lo que abordó un taxi con ella.

Sin embargo, fue asesinada en el municipio de Alvarado, Veracruz. Peritos identificaron que el cuerpo de la joven tenía una herida en el abdomen que llegaba al útero y que su bebé ya no estaba.

Un día después, este 3 de abril, elementos de seguridad realizaron un operativo en cual rescataron al recién nacido.

“La bebe no estaba sola, había dos personas adultas estaban preocupadas que hubieran  dejado al niño. Estas personas conocen a quien la abandonó allí”, dijo el fiscal de Veracruz, Jorge Winckler, a Noticieros Televisa. También aseguró que el menor está “perfectamente sano”.


Las autoridades locales ya identificaron a un presunta responsable, Brianda “N”, contra quien hay una orden de aprehensión, por lo que el gobierno estatal ofrece una recompensa por información que ayude a su detención.

Alba Lizbeth / Tabasco

Alba tenía 25 años de edad y cerca de ocho meses de embarazo. Su cuerpo fue hallado la noche de este 4 de abril en un camino del Fraccionamiento Pomoca, en la ranchería Corralillo, en Nacajuca, Tabasco, de acuerdo con un reporte del diario Reforma.

A Alba la despojaron de su ropa y la hirieron con un objeto punzocortante hasta quitarle la vida. La joven tenía otro hijo de cuatro años edad, quien fue localizado con lesiones y trasladado a un hospital, reportó el medio.

Con información de Reforma (suscripción necesaria)

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Incendios en Australia: los millones de koalas y otros animales afectados

Ha estado circulando una cifra de casi medio millón de animales muertos en los incendios australianos. Pero ¿qué tan cierto es ese número y cómo se llegó a él?
Getty Images
6 de enero, 2020
Comparte

En días recientes ha estado circulando una cifra de los animales que pudieron haber muerto en los feroces incendios que están azotando a Australia: 480 millones de ejemplares.

Esta es la cifra que dio el profesor Chris Dickman, experto en biodiversidad australiana de la Universidad de Sídney.

El profesor le explicó a la BBC cómo llegó a ese número: “calculamos que sólo en los tres millones de hectáreas que se han quemado en Nuevo Gales del Sur en los últimos 10 días, es probable que hasta 480 millones de mamíferos, reptiles y aves han resultado directamente afectados por los incendios”.

Tal como dice el experto, la cifra de animales se refiere a los que están directamente afectados, no necesariamente muertos.

Y el cálculo se basa en un informe que publicó en 2007 para el Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF) sobre el impacto de la eliminación de la vegetación y deforestación en la vida silvestre del estado australiano de Nueva Gales del Sur.

canguro

AFP
Los canguros tienen más posibilidad de escapar del fuego.

En el estudio se calculó que en promedio hay 17,5 mamíferos, 20,7 aves y 129,5 reptiles por hectárea (una hectárea son 100 m2 x 100 m2: aproximadamente la medida del largo de una cancha de fútbol).

El profesor después multiplicó esos números de animales por la cantidad de tierra destruida por los incendios.

Sin embargo la cifra que presenta el experto sólo incluye a especies en Nueva Gales del Sur, y los incendios ya se han extendido a otros estados, como Victoria, de manera que es probable que muchos más animales estén afectados por los incendios.

“Ciertamente los animales de mayor tamaño como los canguros o emus, y muchas aves por supuesto, tienen capacidad de alejarse del fuego cuando éste se acerca”, le dijo el profesor Dickman a la BBC.

“Creo que son las especies menos móviles y las más pequeñas que dependen del propio bosque las que realmente están en la línea del fuego y las que resultan directamente afectadas”, agrega.

koala

Getty Images
Se calcula que unos 8.000 koalas han muerto en el norte de Nueva Gales del Sur.

“Esta ha sido una situación muy trágica para los koalas. Hay cálculos de unos 8.000 koalas que han muerto por los incendios en el norte de Nueva Gales del Sur y cerca de 30% del hábitats de los koalas en el norte del estado ha resultado afectado”.

El experto agrega que muchos de los animales que han sobrevivido los incendios podrían morir posteriormente debido a la falta de alimento y refugio que resultan de la pérdida de sus hábitats.

Hasta ahora se calcula que los incendios han destruido 5,8 millones de hectáreas de bosques australianos, conocidos por su singular flora y fauna.

Y los ecologistas aseguran que estos meses de incendios intensos y sin precedentes ciertamente llevarán a varias especies a la extinción.

Australia

EPA
Se cree que casi 6 millones de hectáreas de bosques han sido destruidos por los incendios.

Pero hay que recordar que cualquier cifra es sólo en cálculo. Por ejemplo, el número de reptiles que pueden estar afectados es particularmente incierta y los reptiles suman 75% de los animales incluidos en el cálculo.

“Para muchas especies no hay cálculos de densidad disponibles, así que tienen que estimarse a partir de densidades conocidas de otras especies”, le explica a la BBC Tom Oliver, profesor de ecología aplicada de la Universidad de Reading, Inglaterra.

“Para reptiles no hay ningún estimado de densidad de especies individuales, sólo un cálculo de un solo estudio (de 1985) que determina 10 individuos por especie por hectárea”, agrega.

Por su parte Colin Beale, ecologista de la Universidad de York, explica: “es muy poco probable que la mayoría de los animales afectados por los incendios estén muertos, pero tenemos que preguntarnos cuánto tiempo sobrevivirán a largo plazo”.

koala

Getty Images
Cerca de 30% de los hábitats de los koalas en el norte de Nueva Gales del Sur ha resultado afectado por los incendios.

Ciertamente los expertos están de acuerdo en que estos incendios representan un catastrófico comienzo para lo que ya se veía -debido al cambio climático- como un sombrío futuro para la flora y fauna australianas.

Y es que los incendios forestales no sólo queman a los animales, sino que crean eventos de hambrunas. Las aves pierden sus árboles de reproducción y las frutas e invertebrados que los alimentan.

Los mamíferos que viven en la tierra y que logran sobrevivir emergen de los incendios para encontrar terrenos abiertos sin lugares para esconderse, algo que los ecologistas describen como “campos de cacería” para gatos salvajes y zorros.

rescate de koala

Reuters
Los animales que no murieron en los incendios podrían enfrentar un futuro incierto por la pérdida de sus hábitats.

“Muchas decenas de especies amenazadas han recibido un duro golpe en estos incendios”, le dijo al diario The Guardian la profesora Sarah Legge, de la Universidad Nacional Australiana.

En algunos casos, agrega, “casi toda su distribución ha sido quemada”.

“Es como si hubiéramos alcanzado el punto de inflexión que ya habíamos pronosticado que llegaría como consecuencia del cambio climático. Ahora nos encontramos en territorio desconocido”, agrega la experta.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

https://www.youtube.com/watch?v=QCh6w30ZQiE&t=4s

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.