Una bala, un pastel y acusaciones: los momentos curiosos y las peleas en el debate
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Una bala, un pastel y acusaciones: los momentos curiosos y las peleas en el debate

Los cinco candidatos a la presidencia lanzaron acusaciones y propuestas; hubo momentos de tensión, pero también situaciones curiosas.
Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
22 de abril, 2018
Comparte

Llegó el momento: los cinco candidatos a la presidencia tuvieron su primer debate, rumbo a la elección del 1 de julio, en el Palacio de Minería. En el encuentro, uno de los aspirantes a gobernar el país mostró una bala, otro hizo una acusación de corrupción con la foto de un pastel, y un más acusó a sus oponentes de “echarle montón”.

A continuación un recuento de los momentos más curiosos y de más tensión en el debate, el primero de tres, antes de los comicios:

– El candidato independiente Jaime Rodríguez Calderón, el Bronco, en la primera intervención en el debate, criticó la inseguridad y mostró una bala, criticando que él y su familia han sido víctimas (uno de sus hijos fue asesinado), sin contar con la ayuda de la autoridad.

Además dijo que él no era “Santo Clos” ni Superman, por lo que recurriría a expertos para encontrar esquemas que ayuden a reducir la violencia.

– El candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, fue cuestionado por su propuesto de plantear una posible amnistía a criminales, como medio para lograr la paz.

“Amnistía, perdonar a los criminales, ¿sí o no?”, le preguntó Anaya.

López Obrador dijo que convocará a especialistas, para hacer un plan contra la inseguridad, sin descartar ninguna opción. Ante la insistencia de cuestionarlo sobre la amnistía, mencionó:“Todos están contra mí, echándome montón”.

Entonces el Bronco le dijo: “No es montón, Andrés, es que dices cada barbaridad”. Luego le cuestionó si también convocaría a los narcos a dialogar.

– Ricardo Anaya mostró una fotografía, en la que aparece Meade y junto a él el exgobernador de Chihuahua, César Duarte, acusado de corrupción, partiendo un pastel.

“¿De qué tamaño fue la rebanada de pastel que te tocó?”, le dijo Anaya a Meade.

– El Bronco colocó en el atril un cartel, con un número de teléfono para que la gente pueda mandarle mensajes de WhatsApp.

– El candidato priista, José Antonio Meade, dijo que su esposa, Juana Cuevas, ha sido asaltada en dos ocasiones, y luego criticó a López Obrador, por su labor en contra la inseguridad en la Ciudad de México, cuando fue jefe de Gobierno.

– En diferentes momentos, los moderadores, Sergio Sarmiento, Azucena Uresti y Denise Maerker, tuvieron que interrumpir a los candidatos, o fue reducido el audio de sus micrófonos, cuando se acabó su tiempo para hablar.

Además los moderadores cuestionaron a los candidatos, por posibles contradicciones en su discurso, lo que llegó a ponerlos en aprietos.

– La periodista Azucena Uresti cuestionó al Bronco si había mentido, porque dijo que terminaría su periodo de gobierno en Nuevo León, y no lo hizo. El candidato aceptó que sí, había mentido.

“Lo estoy afrontando y estoy pagando las consecuencias”, mencionó.

– El candidato priista, José Antonio Meade, acusó que López Obrador, según consta en el registro público de la propiedad, tiene tres departamentos, y no los reportó en su 3de3.

López Obrador lo negó, y le dijo a Meade: “Si existen esos tres departamentos, a mi nombre, se los regalo”.

– Anaya mostró una fotografía y acusó que Manuel Bartlett participó en un fraude en 1988, y ahora está en Morena, en el movimiento de Andrés Manuel López Obrador, como coordinador en el Senado.

– Antes de que iniciara el debate, cerca del Palacio de Minería, un grupo de personas se manifestó contra López Obrador, mostrando pancartas con la leyenda “AMLO, la CDMX ya decidió, ‘te vas a la chingada'”; cuando comenzó a llover, se dispersaron.

“A unos pasos de la sede del debate @INEMexico en Minería, esto no es libertad de expresión. Son tácticas inaceptables hacia cualquier candidato”, publicó el consejero Ciro Murayama, sobre las pancartas.

“El que robe hay que mocharle la mano”, dijo el Bronco, como propuesta para castigar a los funcionarios corruptos. La periodista Azucena Uresti le preguntó si era solo una expresión o lo decía de forma literal, y el candidato dijo que sí, que literalmente había que cortar la mano a los que roben.

– José Antonio Meade acusó a López Obrador de haber convertido a Morena en un “partido familiar”, donde cobran sus hijos, y parte de sus hermanos. Además lo acusó de usar una avioneta privada, para viajar durante su campaña.

López Obrador respondió mostrando una pancarta, con una encuesta del diario Reforma, donde tiene ventaja. “No es para presumir, humildemente, pobremente”, dijo presumiendo los números a su favor.

– Ricardo Anaya recordó a López Obrador un texto que escribió sobre el Fobaproa, y le dijo que una persona que ahora propone como parte de su gabinete, Alfonso Romo, fue señalado en el libro como beneficiario de ese rescate bancario.

– “Mil veces honesto”, dijo López Obrador, al ser cuestionado sobre su integridad. “Si fuese yo corrupto, ya me hubieran destruido los de la mafia del poder”, mencionó.

– Meade acusó a Ricardo Anaya de usar un esquema ilegal similar al del exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, con triangulaciones para lavar dinero. Anaya lo negó y cuestionó a Meade si su “jefe”, Enrique Peña Nieto, había gobernado con honestidad.

– Margarita Zavala fue cuestionada sobre qué haría si uno de sus hijos le dijera que es homosexual, y ella respondió que sus hijos tienen toda la libertad, de hacer su vida con quien quieran, aunque ella piensa que el matrimonio es entre hombre y mujer.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Fracasamos": qué pasó con el polémico plan de Suecia contra COVID-19

Suecia ha recibido críticas por su política para manejar la pandemia, menos estricta que la de otros países europeos.
17 de diciembre, 2020
Comparte

“Creo que hemos fracasado. Tenemos un gran número de muertos y es terrible”.

Así definió el rey de Suecia, Carlos Gustavo, el año 2020, marcado por la polémica estrategia del país contra la covid-19.

Suecia ha recibido críticas por su gestión de la pandemia, en la que nunca impuso el confinamiento total que se vio en otros países europeos, y basada, más que en normas de obligado cumplimiento, en recomendaciones a la población.

Ha habido casi 350,000 casos de coronavirus confirmados y más de 7,800 muertos en Suecia.

“El pueblo de Suecia ha sufrido tremendamente en condiciones difíciles. Uno piensa en todos los miembros de las familias que no han podido despedirse de sus familiares enfermos. Creo que es una experiencia dura y traumática no poder dar una cálida despedida”, dijo en el programa anual de televisión en el que revisa el año que termina.

Cuando le preguntaron si tenía miedo de resultar infectado con el virus, el rey, que tiene 74 años, respondió: “Últimamente, se ha hecho más evidente, se ha ido acercando más y más. Eso no es lo que uno quiere”.

En lugar de basarse en reglas y sanciones, Suecia apela a la responsabilidad de los ciudadanos y el deber cívico, y las autoridades se limitan a emitir recomendaciones. No hay castigo para quienes hacen caso omiso de ellas.

El gobierno sueco nunca ha impuesto un confinamiento total ni el uso obligatorio de la mascarilla, y bares y restaurantes han permanecido abiertos.

Sin embargo, hace pocos días se solicitó a escuelas en Estocolmo, la capital, que pasen lo antes posible a enseñar a distancia a sus estudiantes de entre 13 y 15 años por primera vez. La medida se anunció en respuesta al aumento de los contagios.

Una semana antes se había decidido la educación a distancia para los mayores de 16 en todo el país.

Y el lunes, llegaron nuevas recomendaciones a nivel nacional sobre distancia social para el periodo navideño que sustituyen a las que habían emitido las autoridades regionales.

El consejo para los suecos es que no se reúnan más de ocho personas, hacerlo al aire libre cuando sea posible y evitar viajar en tren o autobús.

Se mantiene en vigor la prohibición de encuentros públicos de más de ocho personas, lo que afecta a eventos como conciertos, competiciones deportivas y manifestaciones.

La polémica de las medidas “voluntarias”

El epidemiólogo jefe del Estado sueco, Anders Tegnell, dijo en noviembre que la estrategia que seguía el país combinaba medidas legales y acciones voluntarias.

Le dijo a la BBC: “Creemos que es realmente la mejor” en el contexto sueco.

De acuerdo con un informe oficial publicado esta semana, la estrategia nacional fracasó en la protección de los mayores en residencias, algo por lo que el gobierno ha aceptado su responsabilidad.

Más del 90% de las muertes relacionadas con la covid se han producido entre mayores de 70 años y casi la mitad en residencias de mayores y dependientes, afirma el gobierno.

Una mujer recoge muestras de test de la covid-19 en la ciudad sueca de Malmo.

Reuters
La estrategia sueca se ha basado más en la colaboración ciudadana que en normas de obligado cumplimiento.

Tegnell dijo que el organismo que dirige, la Agencia Sueca de Salud Pública, no es responsable de dirigir este tipo de centros y que todos los interesados deben ayudar a mejorar la situación para asegurarse de que los ancianos no se contagien.

Para Tegnell, Suecia ha mejorado en la protección de los mayores, y dijo que ningún país ha tenido un éxito total en esta tarea.

El epidemiólogo sueco recordó en una entrevista en Sverige Radio el miércoles que incluso Alemania estaba siendo ahora duramente golpeada.

Suecia ha sido también señalada por ser uno de los países con un mayor número de casos per cápita y acumula más muertos que todo el resto de estados nórdicos sumados.

Esto ha provocado críticas de vecinos como Noruega, Dinamarca y Finlandia, que se quejan de que la laxa política sueca está poniendo en riesgo la efectividad de sus propias medidas.

El martes, el primer ministro sueco, Stefan Lofven, dijo que tenía la sensación de que muchos expertos habían subestimado la segunda ola.

“Creo que muchos en la profesión no vieron venir semejante ola”, dijo al diario Aftonbladet.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=BKNQNzyRydw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.