Por qué la mitad de tu cuerpo no es humano (y cómo eso es fundamental para tu salud)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

Por qué la mitad de tu cuerpo no es humano (y cómo eso es fundamental para tu salud)

39 billones de bacterias viven dentro de nuestro organismo; el tipo de bacterias que habitan en nuestro cuerpo si puede tener un efecto significativo en nuestro peso.
Getty Images
11 de abril, 2018
Comparte

El siguiente número te va a sorprender: 39 billones. Esa es la cantidad de bacterias que viven dentro de nuestro organismo.

Quizás no te lo hayas planteado, pero ese microcosmos causa un efecto en nuestro peso. Para algunos puede ser positivo, pero para otros quizás no.

“Los seres humanos tenemos una célula de las bacteria por cada una de las nuestras, pero como ellas son significativamente más pequeñas, pesan menos. En total, los 39 billones calculados en las últimas estimaciones, equivalen a uno o dos kilos a lo sumo”, le dice a la BBC Ed Young, autor del libro Tengo multitudes“.

Y dentro de este universo de billones, la variedad de estos microorganismos es inmensa.

Son ecosistemas muy diferentes. Las que están en la nariz, por ejemplo, son húmedas, como la selva tropical. Aquellas que se encuentran en el antebrazo son secas, como un desierto”, añade Young.

Uno o dos kilos no son mayor cosa, pero el tipo de bacterias que habitan en nuestro cuerpo -y que varían en cada uno de nosotros, al margen de su diversidad- si puede tener un efecto mucho más significativo en nuestro peso.

Y eso es lo importante en lo que respecta a nuestra salud.

Microscopio

Getty Images
Un microscopio le permitió al holandés Antonie van Leeuwenhoek descubrir que en la boca vivían múltiples microorganismos.

Placas de Petri ambulantes: el descubrimiento

Otro dato que también podría sorprenderte es la forma en la que se descubrió que un microcosmos de bacterias vive en nuestro cuerpo.

Todo comenzó en el siglo XVII con un comerciante de telas holandés llamado Antonie van Leeuwenhoek y su extraño hobby: la fabricación de microscopios (de los mejores de la época).

Además de elaborarlos, los utilizaba para realizar experimentos.

Van Leeuwenhoek se sacaba la placa de la boca, la rociaba con agua de lluvia y observaba lo que ocurría.

“Para mi sorpresa, contiene una gran cantidad de animales que se mueven de forma extravagante. Son tantos, que el número supera a los habitantes de un reino“, concluyó el comerciante después de realizar el experimento con varios voluntarios.

Desde entonces, se han descubierto bacterias en casi todo el cuerpo.

Yogurt

Getty Images
Alimentos naturales, en vez de prebióticos, son mejores para tener una flora bacteriana saludable.

Beneficios

También se ha descubierto que tienen múltiples efectos en nuestro organismo.

“Nos protegen de infecciones y enfermedades, entre otras razones porque al ocupar tanto espacio, no dejan mucho para otros organismos perjudiciales para nuestro cuerpo”, explica Young.

Y prosigue: “También ayudan a renovar partes de ciertos órganos y en la reconstitución de nuestros cuerpos y quizás afectan el comportamiento y los pensamientos”.

Se han realizado varios estudios en animales que demuestran cómo las bacterias afectan el humor, la personalidad y la resiliencia al estrés y la ansiedad.

Pero no está claro si algo similar ocurre en los humanos.

Variedad de soluciones

En cuanto al peso, análisis han determinado que el tipo de bacteria que vive en nuestro intestino si puede afectar nuestro peso.

“Realizamos un estudio en mellizos y descubrimos que en el más flaco, siempre están presentes cierto tipo de bacterias que ayudan a controlar el peso cuando consumen alimentos que engordan, como una hamburguesa”, explica el coordinador del proyecto, el profesor Tim Spector, del Hospital Saint Thomas, en Londres.

Hamburguesa

Getty Images
Ciertas bacteria ayudan a controlar mejor el peso cuando se consume comida poco saludable.

Esas bacterias no se encuentran en el intestino del mellizo que pesa más.

¿Qué alternativas hay, entonces, si se quiere mejorar la calidad de nuestro microcosmos interior?

“Lo primero es comer la mayor variedad posible de alimentos naturales en vez de suplementos prebióticos. Por ejemplo, leche y té fermentados”, recomienda Spector.

Pero no es lo único. Hay opciones un poco más radicales en caso de que la persona realmente lo requiera… o esté muy desesperada.

“Con una cirugía bariátrica se puede realizar un trasplante de intestino. En 24 horas la flora intestinal cambia totalmente. También es posible realizar otro tipo de trasplante, pero de heces, con un donante saludable y delgado”, indica Spector.

El especialista comenta que hay varios métodos para lograrlo: un tubo que se inserta en la nariz, otro a través del recto y un tercero que consiste en tomar pastillas de heces.


 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Gobierno de la CDMX

Central de Abasto en CDMX inaugura planta de biodiésel hecho con residuos de aceite comestible

De acuerdo con el gobierno de la Ciudad de México, la nueva planta puede producir 1,500 litros por día de biodiésel, sin generar residuos ni utilizar agua en el proceso.
Gobierno de la CDMX
30 de julio, 2020
Comparte

La Central de Abasto de la Ciudad de México inauguró una planta productora de biodiésel, hecho con los residuos de aceite comestibles que desechan las casas y negocios de la ciudad.

Esto como parte del proyecto entre el Instituto Politécnico Nacional y el gobierno capitalino, quien aseguró que la planta tuvo una inversión de 4.5 millones de pesos, y que permitirá producir biocombustible para que operen hasta 200 unidades de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP).

Leer más: Sener publica acuerdo que frena inversión en energías limpias; la UE y Canadá alertan de impacto negativo

De acuerdo con el gobierno de la Ciudad de México, la nueva planta puede producir 1,500 litros por día de biodiésel, sin generar residuos ni utilizar agua en el proceso.

La secretaria de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación, Rosaura Ruíz Gutiérrez, indicó que la planta va a contribuir con el 25% de la meta propuesta en las estrategias del programa “Ciudad Solar” del gobierno capitalino para mitigar emisiones de bióxido de carbono por 6 mil toneladas anuales.

También detalló que el rendimiento es alto, pues con un litro de aceite se obtiene un litro de biocombustible, además de competir con la oferta del mercado actual.

“Adicionalmente, en el proceso de producción, se obtiene también glicerina como producto de valor agregado”, mencionó.

En tanto, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, dijo al inaugurar la planta que se trata de una colaboración en distintas áreas del gobierno, “no solamente en lo que tiene que ver con Central de Abasto, también en muchos temas de la pandemia, pero en Central de Abasto es nuestra convicción de que la Academia y el Gobierno tienen un potencial enorme de desarrollo”.

La mandatario explicó que el objetivo también es convertir a la Central de Abasto en un “Centro de Energía Renovable” mediante tres proyectos que incluyen a la planta biodiésel, un sistema de paneles fotovoltaicos para generar energía renovable, así como un biodigestor para convertir los desechos de la central en energía o fertilizantes.

“Esta Planta de Biodiésel es una planta que utiliza como materia prima el aceite usado de cocina que todos usamos en nuestros hogares, que usan fábricas de alimentos, y restaurantes y servicios. Y a partir de un procesamiento industrial se convierte en biodiésel, que debe ser usado al 10% en combinación con el diésel que viene del petróleo para mantener los motores de un vehículo de diésel y, al mismo tiempo, reducir emisiones tanto de gases de efecto invernadero, como de contaminación local”, detalló Sheinbaum.

De acuerdo con la información oficial, el proceso de producción de la Planta de Biodiésel está dividido en seis etapas:

1. Recepción y acondicionamiento del aceite. Consiste en un tren de filtrado para remoción de partículas.
2. Recuperación del metanol. Se realiza la preparación del catalizador para llevar a cabo la reacción química.
3. Reacción. Aquí se lleva a cabo la reacción del aceite residual en bioaditivo y una primera etapa de purificación.
4. Acondicionamiento y verificación de la calidad. Purificación final separando geles y otros subproductos. Se realiza la inspección final del producto.
5. Producto terminado. El producto es almacenado para recibir un pulido final y ser trasvasado a contenedores para su distribución.
6. Servicios. Destinado para satisfacer las necesidades de intercambio de calor requeridas durante el proceso.

Autoridades capitalinas señalaron que se trata de “la primera tecnología 100% mexicana que se desarrolla para producir biodiésel de manera sustentable con total trazabilidad desde las materias primas hasta el producto terminado”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.