close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

¿Qué dijeron los candidatos? El primer debate presidencial en 18 frases

Durante el primer debate, los candidatos centraron sus ataques y argumentos en los temas de seguridad, violencia y corrupción.
Cuartoscuro
22 de abril, 2018
Comparte

Los cinco candidatos presidenciales se enfrentaron en su primer debate. Además de exponer sus propuestas utilizaron los micrófonos para lanzar ataques, responder acusaciones y hacer chistes.

Estas son las frases más destacadas de los candidatos sobre seguridad, violencia y corrupción, los temas centrales del debate.

Uno de los temas del que más hablaron fue la propuesta del candidato de Morena, Andrés Manuel López de dar amnistía a criminales:

“La amnistía no significa impunidad, porque se ha manejado de manera mal intencionada que yo quiero sacar a todos los delincuentes que han cometido delitos criminales.

“Voy a convocar al triunfo de nuestro movimiento y voy a convocar a expertos y definir qué vamos hacer y en ese marco cómo se hará la amnistía. estoy invitando hasta el Papa Francisco”, dijo el candidato de Morena.

“Le pregunto a Andrés Manuel: ¿amnistía; perdonar a criminales, sí o no? Responde sin rodeos”, cuestionó el aspirante del Frente, Ricardo Anaya.

“Se trata que vamos a analizar, cuando triunfemos, y no descartar ninguna opción, ninguna alternativa. Todos aquí contra mí, echándome montón”, se quejó López Obrador.

“No es montón Andrés, es que dices cada barbaridad, y los que dicen barbaridades hay que detenerlos”, señaló el independiente Jaime Rodríguez.

“Lo que voy a hacer es defender a las familias y a los criminales no les voy a dar amnistía como propone López Obrador”, dijo la independiente Margarita Zavala sobre el tema.

Los candidatos hicieron propuestas y promesas para combatir la corrupción:

“La política se ha sometido al dinero y particularmente al dinero público. Hay que ser honesto y demostrarlo, por eso en mi gobierno no habrá estafas maestras, ni moches, ni ligas, ni escándalos, ni naves industriales”, dijo el candidato de la alianza PRI-PVEM-Panal, José Antonio Meade, en referencia al escándalo sobre la venta de una nave industrial de Anaya y de los casos de corrupción de excolaboradores de López Obrador.

“Tenemos que mocharle la mano al que robe, así de simple, yo presentaré una iniciativa al Congreso, a ver si la aprueban. Eso no es malo, la única forma de lograrlo es poner el ejemplo”, señaló El Bronco, ante la pregunta de la moderadora Azucena Uresti de si lo decía en sentido literal, el candidato dijo: “sí, es literal”.

LEE: Las acusaciones y promesas para combatir la corrupción marcan el primer debate presidencial

“Se puede acabar con la corrupción si hay la voluntad política del presidente. En este caso, Odebrecht, no se aclaran las cosas porque están implicados los más altos funcionarios públicos.

“El presidente, de los moches que entregaron, la mitad de ese dinero se utilizó en la campaña de Enrique Peña Nieto. Los de Odebrecht también hicieron negocios con Felipe Calderón”, añadió López Obrador sobre el caso de los sobornos dados a funcionarios de la constructora brasileña en varios países, entre ellos, México.

“La corrupción mata, ahí está el caso del socavón donde perdieron la vida un padre y su hijo, y está el caso de Javier Duarte, que administraba agua destilada a niños con cáncer para robarse el dinero del presupuesto público”, dijo Ricardo Anaya sobre los casos en los que están involucrados el gobierno federal y el exgobernador priista de Veracruz.

“Propongo una cárcel especial para crimen organizado y corruptos, en el que compartan celdas”, dijo Margarita Zavala, como propuesta para terminar con los funcionarios corruptos. Además se lanzó contra sus adversarios.

“No utilizó mi honestidad para tapar la corrupción de otros como Meade, ni me niego a hacer mi declaración como AMLO ni declaro a medias como Anaya”.

El tema de la seguridad y la violencia fue uno de los más tocados por los candidatos.

“Yo no soy Santa Claus ni quiero ser Superman. Voy a  construir el FBI que dependa directamente del Presidente, que cambiemos el sistema para que los gobernadores se pongan a jalar y dejen de echarle la culpa a la federación”, dijo Jaime Rodríguez Calderón.

“El PRI ya se va, México va a cambiar. No está funcionando la estrategia de seguridad. Yo tengo un plan, con prevención y para enfrentar el problema con nueva estrategia”, señaló Anaya.

“Lo que se tienen que hacer es responder con todos los instrumentos legales y en ese momento era lo que se tenía”, dijo Zavala en defensa de la estrategia contra el crimen organizado que lanzó su marido, el expresidente Felipe Calderón.

LEE: Una bala, un pastel y acusaciones: los momentos curiosos y las peleas en el debate

“Margarita se ha puesto a defender a su marido, lo tiene qué hacer, pero Margarita, ya no lo defiendas, tenemos que trabajar tú y yo a los ciudadanos que no tienen partido”, pidió el independiente Rodríguez Calderón.

“La violencia se desató en el país porque no ha habido crecimiento económico desde hace 30 años. Si no hay crecimiento económico no hay empleos, sin él no hay bienestar, sin él no hay paz”, señaló el tabasqueño.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Nightingale de Google: el escandaloso proyecto que le permitió acceder al historial médico de millones

Google acaba de cerrar un trato con una enorme empresa de salud en Estados Unidos, Ascension, gracias al cual tuvo acceso al historial clínico de millones de pacientes de hospitales del país.
Getty Images
12 de noviembre, 2019
Comparte

Google ha ganado acceso a una cantidad masiva de datos en Estados Unidos gracias a un acuerdo con una gran empresa de servicios sanitarios.

Se trata de la compañía Ascension, que gestiona 2,600 hospitales en el país.

Gracias al proyecto Nightingale (que significa ruiseñor en inglés), Google tiene acceso a historiales clínicos, nombres y direcciones sin necesidad de haber consultado a los pacientes, según informó el diario estadounidense The Wall Street Journal, el primer medio en dar la noticia.

El gigante tecnológico dijo que esa es “la práctica habitual”.

Entre los datos a los que Google tiene acceso, según el acuerdo, también hay resultados de pruebas de laboratorio, registros de hospitalización y fechas de nacimiento.

Ni a los médicos ni a los pacientes se les informó de que Google puede ver esa información.

El informe de The Wall Street Journal señala que la empresa comenzó a tener acceso a esos datos el año pasado y que se amplió durante el verano.

Google señaló en su página web que su trabajo con Ascension se adheriría a todas las regulaciones de la industria, como la Ley de Portabilidad y Responsabilidad de Seguros de Salud en Estados Unidos, de 1996, también conocida por sus siglas en inglés, HIPAA.

“Para ser claros… los datos de los pacientes no se pueden combinar -ni se combinarán- con ningún dato de consumo de Google”, añadió la compañía.

Cirujana con una tableta

Getty Images
Ni los pacientes ni los médicos fueron informados.

Ascension dijo que el trato le ayudaría a “optimizar” el cuidado de los pacientes e incluiría el desarrollo de herramientas de inteligencia artificial para ayudar a los médicos.

La compañía de servicios de salud también dijo que comenzaría usando los servicios de almacenamiento en la nube de Google y aplicaciones empresariales como G Suite.

Preocupaciones sobre la privacidad

Sin embargo, el proyecto Nightingale ya ha despertado críticas por parte de quienes argumentan que les quita control a los pacientes sobre sus propios datos.

“Hay un enorme problema en que estas asociaciones público-privadas se hagan todas bajo contratos privados, de manera que es bastante difícil obtener algo de transparencia“, le dijo a la BBC Jane Kaye, directora del Centro de Derecho, Salud y Tecnologías Emergentes (HeLEX) de la Universidad de Oxford, en Reino Unido.

“Google dice que no los vincularán con otros datos, pero lo que hacen todo el tiempo es refinar sus algoritmos, perfeccionar lo que hacen y ganar una mayor ventaja comercial”.

Las organizaciones sanitarias están cada vez bajo más presiones para mejorar la eficiencia y la calidad de los cuidados a los pacientes.

Muchas de ellas están valorando el uso de la inteligencia artificial en un esfuerzo por mejorar sus servicios, pero a veces estas acciones despiertan críticas negativas sobre cómo se manejan los datos de los pacientes.

En Reino Unido, la filial de Google para el desarrollo de inteligencia artificial, DeepMind, infringió la ley cuando no pudo explicar a los pacientes cómo usarían sus datos para crear una aplicación sobre una enfermedad renal.

La herramienta, llamada Streams, fue diseñada para resaltar qué pacientes tienen más riesgo de desarrollar una enfermedad renal aguda.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bDSBMWM16Ss

https://www.youtube.com/watch?v=U72BRgPU7_g

https://www.youtube.com/watch?v=H8NO-TEa5QQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.