close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Cuántas y qué tipo de bacterias existen en nuestras heces fecales

El lugar favorito de las bacterias es en nuestro sistema digestivo. Es ahí donde se concentran en mayor cantidad.
Por BBC Mundo
15 de abril, 2018
Comparte

“Bacterias buenas”. ¿Qué son? ¿Pueden ayudar a mi salud? De ser así, ¿cómo puedo conseguir alguna?

Para responder estas preguntas, decidí hacer algo inusual, y francamente desagradable, donar mis heces a la ciencia.

Los microbios viven afuera y dentro de nuestro cuerpo, incluso superan en número nuestras células del cuerpo.

Pero su lugar favorito –donde se concentran en gran cantidad- es en nuestro sistema digestivo.

Esta es la razón por la que mandé mis heces por correo al Proyecto Intestinal Británico (British Gut Project) para que le hicieran un análisis.

“No estás exactamente en la media, pero tampoco sobresales mucho”, fue el diagnóstico que me hizo el profesor Tim Spector.

Las bacterias en mi materia fecal no se estudiaron con un microscopio, sino con herramientas poderosas que permiten obtener su código genético.

Resultó que mis intestinos no cuentan con familias enteras de bacterias.

Algo que causó preocupación fue que tenía menos Firmicutes que otras personas.

“Estas son las que por lo general tienen los microbios que son beneficiosos, y (tus resultados) sugieren que tienes menos diversidad que la media de las personas”, me explicó el experto del Proyecto Intestinal.

“A menor diversidad (de microbios) menos saludable es tu intestino. No es algo bueno”.

Un análisis más profundo determinó que tenía niveles altos de Akkermansia, que “por lo general se observa en personas sanas y delgadas”.

Pero también tenía bacterias relacionadas con inflamaciones.

Cada vez hay más interés en entender las consecuencias para la salud del microbioma.


El microbioma

Bacteria

BBC
  • Si se toma en cuenta que tenemos más microbios que células en el cuerpo -solo 43%- entonces somos más microbios que humanos
  • El otro 57% es microbioma, que incluye bacteria, virus, hongos y los organismos unicelulares arqueas
  • El genoma humano -el conjunto completo de instrucciones genéticas para un ser humano- está hecho de más de 20.000 instrucciones llamadas genes
  • Pero si sumamos todos los genes que están en nuestro microbioma, la cifra asciende a entre 2 millones y 20 millones de genes microbianos
  • Se conoce como el Segundo Genoma y está ligado a enfermedades y trastornos como alergias, obesidad, enfermedad inflamatoria intestinal, Parkinson, influye en la efectividad del tratamiento de cáncer e incluso en la depresión y autismo

El cuerpo humano, donde reinan los microbios


El profesor Spector asegura que el microbioma es “lo más importante y emocionante que de la medicina actual” y que la “diversidad” -tener una amplia gama de distintas especies- es clave.

Fibra, fibra… fibra

Los investigadores Eric Alm y Lawrence David cuentan con los microbiomas más estudiados del planeta, gracias a que se han pasado años analizando unas 548 muestras fecales.

Lawrence David, profesor asistente de Centro Duke para la Biología Genómica y Computacional, considera que nuestra dieta es lo que más incluye en nuestro microbioma… y una cosa es particularmente efectiva.

“Uno de los conjuntos de moléculas que más entusiasma a la gente es el que tiene que ver con plantas, específicamente la fibra”, señaló.

“Al menos es lo que a algunas bacterias del intestino les encanta comer”

Para David, la fibra de las plantas puede beneficiar el microbioma de la mayoría de las personas.

También admite que la especialización que ha escogido hace que se sienta más culpable de ingerir según qué alimentos.

“Todavía como hamburguesas y nuggets de pollo”, confesó.

Comidas fermentadas: “el futuro”

La fibraes un prebiótico que proporciona combustible a los microbios de nuestro sistema digestivo.

Pero Paul Cotter, con quien hablé en la universidad de Cork, le preocupa que no estemos introduciendo suficientes microbios nuevos en nuestro cuerpo.

“Una gran cantidad de lo que comemos ahora son alimentos enlatados o con una larga vida útil, y la razón por la que pueden durar tanto es porque tienen muy pocos, o casi ningún microbio”, comentó.

Cotter se especializa en los alimentos fermentados por bacterias antes de que las comamos.

Esto incluye muchas comidas favoritas -como quesos y yogures- pero también el kefir (también conocido como yogur búlgaro, leche kefirada, yogur de pajaritos o yoca), un té llamado Kumbucha y algunos platos elaborados con repollo como el cuchrut o el kimcho coreano.

Para Cotter, la mayoría de las personas deberían pensar en incluir alimentos fermentados en su dieta a fin de que los microbios que contienen ayuden a calibrar el sistema inmune.

“Si eres una persona sana, la forma de mantenerte es consumiendo comida fermentada en vez de ingerir algún probiótico en particular”.

En líneas generales, la fibra y comida fermentada son buenas, pero no hay garantías de que sean efectivas para todo el mundo.

Esto se debe a que cada microbioma es único, de manera que el trabajo que hacen en los intestinos varía de una persona a otra.

Eric Alm, codirector del Centro de Microbioma Informática y Terapéutica del MIT, en Estados Unidos, advierte que en el futuro las dietas deben ser más personalizadas.

“Una de las cosas que estamos aprendiendo, basados en el microbioma, es que distintas personas pueden requerir consumir distintas dietas para tener el mismo efecto

Reacción en cadena

Alm estudia cómo el microbioma de distintas personas responde a distintas dietas de fibra.

En general, las fibras se descomponen en sustancias químicas llamadas ácidos grasos de cadena corta.

Pueden ser absorbidas por los intestinos y tener efectos en todo el cuerpo.

Es una de las formas que se cree el microbioma influye en nuestra salud.

El trabajo de Alm ha demostrado cómo el microbioma de algunas personas es muy bueno para crear pequeñas cadenas de ácidos grasos a partir de una fibra dietética llamada pectina que se encuentra en las manzanas y las naranjas.

Mientras que otras personas necesitan inulina (presente en puerros, espárragos y cebollas) para crear la misma cadena de ácidos grasos.

Ilustraciones de Katie Horwich


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Incendios forestales han provocado la muerte de 17 voluntarios y brigadistas este año

El directivo de manejo de fuego de la Conafor detalló que, de los fallecidos, 11 eran voluntarios y el resto pertenecían a brigadas, es decir estaban capacitados para el desempeño de sus labores.
Cuartoscuro
Por Notimex
19 de junio, 2019
Comparte

Durante las tareas para sofocar diversos incendios forestales que se han registrado a lo largo y ancho del país este año, han perdido la vida 17 combatientes, informó el gerente de Conafor, Eduardo Cruz.

En entrevista con Notimex, el directivo de manejo de fuego de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), explicó que de esos 17 fallecidos 11 eran voluntarios y el resto pertenecían a brigadas, es decir estaban capacitados para el desempeño de sus labores.

Indicó que regularmente los voluntarios son dueños o ejidatarios, así como personas que están en el lugar del siniestro y decide participar en el combate del fuego sin tener la preparación para ello, lo que los hace más vulnerables a perder la vida.

Lee: Autoridades aceptan que no pueden evitar las quemas agrícolas que provocan contingencias

“Son gente que en algún momento se acomidió a apoyar en algún incendio y desafortunadaente perdió la vida, y los seis que fallecieron fue en un accidente del equipo aéreo, ellos sí eran oficiales de la Marina y uno de los nuestros de la Conafor”. explicó.

Eduardo Cruz refirió que México cuenta con poco más de 30 mil combatientes, de ellos mil 780 pertenecen a Conafor, mientras que el resto son de otras dependencias federales, estatales y municipales, así como silvicultores.

“No hay que acomedirse, el deber de la gente que ve un incendio es reportarlo al 01800incendio o al 911, siempre se canalizará personal capacitado y entrenado para combatirlo, entonces a toda costa deben evitar acercase para colaborar porque ponen en riesgo su vida”, dijo.

Señaló que el principal problema es que los voluntarios no tienen entrenamiento, no forman parte de una brigada sino que de manera individual se incorporan y el fuego se sale de control y pueden quedar atrapados.

Te puede interesar: Una fase preventiva y Hoy No Circula a holograma 0 y 00: el nuevo plan ante las contingencias

“El comportamiento del fuego en el área forestal es errático, provoca focos secundarios que generan un nuevo incendio y cuando menos piensas estas rodeado de fuego, hay muchas circunstancias que se presentan en el campo y en el comportamiento del fuego que la gente desconoce, si no son parte de una brigada es evitar incorporarse”, añadió.

Subrayó que el tema aquí reforzar las medidas preventivas de parte de los tres niveles de gobierno y mayor concienciación entre toda la sociedad mexicana, ya que la mejor atención a un incendio es precisamente la prevención, aquel que se evita.

En este sentido, abundó que del registro histórico que tiene México sobre incendios forestales en los últimos 30 años, cerca del 98 por ciento fueron ocasionados por alguna actividad humana.

Más sobre el tema: Qué son las partículas 2.5 que provocaron la contingencia y cómo dañan la salud

“Son acciones ya sea en campo o de la gente que visita o transita por el campo, como los que van de vacaciones a áreas turísticas, áreas forstales, que tiran un cigarro, hacen fogatas. también está el caso de los peregrinos, en fin, siempre está la mano del hombre”, indicó.

Consideró que falta mucha consciencia sobre la importancia de los ecosistemas, “no hemos tenido la valoración de los servicios que nos dan los bosques y las selvas, necesitamos estar conscientes de que debemos cuidarlos”.

También recordó que Conafor cuenta con un seguro para los combatientes voluntarios, a quienes se les apoya en caso de sufrir un accidente o a sus familias, además de que la dependencia protege de la misma forma a los que son parte de las brigadas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.