El Congreso pide a EPN actuar ante el despliegue de la Guardia Nacional de Trump en la frontera

La Cámara Alta exhortó al gobierno de EPN a suspender la cooperación bilateral con EU en materia de migración y lucha contra la delincuencia trasnacional, hasta que Trump "se conduzca con civilidad y el respeto que el pueblo de México merece".

congreso senado trump
Cuartoscuro Archivo

Ante los señalamientos de Donald Trump contra México, y el anuncio de desplegar a la Guardia Nacional de su país en la frontera, el Senado exhortó al gobierno de Enrique Peña Nieto a suspender la cooperación bilateral con Estados Unidos, en materia de migración y lucha contra el crimen organizado transnacional.

Esto, apuntaron en un oficio aprobado por unanimidad, “en tanto el Presidente Donald Trump no se conduzca con civilidad y el respeto que el pueblo de México merece”.

En uno de los puntos del documento que sería enviado a la Secretaría de Gobernación, los senadores expresaron su rechazo a la militarización de la frontera. Trump ha planteado esa medida, acusando que México no ha hecho lo necesario para frenar la inmigración ilegal.

Leer: Trump ordena el despliegue de militares en la frontera con México

“Su conducta ha sido permanentemente y sistemáticamente no sólo irrespetuosa, sino insultante, basada en prejuicio y desinformación y haciendo uso frecuente de la amenaza y el chantaje. Su conducta ha sido permanente y sistemáticamente en contra del pueblo mexicano”, dijo sobre Trump la senadora Laura Rojas.

Este miércoles, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, dijo que el posicionamiento del gobierno de la República se fijará “con toda claridad”, cuando el gobierno de Trump detalle sus razones para desplegar a la Guardia Nacional en la frontera.

El Departamento de Seguridad Nacional estadounidense publicó este miércoles un comunicado, señalando que debe terminar el paso ilegal hacia su territorio, de 300 mil inmigrantes al año.

“La implementación de la Guardia Nacional servirá como un elemento de disuasión inmediata, al tiempo que mejorará drásticamente el control operacional de los límites de Estados Unidos,”, apuntó el Departamento.

En tanto, la Cancillería señaló que los elementos de la Guardia Nacional no portarán armas ni realizarán funciones de control migratorio.

“El gobierno de México ha expresado al gobierno de Estados Unidos que, si el anunciado despliegue de la guardia nacional se tradujera en una militarización de la frontera, ello dañaría gravemente la relación bilateral”, apuntó la Secretaría de Relaciones Exteriores.

En la Cámara de Diputados en México, legisladores de oposición criticaron que el gobierno de Peña Nieto ha sido tibio en su respuesta ante Trump.

“Seguimos viendo al gobierno federal titubeante. Debemos tener una posición digna, contundente y clara”, dijo el diputado panista Marko Cortés.

Jesús Zambrano, del PRD, dijo que es inadmisible el anuncio de Trump, sobre la militarización de la frontera sur de Estados Unidos.

Con información de Reforma (suscripción necesaria) 

Close
Comentarios