close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo Cuartoscuro

Peña Nieto impone arancel a hidrocarburo, como pidió una filial de Odebrecht en un contrato con Pemex

La petición del arancel fue establecido en el contrato realizado entre las empresas Braskem –filial de Odebrecht– y Grupo Idesa, Pemex Gas y Petroquímica, firmado en febrero de 2010, durante la administración de Felipe Calderón.
Archivo Cuartoscuro
30 de mayo, 2018
Comparte

A través de un decreto, el presidente Enrique Peña Nieto cumplió la petición de las empresas Braskem –filial de Odebrecht– y Grupo Idesa de imponer un arancel a las importaciones de polietileno, polímero que dichas compañías producirían en México en la planta llamada Etileno XXI.

Esta petición fue establecida en el contrato realizado entre las empresas y Pemex Gas y Petroquímica, firmado en febrero de 2010, durante la administración de Felipe Calderón. Dicho contrato fue enviado a la plataforma Méxicoleaks, de la cual Animal Político forma parte.

Etileno XXI vendería polietileno a Pemex, por eso, ésta suspendió la inversión a sus propias plantas en Cangrejera y Morelos para producir polietileno, pese a ser proyectos del Programa Nacional de Infraestructura del sexenio, según documentó la Auditoría Superior de la Federación.

El contrato de 2010 era para que Pemex le vendiera etano a las empresas, es decir, la materia prima para producir polietileno. Sin embargo, una de las cláusulas de las compañías establecía la petición de imponer un arancel para los países no incluidos en tratados de libre comercio que quisieran vender polietileno a México.

“Es fundamental para la economía de las instalaciones del Proyecto (la planta Etanol XXI) que el Gobierno de México incremente las tarifas aplicables a la importación de toda clase o tipo de polietileno a México (…) que sean al menos similares a las tarifas aplicables (…) en los Estados Unidos de América o Canadá (actualmente 6.5%)”.

Seis años después, el presidente Enrique Peña Nieto concretó la cláusula. El 1 de enero de 2016 firmó un decreto en el que se establece que “el polietileno de baja densidad lineal es una resina con importantes volúmenes de comercialización, resulta conveniente crear una fracción arancelaria específica para dicha mercancía con el arancel a la importación de 5%”.

La preferencia

Etileno XXI es uno complejo petroquímico establecido en Veracruz tan ambicioso que, según se estableció en el contrato, es capaz de producir 1 millón de toneladas de polietileno, polímero que sirve para la fabricación de plásticos, y en el que se invirtieron 3 mil 200 millones de dólares.

Etileno XXI “representa una de las inversiones brasileñas más importantes realizadas en México” que prosperó gracias al “decidido apoyo de la Presidenta Rousseff” durante su primer mandato, según se publicó en el Diario Oficial de la Federación el 25 de mayo de 2015, como parte del anuncio de la Condecoración de la Orden Mexicana del Águila Azteca entregada a la expresidenta durante su visita de Estado a nuestro país.

Las empresas operadoras son Grupo Idesa y Braskem, constituida en 2004 en Sao Paula, Brasil y filial de Odebrecht, la compañía que presuntamente entregó sobornos a Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, durante la campaña del presidente Enrique Peña Nieto, a cambio de ser favorecida con obra pública cuando asumiera la presidencia, según reveló Mexicanos contra la Corrupción.

La planta Etileno XXI fue inaugurada el 22 de junio de 2016, cinco meses después del decreto que impuso el arancel para el polietileno, por el secretario de energía, Pedro Joaquín Coldwell, y ha significado un mejor negocio para la empresa que para Pemex.

La empresa mexicana le vende etano a 16 centavos de dólar por galón, pero el valor en el mercado es de 50 centavos de dólar por galón.

Esto ha significado pérdidas por mil 900 millones de pesos para Pemex, pues “el precio al que vendió el etano fue menor al costo de ventas y al gasto de transportación incurridos”, según señaló la Auditoría Superior de la Federación en la tercera entrega del Informe de la Cuenta Pública 2016.

Además, Pemex se comprometió con Braskem-Idesa a proveerle 66 mil toneladas de gas etano diario, pero para cumplir, Petróleos Mexicanos tuvo que comprar etano a otras empresas de Estados Unidos este año porque lo que produce no le alcanza para abastecer a los complejos petroquímicos de Cangrejera y Morelos, que trabajan al 40% de su capacidad, y al volumen comprometido con Etileno XXI.

Los funcionarios

Los funcionarios que firmaron el documento por parte de Pemex Gas y Petroquímica Básica fueron Arturo Arregui, subdirector de Planeación; Víctor Domínguez Cuéllar, subdirector de ductos (ambos mencionados durante las investigaciones de Odebrecht). Fernando Amor Castillo, subdirector de gas licuado y petroquímicos básicos y Armando Ricardo Arenas Briones, subdirector de producción.

Domínguez Cuellar salió de Pemex en 2014, pero ahora es parte de la consultora DM Integración Energética. Una consultoría privada que se especializa en el asesoramiento de mercados de gas y petróleo en México.

Arenas Briones, ex director de PGPB hasta 2014, fue señalado en 2009 por ser parte de una red de corrupción en la asignación de contratos con Pemex a empresas propietarias de sus familiares.

Por Braskem, firmó Cleantho de Paiva Leite Filho, director de Unidad de Negocios Internacionales. Él fue identificado por Alexandrino Alencar, directivo de Odebrecht, como el representante de la empresa en México. Sin embargo, Leite ha declarado que Etileno XXI no forma parte de las investigaciones contra Odebrecht, al no ser un negocio de la rama constructora de la empresa.

Por el lado de Idesa firman José Luis Uriegas Uriegas, como Director General; y Patricio Gutiérrez Fernández como Director de Planeación y Desarrollo de Negocios. El primero se desarrolló antes de estar en Idesa como funcionario de Nacional Financiera, prestamista de Braskem-Idesa para el proyecto.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Trump y la frontera: qué se sabe del incidente entre militares mexicanos y estadounidenses en el límite entre los dos países

El percance entre los efectivos militares en la frontera reavivó las discusiones sobre el flujo de migrantes y la seguridad en EE.UU.
24 de abril, 2019
Comparte

Dos soldados estadounidenses hacían un recorrido de rutina cerca de la frontera cuando fueron interceptados e interrogados por militares mexicanos, que incluso les apuntaron con sus armas.

Al menos esa es la versión de Washington sobre un roce que ocurrió el pasado 13 de abril y que México asegura que se produjo en su lado de la frontera.

La confusión escaló a un conflicto político este miércoles cuando el presidente Donald Trump lo usó para reavivar la polémica por la seguridad en la frontera entre México y EE.UU., y adelantó que piensa enviar tropas armadas al sur de Texas.

Trump, en Twitter, afirmó que el incidente en la frontera pudo tratarse de una estrategia para crear una distracción que facilitaría el tráfico de droga hacia EE.UU.

“¡Más vale que no vuelva a suceder!”, advirtió.

Trump además insistió en que las autoridades mexicanas “no hacen lo necesario” para proteger las fronteras de la entrada de inmigrantes.

Pero lo que para el mandatario estadounidense fue un hecho grave, para las autoridades mexicanas solo califica como una confusión.

https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1121021160827887616

¿Cuándo ocurrió?

El encuentro ocurrió el pasado 13 de abril cuando los soldados estadounidenses estaban en un vehículo sin identificación que realizaba “operaciones de apoyo fronterizo” en el lado estadounidense de la frontera, señaló el Comando Norte de los Estados Unidos en un comunicado citado por AFP.

Frontera entre México y EE. UU.

Reuters
El Departamento de Defensa de EE.UU. indicó que los soldados se encontraban en su territorio.

El comunicado agrega que incidente se dio en las cercanías localidad de Clint, al norte del Río Grande en Texas, en un área en la que la frontera no está delimitada por ninguna valla o cerca.

“De cinco a seis militares mexicanos interrogaron a dos soldados del Ejército de EE.UU.”, detalló el Comando Norte de Estados Unidos citado por CNN.

“Los militares mexicanos creían que los soldados del Ejército de EE.UU. estaban al sur de la frontera. Sin embargo, los soldados estadounidenses estaban apropiadamente en el territorio de EE.UU.”, señaló el Comando Norte.

Durante el incidente, los soldados mexicanos apuntaron con sus armas a los militares estadounidenses, retirando el arma de uno de los soldados, dice el comunicado.

El Departamento de Defensa de EE.UU. dijo también que “a lo largo del incidente, los soldados estadounidenses siguieron todos los procedimientos y protocolos establecidos“, esto con el fin de evitar que la situación escalara.

Soldados trabajando en la frontera de México

AFP/Getty Images
El gobierno mexicano reiteró su interés por mantener una relación cordial con EE.UU.

¿Qué dicen las autoridades mexicanas?

La noticia pareció sorprender en la mañana de este miércoles al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien al ser cuestionado sobre su postura al respecto pidió a un miembro de su gabinete que le mostrara los tuits de su homólogo estadounidense.

Tras leerlos declaró: “No vamos a caer en ninguna provocación. Le digo al presidente Trump que nosotros queremos mantener una relación respetuosa y de amistad con su gobierno”.

“Vamos a analizar este incidente y vamos a tomar en cuenta lo que está señalando y se va a actuar conforme a la ley”, dijo.

https://twitter.com/GobiernoMX/status/1121047732192411651

“Lo más importante es decirle que no vamos a pelearnos con el gobierno de Estados Unidos“.

Horas más tarde, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México confirmó el suceso a través de un comunicado de prensa.

Las contradicciones y las coincidencias

La SRE reconoció que los soldados fueron detenidos por sus pares mexicanos el pasado 13 de abril al viajar en un vehículo no identificado como oficial, pero ubicó el lugar de los hechos a la altura de la colonia Parcelas, Ciudad Juárez, y no en los alrededores de Clint en Texas como habían mencionado las autoridades estadounidenses.

La Cancillería también informó que el lugar del incidente es “una zona en la que los límites de la frontera no resultan claros por su geografía“.

Sin embargo, “tras la investigación correspondiente, se determinó que el vehículo de los militares de ese país (EE.UU.) se colocara al norte de la valla fronteriza para evitar confusiones”.

Patrulla fronteriza en el camino

Reuters
Las autoridades mexicanas señalan que se trató de una confusión al no estar delimitado el terreno.

“Este tipo de incidentes es común, toda vez que se trata de una verificación de patrullaje ordinario, sin consecuencias para ambos gobiernos, quienes mantienen comunicación permanente y fluida. Sobre este hecho en particular, estuvieron en contacto directo y oportuno”, explicó la SRE.

La dependencia gubernamental no mencionó nada sobre que los soldados estadounidense fueran apuntados con armas.

Por su parte la Secretaría de Marina de México dijo en entrevista en Radio Fórmula que investigará la presunta agresión de militares mexicanos a estadounidenses.

Se reaviva la discusión fronteriza

A principios de abril, Trump cedió en su amenaza de clausurar la frontera con México, afirmando que dará al país vecino un año para detener el flujo de migrantes que llegan a EE.UU. desde territorio mexicano.

El gobernante estadounidense reconoció entonces que la medida podría interferir en el renovado acuerdo comercial entre EE.UU., México y Canadá, conocido como T-MEC y pendiente de ratificación por los poderes legislativos de los tres países.

Migrantes caminando

AFP/Getty Images
La política de Trump se ha basado en tratar de detener el flujo de migrantes que llegan a EE.UU a través de México.

Pero este miércoles Trump volvió a mencionar sus planes de cerrar la frontera enviando a las fuerzas armadas.

“Una caravana muy grande de más de 20.000 personas está México. Se ha reducido en tamaño por (su paso por) México, pero siguen llegando. México debe detener el resto (de los migrantes) o nos veremos obligados a cerrar esa sección de la frontera y llamar al Ejército. ¡Los coyotes y carteles tienen armas!”, tuiteó Trump.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=TDNa62SfQmQ

https://www.youtube.com/watch?v=JQ49Z20soKQ

https://www.youtube.com/watch?v=QWwnV83nGzY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.