Ante asesinatos y agresiones a políticos en Veracruz, PRI y Morena piden mayores medidas de seguridad

En el actual proceso electoral se han registrado al menos ocho asesinatos de políticos en Veracruz. La dirigencias del PRI y Morena han solicitado la intervención de fuerzas de seguridad federal, así como pronunciamientos para atender el tema.

OPLE Veracruz
El PRI y Morena han solicitado mayores medidas de seguridad ante la violencia contra candidatos. Archivo Cuartoscuro

La violencia política en Veracruz tiene preocupadas a las dirigencias estatales del PRI y Morena, quienes han solicitado la Organismo Público Local Electoral (OPLE) la intervención de fuerzas de seguridad federal, así como pronunciamientos para atender el tema en el actual proceso electoral.

Para el presidente estatal del PRI en Veracruz, Américo Zúñiga Martínez, los focos rojos son Sayula de Alemán y Acayucan en el sur, así como Pánuco y Coxquihui en el norte.

En un documento dirigido al OPLE expuso que el candidato a diputado local por Acayucan, Lázaro Mendoza Méndez, fue secuestrado, y posteriormente liberado por la Policía Federal. También denunció agresiones contra los simpatizantes de su partido en zonas como Coxquihui por parte de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública.

“Que se tomen las medidas necesarias e indispensables para garantizar que en las elecciones en nuestro estado se garantice la libre expresión de la voluntad de los electores, y en consecuencia y ante la absoluta incapacidad del estado para proveer lo conducente, se solicite a las fuerzas federales de seguridad sean las encargadas de brindar seguridad y cuidar la normalidad en el estado”, expuso Zúñiga Martínez.

El dirigente estatal consideró que los ataques son de manera directa contra la militancia priista por lo que dijo que no existen garantías para el día de las elecciones ni para las campañas.

Más de 80 políticos han sido asesinados en este proceso electoral, ¿a qué se deben las agresiones?


De acuerdo con un informe de la consultora Etellekt, Veracruz ha sido el tercer estado más violento para candidatos, pues entre el 8 de septiembre de 2017 y el 8 de abril de este año, han sido asesinados ocho políticos, la mitad de ellos militantes del PRI.

El informe también destaca que tres políticos más fueron amenazados, cuatro agredidos con arma de fuego, e incluso registró cinco casos de atentados contra familiares de aspirantes.

La dirigencia de Morena hizo un llamado de atención ante la violencia que se vive y pidió tomar precauciones ante el clima de violencia en el estado.

El dirigente estatal, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, coincidió en que la inseguridad en Veracruz ha provocado dificultades para el proceso electoral y dijo que podría inhibir el voto de la ciudadanía. Aunque descartó que existan focos rojos, pues considera que todo el estado se encuentra en la misma situación.

Incluso aseguró que ha pedido a sus militantes y candidatos tomar previsiones para evitar ser víctimas de la delincuencia, y que al igual que todos los veracruzanos deben tomar medidas como caminar con cuidado y avisar en dónde se encuentran.

Además, aseguró que situaciones como la presentación de botargas del exmandatario venezolano, Hugo Chávez, al arranque de campaña de su partido a la gubernatura también pueden ocasionar violencia política debido a que se provoca a los militantes de su partido.

No hay mayor problema

Tanto la dirigencia del PRD en el estado como autoridades electorales han descartado problemas graves de seguridad que puedan afectar la contienda electoral en Veracruz.

El vocal ejecutivo de la junta local del Instituto Nacional Electoral (INE), afirmó que no hubo problemas para reclutar a funcionarios de casilla para la elección debido a la inseguridad. Solo precisó que en algunas zonas tuvo que buscarse a ciudadanos de la lista nominal y no solo los que habían sido sorteados, principalmente en zonas urbanas.

En tanto, Jesús Velázquez Flores, dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática —que va en alianza con el PAN— dijo que ellos no observan mayores problemas de seguridad ni focos rojos, por lo que consideran que se llevará a cabo campañas y jornada electoral en orden.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad, en 2017, el primer año de gobierno del actual gobernador Miguel Ángel Yunes Linares se registró un incremento considerable en los delitos locales (incluidos homicidios, robos y secuestros). De 42 mil 312 delitos registrados en 2016, —el último año de gobierno de Javier Duarte— se pasó a 49 mil 205 delitos en 2017. Sin embargo, en el primer trimestre de 2018, se tenían contabilizados 10 mil 912 delitos, contra 13 mil 308 de 2017 y 9 mil 357 en el mismo periodo de 2016.

Close
Comentarios