Previo al arranque de campañas en el Edomex, Congreso local aprueba operación de 47 programas sociales
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Eduardo Alonso

Previo al arranque de campañas en el Edomex, Congreso local aprueba operación de 47 programas sociales

Desde este 18 de mayo por la mañana, personal de las estructuras gubernamentales dedicadas a la entrega de apoyos sociales, así como operadores comunitarios, empezaron a repartir despensas con el logotipo “Familias Fuertes”.
Eduardo Alonso
Por Eduardo Alonso
19 de mayo, 2018
Comparte

A siete días de que arranquen las campañas electorales a nivel local en el Estado de México, los diputados del PRI, Partido Verde y Partido Nueva Alianza se impusieron por mayoría de votos para avalar, en sesión extraordinaria, la operación de 47 programas sociales durante el proceso electoral, donde habrán de renovarse 125 alcaldías y 75 diputaciones locales (45 de mayoría y 30 de representación proporcional).

Desde este viernes 18 de mayo por la mañana, personal de las estructuras gubernamentales dedicadas a la entrega de apoyos sociales, así como operadores comunitarios, empezaron a repartir despensas con el logotipo “Familias Fuertes”.

Animal Político fue testigo de la entrega de las despensas y platicó con algunas de las personas beneficiarias, quienes confirmaron que una noche antes (tres horas después de haber concluido la sesión en la Cámara de Diputados local) se les comunicó vía telefónica que deberían asistir a las 8 de la mañana a la bodega ubicada en Avenida Reforma 101 de la comunidad San Nicolás Tolentino de la capital mexiquense, para “recoger un beneficio”.

“Ayer recibí la llamada, a eso de las nueve de la noche, me pidieron que viniera por mi despensa”, precisó Sonia Neri Filomeno, vecina de la comunidad de San Mateo Otzacatipan, ubicada en las inmediaciones de la zona del Aeropuerto de Toluca.

“Es la primera vez que vengo”, dijo en entrevista.

Se le cuestionó si la despensa le será entregada cada mes, a lo que respondió: “No, no me comunicaron nada, nada más me dijeron que viniera hoy y nada más pero seguido no”.

María, por su parte, dijo que aún cuando recibió la llamada, nunca le explicaron qué tipo de apoyo recibiría. “La verdad no sabía que sería, nada más me indicaron que asistiera hoy y ya”, explicó.

Este 18 de mayo empezaron a llegar al lugar de la cita decenas de automóviles particulares, camionetas, taxi y bicitaxis, y personas provenientes de comunidades como San Pedro Totoltepec, San Nicolás, El Cerillo, La Guadalupe y Otzacatipan, entre otras, para recoger las despensas.

De acuerdo a testimonios de algunas personas que atendieron la llamada telefónica para recoger su despensa “Familias Fuertes”, los requisitos para acceder al beneficio fueron sencillos pues únicamente se les pidió su credencial de elector y una copia de la misma.

Horas antes, el Congreso del Estado de México aprobó con 41 votos a favor y 23 en contra la operación de dichos programas sociales durante los 35 días que durarán las campañas locales.

Con la aprobación de los 47 programas, el gobierno del Estado de México, gobernado por el PRI, podrá operar y entregar (a excepción de la Tarjeta Rosa y otros programas), todo tipo de apoyos a estudiantes, amas de casa, trabajadores del campo, personas desempleadas y de la tercera edad, entre otros.

Vladimir Hernández Villegas, diputado de Morena, partido que votó contra la operación de los programas, dijo que aún cuando ellos no se oponen a este tipo de apoyos, a todas luces se trata de una “simulación”, porque estos programas sociales serán “utilizados para la compra y coacción del voto”.

Expuso que el PRI siga utilizando la necesidad de la gente y utilizando la pobreza con fines político electorales, por lo que hizo un llamado al gobernador Alfredo Del Mazo “que deje que el proceso electoral fluya en democracia”.

Fernando Morales López, diputado del PAN, le hizo una petición a los funcionarios del gobierno estatal para no hacer un uso indebido de los programas sociales, sin embargo, agregó que es evidente que “existe un oportunismo electoral porque los van a empezar a operar en los próximos días para tratar de estar presente en la elección”.

En contraste, Aquiles Cortes López, coordinador de Nueva Alianza, dijo estar a favor de la operación de los programas sociales porque son de vital importancia para algunas familias de la entidad.

Francisco Agundis, coordinador de la bancada del Partido Verde Ecologista de México, dijo por su parte que estos programas sociales buscarán mejorar la salud y el bienestar social de la población, por lo que su operación debe continuar, ya que es un mecanismo para impulsar la inserción social.

“Los programas sociales desempeñan un papel fundamental en el proceso de desarrollo, es necesario que se orienten correctamente”, expresó.

La priista Tanya Rellstab Carreto dijo respetar las opiniones de sus compañeros que se opusieron a la aprobación de los programas. “No vamos a permitir el uso de recursos públicos con fines proselitistas, me parece que ese es el garante de cada actuar de nosotros como diputados… en el Estado de México hay instituciones firmes y honestas que hacen cumplir a cabalidad el estado de derecho”, defendió.

Entre los programas sociales que estarán operando en época de campaña electoral están:

Becas Rosas, Becas por Inclusión, Becas de Útiles Escolares y por Olimpiadas del Conocimiento, hasta los beneficios del programa Creciendo Contigo, Adultos Mayores, Niñez Indígena, Programa de Vivienda Social, Apoyos Agrícolas, Apoyos Pecuarios, Microcréditos Solidarios para Familias Fuertes, entre otros.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Vacuna contra COVID: por qué algunas dosis acaban en la basura y qué se puede hacer para evitarlo

El mundo vive una carrera por hacerse con las escasas vacunas disponibles contra la COVID. ¿Por qué algunas acaban en la basura o se vacuna a personas no prioritarias?
5 de febrero, 2021
Comparte
Enfermeras cargan dosis de la vacuna en Nantes, Francia.

Reuters
Muchos países se enfrentan al reto de administrar las vacunas antes de que se estropeen.

Golpeado por la pandemia de covid, el mundo se enfrentó primero al reto de desarrollar en tiempo récord una vacuna. Ahora, al de distribuirla a escala planetaria sin malgastar una sola de las preciadas dosis.

Con la oferta de vacunas disponibles lejos aún de cubrir la ingente demanda mundial, los gobiernos han establecido rigurosos planes de vacunación que establecen los colectivos que deben ser vacunados primero: generalmente, personas mayores, enfermos crónicos y trabajadores de los servicios de salud.

Sin embargo, no han tardado en aparecer las noticias de personas no pertenecientes a estos grupos prioritarios que recibían la vacuna, o, algo más sorprendente aún, de dosis que acababan en el cubo de la basura.

En la ciudad de Trelew, en la Patagonia argentina, la prensa local informó de que hubo que desechar 140 dosis de la vacuna rusa Sputnik-V porque se había roto la cadena de frío en su conservación.

En España, el general al mando de las Fuerzas Armadas tuvo que dimitir después de que se hiciera público que había recibido la vacuna, pese a que algunos de sus colaboradores les dijeron a los medios españoles que lo había hecho precisamente para evitar que se echaran a perder las dosis sobrantes en su departamento tras vacunar a las personas prioritarias.

En México, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, condenó por “inmoral” al médico que vacunó a dos familiares después de un error en el sistema de citas del hospital en el que trabaja.

Son solo algunos ejemplos de noticias que han provocado malestar y críticas en muchos países cuando la mayoría de la gente sigue a la espera y en muchos casos aún sujeta a distintos grados de confinamiento.

El desafío de optimizar las vacunas

Lo cierto es que los sanitarios se pueden ver a veces ante un incómodo dilema, ya que las vacunas requieren condiciones especiales de conservación y, en algunos casos, sobre todo en pequeñas localidades o lugares alejados, no pueden cumplirse a rajatabla los estrictos criterios fijados por los gobiernos.

La vacuna fabricada por Pfizer, por ejemplo, debe conservarse a temperaturas muy bajas y, una vez descongelada, ha de usarse antes de 5 días.

La Sputnik-V se comercializa en ampollas de cinco dosis, por lo que si se quiere evitar malgastar ninguna, debe haber un número igual de pacientes listos para recibir el pinchazo.

Una profesional de la salud recibe la vacuna en un hospital de Ciudad Juárez, México.

Reuters
Los trabajadores sanitarios figuran entre los colectivos prioritarios en la mayoría de países.

Como explicó en conversación con BBC Mundo el doctor Pablo Bonvehí, jefe de la sección Infectología y Control de Infecciones del CEMIC, un centro de investigación médica de Buenos Aires, “la prioridad es no desperdiciar la vacuna“.

“Una campaña de vacunación, y más una como esta, es siempre un gran desafío de ingeniería”, indica el experto. Y no siempre es posible acomodar la disponibilidad de vacunas con el número de pacientes dispuestos a ponérsela, su disponibilidad para acercarse a los centros de vacunación a recibirla y las necesidades de espacio para mantener la distancia social en ellos.

A esto se suma el problema de los pacientes que no acuden a las citas programadas, sea porque no pueden desplazarse o porque, como los seguidores del movimiento antivacunas, rechazan la inmunización o desconfían de los gobiernos y los fabricantes de medicamentos.

¿Qué hacer entonces con la dosis sobrante cuando ya se ha cubierto el cupo de pacientes prioritarios agendados para el día?

Contenedores de residuos sanitarios en Manchester, Inglaterra.

Getty Images
En algunos países ya ha habido noticias de vacunas que acaban en la basura.

En Estados Unidos ya ha habido centros sanitarios que han empezado a convocar por la emisora de emergencias a los paramédicos que quieran vacunarse una vez cubierto el cupo diario para evitar que se echen a perder las dosis sobrantes.

Y un equipo médico del estado de Oregón que quedó atrapado en una congestión de tráfico comenzó a vacunar a otros automovilistas retenidos ante la imposibilidad de volver a refrigerar a tiempo las dosis que llevaban consigo.

Mejor en un brazo que en el cubo de la basura

Ante la emergencia sanitaria global, los centros médicos a nivel local se enfrentan al desafío de vacunar a la mayor cantidad de gente en el menor tiempo posible, conservando adecuadamente las vacunas y priorizando a los grupos de población de riesgo establecidos por las autoridades nacionales.

En esa tarea titánica, han encontrado una inesperada colaboración en los grupos de espontáneos que hacen fila junto a las clínicas y los centros de vacunación a la espera de que se les administre alguna de las dosis no utilizadas, una imagen cada vez más frecuente en Estados Unidos y en Israel, el país que lidera la frenética carrera global por la vacunación.

“A todas las dificultades se suma la de la incertidumbre acerca de las dosis que se van recibir y cuándo”, señala el doctor Bonvehí.

Para los dispensarios locales se complica aún más llevar una planificación adecuada de la vacunación ya que en muchos casos los gobiernos tampoco han podido ofrecer un calendario claro de vacunación y son ellos quienes centralizan la adquisición de los medicamentos.

Un hombre carga una bombona de oxígeno en Manaos, Brasil.

Reuters
América Latina es una de las regiones más golpeadas por la pandemia y muchos países aún no han podido comenzar a vacunar.

Para los países de renta media, como la mayoría de los de América Latina, que se encuentran detrás de los más ricos en la lista de espera global por recibir la vacuna en la cantidad y con la regularidad suficientes, hacer un uso óptimo de las que llegan se hace más crítico si cabe.

Bonvehí propone que “en las citas se llame a pacientes suplentes, para que, si alguien no se presenta, no haya que desperdiciar ninguna dosis”.

Y la Organización Mundial de la Salud ha pedido que los países más prósperos, que han comprado muchas más dosis de las necesarias para vacunar a toda su población, envíen las que no usen a los países en desarrollo.

Todo, porque, como le dijo Amesh Adalja, especialista en enfermedades infecciosas de la Johns Hopkins University, a la cadena NPR, “una vacuna en un brazo siempre va a ser mejor que una vacuna en el cubo de la basura”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PY2lDqGL8n0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.