close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro
Damnificados del multifamiliar Tlalpan presionan: logran que gobierno libere recursos esta semana
Los vecinos de la unidad afectada por el terremoto del 19S instalaron su campamento sobre la Calzada de Tlalpan para pedir liberación de recursos; se retiraron tras llegar a acuerdos con el Jefe de Gobierno.
Cuartoscuro
31 de mayo, 2018
Comparte

El gobierno de la Ciudad de México se comprometió a agilizar la entrega de recursos del Fondo para la reconstrucción, ocho meses después del sismo del 19 de septiembre y de que los damnificados del Multifamiliar de Tlalpan decidieron endurecer sus protestas.

La noche de este miércoles, los damnificados instalaron su campamento sobre la Calzada de Tlalpan bloqueando el paso en dirección sur-centro. Los cierres a la avenida empezaron desde la mañana del miércoles, sin embargo, alrededor de las 21 horas los damnificados decidieron instalarse en la vialidad.

“Si no tenemos otro destino más que vivir en la calle, pues vamos a vivir en Calzada de Tlalpan” dijo Israel Ballesteros, uno de los vecinos que habitan el campamento desde el sismo de septiembre pasado.

Debido a esto, Amieva acudió al campamento para dialogar con los damnificados en búsqueda de un acuerdo, al que llegaron tras varias discusiones: el ejecutivo local se comprometió a emplazar a la Comisión para la Reconstrucción a celebrar una sesión extraordinaria este viernes para definir los montos a entregar por edificio y las reglas de operación de este gasto.

LEE: Multifamiliar Tlalpan: la vida sigue tras el sismo pero los escombros permanecen

El jefe de Gobierno también se comprometió con los vecinos a instruir a la secretaría de Gobierno para que completen los dictámenes de seguridad en las mil 80 viviendas, ya que hasta el momento sólo 100 cuentan con dicho diagnóstico oficial; así como a designar el día de mañana un titular de gabinete para cada edificio.

Estos acuerdos se lograron luego que los damnificados del ‘Multi’ expusieron a Amieva su peregrinar ante instancias y funcionarios que les prometen solución a la falta de una vivienda pero sólo posponen las citas e incumplen acuerdos.

“Ya acreditamos el estudio- socioeconómico, ya están los proyectos, ya registramos a nuestros administradores en ProSoc, ya estamos listos, necesitamos que ustedes comprometan el recurso”, dijo Ballesteros al jefe de Gobierno interino.

Inicialmente, Amieva pedía a los damnificados esperar al próximo lunes para celebrar una sesión de la Comisión para la Reconstrucción, cuyo “reto” sería definir  una propuesta de distribución equitativa para que ningún damnificado se quede sin hogar, ya que el recurso se debe repartir entre muchos grupos.

Sin embargo, los afectados por el sismo le exigieron que convocara a una reunión extraordinaria el viernes, o de lo contrario mantendrían el plantón en dicha vialidad.

Israel Ballesteros recordó que ya han muerto más personas en el campamento (12) que en el terremoto del 19 de septiembre (nueve), si bien esas personas ya padecían alguna enfermedad, han sido privados de su derecho a pasar sus últimos días bajo los cuidados de su familia y en la comodidad de un hogar.

El mandatario local aseguró que de los ocho mil millones de pesos del Fondo para la Reconstrucción, dos mil serán depositados en un fideicomiso del que cada Unidad tendrá una subcuenta.

Amieva se comprometió a que en la sesión del viernes, la Comisión para la Reconstrucción incorporará 36 edificios y otros en situación de vulnerabilidad a un esquema de financiamiento con los dos mil millones aprobados por la Asamblea, y fue entonces cuando los vecinos decidieron levantar el plantón y volver al terreno que ocupaban.

Con información de Claudia Altamirano.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
3 factores que explican por qué se ha disparado el número de personas que llegan a la frontera sur de EU
Las detenciones de migrantes en la frontera de Estados Unidos con México llegó en mayo a su nivel más alto en más de una década. Tanto autoridades como especialistas ven que hay al menos 3 factores que están llevando a un número sin precedentes a intentar cruzar la frontera.
Getty Images
13 de junio, 2019
Comparte

La irrupción masiva de migrantes en la frontera de Estados Unidos el 29 de mayo pasado causó, una vez más, la irritación del presidente Donald Trump.

Cientos de personas cruzaron corriendo un canal de aguas pluviales que divide la ciudad mexicana de Ciudad Juárez y la estadounidense de El Paso, lo cual fue captado por una cámara de vigilancia la madrugada de ese día.

El mandatario aseguró en Twitter que la Patrulla Fronteriza detuvo al “mayor grupo de extranjeros ilegales de todos los tiempos”. En total fueron 1.045 personas, según confirmaron luego las autoridades migratorias.

Un par de horas después de ese mensaje, Trump anunció que impondría sanciones arancelarias contra México a no ser que la inmigración ilegal a través del país vecino se detuviera, amenaza que retiró tras un acuerdo migratorio alcanzado la semana pasada con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

En medio de esa disputa, la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) presentó las estadísticas sobre detenciones de migrantes en la frontera sur.

En mayo se registró el más grande aumento de aprehensiones de indocumentados de los últimos 13 años, lo cual históricamente ha sido un reflejo del número de migrantes que buscan llegar a EE.UU.

Además, hubo un número record de grandes grupos detenidos.

Tanto autoridades como analistas apuntan a varios factores que están llevando a cientos de miles de personas a intentar cruzar la frontera desde México como no se veía en mucho tiempo.

Detenciones en la frontera de EE.UU. con México. Personas que han sido detenidas o rechazadas.. .

1. El temor del “ahora o nunca”

Tan solo en mayo, la Patrulla Fronteriza detuvo a 132,887 migrantes y rechazó la entrada de 11,391 más en los puntos de control fronterizo, dando un total de 144,278 personas no admitidas al llegar a la frontera.

Los números muestran que en 2017, año en que Donald Trump asumió la presidencia de EE.UU., se dio el más bajo número de detenciones de los últimos 5 años (casi 300,000 en el periodo febrero-diciembre).

Sin embargo, el siguiente año llegó al doble (cerca de 600,000) y en los primeros 5 meses de este 2019 ya se produjeron casi 500,000 detenciones.

Trump ha hecho de la migración uno de sus ejes temáticos de su gobierno, con la construcción de un muro como bandera, además de la implementación de políticas estrictas como la separación de familias o el envío de los solicitantes de asilo a México.

Eso ha generado entre los migrantes la percepción de que cada vez será más difícil llegar a EE.UU.

La jefa de la Patrulla Fronteriza, Carla Provost, dice que uno de los factores de “atracción” de esta oleada de migrantes es que “se les dice que ahora es el momento de venir”, principalmente por parte de los traficantes de indocumentados.

“Los contrabandistas no se preocupan por estas personas. Las están poniendo en riesgo cuando están haciendo ese peligroso viaje”, señaló Provost a la cadena CNN.

Al respecto, la analista de migración Sarah Pierce, del Instituto sobre Política Migratoria -un centro de análisis con sede en Washington-, considera que las políticas severas y erráticas de Trump han contribuido a la necesidad apremiante de migrar que sienten muchos en Centroamérica.

“Esto ha generado una gran cantidad de caos a lo largo de la frontera sur y realmente ha creado urgencia en las mentes de los migrantes que piensan que tienen que venir ahora antes de que llegue el próximo martillazo”, explica la analista Sarah Pierce a BBC Mundo.

2. La seguridad de las caravanas

Hombres, mujeres y niños que viajan por México en su camino hacia EE.UU. han sido víctimas de secuestros, extorsiones y hasta reclutamiento forzado de bandas criminales en la última década.

De ahí que la organización de caravanas migrantes, en las que grupos de cientos o miles de personas viajan juntas, se convirtieron en un medio para atravesar México de forma más segura.

Rafael Hernández, un experto en estudios de migración, considera que estos grupos ofrecen dos cosas: seguridad para los centroamericanos al pasar por México y una bandera política para demandar atención gubernamental.

Pero también advierte que su gran visibilidad se ha tornado contraproducente en los últimos meses.

“Ha tenido un impacto en las reacciones del gobierno estadounidense que, en consecuencia, ha presionado mucho al gobierno mexicano para desarticular estos movimientos masivos”, indica Hernández.

Y a diferencia del pasado, estos grandes grupos no intentan eludir a las autoridades para lograr su paso a EE.UU., sino lo contrario.

Muchos de ellos buscan a los guardias para entregarse y solicitar asilo, explica a BBC Mundo la analista Doris Meissner, quien fue la encargada del Servicio de Inmigración y Naturalización del gobierno de Bill Clinton (1993-2001).

“Son familias y tienen niños pequeños y están tratando de encontrar a la Patrulla Fronteriza para que puedan pedir protección. Y no sabemos cuáles podrían ser elegibles para permanecer en Estados Unidos y cuáles no hasta que escuchemos y decidamos sus casos”, indica.

3. La compañía de los menores

Un fenómeno que ha tenido un gran crecimiento en los últimos meses es la detención de adultos con menores de edad bajo su custodia, lo que el CPB llama “unidades familiares”.

Mientras que en enero fueron detenidas 24,198 unidades familiares, para marzo ese número se duplicó hasta las 53,208 y en mayo alcanzó el record de 84,542.

Autoridades y analistas coinciden en que traer a un menor es una estrategia que ha sido explotada en los últimos meses para conseguir abrir un caso de asilo tras llegar a la frontera. Ello explica el aumento de “unidades familiares” detectadas.

La jefa de la Patrulla Fronteriza, Carla Provost, señala que hay una “laguna que está siendo explotada”.

“El hecho es que ellos saben que si traen a un niño, y nos dicen eso (que está bajo su custodia), serán admitidos en Estados Unidos. Hemos detenido más de 230,000 niños traídos al país ilegalmente a los puertos de entrada este año solamente. Esas son cifras que no tienen precedente”, dijo.

La norma a la que se refiere la funcionaria es el “Acuerdo Flores” -firmado tras el caso de la salvadoreña Jenny Flores en 1985- que obliga a las autoridades a liberar a un menor detenido en la frontera en menos de 20 días.

“Nuestro sistema de tribunales de inmigración está muy saturado, por lo que (los migrantes) no ven a un juez en 3 o 5 años. y, desafortunadamente, esto crea un incentivo perverso para las personas con solicitudes de asilo menos legítimas”, señala la analista Sarah Pierce.

“Efectivamente funciona como una llave al país”, añade.

Las causas históricas

Más allá de esos factores, la migración de mexicanos y centroamericanos a Estados Unidos históricamente responde a problemas económicos y sociales

En el caso de México, en dos décadas se ha dado una importante disminución en el número de ciudadanos que deciden emigrar al vecino del norte.

En cambio, los centroamericanos del llamado Triángulo Norte –Guatemala, Honduras y El Salvador– han migrado cada vez más a lo largo de dos décadas y son mayoría en las caravanas.

La falta de oportunidades y la violencia han sido históricamente las causas que han llevado a los centroamericanos a migrar.

Sin embargo, un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) de Naciones Unidas publicado el mes pasado indica que hay tres factores que son causas estructurales para la migración actual.

Uno es el crecimiento de la población, el cual ha provocado, en los últimos años, un aumento de jóvenes en edad de trabajar, dice la Cepal.

Esa causa se conecta con el segundo problema: la falta de empleos formales que se combina con la histórica generación de empleos en EE.UU. que se ha registrado desde 2015.

Y como tercera causa está el bajo nivel de sueldos y las malas condiciones de trabajo que hacen que muchos vean en la migración su única opción para mejorar sus condiciones de vida.

“La situación de estos países se ha agravado y la violencia parece imparable, por lo que la posibilidad de obtener empleos dignos y con una remuneración que alcance para satisfacer la necesidad de las personas es cada vez más lejana”, considera el experto en migraciones Rafael Hernández.

“Las condiciones son más que propicias para que, ante cualquier llamado, dejen sus lugares de origen”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=nEPT5vqGDic

https://www.youtube.com/watch?v=ZZG4Lu_c6kI

https://www.youtube.com/watch?v=58KwHNndQH8

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.