Fideicomiso en el país no rinde cuentas de los millones de pesos de los mexicanos

Hay más de 835 mil millones de pesos que no entran al rendimiento de cuentas de los tres poderes del país, ya que se les aplica elsecreto bancario.

Fundar presentó la investigación “Fideicomisos en México; el arte de desaparecer dinero”.
Fundar presentó la investigación “Fideicomisos en México; el arte de desaparecer dinero”. Twitter @FundarMexico

El manejo de más de 835 mil millones de pesos del presupuesto público contenido en 374 fideicomisos existentes a nivel federal están en la opacidad, pues no rinden cuentas por estar protegido por el secreto bancario.

De acuerdo a la investigación “Fideicomisos en México; el arte de desaparecer dinero”, de la organización Fundar, señala que ese monto de recursos representa el 15.8% de todo el presupuesto público para 2018, lo que significa 20 veces el presupuesto que se autorizó para la reconstrucción de la Ciudad de México tras el sismo del 19 de septiembre de 2017.

El documento, realizado por Sarahí Salvatierra, detalla que los recursos que tienen los fideicomisos se han acumulado porque en años anteriores se aprobó un aumento importante y consistente en recursos de este tipo y especialmente porque lo que se ejerce excede por mucho lo aprobado.

Como ejemplo señala que “en 2016, de los 214,135 millones de pesos ejercidos, sólo 65,867 millones de pesos se habían aprobado; es decir, se ejerció un monto de tres veces superior al estipulado, sin que esté disponible ninguna explicación o justificación sobre la racionalidad detrás de estas decisiones”.

Otro ejemplo que pusieron fue el desastre ecológico del Río Sonora -y que Green Peace catalogó como el peor desastre ambiental en Sonora por el derrame de 40 mil metros cúbicos sustancias dañinas para la salud – para el cual se creó un fideicomiso para reparar el daño, pero sólo se construyó 1 de 36 plantas potabilizadoras prometidas.

La investigación señala que se debe ser transparente en cómo se gastan los recursos pues “sólo así podremos dar pasos firmes para salir de esta situación generalizada de simulación que mantiene los lacerantes niveles de pobreza, desigualdad, corrupción e impunidad que aquejan a nuestro país”.

Las razones principales que complican rastrear los fondos, de acuerdo a la investigación de Fundar:

  • La complejidad de la información de los fideicomisos, la cual se encuentra dispersa; no es accesible; no tiene formato de datos abiertos y no maneja un lenguaje comprensible para los ciudadanos.
  • La transparencia también es un problema. El 60% de las solicitudes de información no son respondidas o la información es declarada como “reservada” o “inexistente”, mientras que el resto son respondidas de forma parcial.
  • Otro reto es el marco legal limitado. Un ejemplo al respecto es que hay 68 mil millones de pesos que están en 139 fideicomisos públicos administrados por instituciones financieras privadas, por lo tanto, sus operaciones son confidenciales. Una vez que llega a las arcas de los bancos, el dinero se considera como “ejercido.
  • La auditoria ha descubierto irregularidades en el proceso de contratación, que no hay estancias que supervisen a los proveedores de servicios, obras y acciones para el cumplimiento de objetivos.

  • La ausencia de mecanismos de control en estas figuras permite que los recursos escapen del escrutinio público y abran espacios a posibles actos de corrupción.
  • Se cuenta con mínima transparencia uy rendición de cuentas, ya que el 92% de los recursos no cuentan con controles de vigilancia.
  • No se publica información de los fideicomisos desagregada sobre: los pagos; los estados de cuenta; las contrataciones y el grado de cumplimiento de sus objetivos.
  • En 2016, de los 214, 135 millones de pesos ejercicios, sólo 65, 867 millones de pesos se habían aprobado; es decir, se ejerció un monto de tres veces superior al estipulado, sin que esté disponible ninguna explicación o justificación sobre de la racionalidad detrás de estas decisiones.

 

Close
Comentarios