Juez federal busca absolver a Alejandro Gutiérrez, exsecretario general del PRI, alerta el gobernador Corral

A través de un video, el gobernador de Chihuahua denuncia complicidad entre el juez federal, Gerardo Moreno; los abogados defensores, y el gobierno federal para atraer el caso de los excolaboradores de César Duarte a la capital del país y brindarles protección.

Juez federal busca absolver a Alejandro Gutiérrez, exsecretario general del PRI, alerta el gobernador Corral
Javier Corral, gobernador de Chihuahua. Cuartoscuro

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, acusa al juez federal Gerardo Moreno García de tratar de violentar las leyes al solicitar el traslado del exsecretario general del PRI, Alejandro Gutiérrez, acusado del desvío de 250 millones de pesos, y dos excolaboradores de César Duarte, a Ciudad de México para continuar con sus procesos penales.

Por medio de un video compartido en sus redes sociales, Corral asegura que el juez intenta realizar esta acción con el fin de “darle carpetazo al caso” y proteger a los personajes involucrados en los delitos que se atribuyen al exgobernador de Chihuahua, César Duarte y sus excolaboradores.

“Desde que detuvimos a Alejandro Gutiérrez, exsecretario general adjunto del PRI por el desvío de 250 millones de pesos, dinero que fue a parar a las campañas de este partido, hemos enfrentado un embate de la federación y chantajes (…) dilatando la extradición de César Duarte para lograr el excarcelamoento de Alejando Gutiérrez y brindarle protección”, asegura el gobernador.

Corral comenta que la intención del gobierno federal es librar de toda culpa a Alejandro Gutiérrez, así como a Antonio Tarín y Gerardo Villegas (excolaboradores de Duarte), para que los altos mandos del país no resulten involucrados en los delitos que se les imputan.

“Quieren lograrlo  antes de las elecciones porque Gutiérrez es una pieza clave en diversos hechos de corrupción política en la administración de Peña Nieto y de hacerse justicia en sus casos se podría incriminar al mismísimo presidente y a algunos de sus secretarios de estado”, acota.

El gobernador de Chihuahua denuncia que el pasado viernes durante una audiencia sobre el caso, celebrada por videoconferencia desde Ciudad de México, el juez federal Gerardo Moreno “ordenó el traslado e internamiento” de Gutiérrez, Tarin y Villegas al reclusorio norte de la capital del país.

Esto, asegura el mandatario chihuahuense, sin importar que los tres imputados permanecen jurídicamente a disposición de jueces locales de Chihuahua por al menos en seis procesos penales más, los cuales deben concluir en el lugar del juicio antes de un traslado.

“El juez Gerardo Moreno, en complicidad con los agentes del Ministerio Público y los abogados de la defensa, pidió sacar a los imputados del Cereso de Aquiles Cerdán para realizar la audiencia (a través de videoconferencia) en la sala de penales federales de Chihuahua. Durante el desarrollo de esta pidió hablar con el elemento federal a cargo de la tutela de los procesados y le dijo que en cuanto la terminara la audiencia pusiera a disposición de él a los tres imputados con el fin de trasladarlos a la CDMX, justificando que era el momento preciso”, relata Corral.

El gobernador detalla que para lograr el traslado de Gutiérrez y compañía a la capital del país, las autoridades federales tenían listo un avión de la Secretaría de Gobernación en el aeropuerto de Chihuahua, el cual tenía un plan de vuelo a la CDMX a las 9 de la noche.

“Una vez que me cercioré de la ilegalidad de la intentona, instruí al fiscal general del estado y a los mandos policiacos no permitir y evitar que se llevara a cabo dicha acción. Con una rápida movilización, nuestras fuerzas estatales escoltaron el regreso de los imputados al penal estatal de Chihuahua donde han vuelto a sus celdas”, relata.

Tras el intento del traslado, Corral señala la complicidad de abogados, juez y gobierno federal para cerrar el caso. Además argumenta que el juez Moreno no puede ordenar que los acusados salgan del territorio estatal pues es ahí donde se cometieron los delitos. “Más bien existe un evidente interés de impunidad”.

Para finalizar reclama que el juez Gerardo Moreno ha tomado decisiones que violan los debidos procesos judiciales. “Primero resolvió federalizar el delito investigado cuando los delitos fueron locales; sin razón alguna decidió que el proceso fuera en la CDMX; retiró el papel de víctima al estado de Chihuahua, a pesar de ser el principal agraviado, y amenazó con multas al Tribunal Superior de Justicia del estado y a otras autoridades de justicia”.

Todo esto, agrega, “sin importarle las resoluciones de los jueces locales, de su misma jerarquía” quienes han dictaminado que los procesos penales deben culminarse en el lugar de los hechos.

“La actuación del juez Gerardo Moreno debería ser motivo para que el Consejo de la Judicatura Federal revise y sancione su acciona”, agrega.

Alejandro Gutiérrez, exsecretario adjunto del PRI, fue detenido en diciembre de 2017 por un presunto desvío de 250 millones de pesos utilizados, según una denuncia penal, para financiar las campañas políticas del partido tricolor.

El pasado viernes, tras la petición del juez Moreno, el juez de control de distrito, Eduardo Alexis Ornelas Pérez, ordenó cancelar el traslado del exsecretario junto con los otros dos acusados, hacia Ciudad de México, dado que “cuentan con más causas penales por peculado agravado”.

“Los imputados tienen diversos procesos penales en el índice de este Tribunal de Control, en los cuales se encuentran sujetos a la medida cautelar de prisión preventiva”, argumentó el juez.

De acuerdo con el juez Ornelas Pérez, los procesos penales pendientes de Alejandro Gutiérrez están en la causa penal 4094/2017 por el delito de peculado agravado. Mientras que los de Enrique Tarín están en las causas 1260/2017, 2289/2017, 1841/2017 y 2675/2017; los de Gerardo Villegas están en las causas 1260/2017, 2299/2017 y 2289/2017 por el mismo delito.

Desde hace algunas semanas el juez Gerardo Moreno García, ordenó que los tres excolaboradores de Duarte fueran ingresados al Reclusorio Preventivo Norte, bajo el argumento de que su caso corresponde a la justicia federal y no a la local. Sin embargo, la orden no fue acatada.

Luego de esto, el juez federal multó con 161 mil 200 pesos al director del penal estatal de Chihuahua por “desacatar la orden” y fue hasta este viernes cuando intentó trasladar a la ciudad, de nueva cuenta, a los tres imputados.

Close
Comentarios