close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro.

No voy a ver al médico desde hace 6 meses y no lo celebro: AMLO reitera que su salud está al cien

El candidato de Morena insiste en que los señalamientos sobre sus problemas de columna y corazón son falsos. Dice que el médico que lo atendió cuando sufrió un infarto en el 2013 ha sido hostigado para hablar sobre su salud.
Cuartoscuro.
Por Redacción Animal Político
20 de mayo, 2018
Comparte

Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, recalcó que su estado de salud es buena y que, incluso, desde hace meses no visita a un médico para atender cuestiones de salud.

Durante su visita  Ciudad Guzmán, Jalisco, el tabasqueño reiteró que la información publicada en una columna de opinión del diario El Financiero, donde se señala que López Obrador tiene daños “severos” en el corazón y en la columna, es falsa.

El fundador de Morena aseguró que Pablo Hiriart, autor de la columna, además de haber sido jefe de prensa durante el sexenio de Carlos Salinas, ahora es uno de los amigos del ex presidente.

“Dice (Pablo Hiriart) que me tienen que inyectar cada 15 días, eso es mentira. Yo no voy a ver al médico desde hace 6 meses, no lo celebro, tengo tache, porque todos debemos atendernos, pero desde hace 6 meses no veo al médico y no me estoy atendiendo de nada”, agregó.

Insistió en que su estado de salud se encuentra “al cien” y que las aseveraciones sobre su condición se deben a otras circunstancias.

“No voy a condenar a nadie, están muy desesperados, porque está muy arriba nuestro movimiento, entonces yo les diría que se serenen, que se tranquilicen, que se preparen psicológicamente porque vamos a triunfar”, pidió.

Aseguró que a pesar de la insistencia en el tema “no voy a engancharme en ninguna polémica. Ya lo dije ayer y lo repito: gracias a la vitamina pueblo, al creador y gracias a la ciencia estoy al cien”.

Señaló que los miembros de la prensa que lo acompañan son testigos del acelerado ritmo de su campaña, misma que no podría llevar en caso de padecer los problemas de salud que le achacan.

“Ayer nos levantamos como a las cuatro de la mañana, también ustedes (prensa), volamos a Oaxaca, luego fuimos a la Mixteca Oaxaqueña a dos actos, regresamos a Oaxaca para volar a la Ciudad de México y tomamos otro vuelo hacia Guadalajara”.

Además el candidato presidencial comentó que este sábado el médico que lo atendió cuando sufrió un infarto en el 2013 se comunicó con ellos “para decir que lo están atosigando, queriendo entrevistarlo, él no tiene por qué meterse en este asunto”.

Sobre el segundo debate presidencial que se realizará esta noche en la ciudad de Tijuana  de mañana dijo que se mantendrá tranquilo en espera de la reacción de los demás contendientes.

“Me dice la gente que no me enoje, que no me conviene hacer coraje, más ahora que dicen que estoy enfermito (…) me mantendré sereno moreno”, acotó el candidato.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Por qué mujeres de todo el mundo están compartiendo historias sobre la menstruación en internet?

Desde historias sobre cómo ayudaron a una amiga a ponerse su primer tampón hasta confidencias sobre la regla en la primera cita. Mujeres comparten sus experiencias en torno a la regla para combatir el estigma que rodea a esta función corporal.
4 de octubre, 2019
Comparte

Desde consejos sobre cómo ponerse un tampón hasta relatos inconfesables de una primera cita, mujeres de distintas partes del mundo han empezado a compartir historias personales sobre la menstruación en las redes sociales.

Estas confidencias son parte de una iniciativa que, utilizando la etiqueta #freeperiodstories, quiere abordar el estigma que hay alrededor de la regla.

¿Pero qué cosas comparte exactamente la gente y por qué es importante?

Algunas mujeres, comparten historias de momentos extraños con amigas.

“Ese momento en que ayudas a una amiga a ponerse su primer tampón, dirigiéndola verbalmente desde fuera del baño y luego salen, preocupadas de que algo no está bien, y tú miras y te das cuenta de que está muy atrás… sí, eso #freeperiodstories”, escribió Emma en un tuit.

Otras, como Natasha, relatan historias sobre cómo tocar el tema con un hombre.

“Una vez, durante una cita, se me cayó la cartera y como siete tampones se desparramaron por el suelo. Cuando él se agachó para ayudarme a juntar mis pertenencias, entré en pánico: ‘¡NO SON MÍOS!’ ¿Cuáles son tus historias #freeperiodstories?”.

Pero además de los cuentos graciosos, algunas historias resaltan cómo esa incomodidad puede llevar a algo más serio.

Alice escribió un tuit sobre su experiencia con la endometriosis y, como resultado, otras mujeres respondieron con historias similares: “Yo tenía 12, estaba en el cine, y no entendía qué estaba pasando. Después de desmayarme constantemente, perder litros de sangre y esperar nueve años, me diagnosticaron con endometriosis en estadio 4”.

“Lo resolvemos solas”

La etiqueta fue creada por Amika George, una activista británica cuya campaña se centra en el tema de la menstruación

Este año, George ayudó a lanzar otra campaña en Reino Unido para que haya tampones y toallas femeninas gratuitas en las escuelas primarias y secundarias.

George dice que lanzó esta propuesta para mantener viva la conversación sobre la regla después del éxito que tuvo su campaña.

“Desde que somos pequeñas, nos han venido diciendo que hablemos en susurros sobre la regla, que digamos lo menos posible sobre el tema, incluso a nuestros amigos. Lidiamos con ellos solas”, afirma George.

“Necesitamos cambiar esa narrativa que dice que es repugnante y que la menstruación no es algo que se discuta en un espacio público”.

El estigma generalizado que rodea la regla ha hecho que muchas veces la hayan querido escuchar en el pasado.

“Hay gente que me dio muchas excusas y se fue apenas empecé a hablar sobre la pobreza menstrual“, dice aludiendo a una expresión que se utiliza para describir la falta de acceso a productos sanitarios y un espacio seguro e higiénico para usarlos que afecta a mujeres en todo el mundo.

“Necesitamos compartir información desde temprano”

Celia Hodson

Celia Hodson
Celia Hodson cree que conversar sobre el período ayudará a desarticular los tabúes.

Para Celia Hodson, fundadora de la iniciativa escocesa Hey Girls para acabar con la pobreza menstrual, compartir historias puede ayudar a combatir el estigma.

“Una niña nos dijo que su novio le preguntó por qué no podía esperar hasta llegar a su casa para tener la regla”, dice.

Investigaciones llevadas a cabo por Hey Girls, que ofrece un modelo de “compra uno, da uno” para los productos sanitarios para la regla, señala que al 48% de las niñas y mujeres les da vergüenza hablar de la menstruación.

Hodson cree que eso puede cambiarse a través de la educación.

“Solo teniendo esta conversación y compartiendo información desde una edad temprana podemos empezar a desarticular tabúes”, dice.

Catarsis

Gabby Edlin, fundadora del proyecto para combatir la pobreza menstrual llamado Bloody Good Period, dice que reírse sobre la regla puede contribuir a que la gente se relaje, y estimula una conversación sana sobre el tema.

Según Edlin, no tener dinero para comprar tampones y toallas femeninas no es el único problema: la falta de discusión también puede ser dañina.

Y da el ejemplo de alguien que no se puede concentrar en clase porque la maestra dice que no se puede ir al baño y no se siente cómoda diciendo que tiene que ir porque necesita cambiarse la toalla sanitaria.

Chella Quint, una activista menstrual que hace campaña para mejorar la educación sobre la regla, dice que hablar sobre esto le permite a la gente “comparar notas” y afirma que compartir su propia “historia de horror sobre una pérdida” le resultó una experiencia catártica.

Chella Quint

Chella Quint
Quint cree que es importante cambiar la terminología que usamos para hablar de la menstruación.

Quint cree que el mismo lenguaje puede perpetuar el estigma sobre la regla y por ello ha creado una guía para ayudar a instituciones y comunidades a cambiar la forma en que se habla de la menstruación.

“Sanitaria implica que estamos sucias sin ellas y protección que no estamos seguras sin ellas”, explica en relación a las toallas sanitarias.

Privados pero no secretos

Affi Parvizi-Wayne, activista y fundadora de la empresa de productos para la regla orgánicos Freda, tampoco está de acuerdo con la terminología asociada a la menstruación.

Affi Parvizi-Wayne

Affi Parvizi-Wayne
Los tampones y toallas sanitarias deberían estar en todos los baños, dice Affi Parvizi-Wayne

“La regla, como cualquier otra función corporal, es privada, no secreta”, dice.

Parvizi-Wayne explica algunos inversores potenciales en su compañía mostraron una “falta de conocimiento básico” y le preguntaron por qué su empresa hacía predicciones de negocios tomando en cuenta feriados y fines de semana.

“¡Les tuve que explicar que a la regla no le importan las vacaciones!”, exclama.

“La conversación tiene que cambiar para que los productos relacionados con la menstruación se consideren tan esenciales como el papel higiénico”.

El cambio verdadero, dice, vendrá cuando estén en “cada baño fuera de la casa”.

Do not delete Digihub tracker


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=LG4RsHXcmws&t=13s

https://www.youtube.com/watch?v=StKur7oONyw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.