Solo cuatro de 100 objetivos prioritarios detenidos han sido sentenciados en el gobierno de EPN
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo Cuartoscuro

Solo cuatro de 100 objetivos prioritarios detenidos han sido sentenciados en el gobierno de EPN

No se sabe si todos los que en su momento fueron capturados siguen presos. El gobierno señala que no puede dar detalles de la situación jurídica.
Archivo Cuartoscuro
25 de mayo, 2018
Comparte

A lo largo del sexenio el gobierno de Enrique Peña Nieto ha anunciado, en repetidas ocasiones, la detención de personas que pertenecen a una “lista de 123 objetivos prioritarios” del crimen organizado. Todos ellos sujetos con roles clave en los cárteles, según las autoridades. Hasta el pasado 15 de febrero, de los 100 “objetivos” detenidos, más de 14 murieron.

Pero al día de hoy, de todo el grupo de delincuentes en su momento detenidos, solamente cuatro han sido sentenciados por delincuencia organiza y, de hecho, no hay certeza de que todos los restantes sigan presos o en proceso.

Animal Político solicitó vía transparencia a la Procuraduría General de la República (PGR) conocer cuál era la situación jurídica de todas esas personas detenidas. La respuesta se recibió tras un año de revisiones que llegaron hasta el pleno del Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI), el cual resolvió que por interés público debería revelarse el nombre de las personas que tuvieran una sentencia condenatoria irrevocable por crimen organizado.

El documento entregado por PGR muestra que son cuatro los que cuentan con esta sentencia: Francisco Centeno Vela, alias el Negro o la Barredora, del grupo criminal Cártel del Poniente; Melvin Gutiérrez Quiroz del Cártel de Los Arrellano Félix; Omar Javier Llamas Orta, alias Federico o la Guapa, del Cártel de Juárez y Arturo Vázquez Terrazas, alias Cachorro, del Cártel de Juárez.

En cuanto a los otros 96 detenidos, ninguno cuenta con una sentencia irrevocable y la PGR sostiene que no puede dar detalles oficiales sobre lo que pasó con ellos. Públicamente ha trascendido el destino de algunos casos, como el de un exlíder del Cártel de Juárez cuyo auto de formal prisión fue anulado por irregularidades, o el de hijo de un capo del Cártel de Sinaloa que será liberado en septiembre, antes que acabe el sexenio.

En México una persona solo puede ser considerada oficialmente como responsable de haber cometido un delito cuando tiene en su contra una sentencia irrevocable. De ahí que el pleno del INAI, al resolver el Recurso de Revisión 1444/17 y el 1169/17 definiera que solo en esos casos puede revelarse el nombre de la persona detenida.

Incluso, la resolución del INAI impide a la PGR que se pueda seguir entregando la relación de los “objetivos prioritarios” ya detenidos, como aún se podía hacer hasta el año pasado.

¿Y los no sentenciados?

Debido a que no cuentan con una sentencia condenatoria irrevocable, la PGR aseguró que no puede informar si todos los objetivos prioritarios siguen procesados o si algunos ya han sido liberados.

De acuerdo con autoridades federales consultadas, existen al menos tres de estos personajes (cuyos nombres no fueron detallados) que habrían logrado recobrar su libertad luego de que jueces dictaminaran irregularidades en los procesos de detención, o que se les fincara un delito menor que les habría permitido salir libres.

Por ello se le preguntó a PGR sobre cuales podrían haber sido liberados, pero la respuesta es que no se podía emitir información al respecto.

En algunos casos el destino de los objetivos prioritarios ya neutralizados es público por la información que en su momento se ha dado. En ese caso se encuentra, por ejemplo, Joaquín “el Chapo Guzmán” quien fue extraditado a los Estados Unidos.

Otro caso conocido es el de Serafín Zambada Ortiz, hijo del líder del Cártel de Sinaloa Ismael “El Mayo” Zambada, quien también fue extraditado a Estados Unidos. Pero Zambada quedará libre en septiembre próximo debido a que se declaró culpable del delito de narcotráfico, y debido a su nacionalidad estadounidense alcanzó los beneficios de una pena reducida en ese país.

Un ejemplo de un proceso atorado en la fase inicial es el de Vicente Carrillo Fuentes, el Viceroy, uno de los líderes del Cártel de Juárez, y quien fue detenido desde 2013. Sin embargo, casi cinco años después, un tribunal federal dejó sin efectos el auto de formal prisión que se le había dictado por el delito de delincuencia organizada, al considerar que las pruebas no sustentaban la acusación inicial.

Otro ejemplo es el del Miguel Ángel Treviño Morales, alias el Z-40, quien también se encuentra detenido desde hace cinco años, pero hasta ahora, ninguno de los procesos ha logrado llegar a una sentencia y, de hecho, se prevé que sea extraditado a Estados Unidos antes de que tenga una sentencia.

Estrategia dudosa

Pese a que más del 90 % de los “objetivos prioritarios” que identificó el gobierno de Peña Nieto al inicio del sexenio ya están “neutralizados”, hasta el día de hoy no hay datos que permitan identificar un impacto positivo sobre la seguridad y disminución de la violencia.

De hecho todo lo contrario.

Animal Político publicó que en los últimos tres años los homicidios dolosos en el país se han disparado 80 % y hoy alcanzan el nivel más alto del que se tenga registro. En varias ocasiones autoridades federales y estatales han destacado que el deterioro de la seguridad en zonas de alta violencia como Guerrero y Tamaulipas, se debe a las disputas entre células de un mismo grupo delictivo tras perder a sus liderazgos.

La detención de los objetivos prioritarios tampoco ha frenado de forma evidente las operaciones del narcotráfico. Datos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) muestran, por ejemplo, que tan solo de enero a abril de este año se han decomisado en operaciones antinarco más de 73,000 kilos de mariguana; mil kilogramos de cocaína; 1,300 kilogramos de metanfetaminas; 1,919 armas de fuego y casi 6 millones de pesos.

El pasado 26 de abril, el propio candidato del PRI  a la Presidencia, José Antonio Meade, reconoció que los esfuerzos que se han implementado en el actual sexenio en materia de seguridad no han dado los resultados esperados.

“Hoy tenemos un fenómeno delincuencial para el cual no tenemos ni los instrumentos ni la estrategia adecuada para resolverlo”, dijo a reporteros.

Los objetivos que nunca han sido detenidos

Hasta finales del año pasado, cuando la PGR aun podía difundir una versión de su lista de objetivos prioritarios, se señalaban a 16 personas que faltaban por ser detenidas: cuatro de la organización de los Beltrán Leyva; tres del Cártel del Pacífico (Sinaloa); tres del Cártel del Poniente; dos de la Familia; uno del Cártel del Golfo, uno del Cártel de Juárez; otro más de Los Zetas y uno del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Hoy esa lista se ha reducido tras diversas capturas anunciadas en 2018. Actualmente, según lo que han declarado los funcionarios, faltarían solo 9 por ser capturados.

La PGR no ha revelado la identidad de las personas que no han sido detenidas con excepción de dos casos: Ismael “El Mayo Zambada” , considerado actualmente como el máximo líder de los grupos delictivos aliados en el Cártel del Pacífico (Sinaloa), y Nemesio Oseguera Cervantes, líder del CJNG, el grupo delictivo de mayor crecimiento en el actual sexenio.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Mi mamá va a morir el domingo a las 7 de la mañana. Y está feliz': el testimonio de muerte digna en Colombia

Martha Sepúlveda es la primera paciente en Colombia que accederá a la eutanasia sin tener una enfermedad terminal. Federico, su único hijo, cuenta en un conmovedor relato por qué ayudó a su madre a cumplir su último deseo.
9 de octubre, 2021
Comparte

Martha Sepúlveda está feliz porque pondrá fin a su vida el domingo 10 de octubre a las 7 de la mañana.

Se ríe frente a las cámaras comiendo patacón con guacamole y tomando cerveza en un restaurante de Medellín, a pesar de que se enfrentará a la muerte.

Está feliz precisamente porque logró que la justicia le diera la autorización para someterse a una eutanasia.

En Colombia la eutanasia fue despenalizada en 1997, pero solo se convirtió en ley en 2015. En julio pasado, la Corte Constitucional del país extendió el derecho a una muerte digna a quienes padezcan “un intenso sufrimiento físico o psíquico” por causa de una lesión o enfermedad incurable,

Y el de Martha Sepúlveda es el primer caso en que se autoriza una eutanasia en un paciente que no tiene una enfermedad terminal.

Según la agencia EFE, que cita al Ministerio de Salud, en el país se han realizado 94 procedimientos de eutanasia desde abril de 2015 hasta el 8 de mayo de 2020

Para Martha, desde que fue diagnosticada con esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad grave e incurable, su vida se había transformado en un tormento.

Como sabía que la suya iba a ser una muerte lenta y dolorosa que se extendería por varios años, el futuro le parecía desgarrador.

Hasta que un día le dijo a Federico, su único hijo de 22 años, que quería luchar por conseguir su eutanasia.

Los médicos no le dieron muchas esperanzas porque una de las condiciones establecidas por la legislación colombiana para acceder al procedimiento, es que la expectativa de vida del paciente sea inferior a seis meses.

En el caso de Martha, la agonía podía prolongarse al menos por tres años más. Sin embargo, ella dio la batalla judicial hasta que finalmente logró su objetivo.

Paradójicamente, conseguir la muerte, le devolvió la vida.

Mi mamá está tranquila y feliz desde que le dijeron que podía morir porque su vida era literalmente un infierno”, cuenta su hijo en diálogo con BBC Mundo.

Y así se le ve, contenta porque va a morir.

“Tengo buena suerte”, dice en su última entrevista televisiva con Caracol TV. “Me río más, duermo más tranquila”.

“Soy una persona católica, me considero muy, muy creyente. Pero Dios no me quiere ver sufrir a mi“.

“Con una esclerosis lateral en el estado que la tengo, lo mejor que me puede pasar es que me vaya a descansar”.

Este es el testimonio de su hijo, Federico Redondo Sepúlveda, contado a BBC Mundo en primera persona.


A mi mamá le diagnosticaron la esclerosis lateral amiotrófica a fines de 2018.

Ella lo tomó de una manera bastante particular. Su reacción fue reírse. Dijo “vea, tengo esta enfermedad y me muero en tres años”. Pero lo dijo de manera muy jocosa, muy divertida, haciendo bromas.

Mi mamá siempre ha sido una persona muy abierta a la muerte. Ella siempre ha dicho “yo no tengo miedo a partir, sino a la forma en la que voy a partir”, que es precisamente por lo que buscó que le reconocieran el derecho a una muerte digna.

Martha Sepúlveda

Martha Sepúlveda

Ella no concebía la vida postrada en una cama. El final de la esclerosis lateral amiotrófica es sin poder hablar, sin poder tragar… es algo sumamente doloroso e indigno para ella.

Se tomó muy olímpicamente el diagnóstico. Posteriormente ya empezó a perder fuerza en las piernas, a requerir apoyo para caminar en distancias más o menos largas. Ya luego requería apoyo para todo tipo de caminatas incluso dentro de la casa.

Y a principios de este año empezó a requerir apoyo para ir al baño. Después, había que bañarla, había que vestirla. En ocasiones se le dificultaba comer o cepillarse porque las manos estaban perdiendo demasiada fuerza.

Lo peor para ella es ver cómo se deterioraba a tal punto que no puede ser independiente para lo más básico de las actividades cotidianas.

Un día ella me dijo: “Sería tan bueno que yo pudiera solicitar la eutanasia”. Y pues yo no lo tomé como muy en serio.

Pero cuando me dijo que quería hacerlo, yo estuve en negación por unos días. Yo decía, “no, mi mamá no, todavía no”. Le decía, “mami, por favor no”.

Martha Sepúlveda

Martha Sepúlveda
Martha y su hijo Federico.

Yo me considero una persona muy liberal, pensaba que el derecho a la eutanasia es un derecho que hay que proteger, pero nunca lo vi como algo cercano.

Pero ya luego, concientizándome un poco de la condición precaria en la que ella estaba, y de su desespero, y de la indignidad en la que estaba, yo dije: “Creo que demuestro más mi amor si la apoyo en esta decisión que ella tomó“.

Yo sí necesito a mi mamá y quiero que esté conmigo en cualquier condición. Pero en ese caso solo estaría pensando en mí, en mis necesidades.

Llevamos 22 años juntos. Mi vida giraba alrededor de ella y la de ella alrededor mío. Luego de su partida, yo tendré que inventarme otra vida. Por eso fue tan difícil al principio.

Cuando yo la cuidaba tenía sentimientos encontrados. Por un lado me gustaba, porque sentía que le estaba regresando a mi mamá de alguna forma, todo el apoyo y todo lo que ha hecho por mí a lo largo de la vida.

Pero también pensaba en lo que ella me decía. Me decía: “Hijo, esto no es vida, esto no es digno”.

Martha Sepúlveda

Martha Sepúlveda

Claramente yo estoy triste. Claramente estoy ansioso, claramente estoy… de alguna forma desesperado. Sería muy raro que no lo estuviera.

Pero también de alguna manera me reconforta el hecho de que mi mamá haya podido terminar su vida de la forma que ella quería.

El día y la hora que ella quería.

Desde muy joven dijo que nunca quería estar postrada en una cama, absolutamente dependiente en todo momento.

Nosotros coincidimos en que vivir es decidir y desde que la esclerosis empezó a condicionar físicamente a mi mamá, ella ya no puede decidir por sí misma.

Muchas personas se sorprenden porque la ven muy tranquila y muy feliz.

Martha Sepúlveda

Martha Sepúlveda

Mi mamá está tranquila y feliz desde que le dijeron que podía morir porque su vida era literalmente un infierno. Ella antes no era así. Antes estaba desesperada, triste y con pocas esperanzas de cara al futuro.

Pero ahora, mi mamá va a morir el domingo a las 7 de la mañana. Y está feliz. Está feliz desde que sabe que le van a aplicar el procedimiento eutanásico.

El domingo se va a hacer una cremación, se va a celebrar una eucaristía y… y ya, porque básicamente eso es lo que quiere.

La voy a extrañar mucho. Yo creo que no hay nada que no vaya a extrañar porque nada volverá a ser lo mismo. Nada.

Desde su sonrisa y su berraquera y su buena actitud ante lo bueno y lo malo de la vida… hasta sus regaños.

Todo me hará falta.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ZdWiKvBoZeA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.