El PRD festeja su 29 aniversario sin figuras históricas, entre panistas y con Ricardo Anaya  

Anaya no utilizó el chaleco amarillo que el PRD le mandó a hacer cuando se registró como su precandidato presidencial, en enero pasado, sino que vistió un chaleco gris de su campaña.

PRD
En el escenario no estaban ya históricas figuras del sol azteca, como Cuauhtémoc Foto: Itxaro Arteta

El PRD festejó su 29 aniversario este 5 de mayo en el Monumento a la Revolución encabezado por un candidato presidencial panista: Ricardo Anaya.

En el escenario no estaban figuras históricas del sol azteca, como Cuauhtémoc Cárdenas, que renunció en 2014 después de haber sido su candidato tres veces, ni el otro candidato que ha tenido el partido, Andrés Manuel López Obrador, que hoy es el rival a vencer como abanderado de Morena.

Anaya, acompañado por su coordinador de campaña, Santiago Creel, citó a Miguel de Cervantes para decir que “es de gente bien nacida saber agradecer”, y que había mucho que agradecerle al PRD en sus 29 años de historia.

“Esas luchas históricas del PRD, a favor de la igualdad, de la justicia social, en contra de la discriminación, por la igualdad de las mujeres y los hombres”, dijo, y reconoció al jefe de gobierno con licencia y ahora candidato a senador por el PAN, Miguel Ángel Mancera, porque esos derechos quedaron plasmados en la Constitución de la Ciudad de México. No mencionó temas como el aborto o la eutanasia, en los que el PAN no estuvo de acuerdo para esa carta magna capitalina.

El candidato aseguró que a quienes estaban ahí reunidos los unen causas como combatir la corrupción y la impunidad, lograr que la economía crezca para todos y haya igualdad de oportunidades, sin pobreza extrema.

También recordó que a ambos partidos los han unido las coaliciones electorales con las que lograron derrotar al PRI en estados como Veracruz.

Anaya no utilizó el chaleco amarillo que el PRD le mandó a hacer cuando se registró como su precandidato presidencial, en enero pasado, sino que vistió un chaleco gris de su campaña. A unos metros, quien sí vestía de amarillo era Federico Döring, reconocido panista de la Ciudad que en 2004 le dio un duro golpe al PRD con los llamados “videoescándalos”.

El discurso del abanderado presidencial fue el más corto del acto, de solo 11 minutos. Fue uno de los únicos tres oradores, antes del actual dirigente nacional perredista, Manuel Granados, y después de la hoy candidata a jefa de gobierno de la Ciudad de México, Alejandra Barrales. Hace un año, la propia Barrales encabezaba como presidenta del PRD un festejo con apenas 300 militantes, mientras empezaba a gestarse la coalición por la que hoy ambos son candidatos y reconocía que el partido vivía momentos difíciles por el éxodo de militantes hacia Morena.

“Nos dijeron, y trabajaron el año pasado para que desapareciera el PRD. Les dije que se iban a quedar con las ganas. Aquí está el PRD más vivo que nunca”, afirmó.

El papel de maestro de ceremonias lo hizo Raúl Flores, dirigente perredista en la Ciudad de México. En el templete estaba también Juan Zepeda, candidato al Senado, que hace un año inyectó fuerza al sol azteca como candidato a gobernador del Estado de México.

Lee: AMLO acusa al PRD de planear la compra de miles de votos en la CDMX

Además, Jesús Ortega y Jesús Zambrano, “los chuchos”; el secretario del partido, Ángel Ávila; el candidato a alcalde de la Venustiano Carranza y excompañero de legislatura de Anaya, Julio César Moreno; y el polémico exjefe delegacional de Coyoacán, Mauricio Toledo, acusado de orquestar agresiones en mítines de Morena.

Entre los invitados, Rafael Acosta, “Juanito”, que en 2009 ganó la jefatura delegacional de Iztapalapa para dejarla en manos de Clara Brugada, a petición de López Obrador, y que ahora es candidato a diputado plurinominal local por la coalición Por México al Frente, que integran PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

Al término del acto de aniversario perredista, “Juanito” se acercó a Anaya entre las selfies y abrazos a simpatizantes, para decirle que si quería un spot contra López Obrador, él lo hacía, a lo que el candidato solo respondió “órale”, y se alejó sin prestarle mucha atención.

“¿A poco va a venir el panista?”

Aunque el escenario para el 29 aniversario perredista fue colocado en la parte más baja del Monumento a la Revolución, no llegó a llenarse el Paseo de la República, en el que se habían acomodado vallas para resguardar el trayecto hasta el templete desde las puertas del hotel Barceló, a 200 metros y donde panista y perredistas se reunieron antes del acto.

Llegaron alrededor de 4,000 personas, según cálculos de quienes prepararon el escenario. La mayoría, trasladada en camiones desde distintas partes de la ciudad y del país: los contingentes más grandes iban de la delegación Gustavo A. Madero, apoyando a Víctor Lobo; de Nezahualcóyotl, con Juan Zepeda; y de Morelos, por Rodrigo Gayosso, hijastro del gobernador Graco Ramírez, que es candidato a sucederlo solo por el PRD, ya que no hubo coalición en ese estado.

Un grupo de personas que venía en este contingente se sorprendió al saber que Anaya encabezaría el acto.

“¿A poco va a venir el panista? Mmm… Nosotros creíamos que era puro PRD aquí. Allá no nos juntamos con los panistas porque están bien feos”, dijo una mujer.

Varios de los asistentes dudaban al ser cuestionados sobre si les gusta que Anaya sea el candidato de su partido.

“Pues es que ahora están todos revueltos”, justificó Teresa Martínez, que venía de Xochimilco, una de las cinco delegaciones que tiene gobierno de Morena en la ciudad. “De todas maneras ya sabemos quién va a ganar… el otro”, apuntó su marido.

Adriana Rojas, de la GAM, sí estaba entusiasmada. Aseguró que toda su familia es perredista desde hace 35 años –aunque el partido festeja su 29 aniversario–, porque ya estaban con la izquierda desde que ella era niña. Pero reconoce que nunca se imaginó apoyar a un candidato del PAN.

“No… hay que ser sinceros. Creíamos que la izquierda y la derecha no cuajaban, teníamos diferentes ideales. Pero ahora tenemos ciertas coincidencias, y proyectos que creemos que son viables, porque vienen tiempos difíciles. Sinceramente, nosotros estamos unidos con las nuevas corrientes. Si el PAN va a representar también las causas del PRD, las causas ciudadanas, estamos sumando. Y esperamos que no nos defrauden”.

Close
Comentarios