Amenazas, tensión y más agresiones, lo que se vive en Puebla tras el asesinato de un candidato a alcalde

El asesinato de Gustavo Gómez, candidato del PRI a la presidencia municipal de Francisco Z. Mena, fue la antesala de una serie de agresiones y amenazas contra la clase política de la zona norte del estado.

Amenazas, tensión y más agresiones, lo que se vive en Puebla tras el asesinato de un candidato a alcalde
Google Maps

El asesinato de Gustavo Gómez Álvarez, candidato del PRI a la presidencia municipal de Francisco Z. Mena, Puebla, ocurrido el viernes 16 de marzo de 2018, fue la antesala de una serie de agresiones y amenazas ocurridas contra la clase política de la zona norte del estado.

El viernes 18 de mayo el equipo de campaña de Pascual Morales Martínez, candidato a la alcaldía de Francisco Z. Mena de la coalición Juntos Haremos Historia (PT-Morena-Encuentro Social), fue embestido por un vehículo particular, en el que se presume iban policías municipales.

Después, el lunes 21 de mayo en Venustiano Carranza, municipio colindante con Francisco Z. Mena, fue asesinado Constantino de Jesús Mundo, colaborador de la campaña de la coalición Juntos Haremos Historia, encabezada por Ernesto García.

Además, de acuerdo con el diputado federal del PRI, Carlos Barragán, el candidato de su partido a la presidencia municipal de Venustiano Carranza, Abraham Fosado Aranda, ha sido víctima de amenazas y situaciones con la intención de infundir miedo.

11 casquillos y cero detenidos

Gustavo Gómez fue asesinado cuando salía de desayunar cerca de la iglesia de San Isidro Labrador en La Mesa Metlaltoyuca, cabecera del municipio. De acuerdo con testigos de los hechos, dos hombres le dispararon desde un vehículo.

Horas después del crimen, la Fiscalía General de Puebla informó en rueda de prensa que encontraron al menos 11 casquillos de bala. Hasta el momento no hay más datos del crimen, ni detenidos.

La familia del excandidato se mudó del estado, tras el asesinato, y los ataques contra políticos de la región no se detuvieron.

Adrián Bonilla Cruz, suplente de Gustavo Gómez y actual candidato a la alcaldía de Francisco Z. Mena, reconoció que tras el asesinato de su compañero de partido él y su planilla no están tranquilos, y consideró que la situación se puede ir tornando más complicada conforme vaya avanzando el periodo de campaña.

“Alguna vez llegamos a pensar que la única manera de detener el proyecto político de Gustavo era un atentado, pero no consideramos que lo fueran a hacer. No puedo decir quién, pero que el móvil fue político sí estoy seguro”, dijo Bonilla.

La trayectoria

Gustavo Gómez ya había sido presidente municipal en el periodo 2011-2014, y aunque se dedicaba a la ganadería y a la construcción, había participado en el PRI y en la política local desde hacía varios años.

Adrián Bonilla Cruz, su suplente y actual candidato, llegó al municipio casi al mismo tiempo que Gustavo, hace casi treinta años, pues ambos tenían ahí su origen materno.

Además de sus raíces en el municipio, ambos coincidieron en trabajos que hacían con Petróleos Mexicanos (Pemex), pero también labores de ganadería y agricultura.

“Gustavo era un hombre muy visionario y trabajador”, contó Adrián.

Tensión e inseguridad

Desde 2015, Francisco Z. Mena es un foco rojo en desaparición de personas: de acuerdo con datos de la Fiscalía General del Estado, obtenidos vía transparencia, el municipio tuvo el índice más alto de mujeres desaparecidas ese año, y Venustiano Carranza, de acuerdo con datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), tuvo una incidencia delictiva extraordinaria.

Francisco Z. Mena colinda con Veracruz y el municipio de Venustiano Carranza, donde pasan los ductos de Pemex, por lo que está considerado de atención preventiva por el gobierno del estado de Puebla.

Adrián Bonilla dijo que el clima que se vive actualmente es de tensión por el tema electoral, porque el candidato de la coalición del PAN-MC-PRD-CPP, Gildardo Vargas García, es hermano del actual presidente municipal Víctor Vargas García,quien han sido denunciado públicamente por apoyar a su familiar.

En 2017 la exlíder estatal del PRD Socorro Quezada impuso una queja ante la dirigencia nacional de su partido, contra el actual alcalde, por apoyar abiertamente a la entonces aspirante a la candidatura para el gobierno del estado, la panista Martha Erika Alonso Hidalgo.

Además, en abril del año pasado fue denunciado por un grupo de habitantes, por promocionar a su hermano como aspirante del PAN para ocupar su cargo.

Una investigación estancada

Aunque Adrián ignora si Gustavo tuvo amenazas previas, y dijo que actualmente no ha recibido amenazas como tal, manifestó que la Fiscalía estatal no ha mostrado avances en las indagatorias del caso.

Lo mismo declaró el diputado Carlo Barragán, quien dijo desconocer avances de la investigación, aunque la Fiscalía le informó que estaba haciendo todo lo posible para esclarecer el crimen, y atrapar a los responsables.

Ante el escenario de violencia, Barragán dijo que su partido pidió a todos sus candidatos hacer una petición a la Secretaría General de Gobierno (SGG) para reforzar la seguridad; al preguntarle a la dependencia si existía tal petición, no hubo respuesta.

Se buscó a la Fiscalía General de Puebla para saber su postura respecto de los avances del caso y posibles líneas de investigación, pero hasta el cierre de la edición no hubo respuesta de las autoridades ministeriales.

Close
Comentarios