Sí hubo secuestro y violaciones a derechos por parte de policías a cargo de Nestora: exprocurador de Guerrero

Iñaki Blanco dijo que cuando fue procurador de Guerrero se abrieron varias averiguaciones previas contra Nestora Salgado por detenciones ilegales y en todas ellas se acreditó “que siempre hubo una solicitud de dinero".

De acuerdo con el exprocurador de Guerrero, el proceso contra Nestora Salgado continúa abierto.
Nestora Salgado, a su salida del reclusorio femenil de Tepepan, en marzo de 2016. Cuartoscuro

Iñaki Blanco, exfiscal de Guerrero, aseguró que hubo violaciones a derechos humanos y que la policía comunitaria bajo el mando de Nestora Salgado sí realizaba retenciones ilegales a cambio de dinero, e incluso ganado.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula dijo que cuando fue procurador se abrieron varias averiguaciones previas y en todas ellas se acreditó “que siempre hubo una solicitud de dinero, e incluso se llegó al extremo de pedir ganado a una de las personas que se encontraba cumpliendo una supuesta medida de reeducación en casas de justicia”.

Blanco señala que estas prácticas se realizaron por varios meses poco después de que Salgado asumió una de las coordinaciones territoriales de la policía comunitaria, en 2013.

Durante ese tiempo se iniciaron entre 8 y 10 averiguaciones previas y se registraron entre 48 o 50 víctimas directas de las detenciones.

Detalló que en la mayoría de los casos, las personas que fueron sujetas al proceso de reeducación – por presuntamente haber cometido un delito – señalaron haber sido víctimas de abusos de parte de los policías comunitarios durante su detención y retención, pues hubo tocamientos y golpes.

“A la fecha no conocemos a las víctimas de las personas que fueron sujetas a medidas de reeducación, eso motivó la intervención del ministerio público”, dijo el exprocurador.

Iñaki Blanco dijo que todas estas conductas delictivas fueron amparados bajo la Ley 701 de Reconocimiento, Derechos y Cultura de los Pueblos y Comunidades Indígenas del Estado de Guerrero.

“Es falso que por usos y costumbres (…) se puedan legalizar la retención de personas y las vejaciones”, explicó Blanco.

Blanco señaló que el caso no está cerrado, “no podemos hablar de que haya una sentencia firme, no podemos hablar de cosa juzgada”, pues aún hay apelaciones pendientes en el Tribunal Superior de Justicia de Guerrero.

Con información de Radio Fórmula.

Close
Comentarios