Verificado.mx: Las mentiras y verdades sobre migración y frontera en el segundo debate presidencial
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial.

Verificado.mx: Las mentiras y verdades sobre migración y frontera en el segundo debate presidencial

Los cuatro candidatos presidenciales se encontraron en Tijuana; esto es lo que Verificado 2018 encontró en sus dichos sobre temas fronterizos.
Especial.
Por Verificado 2018
21 de mayo, 2018
Comparte

“México en el mundo” fue el tema del segundo debate entre candidatos presidenciales. Los cuatro aspirantes hablaron de temas fronterizos y migración durante los últimos dos bloques de este encuentro.

¿Qué tanto de lo que dijeron fue verdad? ¿cuántas mentiras o verdades a medias sumaron? Verificado 2018 hizo una revisión de algunas de las frases de los candidatos y estos son los resultados.

Aquí puedes consultar nuestra metodología.

 José Antonio Meade

Frase: “Nestora Salgado va a ser senadora plurinominal por Morena. Una secuestradora que está libre por una falla de la policía”.

Calificación: Falso

José Antonio Meade acusó a Morena de postular a una “secuestradora” como candidata al Senado. Pero Nestora Salgado, a quien el candidato del PRI se refería, en realidad fue liberada en 2016, luego de que los tres jueces que llevaban los casos en su contra concluyeran que la acusada era inocente, y emitieron sentencias absolutorias.

La historia de Salgado inició en 2012, cuando pobladores de Olinalá, Guerrero, expulsaron de su localidad a las autoridades municipales formales por un presunto caso de encubrimiento, y crearon un cuerpo de “Policía Comunitaria”, al frente del cual nombraron a Nestora Salgado, como su “comandante”.

La Policía Comunitaria está regulada por la Ley 701 de Reconocimiento, Derechos y Cultura de los Pueblos y Comunidades Indígenas del estado de Guerrero.

Al año siguiente, 2013, Salgado fue capturada por el Ejército mexicano (sin orden de aprehensión) y sometida a proceso penal, bajo los cargos de delincuencia organizada y secuestro. Fue trasladada al Centro Federal de Readaptación Social de Nayarit.

El caso se basaba en las denuncias de medio centenar de personas, entre ellas cuatro menores de edad, que denunciaron que habían sido detenidas por la Policía Comunitaria que comandaba Salgado.

El primer delito fue desechado, en 2014, por un juez federal consideró que no había pruebas suficientes para acusarla de delincuencia organizada, y emitió en su favor una sentencia absolutoria. Pero la activista permaneció presa, sometida a juicio a nivel estatal, porque todavía había la acusación de secuestro.

Las irregularidades en las que incurrió la autoridad mexicana al procesar penalmente a Nestora Salgado fueron documentadas por el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de la ONU, el cual, en 2015, denunció que Salgado no sólo fue detenida por el Ejército sin orden de aprehensión, sino que le negó la asesoría consular a la que su doble nacionalidad le daba derecho (también tiene nacionalidad estadounidense), y finalmente pasó más de un año sin ser presentada ante un juez y sin acceso a un abogado defensor.

“No hay duda —concluyó el grupo de trabajo de la ONU— que tanto el arresto como la detención, sin que exista imputación (en contra de Nestora) son ilegales y, por lo tanto, arbitrarios”.

En febrero de 2016, debido a dichas irregularidades, se ordenó la reposición del juicio que a nivel estatal se le seguía por el delito de secuestro. En este juicio, al ser nuevamente valoradas las imputaciones en su contra, se determinó que Nestora Salgado y la Policía Comunitaria no cometieron secuestros, sino detenciones legales, debido a que dicho cuerpo de seguridad pública actuaba dentro del marco legal guerrerense, y quedó absuelta de dichas acusaciones.

Las arbitrariedades cometidas en contra de Nestora Salgado, al ser sometida a proceso penal, fueron también confirmadas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Aun así, la CNDH también criticó a la Policía Comunitaria. Constató abusos cometidos por la Policía de Olinalá en contra de ciudadanos que detuvo. Esta Comisión documentó torturas, abusos y violaciones a los derechos humanos de los detenidos. De acuerdo a la recomendación 9/2016 de la CNDH, las violaciones a derechos humanos tanto de policías comunitarios, como de personas detenidas por la Policía Comunitaria de Olinalá, se debió a que el ámbito de competencia de la autoridad estatal, municipal y la comunitaria no está adecuadamente definido, ni existe coordinación entre dichas autoridades.

Lee: El caso de Nestora Salgado, líder de la policía comunitaria de Olinalá y hoy candidata al Senado

***

Jaime Rodríguez Calderón

Frase: En la Sierra de Guerrero no se siembra maíz

Calificación: Falso 

León Krauze preguntó al candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, sobre qué medida tomaría para controlar en México el cultivo de amapola, a lo que el aspirante respondió que “tendría que haber en México producción de alimentos que se generen empleos en el país, el fin de la corrupción y utilizar el presupuesto para impulsar y crear empleos para que así el campesino de la Sierra de Guerrero, que tiene que sembrar la amapola, pueda tener más opciones”.

Ante la respuesta de López Obrador, el candidato independiente Jaime Rodríguez Calderón respondió que “en la Sierra de Guerrero no se siembra maíz”. El Bronco se equivoca.

Según el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) en el Informe de Evaluación de Impacto Proyecto Estratégico de Producción de Maíz, el maíz se cultiva enlos 81 municipios del territorio de Guerrero y especifica que las mayores cantidades  de producción se ubican precisamente en las regiones de Costa Chica y Tierra Caliente.

Además, Verificado 2018 revisó el Avance de siembras y cosechas. Resumen nacional por estado del 30 de abril de 2018 y encontró que a nivel nacional, Guerrero ocupa el cuarto lugar en materia de producción de maíz al aportar 56 mil 826 toneladas.

 ***

Ricardo Anaya

Frase: Han aumentado 40% las deportaciones (de EU) en lo que va de este año.

Calificación: Engañoso

 En el primer trimestre de este año en efecto aumentaron las repatriaciones en 39.9%, en comparación con el mismo periodo de 2017, de acuerdo con la Secretaría de Gobernación, sin embargo, estos datos incluyen tanto deportaciones como repatriaciones voluntarias, sin diferenciar cuántas corresponden a cada categoría.

Por el otro lado, el aumento en las repatriaciones en el primer trimestre de este año no ha sido una constante. Si se comparan los dos últimos años completos, encontramos que en 2016 fueron repatriados 219 mil 905 mexicanos y en 2017, 166 mil 986 mexicanos, es decir, 24% menos de acuerdo con los boletines estadísticos de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación.

***

Ricardo Anaya

 Frase: “Cruzando aquí en Tijuana la frontera a California es legal y así en todos los estados hasta llegar a Washington State, en todo Canadá, es decir, de aquí hasta prácticamente hasta el Polo Norte, es legal”.

Calificación: Verdad a medias

Según la información del National Conference of State Legislatures sobre la legalización de la mariguana, solo los estados de California, Nevada, Oregon, Washington y Alaska en Estados Unidos legalizaron el uso medicinal y recreativo de la mariguana.

En el caso de Canadá en el sitio del gobierno de ese país se indica que la “cannabis” es legal para fines médicos, pero sigue siendo ilegal para fines recreativos. En este momento en el senado de este país, existe la propuesta de Ley cannabis (Cannabis Act) que será votada a más tardar en el verano del presente año. En esta iniciativa se decidirá su regulación en la siembra, distribución y venta.

***

Andrés Manuel López Obrador

Frase: Los vecinos del norte, el gobierno de EU, quisiera que nosotros les siguiéramos haciendo el trabajo sucio y que se detuviese a los migrantes centroamericanos que van a buscarse la vida al norte, que huyen por la violencia y la miseria.

Calificación: Verdadero

De acuerdo con cifras oficiales, las detenciones de migrantes, especialmente de centroamericanos, han roto récords durante el actual gobierno de Enrique Peña Nieto.

El número de capturas se disparó especialmente a raíz de que el presidente Peña Nieto presentó el 7 de julio de 2014 el Programa Frontera Sur, que sobre el papel prometía proteger los derechos humanos de los migrantes sin documentos que transitan por México para llegar a Estados Unidos, pero que en la práctica implicó un ‘boom’ de detenciones.

Según cifras de la Unidad de Política Migratoria, en el primer año de gobierno de Peña Nieto, el Instituto Nacional de Migración (INM) detuvo a 86 mil 298 migrantes. Un año más tarde, ya con la presentación del Plan Frontera Sur y tras la llamada ‘crisis de los niños migrantes’ a partir de la cual Peña Nieto y Obama se reunieron el 24 de julio de 2014, la cifra aumentó a 127 mil 149; un 47% al alza.

En 2015, se detuvieron a 198 mil 141 migrantes,. De hecho, en ese año México detuvo a más migrantes centroamericanos que la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, según datos oficiales de ambos países.

Y en 2016, el ritmo se mantuvo estable: 186 mil 216 detenciones, 115% más que en 2013.

Fue hasta 2017, ya con Donald Trump en la presidencia de Estados Unidos, que el ritmo de detenciones de migrantes por parte de México cayó a 95 mil 497.

No obstante, en los tres primeros meses de 2018, las capturas han comenzado a aumentar: 32 mil 714, una cifra que supera en 35.7% lo ocurrido en el primer trimestre de 2017.

El Plan Frontera Sur también trajo consigo redadas masivas para detener migrantes, en las que participaron, además del INM, corporaciones policiacas, el Ejército y La Marina. Aunque el uso de la fuerza castrense por parte de México para contener el flujo migratorio data de, al menos, el año 2006. Así lo reportó el INM en una respuesta remitida vía transparencia pública, en la que apuntó que entre 2006 y 2016, un total de 77 mil 310 migrantes indocumentados fueron puestos a disposición del Instituto tras ser detenidos por elementos de seis corporaciones de seguridad, entre Ejército, Marina y cuerpos de policía.

Otra medida del Plan Frontera Sur fue ‘blindar’ el tren conocido como La Bestia, para evitar que los migrantes lo utilizaran en su ruta a Estados Unidos.

***

Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco

 Frase: Nuevo León es el único estado del país que ha hecho operativos encubiertos para combatir la trata de personas. Creo que eso hay que hacerlo en el país.

Calificación: Falso

Nuevo León no es el único estado donde han habido operativos encubiertos contra la trata de personas. Datos públicos obtenidos en una revisión hemerográfica prueban que, en los últimos cinco años, por lo menos otras ocho entidades han llevado a cabo este tipo de operativos con agentes encubiertos. El más reciente en Morelos, en noviembre de 2017.

Pero antes hubo en la Ciudad de México, Campeche, Aguascalientes, Yucatán, Chiapas, el Estado de México y Tlaxcala.

Sobre la labor de Rodríguez Calderón en estos operativos, el único dado a conocer por las autoridades de Nuevo León ocurrió el 1 de diciembre de 2017, cuando tres hombres fueron capturados en una casa habitación por agentes ministeriales, por la explotación sexual de tres mujeres en el municipio de Escobedo, ubicado al norte del área metropolitana de Monterrey.

En septiembre, también del año pasado, hubo otros dos operativos con un total de 15 detenidos, pero en este caso fueron realizadas por autoridades federales y contaron con la participación del Ejército Mexicano y la Policía Federal.

***

José Antonio Meade

Frase: El presidente Trump, hace cuatro días nos volvió a insultar y cada vez que nos insulta, nuestros migrantes, su vida y dignidad corre peligro […]. No voy a permitir, bajo ninguna circunstancia que se nos falte al respeto jamás. 

Calificación: Falso

Los dichos de Trump a los que se refirió Meade se dieron el 16 de mayo durante una mesa redonda sobre las llamadas ciudades santuario de Estados Unidos –que protegen a migrantes indocumentados al no colaborar con autoridades federales de inmigración—, la Mara Salvatrucha y las políticas migratorias del estado de California.

Pero Donald Trump no se refería a los migrantes mexicanos, sino a los miembros de la Mara Salvatrucha.

“Tenemos gente entrando al país, o tratando de entrar, estamos deteniendo a muchos de ellos. Pero estamos sacando gente del país. No creerías lo mal que están estas personas. No son personas, son animales”, dijo el mandatario estadounidense a la sheriff del condado de Fresno, Margaret Mims, quien puso sobre la mesa el tema de la Mara Salvatrucha.

El gobierno mexicano, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, presentó el 17 de mayo una nota diplomática de protesta ante el Departamento de Estado. Según el comunicado emitido por la dependencia los dichos de Trump “son absolutamente inaceptables, ya que generan un clima adverso para los mexicanos que se encuentran en la Unión Americana”.

Durante la semana, los cuatro candidatos presidenciales cometieron el mismo error de criticar una frase que no se refería a México, pero en el debate Meade volvió a referirse al tema.

Meade ya estaba enterado de la aclaración de Trump ante los migrantes en México, como muestra un video que publicó el viernes en el que asegura que “ese es el problema de hacer política exterior a tuitazos”. A pesar de ello, en su primera participación durante el segundo debate presidencial, el candidato por el PRI, el PVEM y Panal, decidió citar las palabras del presidente Trump.

Trump, como respuesta a las críticas por la difusión de su comentario, especificó que hablaba de los miembros del grupo criminal que intentan ingresar al país. En un tuit acusó que los “medios de noticias falsas” –el apodo con el que critica a diversos medios– citaron mal sus palabras: “Me referí a los miembros de las pandillas del MS 13 como “animales”, una gran diferencia, y muy cierta”.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, defendió las palabras del presidente al afirmar que “fue bastante claro al referirse a los miembros de la banda MS-13 que entran al país ilegalmente y cuyas deportaciones están obstaculizadas por nuestras leyes”.

El presidente estadounidense ya se había referido a la MS-13 como “animales”. En junio del 2017 dijo que ellos que han “transformado parques pacíficos y hermosos vecindarios tranquilos en campos de muerte manchados de sangre […]. Son animales. No podemos tolerar como sociedad el derramamiento de personas inocentes, jóvenes, maravillosas y vibrantes”.

Esto no significa que Trump no haya insultado a los mexicanos en otras ocasiones. En junio del 2015, dijo que “cuando México envía a su gente, no están enviando lo mejor… ellos están enviando a gente con un montón de problemas, y ellos nos traen esos problemas. Están trayendo drogas. Están trayendo crimen. Son violadores, y asumo que son buenas personas.

También, dijo que sistema legal del país es “corrupto, como es mucho de México. Paguen el dinero que me deben y dejen de enviar criminales a nuestra frontera”, escribió en un tuit también del 2015.

***

Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco

Frase: En Estados Unidos hay alrededor de más de 30 millones de gentes de origen mexicano.

Calificación: Verdadero

Es verdadero que en estados Unidos hay 30 millones de personas de origen mexicano, según los últimos datos de un estudio del Pew Research Center. Hasta 2015, se calcula que en Estados Unidos había cerca de 56 millones de personas de origen latino, de estos el 63.3%, es decir 35.7 millones, eran de origen mexicano. El 32% de esta población, además, nació en México.

La edad media de estos mexicanos se calcula en 26 años; el 28% cuentan con una educación hasta nivel preparatoria y el 11% una licenciatura o más. Además, el 69% habla inglés de una manera fluida y se calcula que el 48% son dueños de una casa en Estados Unidos.

El mayor número de mexicanos radica en California (12 millones) y Texas (nueve millones). También se calcula que el 16% de las personas de origen mexicano se dedican a labores enfocadas en la administración, negocio o las artes; el 26% a trabajos de servicios y el 21% a ventas o puestos de oficina.

Aunque la cifra de personas hispanas en EU representó un nuevo pico, el crecimiento reportado en los últimos años ha sido mucho más lento que en épocas anteriores. Una de las causas es justamente por la caída en los niveles de inmigrantes mexicanos que llegan al país del norte.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Chile vota en plebiscito histórico: 4 claves para entender qué está en juego

La votación definirá el destino político institucional de Chile para los próximos años. Más allá del "apruebo" o "rechazo", varios analistas explican qué está en juego.
25 de octubre, 2020
Comparte

Por primera vez en la historia de Chile, este 25 de octubre se pregunta a la ciudadanía si aprueba o rechaza la redacción de una nueva Constitución.

El referendo chileno, aprobado en un acuerdo político en el Congreso tras un ciclo de manifestaciones que comenzó con las marchas estudiantiles el 2006 y culminó en octubre del 2019, definirá el destino político institucional de Chile en los próximos años.

De ganar el “apruebo”, será la primera vez desde 1833 que la Constitución es redactada por una convención ciudadana elegida en votación popular.

Qué está en juego en el referéndum, más allá del “apruebo” o “rechazo” y del tipo de convención que eventualmente surja para redactarla es lo que responden a BBC Mundo aquí analistas chilenos y latinoamericanos.

1. Generar una Constitución “sin traumas”

Pese a que sufrió numerosas reformas, la Constitución vigente hasta hoy en Chile fue redactada y aprobada en 1980 bajo el régimen militar del general Augusto Pinochet y, según afirma el politólogo Gabriel Negretto, “simbólica y políticamente, nunca superó ese defecto congénito”.

Por eso, lo que está en juego en el proceso constituyente que podría comenzar con el triunfo del “apruebo” es la legitimidad de origen de una eventual nueva Constitución para Chile, le dice a BBC Mundo Negretto, quien ha sido consultor de Naciones Unidas en procesos de reforma constitucional en distintos países latinoamericanos.

Augusto Pinochet votando en el referéndum en 1980.

Getty Images
La Constitución vigente fue aprobada y redactada durante el gobierno militar del general Augusto Pinochet.

“¿Qué rodeó a la Constitución de Pinochet?: que nació de un acto de fuerza, de violencia; que se hizo en un clima de miedo, de terror”, describe el académico. “Para marcar un contraste con el origen de la vieja Constitución, la nueva debe nacer de un amplio respaldo ciudadano y en un entorno pacífico”, precisa.

“En ese sentido, hay un llamado a la atención de quienes apoyan el ‘apruebo’ de llamar a la calma… El estallido social, que incorporó gran cantidad de demandas legítimas, también estuvo asociado a actos de violencia injustificados que hasta hoy no están claros. No se puede eliminar toda la violencia, pero tiene que quedar claro que corresponde a grupos aislados”, plantea.

Para que Chile efectivamente cuente con una Constitución que no arrastre los traumas de la actual, argumenta Negretto, se requiere además que una de las dos opciones gane por una mayoría suficientemente amplia y en una votación con una participación importante, ojalá mayor a los promedios de las últimas elecciones chilenas.

“No es lo mismo un referéndum como el que se hizo por el acuerdo de paz en Colombia que uno sobre las reglas fundamentales con las que queremos vivir como sociedad, como se definirá en Chile. En este caso, si la diferencia entre la opción que gana y la que pierda es pequeña, es problemático”, advierte el académico.

“Sería un mal comienzo que el ‘apruebo’ ganara por un margen pequeño: el trauma que vive Chile respecto a los legados de la dictadura provienen del plebiscito de 1988, cuando la dictadura militar terminó cediendo la transición a la democracia con un altísimo poder político (el “Sí” a Pinochet obtuvo un 43% y el “No” un 54.7%). Aquí no debe quedar duda de la posición mayoritaria”, sostiene Negretto.

Simpatizante de la opción de "apruebo", durante una manifestación.

Getty Images
El estallido social de octubre de 2019 incorporó entre sus demandas la redacción de una nueva Constitución.

“Si el resultado fuera 51 para el ‘apruebo’ y 49 por el ‘rechazo’, estaría muy preocupado por el futuro de Chile”, agrega Negretto.

“Porque eso querría decir que el cambio constitucional no lo rechaza una minoría, sino la mitad de la población. Y eso es preocupante en un contexto polarizado, porque aquí no hay medias tintas: se cambia la Constitución o no”.

2. Recuperar legitimidad de la política

Vicky Murillo, directora del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Columbia en Nueva York, precisa que el plebiscito en Chile emergió como respuesta a la movilización social, “síntoma de la crisis de representación del sistema político” en el país.

“La toma de la calle y los gritos buscaban que los políticos escucharan a la ciudadanía, incluso cuando esta demanda de atención requiriera romper la puerta del salón donde se toman las decisiones, como dice la canción de ‘Hamilton'”.

La académica se refiere a “The room where it happened” uno de los temas del popular musical estadounidense que describe las negociaciones secretas donde la élite negocia fuera del ojo de la opinión pública, una práctica que en Chile se describe como “la cocina”.

“Es importante recordar las expectativas que conlleva el proceso constituyente y la importancia de mantener esa puerta abierta. Esto implica que no solo el resultado, sino también el proceso constitucional será clave para la recuperación de la legitimidad política”, dice Murillo.

De ganar el “apruebo”, la politóloga advierte que es importante “asegurar la entrada de nuevos actores como agentes de representación ciudadana y, al mismo tiempo, que tanto viejos como nuevos representantes garanticen su atención a la ciudadanía incluso cuando no grite o esté en las calles”, dice.

Disturbios durante una manifestación en el aniversario del inicio de las protestas antigubernamentales.

Getty Images
El pasado 18 de octubre se cumplió un año del inicio del estallido social en Chile.

¿Cómo lograr ese objetivo? Estableciendo una conexión humana, basada en la empatía y la experiencia compartida, propone.

“Que la ciudadanía se reconozca en sus representantes y pueda confiar en ellos. El proceso no podrá ser participativo hasta las últimas instancias, requerirá de esperas, y puede involucrar errores. Por ello, la confianza en quienes están en el salón donde se tomen las decisiones depende tanto de una puerta abierta como de la empatía entre estos y quienes han estado ya por demasiados años pidiendo ser oídos”, describe la politóloga.

3. Redistribuir poder y bienes públicos

“Las constituciones definen las reglas del juego”, describe Miriam Henríquez, decana de la Facultad de Derecho de la Universidad Alberto Hurtado.

“La etiqueta mayor que yo pondría al proceso chileno sería la opción de cambiar las reglas del juego sobre la distribución del poder y los bienes públicos valiosos para la existencia de toda la sociedad. No sólo los derechos civiles, las libertades, también los sociales, como agua, vivienda, educación”.

Henríquez plantea que, si se lleva adelante el proceso constituyente, una de las opciones es que se remuevan los obstáculos que hoy impiden cambiar algunas políticas públicas en Chile a través del Congreso. Bajo la Constitución actual, incluso si una ley es aprobada por una súper mayoría parlamentaria, puede ser impugnada ante el Tribunal Constitucional (TC).

“Si uno establece en la Constitución que los asuntos se regularán por ley simple, por ejemplo, y se modifica el TC, el efecto será que los cambios de políticas públicas serán más sencillos”, dice la académica.

Partidarios de la opción del "rechazo".

Getty Images
En la opción del “rechazo” también hay personas que creen que se necesitan cambios profundos.

“El ‘rechazo’ supondría que la ciudadanía no tiene voluntad de cambiar la Constitución, porque las cosas como están, están bien. Pero eso no obsta que se pueden hacer reformas. Hay personas del ‘rechazo’ que creen que se necesitan cambios profundos y se han comprometido a emprenderlos”, dice Henríquez.

“La diferencia es que en el apruebo hay un itinerario, un camino claro, un órgano específico. Las reformas que se hicieran en el caso del ‘rechazo’, se harían a través del actual Parlamento, y los cambios no tendrían tanta legitimidad como los que tendría un órgano especialmente elegido para ello”, agrega.

“Es posible que una nueva Constitución se parezca bastante a la actual, y las expectativas pueden quedar frustradas, pero insisto en la importancia del hecho de sentarse a conversar. Esa diferencia ya debería satisfacer muchas expectativas: tener un pacto social que sintamos propio”, concluye.

4. Generar un proceso constituyente único en Latinoamérica

Tanto la realización del plebiscito como el proceso constituyente que derive de sus resultados se normarán por la Constitución vigente, que fue especialmente reformada por el Congreso con este fin. Eso marca una de las diferencias del referéndum constitucional chileno con otras experiencias latinoamericanas.

“No es tan habitual que una Constitución vigente se modifique para su reemplazo. Es excepcional que Chile siga este cauce, este proceso, con procedimientos y plazos establecidos. Y es un desafío máximo que los cumplamos”, precisa Henríquez.

Trabajadora del Servicio Electoral chileno, durante un ensayo para el referendo.

Getty Images
El referendo tendrá lugar siguiendo las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus.

Además, en este caso no es el gobierno el que definirá el cambio constitucional ni el órgano que podría redactar la nueva Constitución, sino la ciudadanía.

“En Chile, además, no hay una fuerza hegemónica que se imponga en el debate. Varios de los procesos latinoamericanos han sido marcados por la existencia de fuerzas políticas muy preponderantes, donde se impone una mayoría. Eso no ocurre en Chile porque las fuerzas están fragmentadas. Y eso, que podría ser complejo y lo es, nos obliga a hacer pactos” dice la politóloga.

“Cada proceso en Latinoamérica tiene algo que lo hace único. En el caso chileno que todas, o gran parte de las fuerzas políticas hayan acordado un cauce institucional a la crisis es algo que lo hace único”, remata Henríquez.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=chiWVxreqhU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.