close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cortesía

Volantes contra la iglesia y la Virgen con logo de Morena son guerra sucia, acusa AMLO

El candidato aseguró que en su proyecto de gobierno se respetan las religiones de la militancia, así como a los no creyentes.
Cortesía
Por Martha Hernández Fuentes
19 de mayo, 2018
Comparte

Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, calificó como una campaña de guerra sucia la difusión de volantes en los que se acusa a Morena de querer someter la Iglesia católica al Estado.

Aseguró que en su proyecto de gobierno se respetan las religiones de la militancia, así como a los no creyentes.

“Aparte de esto de que estoy enfermo, están ahora difundiendo volantes acusándonos de que estamos en contra de la Virgen de Guadalupe. Es una campaña vil, sucia”, acusó el candidato de gira por Jalisco.

El tabasqueño se refirió a la distribución de volantes con logotipos de Morena-PT-PES en los que se lee: “La iglesia es parte de la mafia del poder. No permitamos la manipulación que hace la iglesia católica a través del fanatismo y la utilización de diversos símbolos como el cuento de la Virgen de Guadalupe”.

Jalisco es el tercer estado con mayor porcentaje de población católica, según el censo 2010 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Además, en la entidad la mayoría de los abanderados en sus discursos de campaña tocan temas relativos a la religión.

Representantes de los partidos que conforman la coalición en la entidad se deslindaron de los volantes y anunciaron que presentarán recursos ante las autoridades electorales.

“Yo quiero decirles a todos los ciudadanos que en este movimiento hay millones de católicos, millones de evangélicos y millones de librepensadores, somos respetuosos de la libertad de creencia”.

Ve desesperación de sus rivales

López Obrador atribuyó a “desesperación” de sus rivales los cuestionamientos respecto a su estado de salud y el video que difundió en redes sociales Javier Lozano, vocero de la campaña de José Antonio Meade en el que se dice: “Si alguien ya no está en condiciones, quiérelo y respétalo, pero ya no lo dejes manejar el país”.

“Están muy desesperados porque está muy arriba nuestro movimiento, entonces yo les diría que se serenen, que se tranquilicen, ya falta poco; que se vayan también preparando sicológicamente porque vamos a triunfar, no vamos a perseguir a nadie, no es mi fuerte la venganza, yo no odio, yo lo que quiero como muchos mexicanos es que se acabe la corrupción”, sostuvo.

El candidato aseguró que se encuentra bien de salud y que desde hace seis meses que no va al médico a revisarse del corazón por el infarto que sufrió hace cinco años, debido a falta de tiempo.

Lee: Estoy muy bien gracias a la ciencia y al creador: AMLO niega problemas de salud

Agregó que el columnista que inició los señalamientos sobre su salud fue Pablo Hiriart, quien “fue jefe de prensa de (Carlos) Salinas de Gortari, es un amigo cercano a Salinas. Entonces, cuando él saca ese artículo, pues ya sé quién es el que está soltando los rumores, porque Pablo Hiriart es íntimo de Carlos Salinas de Gortari, entonces, en todo esto, como ya conozco cómo opera la mafia, pues doy rápido con la mano que mueve la cuna o la mano que mueve los hilos”.

El domingo que se realice el segundo debate entre los candidatos a la presidencia, el estado de su salud podría volver a ponerse en duda, él no se va a enganchar, indicó.

“Lo que me dice la gente es que no me enoje, más ahora que dicen que estoy enfermito, me dicen `no se enoje, no le conviene hacer coraje´. Entonces no hay que enojarse, hay que estar tranquilo”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Blob', la preocupante masa de agua caliente que apareció frente a costas de California

El océano Pacífico registra un fenómeno que no trae buenos augurios. Entre 2014 y 2015 ya había ocurrido algo similar y los resultados fueron catastróficos. ¿Qué está ocurriendo en la costa oeste de Estados Unidos y por qué preocupa a los científicos?
14 de septiembre, 2019
Comparte

Un fenómeno preocupante que ya había ocurrido en el océano Pacífico en 2014 parece que está de regreso.

Se trata de una gigantesca corriente de agua caliente frente a la costa oeste de Estados Unidos, que amenaza con causar devastación en la vida marina y en la pesca en esa zona.

Hace cinco años, cuando apareció por primera vez, los científicos la llamaron “The Blob” (La Mancha).

El nombre lo tomaron de una película de terror, pero sus efectos en ese entonces fueron bastante reales.

La Mancha creó la mayor floración de algas tóxicas que jamás se haya registrado en la costa oeste de EE.UU. Estas algas dañinas, de la que se alimentan pequeños organismos, a su vez afectan a toda la cadena alimenticia.

Tierra

Getty
En 2015 los satélites registraron un inusual calentamiento de océano Pacífico en la costa oeste de EE.UU.

El aumento de la temperatura también hizo que los jóvenes salmones que entrababan al océano encontraran menos alimento de calidad.

Ese agua más caliente provocó que miles de leones marinos que iban en busca de alimento aparecieran varados en las costas y que varias especies de ballenas, que también se desplazaron más cerca de las costas, quedaran atrapadas en redes de pesca o aparecieran muertas en la orilla.

Para la industria pesquera la situación también fue un desastre. En los estados de Oregón y Washington la floración de algas tóxicas paralizó la industria marisquera.

Ahora, entre Alaska y California, otro inusual calentamiento del agua amenaza con desatar efectos similares.

ballena

Getty
El calentamiento de las aguas pone en peligro la vida marina.

“The Blob” fue la mayor ola de calor que se haya registrado en las aguas del Pacífico Norte, según datos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA, por sus siglas en inglés).

Este nuevo calentamiento va rumbo a ser tan fuerte como el de 2014, según la NOAA.

¿Por qué ocurre?

Esta nueva mancha de calor comenzó a formarse a mediados de junio, exactamente en la misma región que la de 2014.

En esa ocasión, la masa de agua caliente abarcó unos 1.600 km de largo y 90 metros de profundidad. En algunos puntos la temperatura llegó a ser casi 3º C superior a la media.

Según los expertos, el calentamiento se debe a un sistema de alta presión que debilita los vientos que ayudan a mezclar y refrescar la superficie del océano.

mapa

Noaa
En este gráfico, la NOAA muestra cómo las temperaturas del océano durante 2014 son similares a las de septiembre de 2019.

Sin esos vientos el agua aumenta su temperatura y esa corriente caliente se mueve hacia las costas.

El calentamiento de las aguas hace que haya menos nutrientes en el océano, lo que al mismo tiempo altera la cadena alimenticia.

Así, por ejemplo, los leones marinos deben nadar más lejos para conseguir los peces y otros animales de los que se alimentan.

¿Un nuevo Blob?

Los científicos dicen que lo que han observado es un fenómeno similar a cómo nació “The Blob” en 2014, aunque aún es temprano para saber si causará los mismos estragos.

“Pinta mal, pero también podría desaparecer bastante rápido”, dijo en un comunicado Nate Mantua, investigador en el Centro de Ciencias Pesqueras del Suroeste de EE.UU.

Mantua advierte que todo depende de qué tanto cambien los “inusuales” patrones climáticos que causan esta mancha caliente.

Y esa es la gran pregunta.

barco

Getty
Las aguas calientes también perjudican la pesca.

Los pronósticos muestran que la mancha podría tener una intensidad moderada, aunque podría durar meses.

Es año la NOAA ha registrado temperaturas de hasta 5º C por encima del promedio.

La cuestión es saber si durará tanto como para afectar a los ecosistemas marinos, aunque algunos biólogos dicen que ya lo está haciendo.

Por ahora, la NOAA junto a otros laboratorios marinos del Pacífico siguen monitoreando la mancha, y se preparan para poner en práctica las lecciones que les dejó “The Blob” en 2014 para mitigar su impacto.

“Con el Blob y otros eventos similares en otras partes del mundo aprendimos que lo que solía ser inesperado se está volviendo más común“, dijo Cisco Werner, Director de Programas Científicos de la NOAA.

Así, los científicos se preparan para esta visita indeseada que podría ser cada vez más frecuente.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=1n31Ogeuvvw

https://www.youtube.com/watch?v=2UdkGCpO8eU

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.