Quitan armas de fuego a policías de Alvarado, Veracruz, y los equipan con resorteras

El alcalde priista Bogar Ruiz Rosas, y algunos pobladores, acusan que el trasfondo de quitarle las armas a los policías es la elección del próximo domingo.

Quitan armas de fuego a policías de Alvarado, Veracruz, y los equipan con resorteras

Los policías municipales de Alvarado, Veracruz, fueron desarmados por la Secretaría de Seguridad Pública estatal, y ahora solo cuentan con resorteras y piedras, para su labor de vigilancia.

Aunque el gobierno del Estado argumentó que retiró las armas porque la mayor parte de los elementos de la Policía Municipal no están acreditados, para el alcalde priista Bogar Ruiz Rosas, y algunos pobladores, el trasfondo es la elección del próximo domingo.

“Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y Fuerza Civil operaron políticamente en elecciones pasadas, lo viví, nos destruyeron carros, nos golpearon a la gente, casi nos los matan a algunos compañeros que estuvieron trabajando y hubo una cacería”, indicó Ruiz Rosas, además de señalar que temen que la llegada de la Policía Estatal sea para poder operar la elección.

Según informó, en la policía municipal hay 130 elementos, de los cuales solamente 30 están acreditados por la Secretaría de Seguridad Pública.

El resto son de reciente contratación, por lo que se ofreció enviarlos a la Academia de Policías el 2 de julio, tras la jornada electoral.

Sin embargo, la Secretaría de Seguridad Pública se negó y desarmó a todos los elementos, incluidos aquellos que están acreditados, ya que la licencia colectiva de portación de armas de fuego pertenece al gobierno de la entidad.

“Lo que vimos mal es que se llevaron todo el armamento y tenemos gente que ya tiene el permiso y que tiene la certificación, y eso es lo que nosotros estamos reclamando, le hacemos un llamado al Gobierno del Estado, la Sedena también, para que vengan a meter cartas en el asunto”, aseguró.

Tras el desarme realizado la semana pasada, llegaron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública a patrullar el municipio que aporta 41 mil 448 votantes, según las estadísticas de la Lista Nominal del Instituto Nacional Electoral.

Según el oficio mostrado por el alcalde alvaradeño, la orden interna de revisar la licencia de armamento, aplicar exámenes de control y confianza, y que la seguridad quede a cargo del gobierno del Estado, fue tomada el 21 de junio, mientras que la intervención fue el 24 del mismo mes.

“Durante la semana se efectuará un operativo de revisión de la licencia de armamento de los policías municipales de Alvarado, asimismo se les aplicarán exámenes de control y confianza; temporalmente la seguridad quedará a cargo de la Policía Estatal”, indica el documento firmado por Darío Ojeda Hernández, secretario particular del Director de Operaciones de Seguridad Pública.

El gobierno municipal entregó resorteras a los policías, en una zona donde el año pasado fueron localizados 47 cráneos en una fosa clandestina, de la comunidad rural Arbolillo.

La población del municipio se encuentra molesta con la disposición del retiro de armas y, en algunos casos, también consideran que se trata de un intento de la Policía Estatal de intervenir en las elecciones.

“Eso es de parte del gobernador del Estado porque en las elecciones él nos quiere robar, se la quiere robar a todos los veracruzanos y se va a hacer un megafraude en las elecciones, yo siento que él quiere agarrar todos los armamentos de las policías municipales para que nadie proteste”, aseguró Francisco González Martínez.

El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, no quiso referirse a las acusaciones de uso electoral de la policía, pero en rueda de prensa indicó que la misma medida se ha tomado en otros municipios.

Close
Comentarios