Compra y coacción del voto: CDMX encabeza las denuncias ciudadanas; el PRI tiene más a nivel nacional

El Estado de México es la segunda entidad que concentra el mayor número de denuncias. De acuerdo con la Encuesta Nacional Democracia Sin Pobreza, a 30 millones de mexicanos le ofrecieron vender su voto.

Coahuila
Cuartoscuro

De las 410 denuncias ciudadanas relacionadas con la compra y coacción del voto recibidas a través de la plataforma Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, 118 de ellas se registraron en la Ciudad de México, siendo la capital del país la que encabeza la lista de entidades con mayor número de casos reportados.

El PRD, fue el partido que más denuncias recibió en la Ciudad de México con 94 casos.

A nivel nacional las denuncias están relacionadas con la repartición de despensas, tinacos, cubetas de pintura, dinero en efectivo, tabletas electrónicas, tarjetas, entre otras cosas, y los ciudadanos de todos los estados, a excepción de Durango y Baja California Sur, realizaron algún tipo de reporte.

En el caso de la Ciudad de México, la mayoría de las denuncias se reportaron en la zona sur, informó Alberto Serdán, coordinador de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

De acuerdo con los datos actualizados al 27 de junio, en marzo se documentaron en el país 37 denuncias; en abril 33; en mayo 56 y en junio 284, dando un total de 410.

El Estado de México es la segunda entidad que concentra el mayor número de denuncias con 83 casos, siendo el PRI el partido que encabeza los reportes.

Puebla es la entidad que ocupa la tercera posición con 34 denuncias, donde el PAN, con 18 quejas en contra, es el partido que más acusaciones acumula.

Por parte de los partidos políticos, el PRI es la agrupación política que más concentra reportes en el país con 195 denuncias, le sigue el PRD con 118, el PAN con 46 y Morena con 14.

Delegación Benito Juárez, ejemplo de lo que pasa en el país

El pasado 22 de junio Brigadistas de Morena denunciaron que una camioneta con el logo de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso), de la Ciudad de México transportaba cientos de despensas.

Los brigadistas detectaron que el vehículo llevaba despensas a un domicilio particular, ubicado en la calle de Tokio 614, en la colonia Portales, delegación Benito Juárez y después de que el candidato de Morena por esa demarcación y sus simpatizantes cercaran esa calle, llamaron a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) para que tomara declaraciones a testigos en el lugar.

De acuerdo con Alberto Serdán, este caso y en general todo lo que está pasando en esta delegación gobernada por el PAN, es emblemático de lo que pasa en todo el país, ya que la repartición de los bienes prometidos a cambio del voto se realiza a través de intermediarios y promotores de autoridades y partidos.

“Es natural que sea así. La compra del voto funciona porque hay intermediarios que son promotores y ejercen el control sobre los pobladores, y de hecho, en buena medida puede existir coerción y amenaza en esto, pero también existe lealtad”.

A decir de Serdán, la pobreza en la que vive el 50% de la población en el país, donde un 20% más se encuentra en pobreza extrema, propicia a que el condicionamiento de los intermediarios y promotores de autoridades y partidos funcione.

Serdán expone, sin embargo, que “la compra del voto está en juego en las elecciones que son más locales. En el ámbito federal es muy probable que sea poco redituable, al menos no como estaba planteado, en el ámbito local este fenómeno puede recrudecerse primero en amenazas y en un clima de miedo e inhibición”.

De esa forma, de acuerdo con el coordinador de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza los lugares en los que los partidos políticos ya “den por perdida la elección”, buscarán, más que condicionar el voto, mecanismos para que la gente no vote, que van desde el miedo, las amenazas, hasta la recolección de credenciales para votar.

El segundo mecanismo que podría intensificarse, estima Serdán, será el acarreo de votantes a las “casas amigas”, con el fin de obtener lo prometido por los partidos políticos y los candidatos durante las campañas.

“Puebla, Veracruz y Yucatán, así como algunas delegaciones de la Ciudad de México es donde más incidencia de voto habrá. Ocho de los nueve estados en los que más reportes de coacción hay, es donde se elegirán gobernadores, con excepción del Estado de México, que es la segunda entidad donde más se vota después de la Ciudad de México. En estos tres meses que hemos tenido esta plataforma nos hemos dado cuenta que la compra del voto está en juego en las elecciones locales”.

A 30 millones de mexicanos le ofrecieron vender su voto

Treinta millones de mexicanos estuvieron expuestos a la compra del voto por alguno de los partidos políticos, y de ellos, poco más de la mitad rechazó ofrecimientos de dinero, tarjetas, bienes o promesas de incorporación a programas sociales, de acuerdo con la Encuesta Nacional Democracia Sin Pobreza.

Según los resultados de la encuesta, 17.6 % de la población entrevistada declaró que a cambio de los regalos le pidieron votar por alguno de los candidatos de un partido o coalición.

El 2.5% de los encuestados declaró que los promotores del voto se quedaron con su credencial.

“Si tomamos esta encuesta como representativa de la lista nominal, entonces este porcentaje significaría cerca de 2.3 millones de votantes elegibles que pudieron quedarse sin credencial para votar y ejercer su derecho”.

El 78.9 % de quienes recibieron algún objeto ofrecido por partidos y candidatos consideraron que si un ciudadano acepta un regalo de un partido político a cambio de su voto, pero no vota por ese partido, esto no le causaría ningún problema, por lo que rechaza la idea de que las amenazas recibidas se cumplirán.

(Con información de Carolina Ruiz)

Close
Comentarios