close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo Cuartoscuro

Con 2,890 homicidios, mayo de 2018 es el mes más violento del que se tenga registro en México

El país acumuló más de 13 mil homicidios en los primeros cinco meses de 2018. En 3 años los homicidios en la CDMX subieron 53% y en Guanajuato más de 205%.
Archivo Cuartoscuro
20 de junio, 2018
Comparte

En mayo pasado 2 mil 890 personas fueron asesinadas en México. En promedio, se cometieron 93 homicidios diarios, casi cuatro víctimas por hora. Es la cifra más alta de la que haya registro oficial en nuestro país.

Con ello, la cantidad de personas asesinadas en los cinco primeros meses de 2018 asciende a 13 mil 298 víctimas. Es otro récord de violencia y un repunte, en apenas tres años, de más del 75% en la tasa de homicidios en México.

Los datos oficiales de incidencia delictiva actualizados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública arrojan que en mayo los estados reportaron, en total, 2 mil 890 víctimas de homicidio doloso. Por estos casos se iniciaron 2 mil 530 carpetas de investigación.

Estos números ubican a mayo como el mes con más homicidios desde 1998 (fecha más antigua de la que hay datos) desplazando a marzo pasado en el que se habían registrado dos mil 746 casos. Además, de abril a mayo de 2018, el promedio diario de homicidios creció de 90.7 casos a 93.2 asesinatos.

Los números reflejan una tendencia al alza en los homicidios que no ha podido detenerse sino que, al contrario, se ha pronunciado.

Mientras que de enero a mayo del año 2015 México registró 7 mil 170 víctimas de homicidio doloso, para el mismo periodo de 2016 fueron 8 mil 365, y en 2017 el registro fue de 10 mil 991. Las 13 mil 298 víctimas enero a mayo de este año significan que, en este periodo de apenas tres años, el total de víctimas de homicidio está cerca de duplicarse.

La tasa promedio nacional de homicidios de enero a mayo de este año asciende a 9.17 casos por cien mil habitantes, 75 por ciento superior a la tasa registrada en 2015 que era de 5.25 casos.

Los estados más violentos en lo que va de 2018 son Colima con  33.17 casos por cien mil habitantes (casi 4 veces más que el promedio nacional); Baja California con 29.47 casos por cien mil habitantes; Guerrero con 26.65 homicidios; Chihuahua con 17.16 casos y Guanajuato con una tasa de 16.88 casos.

Entre las entidades en las que han repuntado los asesinato en 2018 destaca el caso de Guanajuato que de enero a mayo acumula ya 1 mil 302  homicidios, cifra que equivale a un disparo de los asesinatos superior al 200 por ciento en un lapso de solo un año. En 2017 en este mismo periodo iban 575 homicidios en dicha entidad

El deterioro de la seguridad en Guanajuato se ha acelerado según lo muestran las cifras de violencia. En los primeros cinco meses de 2015 en dicho estado 351 víctimas de homicidio; para 2016 fueron 399; en 2017 crecieron a 575; y este año se han disparado a 1 mil 302. En un periodo de tres años la tasa de asesinatos en esa entidad se disparó de 5.5 a 16.8 casos por cien mil habitantes.

Otra entidad con un incremento notorio de la violencia es la capital del país. Ciudad de México ha pasado de contabilizar 341 víctimas de homicidio de enero a mayo de 2015 a 550 víctimas en el mismo periodo de este año. Esto representa que la tasa de homicidios entre ambos periodos pasó de 3.6 casos por cien mil habitantes a 5.5  casos, un alza del 53 por ciento.

Y los feminicidios también aumentan

En mayo, de acuerdo con el reporte oficial, se registraron 58 víctimas del delito de feminicidio en México. Con esto la cifra de feminicidios acumulados en 2018 asciende a 328 víctimas, lo que equivale a un incremento del 13% en comparación con el año pasado.

Los feminicidios también tienen una tendencia al alza. En los primeros cinco meses de 2015 se registraron 153 víctimas, mientras que en 2016 fueron 272 casos y para 2017 la cifra volvió a crecer a 288. Los 328 feminicidios de 218 representan un alza superior al cien por ciento en este periodo de tres años.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Llegada del Apolo 11 a la Luna: 8 innovaciones de la vida cotidiana producto del alunizaje

El Programa Apolo fue un hito histórico que marcó la carrera espacial de Estados Unidos y la Unión Soviética. Pero, ¿sabías que también ayudó a conseguir cosas como agua más limpia o la manta isotérmica?
16 de julio, 2019
Comparte

“Es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad”.

La famosa frase de Neil Armstrong al convertirse en el primer ser humano en pisar la Luna se refería a la hazaña científica y tecnológica lograda el 20 de julio de 1969.

Pero este hito que ahora cumple 50 años también cambió nuestra vida cotidiana.

Con un costo estimado de lo que hoy serían US$200.000 millones, el Programa Apolo también desencadenó avances sorprendentes en áreas que tal vez nunca hubiéramos logrado.

Aquí nos centramos en algunos de ellos.

1. Limpiar de forma menos enredada

Las herramientas eléctricas inalámbricas son anteriores a los vuelos Apolo, pero el programa de la NASA ayudó bastante a que estos productos evolucionaran hasta ser tal como los conocemos hoy.

El fabricante estadounidense de herramientas Black & Decker, por ejemplo, lanzó un taladro “sin cable” en 1961.

Dustbuster

B&D
El Dustbuster salió al mercado en 1979, 10 años después del primer alunizaje.

Pero la misma compañía proporcionó a la NASA un taladro especial para obtener muestras del núcleo del satélite.

Los conocimientos adquiridos con el desarrollo del motor y las baterías permitieron a Black & Decker aventurarse con toda una gama de nuevos dispositivos que incluyen la primera aspiradora comercial inalámbrica del mundo, en 1979: el Dustbuster.

En 30 años, se vendieron más de 150 millones de unidades de Dustbuster.

2. Mejores cronómetros

La precisión era crucial para el éxito de los alunizajes. Una fracción de segundo podía marcar la diferencia entre la vida y la muerte para los astronautas.

Así que no es de extrañar que la NASA necesitara los relojes más precisos que pudieran obtener para el control de la misión.

Detalle de la muñeca de Buzz Aldrin

Getty Images
“Buzz” Aldrin, el segundo hombre en pisar la Luna, usó su reloj de pulsera durante la misión Apolo 11.

La solución fue una versión más avanzada de relojes de cuarzo,que daba a los aparatos una precisión de un minuto al año.

Irónicamente, en el campo del tiempo, los relojes de pulsera mecánicos de la “vieja escuela” usados ​​por Armstrong y su compañero “Buzz” Aldrin en la misión Apolo 11 se robaron toda la atención del público.

3. Agua más clara

La tecnología usada en las naves de la misión Apolo para purificar el agua se emplea ahora para matar las bacterias, virus y algas en fuentes de agua y piscinas de todo el mundo.

El programa fue pionero en el uso de tecnología sin cloro, que se basaba en iones de plata.

4. Zapatillas que duran más

Traje espacial

Getty Images
De la tecnología usada en los trajes espaciales nacieron zapatillas deportivas más durables.

En la actualidad los astronautas todavía usan un traje basado en un modelo de 1965 diseñado para proteger a la tripulación del Apolo en sus caminatas sobre la Luna.

Pero esta tecnología también inspiró la fabricación de zapatillas deportivas más flexibles, estables y que absorben los golpes que se vienen vendiendo en las últimas décadas.

5. Tejidos resistentes al fuego

El fuego que destruyó al Apolo 1 cuando ejecutaba un ejercicio en 1967, matando a los tres astronautas que iban a bordo, sembró el caos en el programa espacial estadounidense.

Pero también llevó a la NASA a desarrollar un nuevo tipo de tela ignífuga que aún se usa.

De hecho, el sistema de refrigeración que se emplea en la actualidad para refrescar a los astronautas durante los lanzamientos espaciales ayuda a todo tipo de gente, incluyendo a algunos pacientes con esclerosis múltiple e incluso a caballos.

6. Tecnología para combatir enfermedades cardíacas

rayos X

Getty Images
Los fabricantes de desfibriladores implantables se inspiraron en los avances de la NASA en el campo de la tecnología de circuitos en miniatura.

Los desfibriladores implantables, dispositivos que se usan para tratar a personas que presentan ritmos cardíacos anormalmente peligrosos a diario, se desarrollaron por primera vez gracias a los avances de la NASA en tecnología de circuitos en miniatura.

A diferencia de los desfibriladores utilizados por los servicios de emergencia, las versiones miniaturizadas se colocan debajo de la piel del paciente para controlar el ritmo cardíaco.

Las primeras versiones de estos aparatos, que funcionan corrigiendo las anormalidades con impulsos eléctricos, se usaron en la década de 1980.

7. Comida más compacta

comida liofilizada

Getty Images
La comida liofilizada de los años del Apolo inspiró versiones comerciales.

En la aventura de llegar a la luna, la NASA tuvo que pensar en maneras de ahorrar espacio y hacer que las naves espaciales fueran lo más livianas posible.

Eso, junto a las necesidades de conservación, condujo a que se investigaran nuevos alimentos para las misiones Apolo.

Al diferencia de los vuelos cortos anteriores de los programas Mercury y Gemini (1961-1966), las misiones lunares tardaban hasta 13 días en el espacio.

La solución fue el proceso de liofilización, por el cual se extraía a temperaturas muy bajas el agua de la comida fresca recién cocinada. Para comerla, solo había que agregar agua caliente.

Le funcionó a Armstrong y a generaciones de escaladores y campistas. Sobre todo porque se puede conseguir a US$4.

8. La manta isotérmica

Niña envuelta en una manta isotérmica

Getty Images
Las mantas isotérmicas también son importantes en la Tierra.

Manta espacial es un apodo que se usa para el material aislante brillante con el que la agencia espacial protege los módulos lunares del Apolo del calor del sol.

Hacía que la nave espacial pareciera haber sido parcialmente envuelta con papel de aluminio, pero inspiró la manta de supervivencia que conocemos y vemos en la actualidad.

Hecha de plástico, película protectora y aluminio, hoy en día la protección de la manta espacial no se limita a astronautas.

La tecnología de la NASA se usó para crear las mantas térmicas para emergencia, que se utilizan en los rescates y misiones humanitarias.

También se les puede ver en los maratones porque resultan útiles para proteger de la hipotermia a los corredores de larga distancia.

Los hospitales emplean esta tecnología con regularidad para mejorar sus condiciones para pacientes y personal.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=xhM2rTMB9I4&t

https://www.youtube.com/watch?v=Mf-4ho-0fP8&t

https://www.youtube.com/watch?v=CDhpgl99TW8&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.