close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo
PGR indaga nuevos desvíos en salud con Javier Duarte y Tarek Abdalá, por 1,700 mdp
Se trata de un nuevo caso denunciado por la ASF y que involucra el presunto mal manejo de más de mil 700 millones que estaban destinados al Seguro Popular.
Cuartoscuro Archivo
Por Arturo Angel @arturoangel20
11 de junio, 2018
Comparte

La Procuraduría General de la República (PGR) inició una nueva carpeta de investigación por el presunto desvío y desaparición de más de mil 700 millones de pesos que se transfirieron en 2014 al gobierno de Javier Duarte en Veracruz, y que estaban detenidos para acciones de salud, fundamentalmente a través del Seguro Popular.

Los recursos, de acuerdo con la denuncia interpuesta por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), fueron retenidos o transferidos a cuentas distintas por la tesorería de la Secretaria de Finanzas estatal que estaba encabezada en aquel entonces por Tarek Abdalá Saad, hoy diputado federal del PRI.

Esta es la carpeta de investigación o averiguación previa número 70 que la PGR inicia por el mal manejo de recursos federales en el gobierno de Duarte, todas ellas promovidas por denuncias de la ASF.

Las irregularidades que dieron paso a esta nueva denuncia penal tienen origen en el informe de resultados de la auditoría financiera y de cumplimiento número 14-A-30000-02-1544 que realizó la ASF, con el apoyo del órgano de fiscalización de Veracruz, a recursos federales transferidos por la Secretaría de Salud Federal al gobierno estatal en 2014.

En total se auditaron poco más de 4 mil 500 millones de pesos que debieron destinarse en acciones de salud y programas del Seguro Popular. Sin embargo, lo que los auditares encontraron es que, en promedio, 1 de cada 3 pesos de esta partida fueron mal manejados.

En primera instancia la Auditoría reportó que hubo 1 mil 472 millones 57 mil 355 pesos que fueron transferidos a la tesorería por Hacienda a la Secretaría de Finanzas estatal pero de lo cuales no hay una sola prueba que se hayan ejercido y menos que se haya hecho correctamente. Es decir, no se explicó que se hizo con el dinero recibido pero tampoco fue devuelto.

A lo anterior se suman 254 millones 700 mil pesos que sí habían sido transferidos al ente que debió utilizarlos, es decir el Régimen Estatal de Protección Salud de Veracruz, pero que luego dicha instancia regresó a otra cuenta bancaria abierta por la Secretaría de Finanzas del gobierno del estado, sin que haya evidencia alguna de que hayan sido ejercidos correctamente.

Cabe señalar que este modus operandi descrito por la ASF coincide plenamente con el empleado para transferir más de 200 millones de pesos de recursos federales transferidos a la Comisión de Agua del estado para obras hidraúlicas, pero que esta instancia en lugar de ejercerlos los envió a una cuenta abierta por la Secretaría de Finanzas estatal . Por este caso la Fiscalía de Veracruz ya promovió un juicio contra Javier Duarte.

La ASF subraya que el gobierno de Veracruz entregó información en un intento por solventar las observaciones realizadas pero que de ninguna forma acreditan el destino del dinero.

“En conclusión, el Gobierno del estado de Veracruz de Ignacio de la Llave no realizó una gestión eficiente y transparente de los recursos del programa, apegada a la normativa que regula su ejercicio”, señala el informe de resultados de la auditoría practicada.

Por este motivo, y luego de dos años de análisis de información la Unidad Jurídica de la ASF a cargo de Víctor Andrade, se promovió la nueva denuncia de hechos a principios de marzo pasado ante la Procuraduría General de la República. De acuerdo con autoridades federales consultadas, dicha denuncia ya dio paso a la apertura de esta nueva carpeta de investigación.

 70 casos, cero resueltos

Esta carpeta de investigación a cargo de la Subprocuraduría Especializada en la Investigación de Delitos Federales de PGR es la número 70 que se inicia por presuntos fraudes relacionados con el manejo de recursos federales solo en la gestión del exgobernador Javier Duarte. Todas ellas promovidas por denuncias de la ASF.

Sin embargo y pese a que algunas de estas denuncias ya tienen más de tres años, hasta el día de hoy ninguno de los casos ha sido consignado ante un juez y por ende tampoco se ha esclarecido ni se ha castigado a los exfuncionarios responsables.

En las denuncias que la ASF interpone en el Ministerio Público Federal se incluye, además del informe de la auditoría y el oficio de la denuncia, un dictamen técnico en donde se identifica cuáles son los funcionarios que podrían ser directamente responsables del mal manejo de recurso. En la mayoría de los casos se señala Tarek Abdalá por su gestión como tesorero del estado del año 2012 a 2015.

Pero es la PGR la que tiene que llevar a cabo las investigaciones para “deslindar responsabilidades”, es decir, para confirmar la implicación de los funcionarios que estén implicados en el presunto fraude al erario público y proceder penalmente contra ellos. Esto es lo que no ha ocurrido hasta ahora en ninguno de los casos.

Autoridades directamente ligadas con estos procedimientos señalaron que hay casos que ya se encuentran con un grado de avance muy importante y que estarán consignando a un juez en próximas semanas.

Animal Político publicó el pasado 23 de febrero que, de acuerdo con un informe especial de la ASF durante la gestión de Javier Duarte, el monto de recursos federales mal manejados y posiblemente desviados supera los 61 mil millones de pesos, cifra record para cualquier caso relacionado con mal manejo de recursos públicos ya sea a nivel local o federal.

Actualmente Javier Duarte se encuentra preso en el Reclusorio Norte acusado de varios delitos, pero ninguno de ellos relacionado todavía con las denuncias interpuestas por la Auditoría Superior de la Federación ante PGR.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Reuters
Google rompe con Huawei: ¿qué ocurrirá a corto y a largo plazo con sus celulares?
Google excluyó al segundo mayor fabricante de celulares del mundo de algunas actualizaciones de su sistema operativo Android. ¿Qué significa para la marca china y cómo puede afectar a sus usuarios?
Reuters
21 de mayo, 2019
Comparte

Millones de propietarios de celulares Huawei se enfrentan a un futuro incierto tras el anuncio de Google de que no seguirá proporcionando su software a la compañía china.

Huawei es hoy día el segundo fabricante de teléfonos del mundo y es muy popular entre el público y los especialistas, que elogian especialmente sus cámaras y la durabilidad de las baterías.

Al igual que la mayoría de los smartphones, utilizan el sistema operativo Android de Google, que además de proporcionar la interfaz de usuario les brinda a los clientes acceso a una amplia gama de aplicaciones, entre ellas algunas muy populares como Google Play, Google Mail y Google Maps.

Ahora todo eso está en peligro después del anuncio de Google, que es una respuesta a la orden ejecutiva emitida por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hace unos días.

Estas son las consecuencias que puede tener esa decisión:

1. A corto plazo: sin cambio real

Lo que más preocupa sobre la noticia es la seguridad.

Android publica regularmente actualizaciones que hacen a los teléfonos más seguros frente a los hackers y solucionan problemas técnicos. Y se teme que se agoten.

Pero no hay que entrar en pánico de inmediato porque Android dijo lo siguiente en un comunicado: “Les aseguramos que mientras cumplimos con todos los requisitos del gobierno estadounidense, servicios como Google Play y la seguridad de Google Play Protect seguirán funcionando en sus dispositivos Huawei actuales”.

Google está trabajando en los detalles, pero le informó a la BBC de que los dispositivos seguirán ofreciendo la experiencia Android al completo, incluido el acceso a la tienda de aplicaciones de Google.

Por eso la compañía está buscando llevar a cabo el soporte de las aplicaciones y los sistemas operativos de usuarios existentes al menos a corto plazo.

Eso significa que las cosas no deberían cambiar en absoluto (al menos, no por ahora).

2. A medio plazo: la incertidumbre

Hay menos certeza a medio plazo, y es probable que sea ese precisamente el momento más preocupante para la empresa y los usuarios, ya que tienen que esperar para ver qué servicios de Google serán bloqueados y cuándo.

Google todavía no emitió un comunicado con más datos, pero dijo que está “cumpliendo con la orden y revisando las implicaciones”.

De acuerdo con Reuters, el primer medio que publicó la noticia, las aplicaciones que se actualizan a través de Google Play seguirán actualizándose para los usuarios existentes. En cambio, el sistema operativo, que se actualiza a través del propio dispositivo, puede que no esté disponible cuando se lance el nuevo Android OSa finales de este año.

Si la última actualización de Android es bloqueada desde los dispositivos de Huawei, es probable que puedas continuar como hasta ahora y solo te pierdas esa última mejora.

Huawei dijo que seguirá proporcionando actualizaciones de seguridad y servicios postventa a todos sus smartphones y tabletas Huawei y Honor (una marca subsidiaria), cubriendo los que hayan sido vendidos o estén todavía en stock a nivel mundial. Pero no está claro cómo llevará a cabo ese plan.

Sin embargo, la cuestión se complica en lo que respecta a las actualizaciones de seguridad. La manera en la que suele funcionar eso es que Google les da a los fabricantes Android el código para sus mejoras de software aproximadamente un mes antes de que revele los detalles al público sobre las vulnerabilidades que arreglan.

Eso les da a los fabricantes tiempo para comprobar que los parches no causen problemas para su propio software, y después pedir una versión personalizada en forma de descarga.

Ahora Huawei solo podrá saber sobre esos parches el mismo día en que sean lanzados en el Android Open Source Project (AOSP), el portal de desarrolladores, lo cual significa que habrá un retraso antes de que pueda distribuirlos.

3. A largo plazo: los problemas

Las cosas serán mucho más predecibles a largo plazo, una vez esté claro qué servicios de Google podrá usar Huawei.

Al igual que cualquier otra compañía, Huawei tendría acceso al código abierto de Android y podría usar el sistema operativo que se ofrece a través de ese programa.

Pero parece poco probable que lo haga al no tener acceso a las aplicaciones a medida de Google Play, lo cual significa que los usuarios no podrán utilizar la amplia biblioteca de apps disponibles en el ecosistema Android.

Huawei dijo previamente que está trabajando en su propio sistema operativo, basado en una versión pública de Android y que ya lo usa en el mercado chino.

Puede que la próxima generación de teléfonos de la compañía se ejecute en ese sistema operativo, lo cual implica que los clientes tendrán que tomar una decisión difícil: quedarse con sus celulares Huawei y acostumrbarse al nuevo ecosistema, o cambiar de marca y seguir usando Android.

Parece que eso podría tener un fuerte impacto en Huawei como empresa porque los usuarios modernos de smartphones suelen ser más leales a su sistema operativo que a la marca de su teléfono. Hará falta un dispositivo increíble para alejar a los usuarios de Google Maps, Google Mail, Google Chrome y la gran cantidad de apps de Google Play.

4. A muy largo plazo: ¿bueno para los consumidores?

El anuncio de Google sin duda causará problemas en las relaciones internacionales y podría tener efectos negativos en la colaboración tecnológica entre los gigantes de la industria.

Pero también podría aportar algo bueno a los consumidores. Android es de lejos el sistema operativo dominante, y obligar a otra importante empresa tecnológica a desarrollar y construir su propio sistema operativo para desafiarlo podría ser positivo.

En China, el mayor mercado de Huawei, los celulares funcionan usando un sistema Android muy modificado y no disponen de aplicaciones de Google.

No es difícil imaginar a la compañía invirtiendo sus considerables fondos y experiencia en crear un sistema operativo capaz de superar a Android.

Competir con la enorme biblioteca de aplicaciones en Google Play, en cambio, será un reto mayor.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=chAeHyV7aSA

https://www.youtube.com/watch?v=uYILcPTz17E&t=11s

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.